lunes, 18 de marzo de 2013

Newell’s bajó a River y es único escolta


Newell's le ganó un partido durísimo y plagado de polémicas a un River que dejó pasar la chance de seguir a tiro del puntero Lanús. En el Estadio Marcelo Bielsa, el conjunto de Gerardo Martino se impuso por 1-0 por un golazo de Ignacio Scocco en el primer tiempo. El árbitro Diego Ceballos había cobrado un gol del equipo de Ramón, pero a instancias de su línea Hernán Maidana lo anuló.

Desde el comienzo y hasta el gol de Scocco a los 35 minutos, el partido era áspero y con alguna decisión polémica, pero con un River más peligroso. Porque antes de la media hora de partido, Guzmán tuvo que esforzarse dos veces para evitar el gol. En la primera, reaccionando a tiempo ante un tiro libre de Leonardo Ponzio, quien lo quiso madrugar y no pudo con el arquero. En la segunda, un cabezazo de Carlos Luna que logró obstruir con el pecho para evitar el 1-0.

Pero no había sido todo River, porque Scocco mismo había tenido una oportunidad manchada por la polémica. El delantero picó a buscar un pelotazo y en su salida, Marcelo Barovero tocó la pelota con la mano, afuera del área y la despejó al lateral. El árbitro Diego Ceballos, en lugar de cobrar la falta y expulsar al arquero, dejó seguir y cobró saque de banda para los locales.

Todo eso pareció quedar al olvido un rato después, porque a los 35, Scocco se volvió a vestir de héroe de la Lepra. Y lo hizo con clase. Hernán Villalba tiró un largo pelotazo a las espaldas de Adalberto Román y el delantero, que se le escapó a Bottinelli, resolvió de manera magistral. Primero sombrero al paraguayo, luego un toque con la cabeza para amortiguar y finalmente un sutil toque a un costado del arquero para festejar.

En el segundo tiempo, la buena acción se vio recién en el cuarto de hora final. Antes, River no había podido enhebrar una buena ocasión de gol, sin juego en el medio y con puntos muy bajos, como el del uruguayo Carlos Sánchez.

Pero a seis minutos del epílogo, River iba a tener que atragantarse el grito del empate. Un centro desde la derecha cruzó el área y cuando se escapaba por el segundo palo, Luna se tiró de palomita y la empujó al gol. El árbitro Ceballos corrió hacia el centro de la cancha y el 1-1 se hacía realidad. Pero el línea Maidana, rodeado de jugadores de Newell's, informó al árbitro que el tanto había sido con la mano y el juez tuvo que invalidar la acción.

Así, Newell's, que no hizo mucho más que River, alcanzó una buena victoria para seguir sumando en el torneo, mientras le pone toda la atención a la Copa Libertadores. El Millonario perdió la oportunidad se seguir siendo el único escolta del líder Lanús, que ahora se le escapó a cuatro unidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger