viernes, 15 de febrero de 2013

A Arsenal se le escapó el empate sobre el final


Faltaban diez minutos y Arsenal sufrió la segunda expulsión. La hazaña era mantener el empate y regresar de La Paz con un punto histórico. Pero Melgar burló todas las marcas tras un corner y liquidó el pleito a favor de The Strongest.

Se sabe que no es sencillo jugar en la altura de La Paz. Hay que tomar demasiados recaudos: no gastar energías de más, tocar corto, bloquear bien los espacios y aprovechar las pelotas paradas y los disparos de media distancia para sorprender al local. Le costó en el arranque del partido tener posesión de la pelota al equipo de Alfaro y sufrió más de la cuenta ante un equipo boliviano que no mostró claridad en el ataque. Cuando llegó el gol de Alejandro Chumacero a los 17 minutos con un disparo de derecha desde 30 metros que le picó justo al arquero Olivero, pareció que la historia se le complicaba al conjunto argentino teniendo en cuenta sus antecedentes en la altura (ver aparte). Sin embargo, a partir de allí y hasta el final de la primera etapa creció en el juego, logró adueñarse por momentos del balón e incluso estuvo cerca de conseguir el empate. La chance más clara la tuvo a los 26 minutos cuando Lisandro López conectó un cabezazo tras un tiro de esquina y cuando la pelota ingresaba al arco salvó en la línea Jair Torrico. Los jugadores de The Strongest intentaron mantener el vértigo necesario para sacar provecho de la altura, pero Arsenal se las ingenió para que el juego se desarrollara fuera de su área. Los remates desde lejos de los jugadores del ganador terminaban desviados o en las manos de Olivero.

Apenas comenzó la segunda etapa, a los 3 minutos, Barrera le cometió una falta a Benedetto. El delantero se encargó del remate, seco y directo, y logró el empate. El 1-1 le dio mayor tranquilidad a Arsenal. Pero no le duró mucho porque a los 10 minutos Damián Pérez le cometió una infracción a Nelvin Soliz sobre el sector derecho y, como ya estaba amonestado, el árbitro no dudó en mostrarle la segunda amarilla y, por supuesto, la roja.

Con un jugador menos, la obligación para los 10 hombres que quedaron en la cancha fue titánica. Enseguida Alfaro reforzó la línea media con el ingreso del chileno Espinoza y resignó presencia arriba ya que salió Lugüercio. Sin embargo, unos minutos después Benedetto tuvo una chance inmejorable para marcar el 2-1: quedó sólo frente al arquero, intentó definir con un toque sutil que quedó corto y Méndez logró despejar justo al corner.

Sobre la media hora Olivero se transformó en una pieza clave del empate de Arsenal por la seguridad que brindaba. Pero cuando se fundió Benedetto, ingresó Zelaya, quien complicó más el panorama de su equipo al ser expulsado tras una increíble piña a Méndez. Los diez minutos finales, con nueve hombres, aguantó como pudo Arsenal. No le alcanzó. Y para colmo, en el final, el línea indicó mal una posición adelantada de Lisandro López que pudo haber sido el empate...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger