jueves, 15 de agosto de 2013

La Selección le regaló una sonrisa al Papa

Sin Messi en Argentina. Sin Balotelli en Italia. Sin Francisco en el palco de honor. Pero con fútbol entre dos potencias mundiales, en Roma, la Selección de Alejandro Sabella le ganó 2-1 al equipo local en el Homenaje al Papa. Los goles fueron de Gonzalo Higuaín y Ever Banega. Lorenzo Insigne marcó el descuento para los de Prandelli.

La ausencia de Lionel Messi hizo que Sabella pusiera en cancha ese 4-4-2 que tanto le gusta. Sin Leo (ni Sergio Agüero) el módulo pasó a tener dos delanteros, con Higuaín como referente y Rodrigo Palacio a su lado. Pero con una línea de cuatro mediocampistas con tendencia ofensiva por sobre todas las cosas. Erik Lamela por la derecha y Angel Di María por la izquierda para sumarse a la línea de arriba y generar el juego del equipo.

Y Argentina salió mejor a la cancha. Se encontró con una Italia retrasada y de primera quiso arrinconarlo. Pero fue así, que se descuidó en el fondo y a los 5 minutos casi sale perdiendo. La defensa argentina se adelantó y quedó mal parada ante un pelotazo que dejó a Daniel Osvaldo frente a Mariano Andújar. El arquero salió y evitó el peligro.

La Selección aprendió de eso y buscó la manera de ser más equilibrada. Dejó salir del fondo a Italia y empezó a jugar robándole la pelota en la mitad de la cancha con Mascherano y Biglia. Y así llegó al gol. A los 21 minutos, Lamela ensayó una buena jugada por la derecha y le entregó la pelota a Higuaín, quien en la puerta del área avanzó unos metros hacia el centro y sacó un fuerte remate que se transformó en el 1-0.

La desventaja obligó al técnico Prandelli a arriesgar más y estuvo un par de veces cerca de empatarlo. En la primera, no llegó ningún hombre de azul a empujar una pelota que corría perpendicular a Andújar. En la otra, Marchisio encontró un rebote tras un corner y sacó un remate que iba con dirección de gol, pero que dio en un jugador argentino.

En la contra de esa última jugada, ya a los 44 minutos, Rodrigo Palacio encabezó una corrida que pasó por los pies de Higuaín y Di María. El jugador del Real Madrid sacó un pase rastrero hacia el mismo Palacio, quien se estiró y, bajo el arco, ya con el arquero Buffon vencido, tiró la pelota por arriba del travesaño.

El segundo tiempo comenzó de manera inmejorable para la Selección. Con muchos espacios para atacar y con un defensa italiana con un flojo retroceso, fue Higuaín el que aprovechó el terreno para atacar. Y encabezó una jugada que terminaría en pase a Banega y bombazo del jugador del Valencia, que se metió pegado al palo izquierdo del arco de Buffon.

Y aunque Argentina siguió buscando, a los 20 minutos el partido cambió de rumbo. Italia comenzó a ganar terreno y se asentó en campo rival. Pero lo empezó a hacer con peligro, como no había podido en casi todo el partido.

Osvaldo convirtió con el arco libre, pero el árbitro le anuló el tanto por una clara posición adelantada. Pero el equipo local no se rindió y a los 30 sí iba a hacer efectivo el descuento. Fue por obra de Lorenzo Insigne, compañero de Higuaín en el Napoli, quien clavó en un ángulo su remate de derecha.

Ya cerca del final, Argentina contó con un par de chances de contra para liquidar la historia, pero terminó sufriendo. Se lo perdió Di María, tras una espectacular jugada y después Marchetti, reemplazante de Buffon, le tapó el gol a Maxi Rodríguez. Pero sobre el final pudo haber llegado el empate con un remate que encontró una pierna en el camino hacia el arco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger