jueves, 4 de abril de 2013

La magia de Ronaldinho fue demasiado para Arsenal


No hubo sorpresas en Brasil. Atlético Mineiro dio otra muestra de que es un rival de temer en esta Libertadores y comprometió las chances de Arsenal de pasar de ronda al ganarle 5-2.

A pesar de que los locales se adueñaron de la pelota desde el comienzo y jugaron en campo rival, Arsenal fue el primero en generar real peligro en el arco de enfrente. Porque a los 5 minutos Carbonero picó habilitado tras un pase de Ortiz y su violenta volea reventó el travesaño.

Sin embargo, fue una ocasión aislada en medio del dominio del Mineiro. Y apenas Ronaldinho y compañía pisaron el acelerador, la balanza se terminó por inclinar. Así, en una ráfaga de 5 minutos el equipo de Belo Horizonte quedó 2-0 arriba. Primero marcó Tardelli quien picó habilitado y definió abajo al palo izquierdo de Campstrini. Y luego Ronaldinho cambió por gol un penal mal cobrado ante una falta de Pérez a Luan fuera del área.

El partido cayó entonces en una meseta. El Mineiro se pasó la pelota y daba la sensación de que cuando acelerara los de Gustavo Alfaro podrían llevarse una goleada. Sin embargo, los locales mostraron sus dos caras: a su poderío ofensivo se contraponía una defensa poco sólida. Y fue así que, a los 39 de la primera mitad, Arsenal cabeceó dos veces en el área rival y Braghieri la metió por entre las piernas del arquero Víctor.

El gol no sólo renovó las esperanzas de los visitantes. También elevaron la temperatura de un primer tiempo que terminó entre peleas de varios jugadores que no pasaron a mayores porque la hora del descanso había llegado.

Sin embargo, las ilusiones de Arsenal se diluyeron demasiado rápido. Es que al minuto del segundo tiempo Luan apareció por el segundo palo para empujar un centro de Jo y poner otra vez diferencia de 2.

El gol fue un mazazo para un Arsenal que no encontró respuestas para revertir la historia. Y entonces todo pasó por ver si el equipo local, que ganó sus 5 encuentros en la Libertadores y marcó 15 goles, anotaba algún otro gol. Y el cuarto tanto no tardó mucho en llegar: los 14, Ronaldinho dejó otra joya propia de su repertorio. Pisó el área y "cuchareó" la pelota para ubicarla en el ángulo. 

Arsenal careció de ideas para descontar y poner un poco más de emoción al encuentro. Así, el gol llegó gracias a una bomba de Benedetto de tiro libre que se clavó en el ángulo. Sin embargo, el gol no alcanzó ni siquiera para maquillar el resultado. Un potente disparo de Alecsandro selló el 5-2 definitivo. Al fin y al cabo, el mismo resultado que se había dado en Sarandí. En Belo Horizonte no hubo sorpresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger