jueves, 23 de mayo de 2013

Independiente festejó en Chaco por los penales


Todo cambió en Independiente. En días nomás. La llegada de Brindisi trajo tranquilidad. Y desde esa tranquilidad se ilusiona por duplicado: con la permanencia en la categoría VIP y con la Copa Argentina. Anoche, en esta ciudad, con muchas caritas jóvenes, el equipo de Avellaneda logró meterse en los octavos de final. Derrotó por penales (4-2) a Boca Unidos y ahora, el 5 de junio en Catamarca, se las verá con Arsenal. En los 90, los correntinos fueron un poco más; pero un tiro libre de Miranda llevó la definición a los doce pasos.

Recién pasado el primer cuarto de hora el partido comenzó a ser partido. El arranque fue tibio, un largo round de estudio. De un lado y del otro. Los pibes de Independiente, reforzados por Hilario Navarro, Eduardo Tuzzio y Víctor Zapata, demostraban mucha entrega pero poca claridad. Los encargados de generar juego, Lucas Villafáñez y Leonel Miranda, en ningún momento pudieron conectarse con el debutante Raúl Millañanco. Tampoco había sorpresa por afuera con Fabián Monserrat por derecha ni con Juan Manuel Trejo por la banda izquierda. Sólo para destacar un centro de Villafáñez que después de desviarse en la cabeza de Millañanco terminó mansamente en las manos de Gastón Sessa.

Los correntinos que, a excepción de Santiago Raymonda (desgarrado), jugó con lo mejor que tiene, se plantaron con un rígido 4-4-2. La consigna de los del medio era recuperar rápido la pelota para salir violentamente de contra. Tuvo muchos amagues. Y en la primera que cruzó la marca roja, facturó: Héctor Núñez le puso un pase milimétrico al vacío a Gonzalo Ríos. El punta lo dejó en ridículo a un lentísimo Eduardo Tuzzio (en el entretiempo dejó la cancha por una molestia muscular en el posterior derecho), y ante la salida de Navarro, sacó un remate cruzado que entró pegadita al palo.

En el arranque del complemento pareció más metido Boca Unidos. La velocidad de Ríos y la guapeza de Núñez complicaban a una defensa frágil. Baroni, entrando por detrás de todos en un córner, estuvo a centímetros de poner el 2 a 0. Luego, un cabezazo de Ríos casi se le mete abajo a Fabián Assmann, quien volvió al arco tras 17 meses.
Paulatinamente los pibes del rojo fueron soltándose. Miranda se amigó con la pelota y desde sus intentos generó preocupación. Precisamente, desde su botín derecho, más la complicidad de Gastón Sessa, llegó el empate. El tiro libre fue esquinado pero débil; el ex Racing tardó una enormidad en tirarse. Gol y festejo juvenil.

El final fue entretenido. Primero se lo perdió Miranda. Luego, Alexis Zárate llegó un instante antes que Ríos. Después, en la lotería de los penales, Assmann se convirtió en el héroe al atajar dos penales.



Godoy Cruz 3 - Olimpo 2

El equipo que conduce Martín Palermo se clasificó a los cuartos de final de la Copa Argentina. Empezó abajo en el marcador ante los de Bahía Blanca, ya que el paraguayo Recalde abrió el marcador apenas a los tres minutos de partido. Pero los mendocinos pudieron revertir el resultado con un Rodrigo Salinas implacable. El delantero anotó los tres goles de su equipo. El primero con una palomita y el segundo con una media vuelta, de zurda, sobre el cierre del primer tiempo. En el complemento, Olimpo fue por el empate, pero la diferencia de categorías se sintió y Godoy Cruz impuso su jerarquía. A ocho del final, en una contra, Castillón se filtró en el área y recibió la falta del arquero Capogrosso. El árbitro, Pedro Argañaraz, no dudó en cobrar el penal y Salinas, de zurda, fuerte, arriba y al medio, anotó su tercer tanto en la noche de San Juan. Sobre el final, Jonathan Blanco descontó para Olimpo y decoró el resultado. Godoy Cruz avanza y espera por el ganador de Independiente-Arsenal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger