domingo, 7 de abril de 2013

Un golazo de Higuaín para un festejo Real


Real Madrid se hizo fuerte en el Bernabéu y goléo por 5-1 al Levante con un concierto de sus delanteros. La visita comenzó arriba en el marcador por el gol de Míchel, pero el local se despertó rápido y dio vuelta la historia con un golazo de Gonzalo Higuaín, un tanto de penal de Kaká, otro de Cristiano Ronaldo y un doblete de Ozil.



José Mourinho decidió cuidar a varios titulares del Madrid, en vistas a la revancha ante el Galatasaray por los cuartos de final de la Liga de Campeones. De esta manera, mandó a la cancha al tridente Callejón-Kaká-Benzema con Higuaín como único punta. El Real jugó los primeros 45 minutos en campo rival, pero sus cuatro exponentes de ataque desperdiciaron chances claras para marcar en el primer tiempo.



Así, el Levante, que se defendió con criterio, sorprendió en el Bernabéu a los 31: tras un centro de Pedro Ríos, Míchel remató, la pelota rebotó en Arbeloa y se metió dentro del arco de Diego López. Sin embargo, lejos estuvo el Real de caerse anímicamente, ya que cuatro minutos más tarde, Higuaín conectó un centro de Xabi Alonso con una estupenda volea que dejó sin chances al arquero Munúa.



Pero la ráfaga del local no se destuvo. A los 37, el árbitro vio una mano de Lell dentro del área y no dudó en sancionar la pena máxima a favor de los de Mourinho. Kaká se hizo cargo del penal y anotó el 2-1 para el conjunto madridista, que se fue al descanso con una merecida ventaja.



En el complemento, el DT portugués no quiso correr más riesgos y reforzó el ataque con Cristiano Ronaldo y Ángel Di María, en lugar de Callejón y Kaká. Acertó con su decisión, ya que el Real Madrid comenzó a llegar con mucha facilidad al arco de enfrente, pero una vez más desaprovechó oportunidades claras para ampliar la ventaja. Ya sea por la lucidez de Munúa para salvar la valla visitante o por la falta de puntería de Cristiano, Higuaín y Benzema, el local perdonó en más de una ocasión.



El Levante, por su parte, estuvo mucho más impreciso, sin ideas concretas para vulnerar la defensa del Madrid y con Acquafresca muy aislado en ataque. En este contexto, a los 38 llegó la sentencia del Real: Higuaín corrió una pelota por izquierda y envió un centro bajo al área, Cristiano la paró en el punto del penal y no perdonó al arquero visitante. Partido liquidado, pero el equipo de Mourinho no se conformó.



Ozil, que había entrado a los 30 en lugar de Benzema, se encargó de poner cifras definitivas al partido en el Bernabéu: a los 42, anotó el cuarto gol con el arco vacío tras una gran combinación con Di María y el crack portugués, y a los 46, puso el 5-1 final al conectar un pase del ex Rosario Central. Indiscutible triunfo del Real Madrid, que quedó a diez puntos del líder Barcelona y sumó más confianza de cara a la revancha por los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Galatasaray.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger