domingo, 3 de marzo de 2013

Ni los records de Messi levantan al Barcelona


Mucho fue el tiempo que el Real Madrid pasó sufriendo los éxitos del Barcelona. Así había comenzado también la Liga 2012/2013, con un Barsa con una racha arrolladora que le permitió desde el inicio del torneo quedarse con la punta que mantiene hasta hoy. Pero, en los clásicos, parece que el equipo de José Mourinho se decretó no sufrir más. Y este año lo tiene invicto: un empate (1-1) y una victoria aplastante (3-1) en el Camp Nou, por la Copa del Rey, y este sábado un nuevo triunfo, esta vez por la 26° fecha del torneo local.



Pasaron apenas cinco minutos para que llegara el primer gol del Real. Sólo eso demoraron los dirigidos por Mou en darle otro golpe al Barsa. Todo se inició con una recuperación en la mitad de la cancha que terminó con la apertura a la izquierda para Morata, quien mandó el centro preciso para Karim Benzema, en el segundo palo, para abrir el marcador con un toque de derecha.



Pero mientras que en el local su figura, Cristiano Ronaldo, fue cuidado por el DT y ocupaba un lugar en el banco, en Barcelona estaba Lionel Messi, el hombre que sigue marcando records. Y a los 18 minutos, La Pulga se reencontró con el gol. Tras la habilitación de Dani Alves, el argentino puso el 1-1 que marca historia. Es que el rosarino igualó la marca de Alfredo Di Stéfano de goles convertidos en un clásico (18) y, además, marcó por 16° partido consecutivo en el torneo local.



Claro que, por más recordman que sea,  sólo un hombre no alcanza para ganar un partido. Y Barcelona lo sufrió en el segundo tiempo, cuando Real Madrid –ya con Cristiano Ronaldo- empujó buscando la victoria, mientras la agresividad de La Pulga sólo aparecía de a ratos. El portugués avisó a los 19 minutos con un tiro libre directo que forzó la gran tapada de Víctor Valdés, quien apenas 11 minutos después le tapó el gol a Morata.



Esa fortuna terminó pronto. Nada pudo hacer el 1 del Barsa a nueve minutos del final. Fue entonces cuando Modric mandó el córner al corazón del área, donde Sergio Ramos se elevó y conquistó de cabeza el definitivo 2-1 con el que el Real Madrid volvió a quedarse con el clásico español, profundizando la crisis del Barsa, que apenas ganó uno de los últimos cuatro partidos y que hace 18 partidos que le convierten goles en contra. Para el final quedó la protesta por un penal no cobrado a Adriano, con el que estallaron los jugadores del Barsa, lo que provocó la expulsión de Valdés por doble amarilla.



Aunque sigue lejos de su máximo perseguidor, el Atlético de Madrid, para Barcelona era muy importante conseguir el triunfo en el Bernabéu, sobre todo por lo anímico. Por eso, Jordi Roura había puesto a todos los titulares que tenía disponibles, mientras que Mourinho había optado por un equipo alternativo, pensando en el choque de semana con el Manchester United por la Liga de Campeones. Mayor aún es, entonces, la satisfacción para los merengues, que colmarán la Plaza de Cibeles para festejar que esos malos tiempos en los que veían siempre celebrar al Barcelona por ahora han pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger