lunes, 29 de abril de 2013

Quilmes le arruinó el festejo a River en la antesala del Superclásico


Quilmes le ahogó este domingo el festejo a un River que ya celebrara una victoria importante para pelear por el campeonato y que servía como inyección anímica de cara al Superclásico del próximo fin de semana. Fue empate 1-1 en el Monumental por un gol de Martín Cauteruccio a dos minutos del cierre. Con la igualdad, el equipo de Ramón Díaz quedó a cuatro puntos de Newell's.

El local se plantó en ataque y trató de lastimar por los costados a través de Carlos Sánchez y Leonel Vangioni, además de la velocidad de Juan Manuel Iturbe. Así, tuvo dos ocasiones con un córner de Manuel Lanzini para el cabezazo de Gabriel Mercado en el travesaño y con un zurdazo de Iturbe por arriba.

La primera llegada de Quilmes fue a través de Sebastián Ariel Romero, pero la más clara la tuvo con una gran jugada de Fernando Elizari, que tapó Marcelo Barovero, en gran forma. Pero en definitivo, River trató de arrinconar en su área a su rival, que apostó a la contra y lo complicó con la posición de Elizari, que buscó la espalda de los mediocampistas locales y manejó a su equipo.

Distinta fue la situación al comienzo del segundo tiempo, debido a que el conjunto de Omar De Felippe controló la pelota y se adelantó en el campo para llevar peligro, con un centro de Ismael Quílez para el cabezazo de Cauteruccio.

En la pelota parada, el equipo visitante tuvo otra chance con un cabezazo de Ernesto Goñi, pero fue el local el que aprovechó un tiro libre desde la derecha de Lanzini para el excelente anticipo de cabeza de Alvarez Balanta. El colombiano superó a Trípodi y puso el 1-0

En ventaja, River mejoró su imagen y empezó llegar con mayor asiduidad al arco rival como con un centro del uruguayo Sánchez para el cabezazo de Rogelio Funes Mori, que salió por arriba del travesaño.

Sin embargo, el local se conformó con el resultado y dejó que Quilmes comenzara a jugar más cerca de Barovero. Cuando parecía que no se iba a modificar el marcador hubo un desborde de Elizari que terminó Cauteruccio, con un disparo alto, que se transformó en el empate definitivo.

Esto hizo que la gente de River perdiera la paciencia y le pidiera al equipo que "hay que ganar" el partido de la semana entrante con el golpeado Boca Juniors, que lleva 10 jornadas sin ganar, en la próxima fecha.

En tiempo de descuento hubo un pase del ingresado Ezequiel Cirigliano a Funes Mori, que esquivó a Trípodi pero definió desviado con el arco a disposición. Luego, el árbitro Carlos Maglio decretó el final del encuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger