viernes, 17 de mayo de 2013

Olimpia le puso fin al sueño de Tigre


Esta vez no hubo milagro de Tigre en Asunción, como hace casi un mes cuando se clasificó a los octavos de final goleando a Libertad 5-3. Olimpia ganó por 2 a 0 y dejó en el camino al equipo de Gorosito, que aguantó bien durante el primer tiempo pero que en la parte final no sostuvo la presión local.

Con una apuesta inteligente, Tigre intentó presionar bien arriba buscando además mantener a Olimpia lejos de su propio arco y sorprenderlo en los primeros minutos. Porque un gol como visitante hubiera sido casi un golpe de nocaut para el equipo paraguayo. Ni la historia de Olimpia, tricampeón de la Libertadores, hubiera podido levantar una sería tan adversa.

Con la ausencia de Rubén Botta, quien en el partido de ida había sufrido la rotura de los ligamentos (cruzado anterior y colateral-lateral) de la rodilla izquierda, fue Matías Pérez García el encargado de manejar los tiempos del equipo, con el Patito Galmarini y Leone bien abiertos por sus bandas.

A los 2 minutos un tiro libre de Pérez García exigió al arquero paraguayo Silva, quien envió con esfuerzo la pelota al córner. Tigre pudo sostener su idea original hasta los 20, hasta que Juan Manuel Salgueiro comenzó a moverse con inteligencia detrás de la línea de volantes y fue el estandarte de las acciones ofensivas del ganador. Olimpia, entonces, cada vez que pudo abrir el juego insistió con su punto fuerte: el pelotazo aéreo. Entre los 25 y los 37 minutos tuvo tres situaciones de gol; primero fue un cabezazo alto de Ortiz, luego un remate elevado de Silva y, finalmente, en la chance más clara, un cabezazo de Silva que Javier García controló bien abajo. A pesar de ese dominio, Tigre siempre buscó sorprender de contraataque. Tuvo a los 39 minutos una chance inmejorable, pero el cabezazo final de Leguizamón fue despejado con una mano por Silva.

Para la parte final el técnico Ever Almeida decidió dos cambios que fueron fundamentales para torcer la historia de la llave: ingresaron Juan Carlos Ferreyra y Jorge Báez por Alejandro Silva y Aquilino Giménez, respectivamente. Y la ambición por llegar al gol se notó enseguida. Apenas había arrancado la etapa cuando Bareiro aprovechó una indecisión de Echeverría y de García para tocar suave hacia el gol pero la pelota se fue apenas desviada. A los 6 minutos, tras otro centro al área y un mal despeje, le quedó a Bareiro en la puerta del área grande y con un zurdazo cruzado marcó el primer gol.

Inmediatamente se fue lesionado Javier García e ingresó Damián Albil. El panorama comenzó a complicarse aún más para Tigre cuando a los 19 minutos, tras un córner, Paparatto venció su valla. Nadie pudo despejar ese centro y después de un blooper increíble la pelota le pegó en la cabeza al defensor que en vano intentó sacarla con una chilena. Ya estaba adentro.

A Tigre le quedaba apenas la chance de marcar un gol y forzar los penales. La superioridad rival era sostenida. Incluso Olimpia se retrasó un poco para intentar cerrar el resultado de contra y despejar cualquier posibilidad de definición desde los 12 pasos. Pero sufrió hasta el final porque lo buscó Tigre en los dos últimos tiros de esquina. Sin embargo no lo encontró y se despidió de la Libertadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger