domingo, 31 de marzo de 2013

Racing pegó un grito sobre el final en La Plata


Los pibes languidecen en la noche de las diagonales. No brillan. Y Racing se muestra como un equipo indefinido. No asume su rol de candidato, no convence desde el juego, se aleja de la pelea grande. Sin embargo, encuentra una sorpresa en la vigilia de Pascuas. Rompe el cascarón de la defensa de Estudiantes y se va dulce de La Plata, como si hubiera comido un huevo del mejor chocolate. Engaña al paladar ese sabor del final. Por el condimento que le puso Cámpora, viejo goleador, a esa pelota que no terminaba de escaparse del área de Estudiantes, un rival futbolísticamente partido, herido por ocho fechas sin victorias y el ciclo de su técnico concluido.

¿Por qué no se soltó antes Racing? A veces parece atado a un laberinto táctico que no le permite liberar la frescura de esos pibes con notable potencial. De Paul es todo un testimonio del concepto. Agacha la cabeza, maldice al césped, se fastidia. Es un enganche devenido en carrilero que corre siempre de atrás, juega con el perfil cambiado y sufre contra la raya porque tiene mayores responsabilidades en la marca. Y por ahí mismo, donde debe colaborar con Cahais, se le filtró Jara. A sus espaldas buscó Estudiantes. Con algún estiletazo de Gelabert o el pase profundo de Román Martínez. Y aunque no llegó a ser un canto al desequilibrio, inquietó por aquel costado. Sin embargo, ninguna le quedó a Zapata, el expreso colombiano que encaró a todo vapor, exponiendo a Fernando Ortiz, especialmente.

Mario Bolatti resulta intrascendente si no se asocia a Mauro Camoranesi. Y el campeón del mundo tampoco logró dejar mano a mano a Luciano Vietto porque el mediocampo de Estudiantes mordió, presionó y recuperó con un volante que de Gil sólo tiene el apellido. Luis Fariña trasladó demasiado. Y el ataque de Racing se diluyó inexorablemente, de la misma forma que el entusiasmo se perdió en las tribunas de este estadio cargado de gente.

Recién consumida media hora, después de que Estudiantes buscó prevalecer con la circulación de la pelota pero sin generar sobresaltos en el área de Sebastián Saja, Racing se estacionó unos metros más adelante. Pero resultó demasiado light. Y el primer tiempo entró en una pendiente. No hubo emociones. Ningún remate al arco que mereciera un renglón en la libreta de apuntes.

Sobró tinta, faltó fútbol. Y el árbitro, a tono con el encuentro, no amonestó a Desábato por una violenta infracción de atrás a Camoranesi ni a Carlos Auzqui, que cruzó con demasiada vehemencia a De Paul, una jugada que no sólo no terminó con una amarilla para el chico; tampoco, con el cobro de la infracción.

La primera imagen del segundo tiempo mostró a Racing con total decisión. Iván Pillud, que de tanto tapar la subida de Jonathan Silva pareció un lateral más en vez de ese volante que imaginó Zubeldía desde el 3-4-2-1, cambió de frente, de derecha a izquierda. Vietto recibió solo y observó un rubio en el área. Su centro fue perfecto, el cabezazo de Bolatti, también. Pero más brillante fue el guante salvador de Agustín Silva. Resultó un espejismo ofensivo. Porque no hubo continuidad en el juego. Porque Fariña estuvo cada vez más cerca del área de Silva y más lejos de la pelota. Porque a Camoranesi, el físico no le respondió. Pero Zubeldía decidió el cambio con setenta minutos disputados.

Eso sí, el que lo reemplazó fue Cámpora. Y tras un par de atajadas importantes de Saja con esas manos que piden Selección, llegó el córner de Villar, otro de los ingresados. Y una serie de rebotes permitió que el goleador recuperara la memoria. Para la alegría celeste y blanca. Y para empezar a mirar, al menos de reojo, la punta de la tabla.

jueves, 28 de marzo de 2013

El técnico de Italia quiere jugar contra Argentina para homenajear al Papa


Desde que Jorge Bergoglio fue nombrado como Papa revolucionó al mundo y también al fútbol. El DT de la selección italiana, Cesare Prandelli, pretende jugar frente a la Argentina, en honor a Francisco: "Sería el mejor homenaje que podemos hacerle al nuevo papa. Ojalá podamos organizarlo", contó el DT.

"La selección de Lionel Messi es la única de las grandes a la que aún no hemos enfrentado", afirmó quien empató la semana pasada contra Brasil 2 a 2, y quien no ve un enfrentamiento entre Italia y Argentina desde el 28 de febrero de 2001, justamente en el Olímpico de Roma, donde los dirigidos por Marcelo Bielsa se impusieron con la victoria por 2-1.

De esta manera, el Papa Francisco podría ver un gran partido y a pedido del técnico italiano "recibir en audiencia y luego ir al estadio en un mismo autobús para las dos selecciones". Una buena idea, ¿se realizará?

miércoles, 27 de marzo de 2013

Venezuela le cortó la racha a Colombia y se acomodó


La única selección sudamericana que jamás disputó un Mundial dio un paso clave para acercarse a Brasil 2014. Venezuela fue pura practicidad, supo golpear primero y aguantar el resultado. Así, superó 1-0 a Colombia y se ubicó quinto.

La visita comenzó manejando los hilos. Ese fútbol made in Pekerman le sirvió para maniatar a Venezuela durante buena parte del partido. Con Macnelly Torres, James Rodríguez y Juan Cuadrado juntándose a partir de tres cuartos de cancha; con las proyecciones de los laterales y con la presencia siempre amenazante de Radamel Falcao, la visita tuvo la iniciativa.

Venezuela apostó a la contra, un poco por elección y otro poco porque no supo ni pudo adueñarse del balón. Eligió la explosión y la velocidad de José Salomón Rondón para encarar cada contragolpe lanzado desde los pies de Juan Arango y César González. Así encontró el gol, cuando Arango tiró un pase en profundidad, Rondón se escapó por izquierda y, tras superar a Luis Perea, sacó un potente remate que dejó sin reacción a David Ospina.

A partir de ahí, esa tendencia de dominio colombiano se profundizó. Venezuela plantó dos líneas de cuatro bien cerca del área y dejó a Rondón listo para salir como una flecha en ataque. Lo tuvo Falcao con un remate de afuera, lo tuvo también Rodríguez con un cabezazo, pero los de Pekerman no encontraban cómo vulnerar a Daniel Hernández. Atrás, para colmo, sufrían a espaldas de los laterales.

La tónica se mantendría durante todo el partido, aunque en el segundo tiempo Venezuela se paró mejor y Colombia ya no se lo llevó tan por delante. Los visitantes tuvieron aproximaciones, pero no inquietaron demasiado a Hernández. Hubo una polémica ante una supuesta infracción a Armero en el área, pero Arias acertó al no cobrar penal. Pekerman, por su parte, dispuso el ingreso de Teo Gutiérrez, pero no le alcanzó. Falcao estrelló un pelotazo en el palo y quedó claro que no era la noche colombiana. Venezuela ganó, aprovechó la derrota de Uruguay y se ubicó en la zona de repechaje. Así, va por su primer Mundial.

Chile le ganó a Uruguay y se quedó con un triunfo clave


En Santiago, Chile se jugaba una ficha muy importante: pasar a Uruguay en la tabla y quedar en puestos de clasificación al Mundial de Brasil 2014. Y lo logró: se impuso 2-0, suma 15 puntos y se pone cuarto, con dos puntos de ventaja sobre su rival de esta noche y con el mismo promedio de gol (aunque mayor cantidad de goles a favor) que Venezuela, que le ganaba 1-0 a Colombia al término de este partido.



El equipo del argentino Jorge Sampaoli consiguió rápidamente la ventaja al aprovechar los errores en defensa del conjunto de Oscar Tabárez. A los 10 minutos, Matías Aguirregaray se equivocó ante la aparición de Beausejour, quien habilitó a Esteban Paredes, autor del gol tras un fallido intento de despeje de Pereira.



Tras el 1-0, Chile tuvo una nueva oportunidad para aumentar la ventaja. Fue a los 19, nuevamente por intermedio de Paredes, quien quedó de cara al arquero Muslera y definió mal, yéndose igualmente la pelota cerca del poste izquierdo. Otra vez, la oportunidad llegaba tras un desajuste defensivo de la Celeste.



Uruguay se animó en la última parte del primer tiempo. Pero con muy poco ímpetu. Apenas alguna arremetida aislada de Luis Suárez, que tuvo su chance a los 37 minutos, y un reclamo por un penal no cobrado a Lugano, a los 41, fueron las pocas chances con las que contó el seleccionado visitante.



La actitud del conjunto charrúa cambió en el segundo tiempo. Fue pura garra y mereció el empate ya en los primeros minutos. A los 7, el árbitro argentino Néstor Pitana no le cobró una mano clara a Jara en el área, que hubiese significado penal para Uruguay y la expulsión del jugador chileno por doble amarilla. Mientras que a los 14, el ingresado Alejandro Silva estalló un tiro en el travesaño.



A los 24, entonces, Tabárez optó por darle pista a Diego Forlán. Ingresó por Gastón Ramírez y en la primera que tuvo forzó la intervención del arquero Bravo. Pero, en el mejor momento de Uruguay, apareció el segundo gol de Chile. Fue a los 32 minutos. Islas hizo todo bien: paró la pelota, dejó pasar a un defensor charrúa y remató al arco. Muslera evitó el gol pero no pudo hacer nada con Eduardo Vargas, que apareció y ante un arquero vencido puso el 2-0 que sentenció la historia.



Con estos tres puntos, Chile queda cuarto, con 15, mientras que Uruguay se pone a dos, por detrás de trasandinos y venezolanos, y –por ahora- fuera de cualquier posibilidad de ir al Mundial de Brasil 2014, ya que los cuatro primeros clasifican directamente y el quinto irá al repechaje. Como si fuera poco, la próxima fecha doble (el 7 y 11 de junio) de Eliminatorias quedará libre en una y enfrentará a Colombia, tercero en la tabla, en la siguiente.

martes, 26 de marzo de 2013

Argentina apuesta a matar de contra


Alejandro Sabella empieza a definir el equipo que jugará este martes (a las 17) en La Paz ante Bolivia por la 12ª fecha de las Eliminatorias rumbo al Mundial de Brasil 2014. El entrenador de la Selección Argentina dirigió esta mañana en Ezeiza una práctica de fútbol en la que ubicó un esquema de 5-3-2, un equipo duro en defensa y con jugadores veloces para contragolpear.

Al parecer la estrategia de Sabella es cuidar el arco propio y tratar de aprovechar los espacios que deje en el fondo un equipo que por su posición en la tabla (comparte el último puesto con Paraguay), de local y ante su público se verá obligado a salir a buscar el resultado. Además de contar con los 3.650 metros de altura que siempre son un factor importante en el desarrollo de un partido en el Hernando Siles de La Paz.

Por eso el entrenador de la Selección piensa en un equipo firme en el fondo, con mucha marca en el medio y jugadores de ataque veloces. Esta mañana ubicó en el campo a Sergio Romero; Gino Peruzzi, Hugo Campagnaro, Federico Fernández, Ezequiel Garay, Clemente Rodríguez; Ever Banega, Javier Mascherano, Angel Di María; Lionel Messi y Rodrigo Palacio.

lunes, 25 de marzo de 2013

Agüero, en la mira del Barcelona


Lionel Messi tiene en Sergio Agüero a un socio futbolístico. Juntos han demostrado en las selecciones juveniles y en la mayor que se sienten cómodos en una cancha de fútbol. Ahora, La Pulga podría formar la misma dupla en el Barcelona. ¿Por qué? Porque en España el actual jugador del Manchester City suena como posible refuerzo del conjunto catalán para la próxima temporada.

Ocurre que la renovación del contrato de David Villa se posterga y el jugador no ha manifestado su intención de continuar, según señaló el diario deportivo Sport, de Cataluña. Al mismo tiempo, se sabe que el delantero español tiene ofertas de la Premier League. Si bien la idea del Barcelona es mantener a Villa en el plantel, la intención del puntero de la liga española sería no esperar hasta el final de la temporada para tener lista la plantilla. Y por eso, en caso de no tener una resolución pronto, Barcelona iría por el delantero argentino, quien también está en la mira del Atlético de Madrid.

Agüero compartió equipo con Messi en el Sub 20 durante el Mundial 2005 en Holanda, donde Argentina fue campeón. También estuvieron ambos en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y en el Mundial de Sudáfrica 2010. ¿Jugarán juntos para Barcelona?

domingo, 24 de marzo de 2013

Coentrao salvó a Portugal en Israel


Portugual revivió en Ramat Gan. Con un gol a los 92 minutos de Fábio Coentrao, los lusos empataron con Israel (3-3), lo que los deja cada vez más lejos de Rusia –líder del Grupo F con 12 y un partido menos- pero que les permite mantener viva la ilusión de entrar en el repechaje, al que clasifican los ocho mejores segundos de cada grupo (y de los cuales sólo cuatro entran al Mundial de Brasil 2014). Ese lugar, por ahora, lo comparte con el seleccionado israelí ya que ambos tienen ocho puntos.

No fue un buen partido el de Portugal, sobre todo en defensa. Pese a que arrancaron arriba, por el cabezazo a los 2 minutos de Bruno Alves, no lograron controlar el partido. Cristiano Ronaldo, pegado a la banda derecha, tropezaba con el extremo Silvestre Varela. Joao Moutinho, el motor del equipo, y Raúl Meireles no acompañaban la presión de la primera línea de ataque, mientras los laterales Joao Pereira y Fábio Coentrao mostraban cierta desidia defensiva.

Así fue como Israel, una selección humilde pero bien armada en el arco (con Aouate del Mallorca) y en la delantera por Hemed, también del Mallorca, necesitó para remontar apenas tres remates al arco. Después de un primero fallido, el defensor Shpungin se escapó por el lateral derecho, Basat no consiguió conectar el centro pero Hemed, de media vuelta, mandó un zurdazo certero que le dio el 1-1.

En el tercer ataque de los locales, a los 39 minutos, llegó el segundo. Un despeje de Coentrao fue cortado por Yeni ante la apatía de Varela y, después de un desvío de Hemed, la pelota le quedó a Basat, quien fusiló a Rui Patricio. Así con Israel 2-1 arriba y un Cristiano Ronaldo muy marcado se fueron al descanso.

El complemento no empezó mejor. Los cambios del DT Paulo Bento, que puso a Carlos Martins y al debutante Vieirinha, no fueron suficientes. Y lo que llegó entonces fue el tercero de los israelíes. En un nuevo desorden defensivo de Portugal, Bruno Alves concedió un córner y, en la defensa, no saltó ante el cabezazo de Gershon, que puso el 3-1.

El gol provocó la reacción de Portugal, que dos minutos después (a los 27), redujo la distancia con el gol de Postiga, tras la asistencia de Cristiano Ronaldo. Apremiado por los pocos minutos que quedaban por delante, los visitantes fueron por el empate, que llegó en el segundo de los cinco minutos que dio el árbitro francés Stéphane Lannoy de recupero. Coentrao encontró un rebote y puso el definitivo 3-3 con el que los lusos mantienen la ilusión de meterse en el repechaje.

sábado, 23 de marzo de 2013

Insólito: España no pudo de local contra Finlandia


El fútbol demuestra periódicamente que es un deporte imprevisible, y este viernes quedó clarísimo en Gijón: ni ser el mejor de todos, actual campeón del mundo y bicampeón europeo, le alcanzó a España para evitar una sonora bofetada a manos de la modesta Finlandia. El seleccionado de Del Bosque apenas empató 1-1 y su clasificación directa al Mundial quedó, como mínimo, comprometida.



A España le costó mucho entrarle a un equipo que aspiraba solamente a defenderse, conciente de sus propias limitaciones. En el primer tiempo, sorpresivamente el campeón del mundo tuvo muchas dificultades para generar peligro y se marcharon sin goles a los vestuarios. Parecía que se abría el panorama con el gol de cabeza de Sergio Ramos tras un corner a los 4 del segundo tiempo. Pero un muy buen ataque colectivo de los finlandeses terminó con el sorpresivo empate marcado por Pukki a los 34. España volvió a asediar a sus rivales, pero no pudo marcar el desequilibrio.



Para colmo de males de España, Francia no desaprovechó la oportunidad: venció 3-1 como local a Georgia y pasó al frente en el grupo I con 10 puntos. Los españoles tienen 8 y el martes se cruzarán en un duelo picantísimo en Saint Denis. El primero va directo al Mundial y el segundo al repechaje, por lo que cualquier resultado que no sea la victoria dejará a España a merced de otros resultados. Una situación que parece increíble para el que, según la coincidencia generalizada, es el mejor equipo del mundo.

viernes, 22 de marzo de 2013

Argentina, ante la posibilidad de asegurarse al menos el repechaje


Se acercan etapas de definiciones para los seleccionados sudamericanos y algunos, más que otros, no pueden dejar pasar más puntos. La Selección es la que más tranquila está, al liderar las Eliminatorias para Brasil 2014. Pero si no se relaja y los resultados la ayudan, el martes puede asegurarse, al menos, su presencia en el repechaje.

Para que eso ocurra, el equipo de Alejandro Sabella tiene, claro, que ganar sus dos partidos, el viernes ante Venezuela en el Monumental y el martes ante Bolivia en La Paz. Esa es la primera misión para Argentina. Después, si los demás lo ayudan, Brasil puede quedar a la vuelta de la esquina.

De la fecha del viernes, Argentina, que lidera con 20 puntos, necesita que Chile derrote en Lima a Perú y, lo que parece más difícil, que Paraguay se lleve un triunfo del Centenario ante Uruguay. Si esos tres resultados se dan y se suman a una victoria celeste y blanca, estará cumplida la primera parte de lo necesario para alcanzar el martes el repechaje.

Argentina ya tendría 23 puntos y aventajaría a Uruguay y Venezuela, ubicados en el quinto y sexto lugar de clasificación (el quinto va al repechaje contra el quinto de Asia y el sexto se queda afuera), por 11 puntos. Colombia, Ecuador y Chile quedarían en el medio, sin alterar lo necesario para la Selección.

Con ese panorama, el martes la Selección tendrá que ganar en La Paz para llegar a asegurarse la reválida. Pero también necesitará más. También tendrá que esperar a que Paraguay pierda con Ecuador en Quito, Colombia triunfe en Puerto Ordaz ante Venezuela y Chile se imponga ante Uruguay en Santiago.

Así, Argentina quedaría con 26 puntos y 14 de ventaja sobre Uruguay, el quinto, y Venezuela, el sexto. Eventualmente Bolivia -si venciera a Colombia en Barranquilla- puede llegar a estar a 15 de la Selección. Y con 15 en juego para esos tres equipos, la diferencia parecería remontable de manera matemática. Pero como todavía tendrán que enfrentarse entre sí, al menos dos dejarán dos o tres puntos en el camino, lo que haría que sólo uno pudiera alcanzar a la Selección.

Entonces, aunque parezca difícil, Argentina puede salir airosa de esta doble jornada. Claso, si Messi y el seleccionado reciben una manito de sus hermanos sudamericanos.

jueves, 21 de marzo de 2013

El nuevo tatuaje de Messi debuta con la Selección


Lionel Messi se hizo un tatuaje especial, las manos de su hijo Thiago junto al nombre del pequeño, en nada más y nada menos que su pierna izquierda.

La cuenta de Twitter @LeoMessifanclub fue la que publicó las imágenes del tatuaje que la gente podrá observar cuando la Selección Argentina enfrente a Venezuela, el viernes 22 a las 20.30.

Al retrato de su madre Celia Cuccitini, el cual tiene en la espalda, ahora se le suma el de su hijo, que nació el 2 de noviembre de 2012 y es fruto del amor con su pareja Antonella Roccuzzo.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Cerca de la recta final, con la puerta abierta para sorpresas


Se acerca el regreso de las Eliminatorias sudamericanas con un panorama claro para la Selección. Pero el Mundial no vive sólo de equipos de este continente, donde Argentina está cerca de la meta deseada. En el resto del mundo también se juegan la clasificación a Brasil 2014 y en algunos puntos ya hay favoritos claros a meterse entre los 32 agraciados.

En Europa apenas se disputaron cuatro de las diez fechas en cada uno de los nueve grupos en disputa. Pero ya, entre el dominio de los más grandes, se adivinan sorpresas como Montenegro, que le está ganando la pulseada a Inglaterra, o Bosnia-Herzegovina, que pelea mano a mano con Grecia por la plaza directa que entrega el Grupo G.

España y Francia deberán definir entre ellos quién se queda con el I y por ahora el duelo está muy parejo. Empatan el primer puesto y sólo uno podrá clasificar directo a Brasil 2014. España se juega una parada fuerte: salvo en 1934, cuando Uruguay decidió no presentarse al Mundial de Italia, el campeón mundial siempre estuvo presente en la defensa del título.

El sistema es el siguiente: los ocho mejores segundos de los nueve grupos chocarán entre ellos buscando cuatro lugares más. Si hoy se cerrara la competencia, el único grande que se quedaría afuera de todo es el Portugal de Cristiano Ronaldo, tercero en el F, aunque con un largo camino por recorrer.

Más cerca de Sudamérica se la juegan en la Concacaf, que incluye a Norte, Centroamérica y el Caribe. Allí, por cantidad de participantes, se eliminaron varios equipos en rondas preliminares y ya se juega la fase final. En ella, seis seleccionados se enfrentan ida y vuelta por tres lugares directos y un repechaje con Oceanía. México, Estados Unidos, Panamá, Costa Rica, Honduras (único equipo que ganó en la primera de las diez fechas a disputar) y Jamaica compiten mano a mano. ¿Sorpresas? Sólo habría si no se clasifican mexicanos o estadounidenses.

En Asia se juega la instancia decisiva y en este mes de marzo ya podría conocerse al primer clasificado -con excepción del local Brasil- para el Mundial. Japón tiene todas las de ganar después de sacar una ventaja clave en el Grupo B de la quinta fase de las eliminatorias. Allí aventaja a Australia (es de Oceanía, pero forma parte de la Confederación Asiática de Fútbol) por 8 puntos, misma distancia a la que están Irak y Omán, los otros aspirantes. Como tan sólo quedan cuatro jornadas para finalizar y se clasifican directo los dos primeros, a los nipones les alcanzará con ganarle a Jordania el 26 de marzo como visitantes para clasificar. Los dos terceros jugarán entre sí por un lugar en el repechaje intercontinental.

En el otro Grupo, el A, la historia está mucho más pareja. Uzbekistán es el sorpresivo líder, con 8 unidades, tras haber derrotado a Irán y Qatar, dos que estaban mejor considerados en la previa. Pero un punto por debajo, con un partido menos, aparece Corea del Sur, la gran favorita para ir a Brasil 2014. También con 7 aparecen Irán y Qatar y más atrás, con 4, el seleccionado del Líbano. Cualquier cosa puede pasar.

En Africa falta mucho para conocer a los clasificados. Unos 40 seleccionados están disputando la Fase 2 y sólo diez irán a la 3, de la que saldrán cinco clasificados a la Copa. Aquí, por el momento, las sorpresas no se hicieron presentes. Con apenas dos de las seis fechas disputadas de la ronda, candidatos como Nigeria, Camerún, Costa de Marfil o Senegal mantienen sus chances intactas.

Por último, en el más pequeño de los continentes a nivel futbolístico, Oceanía, son dos los seleccionados que van por el medio pasaje que hay a Brasil. El ganador de la Fase 3 que se está disputando en la actualidad, entrega un lugar en la repesca intercontinental por un boleto completo. A falta de dos fechas, Nueva Zelanda tiene puntaje ideal con 12 puntos y aventaja por 3 a Nueva Caledonia. Este 22 de marzo se puede definir la eliminatoria. En Dunedin se enfrentarán primero y segundo y si los ganadores son los de negro, se asegurarán su lugar en el repechaje. Thaití, campeón continental, que estará jugando la Copa de las Confederaciones, perdió sus cuatro encuentros y ni siquiera hizo goles.

martes, 19 de marzo de 2013

All Boys volvió a festejar


All Boys sigue de fiesta. El viernes celebró sus cien años de existencia. Y anoche volvió a la victoria ganándole por 2 a 1 a Atlético de Rafaela, en Floresta. Un triunfazo. Para que el barrio no deje de sonreír. Para que sus hinchas puedan seguir paseando orgullosos de este equipo de Pepe Romero que nunca les pinchó el globo. En el Islas Malvinas, en el mismo reducto donde cayó de rodillas Boca hace un mes, All Boys fue confiable y efectivo, pero terminó apretado.

El tiempo de trabajo, sin dudas, reduce el margen de error. Y mejora la puntería. All Boys, que está armadito, y que tiene una estructura sólida, tuvo olfato, supo aprovechar su momento, y golpeó con la dureza de un noqueador. Tuvo dos minutos de gloria. Y lo mandó a la lona a este Atlético de Rafaela, que se volvió a Santa Fe con la preocupación de ver cómo le pasan las fechas con el temor de los promedios acechándolo cada vez más.

Decir que el partido fue bueno es una visión que, lógicamente, omite los primeros veinte minutos. Como si se estuvieran estudiando, en el arranque ninguno logró generar peligro. Parecía que jugaban sin arcos. Y eso que los dos salieron a jugar con enganche, algo poco usual en este fútbol argentino.

Esa intención de los dos no garantizó el juego fluido. Porque Grazzini y Montoya aparecieron en cuenta gotas en los primeros minutos. Las bandas no se usaban. Y todo quedaba trabado en la mitad de la cancha. Para colmo, el campo de juego, aún dañado por los festejos del centenario del local, no ayudaba en lo más mínimo.

En esa jungla de piernas que era el mediocampo, All Boys se las ingenió para llegar. Primero con Vildozo, que cabeceó al travesaño. Y después con Fredrich, que sacó un remate fortísimo que Sara envío al córner. Había olor a gol. Y no tardó en llegar. Vildozo, el Angel del gol, vólo en el área, metió un testazo furibundo, imposible para Sara. Vildozo, como si estuviese jugando en el teatro de los sueños, estuvo enchufado y agrandó la fiesta.

No alcanzó a sacar del medio Rafaela y All Boys lo volvió a abofetear. Borghello por una noche tuvo destellos de aquel que deslumbró en Newell's. Captó una sistencia de Soto, abrió el pie, y la puso junto a un palo: golazo. Aun así, ni dos goles lo hicieron reaccionar a Rafaela, porque enseguida Montoya y Vildozo tuvieron el tercero pero Sara se los impidió dos veces.

Sobre el final de la primera parte, Rafaela avisó. Pero le faltó claridad. Y fortuna. Porque Eduardo Domínguez estrelló un tiro en el travesaño, y en el rebote, Federico González no la pudo empujar. Esa imagen fue la que se vio en el complemento.

Burruchaga movió el banco. Y Rafaela se despertó. Grazzini fue el conductor de los ataques. Y All Boys, relajado, se metió atrás. Fue así como Fernando Sánchez la tocó con la mano en el área (vio la roja por doble amarilla) y Eluchans descontó de penal.
En los veinte minutos finales, Rafaela lució otra cara: presionó y presionó. A Grazzini lo bajaron en el área. Se revolcó del dolor del patadón que le pegó Ferrari. Pero Vigliano apeló al "siga, siga". El epílogo opacó en algo a All Boys. Y aclaró lo de Rafaela, que no pudo y acumula cinco partidos sin ganar (2 derrotas y 3 empates). La matemática es contundente: All Boys sabe cómo hacer los deberes.

lunes, 18 de marzo de 2013

Messi regaló más magia en el Camp Nou


Lionel Messi no para y Barcelona rarificó su levantada. En esta ocasió, con un doblete del crack rosarino, superó 3-1 en el Camp Nou al Rayo Vallecano y anotó, por Liga, por 18° partido consecutivo. El primer gol del Barsa, a pase de la Pulga, lo anotó Villa. Para el equipo de Madrid, el descuento. 

Ni bien comenzado el juego en el Camp Nou, no hubo lugar para sorpresas. La posesión de la pelota era casi un monopolio del Barcelona, mientras que el equipo de Madrid aguardaba para salir rápidamente de contra. Las primeras situaciones, las tuvo, cuándo no, Lionel Messi. Primero, al ingresar al área, pero la pelota le quedó atrás y le impidió quedar de frente al arquero. En la segunda, el crack rosarino estrelló un tiro libre en el ángulo izquierdo del arco visitante. A los 25, en una contra, Messi, lanzado en velocidad fue imparable para la defensa visitante y antes de entrar al área asistió a Villa, que acompañó por la izquierda la carrera del argentino. El ex Valencia, sin parar la pelota, definió con un derechazo y marcó el 1-0, que de algún modo vino a confirmar la recuperación exhibida en la remontada ante el Milan por la Copa de Campeones. Y casi en el minuto 40, Villa le devolvió gentilezas a Messi, que definió de primera y marcó así por 18° fecha seguida por la liga local.

En la segunda etapa, Barcelona completó el trámite. A los 12, tras sacarse un hombre de encima, Messi definió con inmensa categoría por arriba del arquer para estampar el 3-0. Y, a 20 del final, el ex Español, Raúl Tamudo, consiguió el descuento del Rayo, el 1-3 final.

Para Belgrano y Racing el empate fue un castigo


Racing y Belgrano empataron un partido con sabor a poco para los dos en Avellaneda. Fue 1-1, pese a que los ambos contaron con buenas chances para ganarlo. Con el empate, los equipos de Zubeldía y Zielinski se alejaron aún más del líder Lanús, que ya está a ocho puntos.

Emociones no faltaron en Avellaneda. El primero en golpear fue Racing en el comienzo con una buena combinación de los hombres de mejor pie del equipo. Luciano Vietto hizo una buena jugada por la izquierda y tras sacarse a un hombre de encima sacó un centro perfecto para el cabezazo de Mauro Camoranesi. El mediocampista, discutido por la hinchada local, la cruzó y así marcó el 1-0.

Pero el gol no bajoneó a Belgrano, que ya había insinuado antes con un remate desde lejos de Lucas Márquez que sacó Sebastián Saja. Con un Racing descuidado, el Pirata tuvo otra oportunidad antes del final de la primera etapa y la Academia se salvó de milagro. Esteban González sacó un fuerte remate desde la puerta del área y tras un desvío en Farré, que estaba en el piso, la pelota dio en el travesaño.

El comienzo de la segunda etapa mostró a un equipo visitante con furia y la idea fija de ir por el empate. Y lo iba a conseguir a los cinco minutos, con una buena combinación, que terminó Jorge Velázquez, tras un rebote que dio Saja, tras una espectacular tapada ante un cabezazo de Márquez.

Y Belgrano siguió atacando. Y Saja volvió a poner el pecho por la Academia. Primero le tapó una pelota a Aquino y después otra a Velázquez.

Pasado el sofocón, Racing supo mejorar. Y lo hizo con el ingreso de Luis Fariña, quien reemplazó a Diego Villar y mostró una cara que el equipo de Zubeldía necesitaba. En una de las primeras jugadas se combinó con Rodrigo De Paul y tras un par de paredes entre ellos, no terminó en gol porque primero Bruno Zuculini le erró a la pelota y después el propio Fariña la tiró por encima del travesaño.

Desde entonces, la Academia se plantó en campo rival y aunque Zubeldía intentó con el ingreso de José Sand, las chances para el delantero no llegaron. Belgrano, en cambio, se pero bien de contra y casi lo gana en el final. César Carranza aprovechó una mala salida de Fernando Ortiz y remató mano a mano con Saja, pero el arquero evitó la derrota de Racing.

Newell’s bajó a River y es único escolta


Newell's le ganó un partido durísimo y plagado de polémicas a un River que dejó pasar la chance de seguir a tiro del puntero Lanús. En el Estadio Marcelo Bielsa, el conjunto de Gerardo Martino se impuso por 1-0 por un golazo de Ignacio Scocco en el primer tiempo. El árbitro Diego Ceballos había cobrado un gol del equipo de Ramón, pero a instancias de su línea Hernán Maidana lo anuló.

Desde el comienzo y hasta el gol de Scocco a los 35 minutos, el partido era áspero y con alguna decisión polémica, pero con un River más peligroso. Porque antes de la media hora de partido, Guzmán tuvo que esforzarse dos veces para evitar el gol. En la primera, reaccionando a tiempo ante un tiro libre de Leonardo Ponzio, quien lo quiso madrugar y no pudo con el arquero. En la segunda, un cabezazo de Carlos Luna que logró obstruir con el pecho para evitar el 1-0.

Pero no había sido todo River, porque Scocco mismo había tenido una oportunidad manchada por la polémica. El delantero picó a buscar un pelotazo y en su salida, Marcelo Barovero tocó la pelota con la mano, afuera del área y la despejó al lateral. El árbitro Diego Ceballos, en lugar de cobrar la falta y expulsar al arquero, dejó seguir y cobró saque de banda para los locales.

Todo eso pareció quedar al olvido un rato después, porque a los 35, Scocco se volvió a vestir de héroe de la Lepra. Y lo hizo con clase. Hernán Villalba tiró un largo pelotazo a las espaldas de Adalberto Román y el delantero, que se le escapó a Bottinelli, resolvió de manera magistral. Primero sombrero al paraguayo, luego un toque con la cabeza para amortiguar y finalmente un sutil toque a un costado del arquero para festejar.

En el segundo tiempo, la buena acción se vio recién en el cuarto de hora final. Antes, River no había podido enhebrar una buena ocasión de gol, sin juego en el medio y con puntos muy bajos, como el del uruguayo Carlos Sánchez.

Pero a seis minutos del epílogo, River iba a tener que atragantarse el grito del empate. Un centro desde la derecha cruzó el área y cuando se escapaba por el segundo palo, Luna se tiró de palomita y la empujó al gol. El árbitro Ceballos corrió hacia el centro de la cancha y el 1-1 se hacía realidad. Pero el línea Maidana, rodeado de jugadores de Newell's, informó al árbitro que el tanto había sido con la mano y el juez tuvo que invalidar la acción.

Así, Newell's, que no hizo mucho más que River, alcanzó una buena victoria para seguir sumando en el torneo, mientras le pone toda la atención a la Copa Libertadores. El Millonario perdió la oportunidad se seguir siendo el único escolta del líder Lanús, que ahora se le escapó a cuatro unidades.

domingo, 17 de marzo de 2013

Higuaín gritó por duplicado


En la continuidad de la fecha 28 de la Liga Española, el Real Madrid dio vuelta un partido que lo hizo sufrir más de la cuenta en su casa. Con un doblete del argentino Gonzalo Higuaín, un tanto de Cristiano Ronaldo, otro de Luka Modric y uno de Karim Benzema, el equipo de José Mourinho ganó 4-2 tras estar dos veces abajo en el marcador y sumó un triunfo importante de cara al compromiso por Liga de Campeones ante el Galatasaray. Además, quedó a diez puntos del Barcelona en el torneo doméstico.



El Mallorca salió a jugar de igual a igual en el Bernabéu y fue criterioso a la hora de defender y atacar, a tal punto que golpeó desde el vestuario. A los 5 minutos, se puso en ventaja con un soberbio cabezazo de Emilio Nsue, quien conectó un centro de Giovani desde la izquierda. Sin embargo, la insistencia del Madrid en ataque quebró el planteo del visitante, y a los 14 llegó el ansiado empate: Modric habilitó de gran manera a Pepe y el portugués asistió a Higuaín para que definiera con el arco vacío.



Pero el festejo duró poco. El Real volvió a marcar mal en los últimos metros y sufrió con una pelota parada a los 21. Tras un córner desde la izquierda, Bigas acomodó el envío de cabeza y Alejandro Alfaro marcó el 2-1 por la misma vía. Sorpresa para los dirigidos por Mourinho, que tuvieron más control del balón pero no supieron cómo vulnerar la valla del arquero Aouate. Como si fuera poco, Cristiano perdió dos chances clarísimas para igualar el partido, pero en ambos casos su disparo se fue alto.



En la segunda etapa, el DT mandó a la cancha a Özil y Benzema en lugar de Arbeloa y Morata para cambiar la historia, y le salió muy bien. Tanto, que el Madrid ganó peso ofensivo y marcó tres goles en poco más de diez minutos. A los 6, Cristiano empató de cabeza tras un córner del alemán recién ingresado. Dos minutos después, un bombazo de Modric de media distancia dio vuelta el marcador a favor del Real, y a los 11, Ozil intervino una vez más para dejar a Higuaín solo con el arco para el 4-2. Cabe destacar que la jugada comenzó con una gran asistencia de Kaká para el europeo.



No se había cumplido el cuarto de hora y el Real registraba una ventaja impensada al comienzo del complemento. Todavía con algunos errores en defensa, el encuentro fue todo del local, que contó con varias chances para ampliar la diferencia en el marcador en los pies de Cristiano, Modric, el “Pipita” y Ramos. El visitante también pudo descontar, pero su planteo se derrumbó y la figura de Diego López le dio estabilidad al arco del Madrid.



Fue así como los de Mourinho supieron manejar los tiempos hasta el final y redondearon una gran tarea, que se cerró con el 5-2 definitivo de Benzema a los 48 minutos. En el haber quedará corregir los errores defensivos que hicieron sufrir al conjunto madridista en más de una oportunidad. El Real alcanzó los 61 puntos en el torneo y quedó a 10 del líder Barcelona, con un buen envión anímico de cara a los compromisos internacionales. En tanto, el Mallorca sigue hundido en la zona de descenso.

San Lorenzo toca el cielo con las manos


Se trata de fútbol. De una pelota sobre el césped y dos equipos de once jugadores. Pero se hablaba poco del juego en la previa del partido en Santa Fe. En el Cementerio de los Elefantes, escenario de la polémica hace un par de años nada más cuando Colón arrastraba una racha negativa y los futbolistas decidieron retirar la imagen de la Virgen de Guadalupe que vigilaba a todos desde el techo, se presentaba San Lorenzo con la foto de Jorge Mario Bergoglio en el pecho, el cardenal argentino que se convirtió en Papa el último miércoles, que nació en Flores y es hincha confeso del Ciclón. Todo se mezcló y el partido fue una confusión tras otra, cuando el fútbol en realidad es mucho más simple.

Colón y San Lorenzo jugaron más mal que bien. Casi no jugaron, corrieron mucho, chocaron otro tanto y se divirtieron poco, quedó claro. Un campo de juego con el césped áspero y largo que también conspiró con el andar de una pelota que dejaba dudas de ser redonda.

Durante el partido la atención y las miradas estaban puestas en otro lado, como si todos los presentes estuvieran esperando por un milagro, que el cielo se abriera y una luz blanca y amable los abrigara e ilumine. Y los futbolistas, mortales al fin, equivocaban el camino.

Fue todavía más confuso el desarrollo de un pobre partido cuando a los 32 del primer tiempo el árbitro Sergio Pezzotta decidió expulsar a Mauro Cetto, aparentemente por una protesta desmedida contra el juez de línea por una supuesta posición adelantada de Emanuel Gigliotti. San Lorenzo, el equipo del flamante Papa Francisco, se quedaba con diez jugadores y le pedía una ayuda a Dios, mientras la nueva imagen de la Virgen colgaba del techo de la platea local.

Fueron inútiles los cambios de Roberto Sensini y de Juan Antonio Pizzi (Lucas Mugni ingresó en el local, y Kannemann reemplazó a Alan Ruiz en la visita), se seguía jugando mal en el segundo tiempo. A pesar de las corridas de Buffarini o de Facundo Curuchet; de la potencia de Gigliotti o el manejo de Enzo Kalinski. Fue impotente el local aunque enfrentaba a un rival que jugaba con uno menos.

Sorprendió el gol de San Lorenzo, también el posterior triunfo del Ciclón en Santa Fe. ¿Quién lo hizo? No quedó claro. Fue un tiro de esquina desde la izquierda que ejecutó Buffarini y peinó Kannemann en el primer palo. Entre Kalinski y Rubén Ramírez (con el puño y contra su propio arco) decretaron el 1-0 visitante. Ni lo mereció más que Colón, ni lo buscó tampoco, pero el gol le cayó del cielo a San Lorenzo. Lo cierto es que el equipo de Pizzi se fue con los tres puntos de Santa Fe y habrá generado la sonrisa de Francisco, el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica; el mismo que nació en Flores y que viajaba en el subte A... ¿Mérito propio o intervención divina? Será cuestión de creer o reventar creyendo en otra cosa.

viernes, 15 de marzo de 2013

Messi-Ibrahimovic, el choque estelar de los cuartos


En la mañana argentina, apenas minutos después de las 8 (mediodía en Nyon, Suiza), se conocieron los cruces de los cuartos de final de la Liga de Campeones, el torneo más importante de Europa. Y el sorteo determinó que el cruce que se lleve todas las miradas sea el de Barcelona-Paris Saint Germain, Lionel Messi-Zlatan Ibrahimovic, en un duelo de goleadores que sólo se podrá vivir en el partido de vuelta porque el sueco arrastra una suspensión y no podrá jugar el primero.



Claro que además de Messi habrá otros tres argentinos en cancha. En el equipo catalán, Javier Mascherano, mientras que en el conjunto francés estarán Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi, todos jugadores de gran nivel. No será fácil esta eliminatoria tampoco para el Barsa, que ya viene de sufrir con el Milan. Es que no sólo enfrentará a un ex culé como es Ibra, sino que además el PSG arrancó la temporada con el gran objetivo de quedarse con el trofeo más preciado del continente a base de grandes inversiones para contratar jugadores talentosos.



Pero el duelo entre el Barcelona y el Paris Saint Germain no será el único. Real Madrid, otro de los candidatos al título, tendrá que ir a Turquía para medirse con el Galatasaray, mientras que el Málaga jugará contra el alemán Borussia Dortmund, lo que les permite a los equipos españoles no enfrentarse entre ellos. El restante duelo será el que protagonicen Bayern Munich-Juventus. Los cuartos de final se disputarán el 2 y 3 de abril la ida, y el 10 y 11 la vuelta.

Boca pisó firme y gritó en el Centenario


Los pantalones blancos y la camiseta tradicional despertaron la memoria de más de uno. Aquella final en Porto Alegre ante Gremio con un Riquelme brillante y los pantalones amarillos en la última conquista de Boca en el continente era un recuerdo que parecía traer buenos augurios. Es que Boca jugaba una final en Montevideo ante Nacional por la cuarta fecha del Grupo 1. El equipo de Bianchi necesitaba ganar.

El Virrey paró en el Centenario al mismo equipo que una semana atrás había perdido en la Bombonera por el solitario cabezazo de Scotti. Y aunque los apellidos eran los mismos la actitud fue diferente, desde el primer minuto. Partiendo de una base: Riquelme. El enganche parece haber tomado el ritmo necesario tras 8 meses de inactividad. Apenas un par de partidos y un puñado de entrenamientos le alcanzaron a Román para mostrarse rápido, atento y hábil para encontrar esos espacios que sólo él encuentra.

A los 4, el Burrito Martínez quedó de frente al arco, aunque su zurdazo encontró bien ubicado al arquero Bava y el grito quedó atragantado. Boca jugaba mejor ante un Nacional que casi sin obligaciones esperaba por una contra. El problema era cuando el local recuperaba la pelota y salía despedido en ataque. Ribaír Rodríguez como cinco, y Claudio Pérez como zaguero central derecho, sólo podían detener a los uruguayos con faltas. Y el equipo lo sentía. El Chiqui vio la amarilla apenas a los 12...

Boca empezaba a creer en la precisión de Riquelme y así a jugar a buscar la falta cerca del área rival. Un planchazo de Pablo Alvarez sobre Viatri le dio la primera gran posibilidad al diez. Román ejecutó el tiro libre por debajo de la barrera, contra el palo izquierdo, pero Bava reaccionó a tiempo y evitó el gol. En un partido áspero y trabado, el visitante parecía encontrar los caminos desde el pie derecho del enganche.

Sin embargo, en una contra aislada, Claudio Pérez llegó tarde al cierre y desacomodó a Albín cuando el uruguayo se relamía. El árbitro Paulo De Oliveira no dudó: penal y roja para Pérez. Iván Alonso tomó carrera y su zurdazo se fue por encima del travesaño. Respiró aliviado Bianchi y acomodó al equipo: Ribaír Rodríguez se paró de dos, Erviti al medio, el Burrito Martínez reforzó la banda izquierda y Clemente se adelantó para dar una mano en el medio. Así aguantó Boca y se ordenó tras el cimbronazo.

De a poco, Román empezó a poner la pelota debajo de su suela. Y a generar balones parados cerca del área rival. Burdisso metió un cabezazo certero tras un tiro de esquina de Román, pero otra vez apareció Bava. Y dos minutos más tarde, a los 42, un tiro libre de Riquelme desde la izquierda generó un agarrón de Scotti sobre Burdisso. Penal. Román la cruzó arriba, de derecha, para engañar al arquero y poner en ventaja a Boca. Otra vez Riquelme clavaba un derechazo con su sello, como aquella noche de 2007 en Porto Alegre.

Fue sistemático cómo retrocedió Boca y cómo avanzaba en el campo Nacional. Era de esperarse que con un hombre menos el equipo visitante cuidara la diferencia, mínima, que había conseguido en el primer tiempo. Y fue casi un monólogo del local, aunque sin sorpresa, sin creatividad. Por eso el entrenador Juan Carlos Blanco empezó a tirar a las figuras a la cancha: primero Recoba, después Vicente Sánchez y por último Abreu.

No sufrió Boca, hasta el final. Primero aguantó la pelota con Riquelme, Erviti, Viatri, Martínez y Erbes. Pero fueron cayendo soldados. Bianchi puso a Ledesma por el Burrito, después a Somoza por Erviti (se fue con una molestia en el aductor derecho) y por último Caruzzo por Román. Terminó Boca con una muralla para resguardar a Orion, y fue el arquero que último bastión para sostener el triunfo. Fue clave el arquero, primero cortando un centro de Christian Núñez que metía miedo y después para taparle el empate a Vicente Sánchez. Ganó Boca, el Boca de Bianchi en la Copa, como en otros tiempos de gloria y también de sufrimiento.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Vélez le ganó a Peñarol y trepó a la punta


Vélez festeja. Aunque su gente no estuvo alentando en las tribunas, por la sanción de la Conmebol que lo obliga a jugar sin público hasta, al menos, la semifinal de la Copa Libertadores, el equipo de Ricardo Gareca consiguió un triunfo clave para trepar a la punta del Grupo 4, esa que hasta hoy compartía con Peñarol, su rival de esta noche en Liniers, donde ganó 3-1, justo en el "Día del Hincha velezano". 


Pese al resultado final, el partido arrancó mejor para la visita, que presionó a Vélez en los primeros minutos y tuvo las chances más claras, sobre todo a través de su volante más agresivo, Fabián Estoyanoff, quien sería finalmente el autor del primer tanto. Fue a los 22 minutos cuando Gino Peruzzi cometió un penal infantil: el lateral derecho tocó la pelota con la mano en la puerta del área, el árbitro la vio adentro y cobró la pena máxima que Estoyanoff cambió por gol.


Igualmente, la respuesta del equipo de Ricardo Gareca, que al momento del gol había mejorado y hasta había tenido una chance clara mediante el colombiano Copete, llegó rápidamente. A los 29 minutos, Sebastián Domínguez se hizo cargo de un tiro libre y su remate pegó en el palo derecho, rebotó en la espalda del arquero Bologna y entró. 


El empate le dio más aire a Vélez, que así pudo hacerse con la posesión de la pelota y generar buenas chances en ataque, como la que tuvo Ferreyra con un tiro cruzado que se fue cerca del palo. Pero, antes del final de la primera etapa, el panorama se pintó de negro para el local, cuando a los 41 minutos el ex delantero de Banfield –que volvía a jugar tras una lesión en el tobillo- sintió un pinchazo en el isquiotibial y salió lesionado. En el banco no pudo evitar las lágrimas: podría ser un desgarro. En su lugar entró Rescaldani. 


En el segundo tiempo, en cambio, el protagonismo pasó a ser del local. Pese a unos primeros minutos en los que no hubo demasiada acción en ninguno de los dos arcos, Vélez levantó el nivel y lo demostró en el marcador. A los 29 minutos, el árbitro cobró penal por una mano de Novick en el área e Insúa –con ayuda de Bologna, que adivinó el palo pero no pudo desviar el tiro- puso arriba a Vélez, que en tres minutos cambió el partido. Es que a los 32, Copete anotó el 3-1, nuevamente tras una floja respuesta del ex arquero de Banfield, que le dejó el rebote al colombiano para que sellara el triunfo.


Un triunfo que es, sin dudas, clave para las aspiraciones del Fortín en la Copa Libertadores, su gran objetivo del año. Es que con los tres puntos, Vélez llegó a nueve, tres más que Peñarol, cuando faltan dos partidos para terminar la fase de grupos. Al equipo de Gareca, justamente, le resta visitar al débil Deportes Iquique, el 2 de abril, y cerrar como local contra Emelec, el 9. Para entonces se espera que puedan estar recuperados varios de los lesionados que sufrió el club en los últimos partidos. El tiempo dirá, pero mientras tanto Vélez festeja, aunque su gente lo haya podido acompañar sólo por TV.

martes, 12 de marzo de 2013

Quilmes metió tres zapatazos y salió del descenso


Con los golazos de Sebastián Romero, Wilfredo Olivera y Jacabo Mansilla, Quilmes no sólo se llevó la satisfacción de una victoria espumante, sino que salió de la zona de descenso cambiando puesto con Independiente que volvió a quedar entre los tres equipos que por el momento descienden a la B Nacional.

La clave fue que Quilmes se mostró sumamente concentrado, sabiendo y entendiendo qué se jugaba. Y mientras Quilmes jugó, Argentinos lo padeció. Para extender el concepto, se puede decir que mientras Cobo era dueño de la mitad de cancha, Laba y Hernández miraban. Cuando Elizaga desparramaba su movilidad y velocidad para lastimar en el área rival, Núñez se mostraba estático.

En un primer tiempo impreciso, monótono y escaso de juego. Quilmes supo aprovechar los constantes errores de Argentinos. Un ejemplo contundente fue la apertura del tanteador: una muy mala salida mala con los pies de Ojeda dejó la pelota justa para el derechazo demoledor de Chirola Romero, desde lejos que entró por elevación. Golazo.
Argentinos era pura impresición, abusando del pelotazo y cargándose del nerviosismo que bajaba de su preocupada tribuna que aumentaba los reproches.

Otro mérito de Quilmes fue que utilizó los pocos espacios disponibles, jugando a un toque y rápido. Goñi usufructaba la banda izquierda y Oberman hacía lo mismo por la derecha. De esa forma el visitante abría la cancha ante un rival inoperante.

Ya en el segundo tiempo el equipo de De Felippe continuó sacando ventaja de los errores defensivos de Argentinos. Así festejó su segundo gol. Estaba nervioso Ojeda, no estaban finos los defensores. Y para colmo la presión que ejercían los atacantes de Quilmes provocó mayores fallas. Rechazó Garcé y la pelota cayó justa, casi en mitad de cancha, a 43 metros de Ojeda, para que Wilfredo Olivera metiese otro terible remate que entró por la parte superior del arco local.

Tanto hizo Quilmes que hasta fue responsable de una reacción, efimera aunque reacción al fin, de Argentinos. Le permitió a Argentinos meterse en el partido. Se retrasó bastante y cedió protagonismo, descuidó la marca de Matías Martinez en el córner que desembocó con el cabezazo goleador del ex jugador de Racing. Y, además, Cobo vio la tarjeta roja, a causa de una fuerte e innecesaria infracción en mitad de cancha a Barrera.
Poco tardó Quilmes en volver a adueñarse del control del partido. De Felippe metió mano y acertó en los cambios para recomponer las líneas y disimular el hombre de menos. Fue importantísimo el trabajo de Ménendez, aguantando de espaldas y buscando la conexión con sus compañeros.

Otro golazo, un zurdazo soberbio de Mansilla haciéndose cargo con brillo de un tiro libre, acompañó la recuperación de Quilmes. Para sellar tres puntos fundamentales en la tenaz lucha por elevar el promedio. Y para complicar a Independiente. Argentinos empieza a preocuparse en este sentido y acentuó su caída libre.

lunes, 11 de marzo de 2013

Boca rescató un punto en su visita a Rafaela


Boca finalmente pudo cortar la racha de derrotas en este torneo Inicial. En Rafaela, el equipo de Bianchi igualó 1-1 con Atlético por un gol de Nicolás Blandi a poco del final del encuentro. El Virrey puso un equipo plagado de suplentes y pudo empatarlo con la frescura de sus juveniles.

Desde el comienzo, Boca controló a Rafaela. Pero un error en el fondo y una discutida interpretación del árbitro Sergio Pezzotta cambiaron el panorama. El árbitro vio penal de Nicolás Caruzzo y Juan Eluchans no dudó para convertir el 1-0 de La Crema, necesitada de puntos para evitar el descenso.

Un rato más tarde, Santiago Silva iba a tener su chance desde los doce pasos. El árbitro vio un empujón contra el uruguayo y el propio delantero se adueñó de la pelota para rematar. Su disparo se estrelló en el travesaño y el partido siguió con ventaja para el local.

En el segundo tiempo el Virrey mandó a la cancha a Juan Sánchez Miño y la cara del equipo cambió. Su frescura, sumada a la de los juveniles Palacios y Zárate, le dieron al equipo el juego que le faltaba. Y fue Palacios quien se encargó de habilitar a Blandi, a seis minutos del final, para que el ex Argentinos marcara el 1-1 definitivo.

Boca tiene ahora una final que jugar en Montevideo y quizás de ahí se desprenda qué será del equipo en la Copa y en el torneo.

Tigre acertó una y dejó a San Lorenzo sin invicto


En el Nuevo Gasómetro, tras conseguir ante River su primera victoria del certamen, San Lorenzo no pudo extender su buen momento ante Tigre y cayó 1-0 con gol de penal de Rubén Botta en la primera etapa.

Tras el pitazo de Diego Ceballos, era el local el dueño de la pelota en los primeros instantes, que avanzaba ordenadamente contra el arco de Javier García, con pases al ras del piso y paciencia. La visita, de contra, se mostraba peligroso. Aunque el partido era intenso, las jugadas claras no aparecían, hasta que unos instantes antes de la media hora, ante un bombazo de Botta se interpuso la mano izquierda del central Mauro Cetto. Ceballos, correctamente, cobró penal. Y con un sutil remate a la derecha de Migliore, el mismo enganche le dio el 1-0 a Tigre.

En los segundos 45, el protagonista absoluto fue San Lorenzo, con un Tigre metido atrás, a la expectativa de contar con alguna contra para aumentar la ventaja y ganar en tranquilidad. Por todos lados buscó San Lorenzo el empate, pero, por carencia de inspiración y claridad en las más de las veces y por la seguridad del arquero Javier García en las otras, todo fue frustración para los dirigidos por Pizzi.

Sin merecerlo, San Lorenzo se quedó sin invicto ante un rival que contó con oportunismo y con Botta, la figura excluyente del partido y uno de los jugadores más destacados del certamen.

Messi y Barcelona con la mente puesta en el Milan


A Barcelona se le acerca el partido bisagra. Será el martes ante Milan por la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. El escenario será el Camp Nou, el mismo que ayer, tras el 2-0 sobre Deportivo La Coruña, despidió a los jugadores con una ovación. Y un ruego. El de dar vuelta la serie ante el duro equipo italiano. 


Tras los dos palazos que recibió del Real Madrid, sendas derrotas en la Liga de España y la Copa del Rey, Barcelona dio pequeños síntomas de recuperación. Con el campeonato local en el bolsillo (le lleva 14 puntos al escolta Atlético de Madrid), el equipo catalán tiene dos objetivos entre ceja y ceja: recuperar su identidad y dejar en el camino al Milan. No será sencillo, desde ya. Pero tiene las armas. 


"Tenemos claro cómo nos jugarán y cómo queremos jugarles, y desde el punto de vista anímico es más fácil prepararalo porque todos los jugadores están muy metidos, muy ilusionados y dispuestos a hacer todo lo humanamente para poder pasar", avisó Jordi Roura. Eso sí, no adelantó la formación. "Todavía no lo tengo decidido". 


La buena noticia para Barcelona es que Messi sigue afilado. Lo demostró ante Deportivo La Coruña. Entró a los 16 minutos del segundo tiempo, cuando Barsa ganaba 1-0 con gol de Alexis Sánchez, y su ingreso fue una inyección anímica. Y en esa media hora que estuvo en cancha, la Pulga mostró su talento. Le anularon un gol por  posición adelantada y, en el final, estampó el segundo una sutileza. Una caricia de zurda para anotar por 17° vez consecutiva en el campeonato español. Otro record para llegar con marcado optimismo al trascendental duelo ante Milan. 

viernes, 8 de marzo de 2013

Arsenal empató en Brasil y quedó complicado


Arsenal llegaba herido para enfrentar al San Pablo en el estadio Pacaembú, un escenario en el que ningún equipo argentino le pudo ganar. Con dos derrotas y después de caer 5-1 con Atlético Mineiro en Sarandí, un nuevo traspié lo dejaba casi sin chances a futuro. Y aunque el punto parece igual exiguo, Arsenal jugó en tierras brasileñas un partidazo. Sorprendió a un veterano de la Copa, con estrellas como Rogério Ceni, Ganso, Lucio y Luis Fabiano en su plantel. Y estuvo cerca de la hazaña. Muy cerca.

Todavía debe estar lamentado toda la familia de Arsenal las chances perdidas por el delantero Julio Furch en el primer tiempo. La visita sorprendió con su planteo ante San Pablo. No se refugió. No lo esperó. No presentó un esquema defensivo como la mayoría de los equipos que visitan al San Pablo. E intentó sorprender de entrada. Al minuto, Furch perdió la primera chance. Ganó una pelota en la puerta del área y el remate cruzado se fue afuera. La idea del equipo de Sarandí era mantener alejado al local del arco de Campestrini. La primera llega de San Pablo recién fue a los 18 minutos, con un tiro libre débil de Rogério Ceni a las manos de Campestrini. Después, el local tuvo dos situaciones en los palos, pero nunca ejerció una superioridad abrumadora sobre el equipo argentino. A los 24 minutos, Aloisio la paró de pecho en el borde del área, le pegó de volea y la pelota dio en el palo izquiero de Campestrini. Enseguida se lo perdió Jadson con un remate cruzado. Y después fue Osvaldo el que hizo rebotar el balón en uno de los palos. Pero Arsenal también llegaba y con claridad. A los 35, Damián Pérez encaró, alargó para Furch, quien sacó otro remate cruzado, apenas desviado. Y sobre el final de la etapa, el ex jugador de Olimpo falló de manera increíble. El chiquito Rolle, desde la derecha, frotó la lámpara y dejó a Furch solo frente a Rogério Ceni, pero definió mal y el remate se fue por arriba del travesaño. Y llegó el gol de San Pablo, justo en la última jugada de la primera etapa: Aloisio se metió en área, cuando llegó al fondo metió un taco para Jadson, quien fusiló a Campestrini. San Pablo se fue en ventaja porque acertó, pero también porque Arsenal erró tres.

Nada cambió en la parte final desde lo futbolístico. Arsenal siguió desnudando los problemas defensivos del equipo brasileño. Y logró el empate enseguida gracias a un penal discutido pero que llegó por una gran jugada de ataque: toque de Furch para Rolle, centro al área, por el otro lado entró Carbonero y el nuevo centro fue interceptado por la mano de Bruno Cortés. Benedetto, con un tiro seco y rasante, venció a Rogério Ceni. A los cinco minutos, otra vez desbordó Rolle pero Furch no logró conectar bien el pase atrás, se resbaló y le salió un tiro muy desviado.

El buen manejo de pelota de Rolle, el traslado de Damián Pérez, la colaboración de Carbonero y la renovada energía de Benedetto (ingresó por Lugüercio) le permitieron al equipo de Alfaro estar siempre cerca del segundo gol. Pero también Jadson, por virtudes propias, fue una pesadilla para la defensa de Arsenal.

Sobre el final estuvo más cerca San Pablo. El palo y Campestrini evitaron la derrota del equipo argentino. Pero el resultado se mantuvo incierto hasta el último minuto.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Newell's tropezó con la U


Ese contorno de partido decisivo, con sensación de fiesta, merecía otro desenlace. El Newell's del marco fue mejor que el Newell's del cuadro. La expectativa enorme se deshizo ante una actuación con altibajos, y un resultado que daña la autoestima y lastima las posibilidades en la Copa Libertadores, esa prioridad del primer semestre de 2013. Una victoria, dos derrotas sucesivas, tres puntos, muchas preocupaciones. Ese es el escenario del equipo de Gerardo Martino, luego de su tropiezo ante la Universidad de Chile. Ese que su gente -la del contorno para el aplauso- no se imaginaba. Y ahora padece...

No le alcanzó con Ignacio Scocco. El delantero es, en estos días de vaivenes, el que le da vida a un Newell's sin el rendimiento del semestre anterior. Ese golazo de tiro libre, en la última jugada a fondo del primer tiempo, mucho se pareció a un rescate. Ese derechazo resultó dos cosas: una sorpresa -todos esperaban el centro- y una confirmación. "Estamos como estamos porque cuando hay algún inconveniente aparece Scocco y la clava contra un palo", había dicho -palabras más, palabras menos- Gerardo Martino, tras la victoria frente a Independiente, en Avellaneda. Realidad en estado puro.

Antes de ese gol, Universidad de Chile había sido mejor. Con un detalle sintomático: se pareció mucho a la mejor versión ofrecida por el Newell's del Tata en días no tan lejanos. Orden, dinámica, presión, promesa de precisión en velocidad. Y no se trata de una casualidad, seguro: cuando Martino era el capitán en los días de Marcelo Bielsa, compartía su habitación de la concentración con Darío Franco, el ahora entrenador de La U. En aquellos días nacieron sus inquietudes de técnicos.

El partido tuvo otro protagonista de sangre rojinegra: Guillermo Marino. Como Franco, antes del encuentro, lo hicieron socio honorario del club del Parque Independencia. Durante el desarrollo se transformó en un espejo de su equipo: impecable en el manejo de la pelota, intenso para recuperarla, inteligente para ocupar los espacios convenientes. Y también contundente: en la primera oportunidad que tuvo, a los tres minutos, definió como un crack para poner el 1-0, luego de una buena jugada colectiva.

Trece minutos después de esa ventaja, en un contraataque, el equipo chileno demostró que tiene argumentos varios para asomarse a la clasificación en este grupo: corrida de Ubilla, infracción de Milton Casco. Penal. Pateó Charles Aranguiz, al medio, fuerte. Gol. Dos a cero.
Ya en el segundo tiempo, Newell's hizo lo que su necesidad obligaba: fue a buscar. Intentó siempre; llegó poco. Probó con cambios desde el banco. Tampoco pudo. Fue dueño de la pelota y del terreno de juego. Pero careció de profundidad. Su fútbol llegó hasta tres cuartos. Luego fue confusión primero y desesperación en los últimos minutos. Así hasta ese final que lo encontró vencido. Y preocupado, sobre todo.

martes, 5 de marzo de 2013

El City ganó con un gol delicioso de Tevez


En el universo taoísta donde las leyes del yin y el yang rigen la vida de los seres humanos la lesión de Sergio Agüero que le permitió a Carlos Tevez ser titular y marcar el gol del triunfo del City no parece ser una paradoja, sino más bien el equilibrio mismo de las cosas.

Porque la desazón del Kun se convirtió en la felicidad de Tevez que le dio el triunfo al equipo de Mancini, por lo que alegró a Agüero a pesar de su lesión. Así como Tevez no festejará con felicidad plena por la lesión de su compañero. En todo lo bueno hay algo malo y en todo lo malo algo bueno.

En la práctica de este domingo Sergio Agüero, que iba a ser titular en la visita ante Aston Vila, sintió dolor en su rodilla derecha y se quedó afuera del equipo que viajó al Vila Park. En su lugar ingresó Carlos Tevez al once titular y Carlitos fue la llave del triunfo de los ciudadanos.

A los 20, Tevez sacó en la línea un cabezazo de Christian Benteke y salvó a su equipo. Y sobre el cierre del primer tiempo, Dzeko recuperó una pelota en la salida del rival y dejó a Tevez cara a cara con el arquero Guzan. Carlitos amagó y enganchó, y dejó en el camino al arquero y a un defensor y se fue derechito para el gol. Tocó de derecha y se fue festejando para el 1-0 que terminó siendo definitivo.

En el segundo tiempo, el local se abalanzó contra el arco de su rival. Es que Aston Villa necesitaba al menos un punto para superar al Wigan en la tabla y salir de la zona de descenso. Pero el City, apoyado en su arquero Joe Hart, aguantó el marcador y hasta pudo haber marcado algún gol más con un zurdazo del exquisito Yaya Touré que se estrelló en la base del palo derecho de Guzan.

El triunfo del equipo de Mancini mantiene abierta la Premier League, aunque parece difícil que se le escape el título al United, único líder a 12 puntos de su escolta.

domingo, 3 de marzo de 2013

Central estiró su récord y se mantiene puntero


No detiene su marcha Rosario Central. El equipo de Miguel Russo, en su cancha, estiró su racha de victorias en fila a 11, al derrotar por 2-0 a Banfield, con goles de Federico Carrizo y Paulo Ferrari. Así, incrementó la marca de más triunfos seguidos de un equipo en la historia de la B Nacional.

Antes, en La Plata, Gimnasia goleó 4-0 a Nueva Chicago. Niell, Pereyra en dos ocasiones y García marcaron para el Lobo. Como visitante, Olimpo también se despachó con una goleada. En Mar del Plata dio cuenta de Aldosivi por 3-0 con tantos de Leandro Gonzalez, Juan Ignacio Sanchez Sotelo y Carlos Recalde.

Con estos resultados, ahora, Central lidera la segunda categoría con 46 puntos, seguido por Olimpo con 45. Tercero se mantiene Gimnasia, con 42, y cuarto Sarmiento, con 39.

Colón rescató un punto en el último suspiro


Estudiantes de La Pata pudo haber goleado, pero Colón de Santa Fe reaccionó en su cancha sobre el final para un emotivo 3-3 por la cuarta fecha del torneo Final.

Maximiliano Núñez (4'), Román Martínez (11') y Duván Zapanta (61'), de penal, habían puesto en ventaja por 3-1 a Estudiantes. Emmanuel Gigliotti (22') había anotado el único gol de Colón, que en los últimos minutos empezó a escuchar la reprobación de sus hinchas.

Estudiantes desaprovechó las oportunidades que tuvo para ampliar la ventaja y Colón llegó al empate por intermedio de Facundo Curuchet (83') y Hernán Bernardello (91').

El empate no favoreció a ninguno de los dos, ya que siguen en los últimos puestos, aunque ahora con dos puntos cada uno.

Ni los records de Messi levantan al Barcelona


Mucho fue el tiempo que el Real Madrid pasó sufriendo los éxitos del Barcelona. Así había comenzado también la Liga 2012/2013, con un Barsa con una racha arrolladora que le permitió desde el inicio del torneo quedarse con la punta que mantiene hasta hoy. Pero, en los clásicos, parece que el equipo de José Mourinho se decretó no sufrir más. Y este año lo tiene invicto: un empate (1-1) y una victoria aplastante (3-1) en el Camp Nou, por la Copa del Rey, y este sábado un nuevo triunfo, esta vez por la 26° fecha del torneo local.



Pasaron apenas cinco minutos para que llegara el primer gol del Real. Sólo eso demoraron los dirigidos por Mou en darle otro golpe al Barsa. Todo se inició con una recuperación en la mitad de la cancha que terminó con la apertura a la izquierda para Morata, quien mandó el centro preciso para Karim Benzema, en el segundo palo, para abrir el marcador con un toque de derecha.



Pero mientras que en el local su figura, Cristiano Ronaldo, fue cuidado por el DT y ocupaba un lugar en el banco, en Barcelona estaba Lionel Messi, el hombre que sigue marcando records. Y a los 18 minutos, La Pulga se reencontró con el gol. Tras la habilitación de Dani Alves, el argentino puso el 1-1 que marca historia. Es que el rosarino igualó la marca de Alfredo Di Stéfano de goles convertidos en un clásico (18) y, además, marcó por 16° partido consecutivo en el torneo local.



Claro que, por más recordman que sea,  sólo un hombre no alcanza para ganar un partido. Y Barcelona lo sufrió en el segundo tiempo, cuando Real Madrid –ya con Cristiano Ronaldo- empujó buscando la victoria, mientras la agresividad de La Pulga sólo aparecía de a ratos. El portugués avisó a los 19 minutos con un tiro libre directo que forzó la gran tapada de Víctor Valdés, quien apenas 11 minutos después le tapó el gol a Morata.



Esa fortuna terminó pronto. Nada pudo hacer el 1 del Barsa a nueve minutos del final. Fue entonces cuando Modric mandó el córner al corazón del área, donde Sergio Ramos se elevó y conquistó de cabeza el definitivo 2-1 con el que el Real Madrid volvió a quedarse con el clásico español, profundizando la crisis del Barsa, que apenas ganó uno de los últimos cuatro partidos y que hace 18 partidos que le convierten goles en contra. Para el final quedó la protesta por un penal no cobrado a Adriano, con el que estallaron los jugadores del Barsa, lo que provocó la expulsión de Valdés por doble amarilla.



Aunque sigue lejos de su máximo perseguidor, el Atlético de Madrid, para Barcelona era muy importante conseguir el triunfo en el Bernabéu, sobre todo por lo anímico. Por eso, Jordi Roura había puesto a todos los titulares que tenía disponibles, mientras que Mourinho había optado por un equipo alternativo, pensando en el choque de semana con el Manchester United por la Liga de Campeones. Mayor aún es, entonces, la satisfacción para los merengues, que colmarán la Plaza de Cibeles para festejar que esos malos tiempos en los que veían siempre celebrar al Barcelona por ahora han pasado.

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger