sábado, 4 de mayo de 2013

Godoy Cruz aplastó a Colón y recuperó la alegría


El envión de Colón se frenó bruscamente en Mendoza. Godoy Cruz aprovechó sus momentos para marcar claras diferencias, cortó el invicto de Pablo Morant y regresó al triunfo luego de cuatro fechas.

En el Malvinas Argentinas se cruzaron las dudas de un Godoy Cruz que venía en baja y la racha positiva de Colón. En la cancha, ocurrió todo lo contrario. El conjunto de Martín Palermo volvió a hacerse fuerte de local y terminó goleando al equipo santafesino, que volvió a mostrar un bajo nivel como en el arranque del torneo.
El partido se quebró a los 34 minutos del primer tiempo. En esa corrida de Facundo Castillón y la falla de Ronald Raldes, que intentó dejar salir la pelota sin cubrirla bien con su cuerpo. El rubio delantero aprovechó su velocidad para llegar al balón y hasta tuvo tiempo para enviar un preciso pase atrás, donde esperaba solo Mauro Obolo para fusilar a Diego Pozo.

Antes del tanto, pasó poco. Colón esperaba con orden a un Godoy Cruz sin muchas ideas. Morant pobló la mitad de la cancha pero su equipo nunca pudo sorprender. Las corridas de Gabriel Graciani por derecha eran la única arma ofensiva, insuficiente para lastimar a la defensa local. Porque Gabriel Curuchet, instalado como mediocampista por la izquierda, fue intrascendente. Entonces Emmanuel Gigliotti quedó aislado entre los centrales rivales.

Lo del Tomba no era mucho mejor. Apagado David Ramírez e intermitente Gonzalo Castellani, toda la responsabilidad en la generación de juego recaía en el juvenil Fabrizio Angileri, que ayer jugó su primer partido como titular y no desentonó. Todo lo contrario. Sus desbordes por izquierda fueron una constante preocupación para los defensores de Colón.

Cuando el partido entraba en una peligrosa letanía, llegó el gol de Obolo y la transformación. Porque Godoy Cruz no se conformó y fue a buscar más. Como un boxeador, vio que Colón había sentido el golpe y buscó el nocaut. Y pareció encontrarlo cuando Angileri ganó otra vez por velocidad y lanzó un centro a la cabeza de Castellani, quien desde el punto de penal puso la pelota muy lejos del alcance de Pozo.

En el complemento nada cambió. Colón intentó lastimar pero le costaba crear peligro. Morant recurrió al banco. Sin embargo, no encontró soluciones.

Palermo, en cambio, vivió su partido más tranquilo desde que se hizo cargo de Godoy Cruz. Y mucho más cuando Nicolás Sánchez marcó el tercero y definió la historia con un toque corto luego de un córner que él mismo había bajado de cabeza.

El triunfo le da aire al equipo mendocino, que necesita sumar para engrosar su promedio con vistas a la próxima temporada. Y de paso lo colocó a un punto de Colón en la tabla que clasifica a la Copa Sudamericana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger