lunes, 22 de abril de 2013

San Lorenzo recogió los frutos de un error ajeno


San Lorenzo se llevó un triunfo de oro de Sarandí que le permitió olvidarse casi por completo del descenso. El equipo de Juan Antonio Pizzi derrotó 3-1 a Arsenal como visitante gracias al golazo de tiro libre de Leandro Navarro y a un tanto de Héctor Villaba, quien aprovechó un grosero error del arquero Campestrini. Julio Furch empató transitoriamente para el local. El resultado complica aún más a Independiente.



En el primer tiempo, las sociedades entre Piatti y Villalba promovieron un arranque arrollador de San Lorenzo. El ex Gimnasia fue el eje de ataque de los de Pizzi, quienes pisaron el área contraria una y otra vez para chocar con la sobria defensa de Arsenal. La situación se destrabó a los 22 minutos, justo cuando los visitantes habían bajado su buen rendimiento y los del Viaducto se animaban a meterse en terreno rival.



Tras una infracción de Carbonero sobre Alvarado, el árbitro no dudó en cobrar el tiro libre para San Lorenzo, a cinco metros del área grande. Navarro se hizo cargo de la ejecución, remató directo al arco y sorprendió a Campestrini, quien con un manotazo no pudo detener el soberbio tiro del juvenil. Ya con la ventaja en el marcador, los de Boedo no se conformaron  y siguieron presionando en ataque, mientras que Arsenal, con más voluntad que ideas, no logró inquietar al arquero Ibáñez.





Ya en el complemento, San Lorenzo salió a jugar con una actitud más pasiva, con más cautela que en la primera mitad. Apeló a la velocidad de un Villaba imparable para definir el partido mediante un contragolpe, y casi lo logra a los 14, cuando el juvenil estrelló un tiro en el palo. Sin embargo, los de Pizzi pagaron cara esa falta de puntería, y ante el notable retraso de todas sus líneas, Arsenal sacó provecho de la situación.



A los 16, Furch cumplió con la “ley del ex” y cabeceó por encima de Ibáñez para marcar el empate, al conectar un preciso centro de Ortiz. Tanto esfuerzo de los de Sarandí al fin tenía sus frutos, pero increíblemente, un grosero error propio los hizo volver a caer. Dos minutos después del empate, Campestrini calculó mal tras un envío de Piatti, la pelota lo sobró y Villalba aprovechó para empujar el balón al fondo de la red.



El resultado le volvía a sonreír a San Lorenzo, que estuvo cerca de liquidar la historia a los 27, cuando el arquero le tapó el tercero a Stracqualursi. Pese a esto, los de Gustavo Alfaro no bajaron los brazos y fueron con todo en busca de una nueva igualdad, aunque la puntería no los favoreció. Ortiz, Furch y Benedetto desperdiciaron chances claras para llegar al 2-2 y dejaron con vida a un equipo que todavía tenía más para dar.



En tiempo de descuento, Buffarini enmudeció a todo Sarandí y desató la locura en la parcialidad visitante. Tras una notable corrida iniciada en mitad de cancha, el volante sacó un tremendo remate desde afuera del área que dejó sin chances a Campestrini y que selló la victoria para San Lorenzo. Los de Boedo le sacaron 14 puntos de ventaja a Independiente y se alejaron aún más del descenso. Caras largas del lado de Arsenal, que si bien hizo méritos para llevarse algo más, no tuvo el oportunismo necesario y cometió demasiados errores que lo dejaron con las manos vacías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger