miércoles, 1 de mayo de 2013

El Real acarició la hazaña, pero no pudo con el Dortmund


Real Madrid sabía lo que necesitaba: dar vuelta un 1-4 para clasificar a la final de la Liga de Campeones. Por eso, empujado por su gente -que llenó el estadio Santiago Bernabéu-, salió decidido a llevarse por delante al Borussia Dortmund y en los primeros minutos todo fue del local en ataque. Las chances más claras llegaron a través de Gonzalo Higuaín, Cristiano Ronaldo y el alemán Özil, todas ellas en apenas 15 minutos de juego.



La primera oportunidad de quebrar el cero y acercarse al sueño de la clasificación se dio a los tres minutos cuando el arquero Weidenfeller le ahogó el grito al argentino Higuaín (titular al igual que Angel Di María), quien apareció entre los centrales y definió en soledad. Si bien en la contra, a los 5, Lewandowski peleó y perdió con Ramos, esa no iba a ser la mejor situación para la visita.





El equipo de José Mourinho seguía tirado en ataque, con chances de Cristiano Ronaldo y de Higuaín (cabezazo en offside a los 10), y sumaba una buena: en el Borussia se lesionaba a los 11 minutos una de sus figuras, el mediocampista Götze, quien salía antes de lo previsto por un problema muscular en su pierna. Pese a eso, casi en simultáneo, Lewandowski tuvo la mejor oportunidad para los visitantes. Pero, en la contra, Cristiano Ronaldo pudo haber anotado la apertura del marcador, con un derechazo que tapó el arquero alemán, el mejor jugador de los primeros minutos, ya que a los 16 le tapó bien el ángulo a Özil, quien definió afuera en otra chance para el Real.



Después de una oportunidad para Di María, a los 25, que dio en el defensor Hummels, el Dortmund apareció más en ataque, sacándole la pelota al Real Madrid. Pero no podía aprovechar esos errores del local en el manejo de la pelota y las mejores oportunidades en el final fueron para el equipo de Mourinho con un centro de Higuaín que no alcanzó a cabecear Cristiano Ronaldo y un tiro libre del portugués en el primero de los dos minutos de descuento que se fue lejos. Para la visita quedó la contra en los últimos segundos que no llegó a los pies de Reus porque el pase largo fue directo a las manos del arquero Diego López.



El segundo tiempo tampoco comenzaba bien para el Real Madrid. Apenas a los 3 minutos el que tuvo el gol fue Lewandowski, quien dos más tarde mandó un derechazo al travesaño, cuyo rebote picó afuera y no entró. Entonces, Mourinho echó mano al banco: dos cambios al mismo tiempo, con las salidas de Coentrao e Higuaín para que ingresaran Kaká y Benzema. Sin embargo, el local no podía y la mejor de la etapa la iba a tener Gündogan a los 16 minutos, al obligar a López a una atajada estupenda.



Parecía que la resignación invadía a los merengues. Tanto que algunos hinchas hasta abandonaban el Bernabéu cuando, a 10 minutos del final, Reus y Lewandowski dominaban los ataques del partido. Pero entonces, mágicamente, a ocho minutos del final Benzema consiguió el primero de los tres goles que necesitaba el Real Madrid. La jugada la inició Kaká, clave desde su ingreso, quien abrió en la derecha para Özil. El alemán mandó el centro con su pierna menos hábil, la derecha, a los pies del francés, que definió de zurda para el 1-0.



La victoria parcial entusiasmó a los hinchas, que estallaron con un “sí, se puede” que retumbó en todo el estadio. Y fue cuando, de pronto, Ramos se olvidó de luchar con Lewandowski y quebró, con un zurdazo violentísimo, al arquero Weidenfeller para anotar el 2-0 y dejar a los de Mourinho a sólo un gol de la clasificación a la final.



Cuando el árbitro dio cinco minutos a recuperar, hasta el arquero merengue Diego López se animó a buscar su gol en un córner. Pero el centro quedó para Ramos, cuyo cabezazo se fue afuera. Mientras tanto, el Dortmund casi tuvo el descuento mediante Reus, que falló en la definición a dos del final. El Real Madrid terminó jugando con Ramos de 9, pero no le alcanzó: quedó la sensación de que su despertar llegó demasiado tarde. El Dortmund avanzó a la final y, aunque estuvo cerca de la hazaña, el equipo español se quedó en la puerta de su gran objetivo del año: la décima Champions.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger