jueves, 17 de enero de 2013

Málaga ahogó el festejo del Barcelona


Por la ida de los cuartos de final de la Copa de Rey, el Barcelona dejó pasar una gran chance ante el Málaga en el Camp Nou. El equipo de Tito Vilanova vencía por 2-1, pero a un minuto del final, los de Manuel Pellegrini encontraron el empate. Messi y Puyol marcaron para el local, mientras que Iturra y Camacho anotaron para la visita.



Los "Culés" dominaron la primera etapa de punta a punta y contaron con varias chances de gol. La primera fue a los 4 minutos, cuando Thiago Alcántara definió por encima del arquero tras una gran combinación con Lionel Messi y Andrés Iniesta, pero la defensa estuvo atenta para despejar en la línea. A los 18, el crack argentino avisó por primera vez con un derechazo que se fue desviado, tras sacarse dos hombres de encima.



Y en el mejor momento del Barça, llegó el golpe del Málaga, que contaba con Buonanotte y Saviola como titulares. A los 25, el arquero José Manuel Pinto jugó para Thiago en la puerta del área, quien no advirtió que detrás suyo tenía a Manuel Iturra: el chileno anticipó y, cara a cara con Pinto, anotó el 1-0. Pero la alegría duraría poco, ya que en cuatro minutos el local lo dio vuelta.



A los 28, tras una gran jugada personal por derecha, Messi quedó mano a mano con Kameni y definió de zurda al segundo palo para marcar el empate. Y a los 29, a la salida de un córner, Carles Puyol puso el 2-1 con un formidable cabezazo. A 5 del final, Alexis Sánchez se perdió de manera increíble el 3-1, y casi lo paga caro: en tiempo cumplido, Buonanotte casi lo empata para el Málaga, pero su remate se fue muy alto.



El complemento arrancó mejor para el Barça, que presionó arriba y siguió manejando lso tiempos del partido. A los 12, Messi volvió a generar peligro con un tiro bajo desde el borde del área que el arquero sacó con esfuerzo. El Málaga, que hasta el momento había mostrado poco, respondió a los 25 con un remate de Sebastián Fernández que hizo lucir los reflejos de Pinto.



Los de Manuel Pellegrini iban al ataque con más voluntad que ideas ante un Barcelona que lastimaba en cada contragolpe. Para colmo, a los 29, se quedarían con diez hombres por la expulsión de Monreal. Parecía que la historia estaba liquidada, pero sobre el final, el Málaga dio la sorpresa: a los 44, en un centro al área desde un tiro libre encontró sin marca a Ignacio Camacho, que con un toque sutil dejó sin reacción a Pinto y marcó el 2-2 definitivo.



El tanto sobre la hora fue más que un baldazo de agua fría para los de Tito Vilanova, que durante los 90 minutos habían desperdiciado numerosas chances de gol para irse en ventaja. Así las cosas, el partido terminó igualado y dejó mejor parados a los de Pellegrini de cara al partido de vuelta. La revancha será la semana próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger