jueves, 31 de enero de 2013

El Barsa no pudo liquidar al Real y la semi quedó abierta


Quedaron a mano y aunque Barcelona no pudo liquidar al Real Madrid, quedó con una leve ventaja para el partido de vuelta de la semifinal de la Copa del Rey al contar con un gol de visitante tras el 1-1 en el Santiago Bernabéu. Los goles llegaron en el segundo tiempo: a los 5, Cesc Fábregas convirtió tras habilitación de Lionel Messi, mientras que a los 36 Varane empató de cabeza.



En el clásico de España la acción estuvo bien repartida. Ambos tuvieron grandes chances de abrir el marcador en el primer tiempo, que finalmente terminó sin goles. La primera fue del Real Madrid, apenas a los 45 segundos, cuando el recientemente padre Gerard Piqué bajó en la puerta del área al portugués, quien se encargó del tiro libre que sacó Pinto (quien se ganó la titularidad como Diego López en el arco del Real) para ahogarle el primer grito del partido.



A los ocho minutos, una nueva acción de peligro sacudió el área que defendía Pinto, cuando Essien se escapó por derecha y mandó un centro que se fue cerrando  y provocó la rápida reacción del arquero para sacar la pelota afuera con lo justo. La respuesta del Barcelona llegó a los 12 cuando Messi, quien buscó sin suerte igualar a Alfredo Di Stéfano como máximo goleador del clásico más importante de España (tiene 17, uno menos), encabezó una contra que terminó con el pase de Iniesta para Jordi Alba, cuyo tiro no llegó a ser centro ni un remate al arco, lo que provocó que la pelota se perdiera por el fondo de la cancha.



En toda la primera mitad la mejor oportunidad de quebrar el cero para Barcelona estuvo en los pies de Xavi, a los 20 minutos, cuyo tiro dio en el travesaño. Tres minutos después, volvió el peligro para los merengues cuando Carvalho quiso jugar atrás con Diego López pero no vio que Fábregas aparecía por detrás. El delantero robó la pelota, encaró y la cedió a Xavi. Esta vez no fue el palo el que le dijo que no al gol del capitán sino Varane, quien sacó la pelota en la línea.



Para el Real Madrid, después de un disparo desviado de Benzema, llegó una de las mejores chances a los 35 minutos cuando un pase de Essien a Callejón exigió la intervención de Alves, Piqué y Puyol para alejar el peligro del área de Pinto. Así, sin goles para ninguno se fue el primer tiempo pero el segundo arrancó con todo.



Al minuto, el que se lo perdió fue Benzema, con un zurdazo que se fue cerca del travesaño. Tres más tarde la respuesta del Barsa fue efectiva: Callejón no despejó bien dentro del área grande, Messi recuperó una pelota y habilitó a Fábregas, quien facturó en el mano a mano con Diego López. Así, el campeón defensor se ponía en ventaja, con la ilusión cercana de defender la copa en la final.



Quien no estaba derecho con el arco era Cristiano Ronaldo. A los 15, el portugués se perdió una posibilidad inigualable de empatar, tras el centro de Essien desde la derecha que picó en el suelo y le quedó al delantero merengue en el segundo palo, quien de cabeza la mandó afuera.



Barcelona tenía el dominio de la pelota y ejercía su poderío, sobre todo, con los laterales. Dani Alves sorprendió a Diego López cuando sacó un fortísimo remate tras el pase de Iniesta que el arquero del Real Madrid sacó al córner, a los 17 minutos, momento en el que Mourinho miró al banco e hizo entrar a Gonzalo Higuaín en lugar de Benzema.



Mientras el local intentaba de contra con Khedira y un centro para Cristiano Ronaldo que desvío con lo justo Piqué, Barcelona se acercaba al segundo con un tiro de Fábregas y otro de Pedro, a los 25 y 28 respectivamente. Fue entonces cuando el equipo catalán empezó a perder fuerza y le cedió peligrosamente la pelota al Real Madrid, que lo aprovecharía a los 36 minutos cuando Özil mandó el centro al corazón del área para que Varane se adelantara a Piqué y Fábregas y anotara de cabeza el empate. Un 1-1 que fue definitivo pese a que Jordi Alba tuvo la última en un mano a mano en el que Diego López respondió de excelente forma para que los merengues no extrañaran de más al lesionado Iker Casillas. Ahora, ya todos esperan la revancha, el 27 de febrero en el Camp Nou, para vivir un clásico que será vital en las aspiraciones de ambos en este final de temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger