lunes, 23 de septiembre de 2013

Estudiantes y Gimnasia empataron un clásico caliente

Después de dos temporadas, volvieron a verse las caras los dos grandes de La Plata: Estudiantes y Gimnasia jugaron la 150ª edición del clásico, que terminó en empate 1-1. En el estadio Ciudad de La Plata, el equipo de Troglio se puso en ventaja en el primer tiempo tras un comienzo demorado por la enorme cantidad de papeles rojos y blancos. Los de Pellegrino encontrarían la igualdad en el complemento. 

Y el arranque del partido fue todo de Estudiantes. Con la conducción de Juan Sebastián Verón, pero principalmente con la velocidad por la izquierda de Patricio Rodríguez, el local comenzó a buscar con insistencia el primer gol. Lo tuvo Joaquín Correa, quien ocupó un lugar entre los once por Román Martínez, pero Fernando Monetti le tapó un remate que por demorarlo no terminó en gol.

Pero cuando los goles no se hacen en un arco, a veces se lamentan en el otro. Eso fue lo que le pasó a Estudiantes, porque a los 21, en la primera del Lobo en el área rival, el equipo de Pedro Troglio iba a facturar. Centro de Facundo Pereyra, cabezazo de Barsottini y floja reacción de Jerónimo Rulli. El arquero apenas desvió la pelota y el rebote le cayó al colombiano Erik Correa, quien no dudó y la empujó para el 1-0.

Después del gol, Gimnasia iba a crecer. Con Estudiantes golpeado, pero también adelantado, el Lobo decidió salir a jugar de contra y así casi llega al segundo, de no haber sido porque el remate de Mussis se fue apenas desviado. Para peor en el Pincha, Verón tuvo que dejar la cancha a los 28 minutos por una lesión.

Pero el Lobo también iba a sufrir una baja y nada menos que la del autor del gol. Antes del final del primer tiempo, el colombiano Correa iba a tener que dejar la cancha dejándole su lugar a Federcio Rasic, quien había sido titular en los demás partidos del torneo.

El segundo tiempo comenzó al revés del primero. Esta vez Gimnasia pareció vestirse de protagonista y comenzó a apurar a un Estudiantes dormido. Pero en dos minutos iba a cambiar la historia. A los 13, el árbitro Saúl Laverni iba a ver una mano polémica en la puerta del área que le costaría a Facundo Oreja su segunda amarilla y la expulsión. En la jugada del tiro libre, Monetti le tapó el remate a Luna, pero Carrillo agarró el rebote y habilitó al uruguayo Aguirregaray, quien no dudó abajo del arco para anotar el 1-1.

Tras la igualdad, Estudiantes volvió a ser el dueño de la pelota. Pero no hubo más situaciones claras, ni de un lado ni del otro. Sí el encuentro se puso caliente. Con el tiempo cumplido, Laverni expulsó a Israel Damonte, en un tumulto, por un cabezazo que le propinó a un rival. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger