martes, 16 de abril de 2013

Belgrano le dio una mano a Independiente


Hubo festejos en Córdoba que se replicaron también en Avellaneda. Belgrano, además de alzar las copas por los tres puntos, cada día está más cerca de obtener un lugar en la próxima edición de la Copa Sudamericana. Es que el anhelo del equipo cordobés es jugar por primera vez una copa internacional. Y por eso mantiene firme su sueño de participar en 2014 en la Copa Libertadores de América. Pero con el 3-0 también hubo brazos en alto en Independiente, que aunque aún no salió de la zona de descenso, un rival directo perdió tres puntos claves. Quilmes desperdició una gran chance, pero más preocupante para la gente del Sur fue la pobre imagen que dejó el equipo de De Felippe.

Belgrano jugó el mejor primer tiempo, en lo que va del año, en su cancha de Barrio Alberdi. Tuvo movilidad, iniciativa y fue oportunista cuando lo necesitó. El contraste fue su rival, que llegó a Córdoba para defenderse. Con un punto se conformaba. Un claro error de Omar De Felippe, quien ubicó demasiados volantes y apenas un punta (Diz). Una mezquindad teniendo en cuenta la crisis que esta viviendo Independiente y que si daba el gran golpe en Córdoba cambiaba por completo sus expectativas.


Quilmes lo pagó caro. Primero fue un error del uruguayo Sebastián Martínez que capitalizó Melano. El juvenil delantero cordobés se metió en el área y definió con clase ante la salida de Trípodi. Después, Fernando Márquez sorprendió con tiro de media distancia que contó en gran parte con la complicidad de Trípodi. En realidad parece haber una epidemia de errores bobos de los arqueros. Pasó con Sebastián Sosa, de Vélez ante San Lorenzo; con Oscar Ustari, de Boca frente a San Martín de San Juan. Y ayer aportó su granito de arena Trípodi. El remate de Márquez, a la salida de un lateral, fue fuerte pero el arquero saltó con una sola mano y le erró el puñetazo. Y anoche en Alberdi había luz y no le molestaba la gorra. Lo de Quilmes fue muy pobre. Apenas tuvo aproximaciones. Le faltó una actitud más ofensiva, en un choque clave. En la primera etapa la única chance fue un remate de Elizari con destino de gol en el ángulo izquierdo que Olave sacó al córner.

En la parte final, el local liquidó el pleito enseguida con el gol de Farré a los tres minutos. A partir de allí manejó el juego a su antojo. Con la tranquilidad del duelo resuelto, Belgrano volvió a tener un nivel de juego como hacía rato no se veía por estas tierras. El "ole... ole" bajó de las tribunas del barrio Alberdi después de demasiadas fechas sin brillo.

La impotencia de Quilmes también se reflejó en el juego brusco de sus jugadores. No constante, pero hubo un par de jugadas en la que varios debieron ser amonestados, entre ellos Sebastián Martínez. Pero el árbitro Mauro Vigliano fue bastante permisivo en ese sentido. Hasta los 30 del segundo tiempo, sólo vieron la tarjeta amarilla Oberman y Serrano. Dos minutos después, Serrano se ganó la roja tras una fuerte falta a Quiroga, que era más para roja directa que doble amarilla.

Belgrano, además, ratificó su supremacía en Córdoba: de 15 partidos, entre Primera y Ascenso, ganó 10 y apenas perdió 2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger