martes, 9 de abril de 2013

Rolle puso a Arsenal a tiro del líder Lanús


Es incómodo Arsenal. No encanta. Pero siempre está ahí, dando lucha, sumando, creciendo, creyendo. Anoche, cuando casi no quedaba nada del partido ante Estudiantes, encontró un destello en la oscuridad y terminó ganando. Ese zurdazo de Rolle le dio el 1-0 y lo relanzó al primer tramo de la tabla del Torneo Final: quedó a tres puntos del líder e invicto Lanús. ¿Y Estudiantes? La perfecta contracara: sigue sin ganar; sigue sin gustar...

No era tan complejo determinar las particularidades del encuentro considerando las prioridades y las búsquedas de cada uno. Las que cuentan la historia, pero sobre todo las de estos días. Arsenal es lo que de Gustavo Alfaro se conoce y se espera: un equipo ordenado, pragmático, amigo de recortar espacios e incluir mucha gente detrás de la línea de la pelota. Ese libreto conocido y frecuentemente exitoso, que no encanta, que no invita a mirar, pero que le resulta satisfactorio al equipo de Sarandí. Estudiantes es por estos días lo que cuenta la tabla de posiciones: llegó al Viaducto como el último del torneo Final, sin triunfos, con 3 puntos de 21 posibles y con entrenador interino (se fue Diego Cagna; espera a Mauricio Pellegrino; ayer lo condujo Martín Zuccarelli). Y jugó como suelen jugar los equipos en días de transición: la apuesta fue minimizar el margen de error; hacerse fuerte en defensa; evitar que Arsenal lo lastimara. Un detalle al respecto: ante el potencial de Arsenal en el juego aéreo, Zuccarelli incluyó como titular al altísimo Jonathan Schunke.

Dentro de esas ideas volcadas al campo se desarrolló un partido ápero, trabado, despojado de brillos, con el juego asociado -las paredes- como principal ausente. No hubo atractivos, más allá de destellos ocasionales. Un ejemplo: la única llegada a fondo del primer tiempo fue esa maniobra individual de Duván Zapata que derivó en un remate en un palo. Antes y después, poco o nada más. Algún centro, algún envío aéreo, algún tiro desde afuera. Pero sin riesgo, sin sensación de desequilibrio.

La expulsión (por exceso verbal) de Leonardo Jara, a los 37 minutos, dejó a Estudiantes con un jugador menos y con ambiciones recortadas. Sin embargo, a pesar de eso, arrancó mejor el equipo platense en el segundo tiempo. Luego, de a poco, Arsenal se fue acomodado y fue a buscar. Tampoco sucedió que Arsenal avasallara a su rival. No es su estilo. No se siente a gusto en ese rol. Sí recorrió los caminos que más le gustan y que mejor conoce. Al margen de las pelotas detenidas, apariciones de los mediocampistas externos y centros al área. El resultado fue invariablemente el mismo. Quedó una impresión: Estudiantes neutralizó a Arsenal con argumentos habituales de Arsenal. Pero a veces, ese plan puede fallar. Y falló: surgió por la derecha Carbonero, puso un pase preciso y precioso para Martín Rolle, quien definió con un zurdazo notable.

Uno a cero. Ese gol. Esos tres puntos. Apenas eso. Todo eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger