domingo, 30 de septiembre de 2012

En una lluvia de goles, Rafaela fue el que festejó


Atlético de Rafaela superó esta tarde a Argentinos por 5-3. El conjunto crema, que lucha por evadir la zona de descenso, sumó la segunda victoria consecutiva (venía de doblegar por 3-0 a Tigre) y llegó a las 13 unidades en la clasificación, a 5 del provisorio líder, Newell's.

Por su lado, el equipo de La Paternal se quedó con 12 puntos e interrumpió una racha de 6 encuentros sin derrotas (3 triunfos, 3 empates).

El equipo de Rubén Forestello golpeó primero y a los 6, mediante un tiro penal ejecutado por César Carignano, se puso en ventaja. El conjunto visitante empezó a equilibrar el desarrollo y aprovechó una indecisión del fondo crema para establecer la paridad, a los 25m., a partir de un remate del pibe Gaspar Iñíguez, después de un buen centro atrás del ecuatoriano Juan Anangonó.

Sobre los 36m. del primer período, el goleador Carignano resolvió una muy buena maniobra individual de Sebastián Grazzini y se situó 2-1 arriba, tras una precisa habilitación de Sebastián Carrera.

Apenas comenzada la segunda parte, en un lapso saludable, el conjunto de La Paternal dio vuelta la pizarra. Primero, a los 6, Anangonó guapeó una pelota, le ganó la posición a Juan Eluchans y sirvió el pase para que Marcos Figueroa empatara.

Y sobre los 9, el ecuatoriano, de muy buena tarea, supo adelantarse a la salida de Guillermo Sara y resolvió con eficacia para poner 3-2 al equipo de Leonardo Astrada.

Casi de inmediato, el festival del gol en el Monumental entregó otro capítulo, con un cabezazo de Fabricio Fontanini que ingresó por el palo izquierdo, después de un tiro libre (3-3).
El citado Fontanini, tras una serie de rebotes en otra jugada de pelota detenida, puso la pierna para adelantar a Rafaela, a los 25 minutos. La maniobra fue protestada por todo Argentinos por presunta falta al arquero Ojeda. Como consecuencia de esos reclamos, el árbitro Pablo Díaz, de floja labor, expulsó al DT Astrada.

Y, a los 29, una corrida de Carignano le permitió al ex Colón pasar la pelota por encima de la cabeza de Ojeda y colocar el 5-3 definitivo. A la hora de evaluar los méritos de uno y otro, Atlético se llevó la victoria sólo por acumular mayor eficacia en la ofensiva ante un Argentinos que mostró dos caras; una saludable cuando atacó y la otra, muy discreta, cada vez que intentó defender.

Messi apareció con dos pases para una victoria de locos del Barsa


Barcelona llegaba al Sanchez Pizjuán para igualar el mejor arranque del club en la Liga de España. En la primera campaña de Tito Vilanova al frente del equipo, el Barsa encadenó cinco victorias en las primeras cinco fechas. Pero el duelo ante Sevilla se presentaba más que complicado con las bajas de Piqué, Puyol, Adriano e Iniesta.

Vilanova dispuso un 4-3-3 con Javier Mascherano y Alex Song como centrales, es decir que jugó prácticamente sin defensores. Con dos volantes de contención en el fondo y Dani Alves y Jordi Alba en los laterales, dos futbolistas que marcan pero que tienen una gran vocación ofensiva.

Fue mejor el Barcelona que su rival en el primer tiempo. Pero no supo concretar y se fue abajo en el marcador. A los 23, Messi tiró una doble pared con Fábregas y sacó un zurdazo cruzado que el arquero Palop tapó bien abajo. Y después, en un avance tibio del local se abrió el marcador: corrían 25 cuando el chileno Gary Medel sacó un derechazo desde afuera que pegó en Mascherano y dejó sólo a Trochowski en el área. El polaco que juega para la selección de Alemania remató cruzado, de zurda y quebró la débil reacción de Valdés para el 1-0.

En el inicio del complemento, todo se volvía muy cuesta arriba para el Barcelona. En una salida desde el fondo, Busquets quiso tocar con MEssi, pero Medel lo anticipó y soltó el balón para Negredo. El delantero dejó en el camino a Song, enfrentó a Valdés y definió con un toque sutil de zurda para establecer el 2-0.

Pero el Barcelona no se da por vencido nunca y jamás renuncia a su estilo de juego. Dominó a su rival, incluso ante la adversidad, y llegó al descuento rápidamente. A los 8, Messi buscó habilitar a Pedro que descargó para Fábregas. De frente al arco, el volante sacó un zurdazo imposible para Palop. Con el 1-2, el Barsa se volcó con todo en busca del empate.

Pudo ser por un tiro libre de Messi al ángulo que salvó Palop, pero las emociones iban a llegar sobre el final. Primero, la polémica: Gary Medel discute con Fábregas en la mitad de la cancha y rozan sus cabezas. El árbitro, Anotnio Mateu Lahoz, interpretó una agresión del chileno y lo expulsó.

Con uno menos, Sevilla se refugió contra Palop. Vilanova puso a Tello y a Thiago Alcántara primero y a David Villa después, y el Barcelona lo dio vuelta. Messi condujo y asistió a Fábregas a dos minutos del final. Puntazo y 2-2. Otra vez Messi, en el tercer minuto de descuento, le devolvió una pared bárbara a Villa que sacó un zurdazo violento que venció a Palop y selló el 3-2 para un Barcelona invicto, puntero, con puntaje ideal y que la semana que viene recibirá a Real Madrid en el Camp Nou.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Almeyda, comprensivo con Trezeguet


Pese a que el momento de River dista de ser el ideal, el entrenador Matías Almeyda se mostró comprensivo hacia David Trezeguet, quien debió volar a Europa por una audiencia de divorcio. "Que Trezeguet resuelva su problema en paz", le dijo Almeyda a Radio 9.

"David tenía un problema personal. Después, ya habrá tiempo para el regreso, esperemos que sea con paz para él", puntualizó el entrenador que buscará el domingo ante Arsenal que River retorne a la victoria luego de 5 partidos y pueda escaparle a la zona de descenso directo en la que actualmente está.

Para reemplazar a Trezeguet, cuya presencia para el partido del domingo está muy comprometida, Almeyda baraja dos posibilidades: el uruguayo Rodrigo Mora o el goleador del pasado torneo Clausura, Carlos Luna.

En la práctica de fútbol de esta tarde, Almeyda se inclinó por el ex Tigre como titular. El equipo que dispuso alineó a Barovero; González Pirez, Pezzella, Botinelli, Martínez; Sánchez, Ponzio, Aguirre, Rojas; Funes Mori y Luna.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Catania festejó con goles argentinos


Si juega el Catania, son muchas las posibilidades de que si hay un gol, sea de un argentino. Esta tarde, Nicolás Spolli y Pablo Barrientos lo hicieron festejar. Los dos convirtieron y su equipo venció 2-1, como local, al Atalanta. Maxi Moralez anotó para la visita.

El partido, uno de los ocho que se disputaron este miércoles, correspondiente a la quinta jornada del Calcio, tuvo mucha presencia argentina. En total fueron once, tres en el Atalanta (5 puntos) y ocho en el Catania (8).

Además de Maxi Moralez, que convirtió el primer gol del partido, en el Atalanta fue titular Germán Denis, mientras que Ezequiel Schelotto ingresó en el segundo tiempo. En el Catania estuvieron desde el arranque Spolli, Barrientos, Mariano Andújar, Mariano Izco, Sergio Almirón, Gonzalo Bergessio y Alejandro Gómez. Lucas Castro reemplazó al Papu en el complemento. Adrián Ricchiuti estuvo en el banco de los suplentes.

En los otros partidos de la jornada, Inter (9), con Javier Zanetti, Diego Milito y Walter Samuel derrotó 2-0 al Chievo Verona como visitante y se arrimó a la Juventus (13), que el martes empató sin goles con la Fiorentina (8). Junto a la Vecchia Signora está Nápoli en la cima, que hoy goleó 3-0 a Lazio, con tres tantos del uruguayo Edinson Cavani.

Los otros resultados: Pescara 1 – Palermo 0, Milan 2 – Cagliari 0, Roma 1 – Sampdoria 1, Torino 0 – Udinese 0 y Genoa 1 – Parma 1. Este jueves estarán jugando Siena y Bologna, para completar la jornada.

Falcao hace festejar al Cholo


El Atlético de Madrid de Diego Simeone logró su cuarto triunfo consecutivo en la Liga de España al derrotar a Betis por 4-2, de visitante, y quedó como escolta, a dos puntos del líder Barcelona, tras disputar un partido postergado de la tercera fecha.

Dos de los tantos de Atlético de Madrid, que conquistó el torneo en nueve oportunidades, la última en 1996, fueron logrados por el delantero Radamel Falcao a los 28 y 3 de cada etapa (el segundo de penal), con lo que quedó como máximo goleador del certamen con 7 conquistas.

Los otros goles de Atlético, uno de los cinco invictos del certamen (los otros son Barcelona, Mallorca, Málaga y Sevilla), fueron anotados por el brasileño Diego y el español Raúl García.

Con este resultado, Atlético de Madrid, equipo en el cual el defensor argentino Daniel Cata Díaz ingresó al comenzar el segundo tiempo, quedó como único escolta con 13 puntos, dos menos que el líder Barcelona, del astro Lionel Messi.

Además, Atlético de Madrid amplió a 16 partidos su invicto en esta campaña, ya sea en Liga o en torneos europeos. El portugués Salvador Agra y Juan Torres, en contra, anotaron los goles de Betis que, con este resultado, sigue con nueve puntos.

El partido fue postergado debido a la participación de Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa, que ganó al derrotar a Chelsea de Inglaterra por 4-1, con tres tantos de Falcao el 31 de agosto pasado.

Santos campeón con Patito y Neymar


El Santos de Neymar se coronó como campeón de la Recopa Sudamericana tras imponerse por 2 a 0 ante la Universidad de Chile en el partido de vuelta en el Pacaembú de San Pablo (en la ida igualaron 0-0). Los goles del equipo local fueron convertidos por Neymar, en la primera parte, y por Rodrigo Bruno, en el complemento. Además, el astro brasilero erró un penal en el final del primer tiempo, al igual que en el partido de ida en Chile.

El argentino Patricio Rodríguez fue titular en el conjunto vencedor mientras que Ezequiel Miralles ingresó en el final por el ex volante de Independiente. En la visita fueron de la partida los argentinos Matías Rodríguez, Guillermo Marino y Gustavo Lorenzetti además del entrenador Jorge Sampaoli. El Santos se había adjudicado disputar la Recopa por ser el ganador de la Copa Libertadores y la Universidad de Chile por obtener la Sudamericana, en 2011, respectivamente.

Es la primera Recopa para el Santos (la sexta para equipos brasileros) y el segundo título del año tras la obtención del Campeonato Paulista. Además es el sexto del joven astro brasileño de 20 años que ya suena en los pasillos del Barcelona.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Tigre cayó en su visita a Quito


Aunque no jugó un mal partido y tuvo chances para convertir, Tigre se fue de la altura de Quito con un 2-0 en contra. El Deportivo del argentino Rubén Insúa lo venció en la ida de los octavos de final, aprovechando los 2.800 metros sobre el nivel del mar que hay en la ciudad ecuatoriana.

El conjunto de Rodolfo Arruabarrena jugó un primer tiempo muy inteligente, con solidez en defensa, presión y criterio en la mitad de la cancha, pero sin peso en ataque. A partir de esa prolijidad táctica, con un esquema 4-4-1-1, Tigre contó con dos chances de gol: un cabezazo de Pérez García que se fue muy cerca del palo izquierdo y un remate del mismo jugador que exigió a Adrián Bone.

El equipo ecuatoriano apenas generó cierto peligro con tres tiros de Maximiliano Bevacqua, Santiago Morales y Luis Congo y un cabezazo de Luis Saritama (7m.). Pero careció de juego asociado.

Pero en el inicio de la segunda etapa, a los 7 minutos y tras un error de Matías Escobar, Gonzalo Lorca (reemplazó en el entretiempo a Alex Bolaños) marcó el 1 a 0 con un tiro certero al palo derecho.

Ese gol fue un premio excesivo para un conjunto que había hecho poco y nada desde lo futbolístico. Y encima, sobre los 18, se quedó con 10 jugadores por la expulsión de Mina. Sin embargo, Tigre no pudo capitalizar la irresponsabilidad del zaguero central (agredió a Ftacla), ya que a los 21, Escobar también recibió la tarjeta roja. Y en esto se equivocó Arruabarrena, ya que el mediocampista central estaba amonestado.

Pese a todo, el equipo de Victoria estuvo cerca de la igualdad con un remate de Rubén Botta, el de mejor trabajo, que primero rozó Bone y después se estrelló en el travesaño. Pero también se salvó del 2-0, a los 34m., cuando el argentino Bevacqua sacó un disparo que se fue cerca del palo izquierdo.

Y lo que falló el cordobés lo concretó el uruguayo Vila, tras un preciso pase de Lorca, la figura del partido, a los 41 minutos.

Tigre perdió en Quito y ahora deberá remontar dos goles de diferencia cuando se vuelvan a enfrentar en Victoria el 25 de octubre. El ganador de esta serie irá con el vencedor de la que jugarán Colón de Santa Fe y Cerro Porteño de Paraguay.

Independiente tuvo su reencuentro con la victoria


Cosas de Independiente. A pesar de todo, puede ser Rey por una noche de Copas. Y hasta puede romper la peor de las rachas, esa que parecía inquebrantable, la de los malditos 17 partidos sin triunfos. Sí, así es Independiente. Bajo el cielo del Libertadores de América, le ganó a Liverpool de Uruguay por la Copa Sudamericana. Y le ganó bien, con autoridad, con una grata sensación nueva que dejó esta primera victoria del tercer ciclo de Américo Gallego.

Lo sabía Independiente antes de comenzar esta serie de los octavos de final: esta competición internacional no era la prioridad. Así lo contaban las circunstancias, que lo tienen mirando esa tabla del revés, la de los promedios del fútbol argentino, que lo tienen como el último. Pero también hay una verdad que señala la historia: el Rey de Copas puede hacer magia en el ámbito internacional incluso frente al peor de los escenarios.

De repente, el equipo de Gallego se despojó de las tensiones que lo mantenían preso de sí mismo. Jugó sin algunos titulares frecuentes y, sobre todo, sin presiones. Y así consiguió un rendimiento mejor que el que venía teniendo: fue protagonista, desequilibró, generó llegadas claras, convirtió.

Es cierto, fue clave en esa tranquilidad el grito inaugural, ese gol que puso en ventaja a Independiente y que deshizo las ansiedades: buena jugada por la izquierda de Patricio Vidal, centro atrás, un amago de Lucas Villafañez para dejarla pasar, remate de Fabián Vargas, rebote en Lucas Tamareo y festejo en Avellaneda.

Ese gol fue un impulso. Independiente siguió yendo. Con el dúo Vargas-Zapata como principio de cada avance; con el trío Villafañez-Rosales-Mancuello como recursos principales para generar espacios y llegadas y con el movedizo Vidal allá arriba, como socio inevitable. El 4-2-3-1 -parece- será el diseño táctico de cabecera del entrenador en esta etapa. Son indicios que va encontrando en el camino. Ensayo y error. No le queda otra. Y dentro de esa búsqueda, ayer dio un par de pasos: encontró variantes individuales y cierto rendimiento colectivo. Le falta corregir muchas cosas, claro. Pero hay señales positivas para empezar a creer.

El principal aspecto a corregir tiene que ver con lo defensivo. También anoche, por momentos, padeció. No brindó garantías de seguridad cuando la pelota superaba la línea de los dos mediocampistas centrales. Por eso, sobre todo en el último cuarto de hora del primer tiempo, Liverpool lo complicó y hasta coqueteó con el empate.

Pero tuvo otra virtud Independiente: esta vez sí golpeó en los momentos importantes. No lo dejó crecer ni creer a Liverpool. En la primera llegada a fondo del segundo tiempo, a los tres minutos, Paulo Rosales definió de manera impecable una buena jugada colectiva. Dos a cero. Y más calma para todo esa gente que, con su presencia, demostró que esta Copa no deja de ser una tentación. Y más todavía considerando que hasta puede conducir a la Libertadores, ese idilio histórico. Lastimó un poco el entusiasmo el descuento de Carlos Núñez. Sin embargo, al menos por un rato, Independiente volvió a sentir que el Rey de Copas está ahí, intacto. También para seguir dando pelea en nombre de continuar en Primera.

martes, 25 de septiembre de 2012

Guillermo: "Dicen que Bianchi tiene el celular de Dios; para mí es bueno tener el teléfono de él"


El revoque de una obra gigante genera el concepto. En Lanús, en ese club que disfrutó de Los Albañiles, todavía se escucha el oooole/ooolee del triunfo ante Boca. De Valeri a Velázquez, devolución al medio y pase a la red. Una pared. Un gol de Lanús. Una idea, la de Guillermo Barros Schelotto, que le cuenta a Clarín cómo construye la ilusión de un fútbol mejor.

-¿Ante Boca fue el mejor partido desde que estás en Lanús?

-Puede ser. Jugamos bien y ganamos. Lo que pasa es que fue ante el Boca puntero y por eso toma dimensión, pero veníamos evolucionando. Fue muy bueno, no nos patearon al arco y se generaron situaciones de gol.

-¿Cuál es la idea que bajás?

-No es tan sencillo de explicar. La intención es jugar, tener la pelota y atacar con mucha gente. Yo me obligo a poner al menos tres hombres de ataque. Castillejos tiene que tener dos hombres que lo acompañen. Puede ser Regueiro, Valeri o Pereyra. Pero si después no llegan los mediocampistas se empieza a complicar.

-¿Entendés a los técnicos que proponen un planteo cauteloso?

-Cada cual hace lo que le parece con las herramientas que tiene. Yo tampoco soy tonto. No me voy a entregar en un partido porque creo que hay que tener equilibrio. Pero los partidos se tienen que buscar. Nosotros perdimos tres; todos 1 a 0 y en todos llegamos más que nuestro rival. Con Arsenal pegamos tres tiros en los palos y no nos cobraron dos penales. Después, en la semana, me fumé a todos hablando del “planteo inteligente de Arsenal”. Nosotros también hicimos un planteo inteligente, pero la pelota no entró. Y ahí la culpa no es ni del técnico ni del jugador.

-Contra Boca se notó un Lanús muy ofensivo. ¿Lo pensaste así?

-Todos me preguntaron qué les dije a los jugadores en el entretiempo para que salieran a buscar el segundo gol de ese modo. Y la verdad es que no fue una orden. Les dije que veía que Boca no nos llegaba, que nos podíamos animar. Fue mérito de los jugadores, que sienten esa actitud ofensiva. El segundo gol lo hicimos presionando en 3/4 de cancha jugando con un hombre menos y entraron cuatro al área.

-¿Recuperaste a Diego Valeri?

-Me puso contento el partido que hizo. Y el gol. Por técnica es distinto y es una tremenda persona. Honesto. Hablé con él y en lugar de enojarse me agradeció que se lo haya dicho de frente. Y trabajó en cada entrenamiento como uno más para levantar el nivel. Es bueno lo que hizo; pero ahora tiene que ratificarlo en cada partido.

-¿Cómo se hace para sacar a un ídolo como es él en Lanús?

-No es fácil. Menos cuando los resultados no se dan. Ganando haces lo que querés. Pero cuando salió veníamos de dos derrotas al hilo.

-A vos te pasó. Alfio Basile te relegó al banco en Boca y la gente te ovacionaba estando ahí.

- Sí y esas experiencias te dan confianza para tomar decisiones. Yo igual hablo mucho con Carlos (Bianchi) y con Gregorio Pérez. Les consulto por cosas puntuales. A Bianchi lo llamé antes del debut y le pregunté qué hacer con la situación de Valeri. Me dio su visión y se lo agradecí. Dicen que él tenía el celular de Dios y para mi es bueno tener el teléfono de él, ja.

-¿ Bianchi fue el que te motivó a ser entrenador?

-Somos muchos los de esa camada de Boca que somos técnicos: Arruabarrena, Bermúdez, Cagna, Cascini. En ese grupo se hablaba mucho de fútbol y la cantidad de cosas que vivimos y que se ganaron hicieron que inconscientemente uno se forme como técnico.

-¿Tenés relación con Menotti?

-Me juntaba a tomar café con él cuando era jugador. Ahora hace tiempo que no hablo. Igual uno va adquiriendo cosas de todos. Yo también tuve a Carlos Griguol y ahora hablo dos veces por semana con Ramón Cabrero, que conoce mucho el club y a estos jugadores. Me aconseja sobre qué puedo buscar con tal o cual jugador. Y la conexión del club entre la Primera y las Inferiores se nota.

-Te quejaste de los arbitrajes en los últimos partidos. ¿Pesa menos la camiseta de Lanús?

- No, lo que pasa es que hay cosas que son notorias. Contra Arsenal se equivocaron mucho con el arbitraje. Con Racing no expulsaron a dos jugadores que pegaron mucho. Con Boca lo echaron a Regueiro por dos faltas chiquitas y para echar a Silva tenía que pegar 17 trompadas. No es así. Hay cosas que hay que cobrar tengas la camiseta de Boca o la de Unión. Pero bueno, admito que yo disfruté de algún privilegio, je.

El Real Madrid volvió a festejar fuera de casa


Y se hizo la luz para el Real Madrid. El domingo se tuvo que suspender el duelo entre Rayo Vallecano y el equipo de José Mourinho por un sabotaje en el Estadio de Vallecas: según había denunciado el presidente del club, Rubén Martín Presa, "había cables cortados", y se sospecha de un grupo de "ultras" del Rayo. Pasó la noche y con el sol del lunes la pelota empezó a rodar.

No tardó mucho Real Madrid en romper la paridad. Apenas a los 12 del primer tiempo, tras una contra furiosa que definió Angel Di María por izquierda con un toque preciso al corazón del área para que el francés Karim Benzema solo tenga que empujarla al gol e instalar el 1-0. Hasta ese momento, el local, que contó con Alejandro el Chori Domínguez como titular, era un poco más que su rival, pero tras el gol fue la visita la que se adueñó de la pelota y empezó a dominar las acciones de juego.

Sin embargo, a través de la pelota parada, el local estuvo al borde del empate. A los 32, el Chori Domínguez jugó rápido un córner desde la derecha y envió un centro preciso a la frente del montenegrino Delibasic. A puro reflejo despejó Iker Casillas, pero el rebote quedó vivo en el área para el central Labaka que sacó un zurdazo casi desde el piso. Era gol, pero Xabi Alonso se paró en la línea y evitó la igualdad con el pecho. Increíble.

En el comienzo del segundo tiempo, el local pareció decidido a conseguir el empate. Tuvo más y mejores situaciones que un Real Madrid que apostó por la contra. Primero fue para Delibasic que no supo aprovechar un grosero error de Arbeloa que lo dejó mano a mano con Iker Casillas. Después José Carlos sacó un remate desde afuera del área que se fue apenas desviado por encima del travesaño. Y cuando lo perdonás al Madrid...

En la primera contra que tuvo el visitante, Cristiano Ronaldo desbordó por derecha, se metió en el área y sacó un centro atrás que pegó en la mano del zaguero Amat. El colegiado Fernández Borbalán no dudó en cobrar el penal y el portugués selló el 2-0 desde los doce pasos a los 24.

Enseguida, Mourinho mandó a la cancha a Gonzalo Higuaín y en la primera que tuvo el Pipita dejó de cara al gol a Cristiano Ronaldo con un pase cargado de generosidad cuando había quedado mano a mano. El portugués definió pésimo con el arco vacío y la pelota dio en el palo. Después llegó la expulsión de Casado, el Rayo Vallecano se quedó con diez y el partido se terminó sin que el local pudiera reaccionar. Los de Mourinho lograron su primer triunfo fuera de casa en el torneo y están a ocho puntos del líder, Barcelona.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Racing golpeó a River y lo dejó en zona de descenso


Difícilmente el hincha de river haya imaginado que jugada la octava fecha iba a estar mirando nuevamente la tabla de los promedios. Es que luego de que Racing le haya ganado 1-0 en el Monumental, por un cabezazo de Matías Cahais en la segunda etapa, el equipo de Matías Almeyda ocupa en los promedios uno de los puestos de descenso. Y el nivel de juego, claro está, nada tiene que ver con el del máximo campeón del fútbol argentino, con 33 torneos ganados.

Con el pitazo inicial de Pablo Lunati en el Monumental, River y Racing debían dejar atrás la difícil semana que enfrentaron. Es que tanto el presidente del club local, Daniel Passarella, como el del visitante, Gastón Cogorno, tuvieron que respaldar públicamente a sus DT, Matías Almeyda y Luis Zubeldía, respectivamente. Y por lo visto en la primera mitad de la primera etapa, los nervios de la semana previa se trasladaron al campo de juego, donde las imprecisiones y los desaciertos se hacían moneda corriente. ¿Situaciones de riesgo? No había, ya que para eso cualquiera de los dos equipos debía, al menos, hilvanar tres o cuatro pases seguidos.

Además del bajo nivel del comienzo, River sufrió la baja de Maidana, improvisado lateral derecho. Cuando el ex Boca tuvo que dejar la cancha lesionado, Almeyda hizo ingresar al volante Affranchino. Al lateral derecho de la defensa, el entrenador decidía retrasar al uruguayo Carlos Sánchez.

Entre las escasas aproximaciones, hacia los 25 minutos, apenas si se destacaban dos remates desde afuera del área de Racing. Uno de Zuculini y otro del pibe Vietto, ambos desviados. La primera verdaderamente clara la tuvo River a los 30, cuando un cabezazo de Trezeguet a centro de Carlos Sánchez se fue muy cerca del poste derecho de Sebastián Saja, cuando el arquero ya parecía vencido. A partir del crecimiento del juego de Leonardo Ponzio, el local mejoraba. Si bien el partido parecía crecer algo en emoción, no lo hacía por jugarse bien, sino por incrementarse la intensidad.

Si bien River comenzó mejor la segunda etapa, con un anticipo de cabeza del Funes Mori delantero luego de un centro de Affranchino, su nivel de juego nunca llegó a ser bueno. Al equipo de Almeyda continuó costándole horrores la generación de juego, cosa que no pudo solucionar ni con el ingreso de Lanzini. El caso del volante sirve para mostrar los continuos cambios del DT, que inició el certamen con el enganche como titular y ante Racing volvió al banco de suplentes luego de nos ser ni siquiera tenido en cuenta.

Lo de Racing, más allá de la victoria, no es para brindar con champagbe. El gol del equipo de Zubeldía llegó, una vez más, de pelota parada. Y en esta ocasión el goleador no fue Ortiz, sino su compañero de zaga, el ex Boca Cahais. El zurdo aprovechó un centro de Villar, de tiro libre desde la derecha, para, sin marca, poner el 1-0 definitivo.

Con mucho amor propio y poco fútbol, River buscó, pero jamás encontró. Y en la más clara que tuvo, una espectacular volada del arquero Sebastián Saja le impidió al ingresado Mora poner, de cabeza el 1-1.

Cuando Lunati pitó el final, Racing festejó con todo después de dos derrotas seguidas. Mientras que, en contrapartida, los jugadores de River soportaron los chiflidos y los insultos de sus hinchas. Sin juego asociado, y ya con cinco juegos sin ganar en la mochila, con 9 puntos sobre 24 disputados, la tabla de promedios le trae los peores recuerdos al equipo de Núñez.

Lanus le ganó a Boca


Boca se despidió de la punta del campeonato que tuvo en soledad en las últimas dos fechas. Este domingo cayó por 2-0 como visitante ante Lanús, que dirige Guillermo Barros Schelotto, y perdió el liderazgo del torneo Inicial en manos de Newell's.

En el primer tiempo dominó Lanús basado en el trabajo de mitad de cancha de Regueiro, que siempre desbordó a Emiliano Albín; de Guido Pizarro, que le ganó las espaldas a Leandro Somoza; de Víctor Ayala y el ingresado Diego Valeri.

El local no tuvo tantas situaciones en comparación al dominio de juego que ejerció ante Boca. Pero contó con dos chances antes de la primera aproximación del visitante: a los 8, con un pase de Regueiro a Gonzalo Castillejos que remató desviado, y dos minutos después con un toque del ex Rosario Central para el tiro desviado de Mauricio Pereyra.

Boca, después sí, respondió con un zurdazo de Santiago Silva desviado por Agustín Marchesín y un tiro libre de Juan Sánchez Miño que se fue por arriba del travesaño.

Hasta que a los 32m llegó la apertura del marcador: Ayala remató, la pelota rebotó en Somoza y se elevó, Oscar Ustari salió mal y perdió frente a Valeri y Schavi, que hizo rebotar el balón en el travesaño en su desesperación por despejar, le dejó el gol servido al uruguayo Regueiro, que definió con un buen zurdazo.

Lanús arrancó con todo el complemento y al minuto hubo un tiro libre de Maximiliano Velázquez que atajó Ustari. Después entró en acción otra vez el arquero de Boca para contener en dos tiempos un tiro de Regueiro y un disparo de Pizarro.

En una jugada plagada de rebotes Lanús se perdió el segundo gol y a los 31 tuvo una contra de Castillejos que contuvo Ustari ante un rival que se cargaba de impotencia. Así, sobre el final del partido hubo una pared entre Velázquez y Valeri, que el volante ofensivo definió con categoría para el 2-0. Lanús ya estaba con diez hombres por la expulsión de Regueiro.

Esto puso un poco más de justicia al resultado, en que chocaron dos extremos: la peor actuación de Boca y la mejor de Lanús en el torneo, para redondear un triunfo por abrumadora superioridad.

Newell's se llevó un triunfo y la punta de Santa Fe


Newell's sigue obteniendo frutos del buen trabajo de Gerardo Martino. Esta vez ganó 2-1 en Santa Fe, ante Colón, y quedó como único líder del torneo Inicial, por lo menos, hasta que Boca se enfrente a Lanús. Además, es el único invicto del campeonato.

Cuando mejor jugaba el Sabalero, Newell's le dio un cachetazo. La Lepra encontró la apertura de la pizarra, a los 12 del primer período, cuando Pablo Pérez pasó al ataque, remató ante la salida de Diego Pozo que manoteó y quedó solo Ignacio Scocco, para mandar la pelota a la red.

Previamente, los de Néstor Sensini habían dispuesto de dos chances claras para marcar. Primero, Rubén Ramírez punteó la pelota, que pegó en el poste y salió. Y luego, Lucas Mugni exigió una buena respuesta del arquero Nahuel Guzmán.

Una vez consumada la ventaja, el equipo visitante manejó mejor la pelota, apoyado en la buena labor de Lucas Bernardi, bien complementado por Pérez y Martín Tonso. Además cualquier intento ofensivo que ensayó Colón fue desbaratado por un sólido Gabriel Heinze, que mostró sus pergaminos de jugador experimentado, con oficio y prestancia para aventar cualquier riesgo.

El conjunto local terminó jugando mejor el tramo final de la etapa inicial, cuando Mugni e Iván Moreno y Fabianesi se juntaron y buscaron penetrar por el centro.

En el arranque de la segunda parte, los dos equipos buscaron administrar mejor el balón, pero lejos de los arcos. Y en la primera incursión ofensiva de la etapa, Newell's cantó gol, después de una muy bonita maniobra colectiva. A los 15, de izquierda a derecha, el equipo del Parque de la Independencia progresó en campo rival y Pérez profundizó un pase hacia la entrada del paraguayo Marcos Cáceres, quien definió ante la salida de Pozo y puso el 2-0.

Parecía que el partido quedaba sentenciado en favor de los rosarinos. Pero Colón, en el momento en que peor la pasaba, logró descontar, a través de un tiro libre ejecutado por Mugni, a los 28 minutos.

El tanto tonificó al conjunto sabalero que, con mucho ímpetu, intentó llegar a la igualdad. Y pudo hacerlo sobre el final, con dos aproximaciones del ingresado Emmanuel Gigliotti que el arquero Guzmán resolvió bien.

El Atlético Madrid de Simeone ganó y se arrima


Atlético Madrid, dirigido por Diego Simeone, derrotó por 2 a 1 como local a Valldolid y se prendió en los primeros puestos de la liga española que lidera Barcelona, en el marco de la quinta fecha.

Con goles del uruguayo Diego Godín y el colombiano Radamel Falcao García, de penal, el conjunto madrileño quedó a cinco puntos de Barcelona, que es puntero con 15 unidades.

El equipo dirigido por Simeone, que tiene un partido menos, sumó el tercer triunfo al hilo en el certamen local y el quinto sumando los compromisos internacionales.

Por su parte, Valencia del DT argentino Mauricio Pellegrino sufrió hoy la segunda derrota en la temporada, al perder con Mallorca 2-0, de visitante. El ex zaguero de Vélez Sarsfield alineó a su compatriota Alberto "Tino" Costa entre los titulares.
Mallorca se impuso con los goles de Víctor (8m.PT) y Angel Arizmendi (10m.ST) y sumó 11 puntos que lo dejaron en forma transitoria como escolta del líder Barcelona (15). Valencia quedó con cinco unidades.

A su vez, Levante venció 2 a 1 a Real Sociedad, mientras que más tarde jugaban Athletic de Bilbao-Málaga y Rayo Vallecano-Real Madrid. El lunes cerrarán la fecha La Coruña-Sevilla.

La jornada había comenzado el sábado con los siguientes resultados: Zaragoza 3-Osasuna 1; Celta de Vigo 2-Getafe 1; Betis 1-Espanyol 0 y Barcelona 2-Granada 0.
Posiciones: Barcelona 15 puntos; Mallorca 11; Málaga y Atlético de Madrid 10; Betis 9; Sevilla 8; y Rayo Vallecano 7.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Unión logró un empate con sabor a hazaña


En el Diego Maradona y por la octava fecha del Torneo Inicial, Argentios y Unión igualaron 3-3. Cuando parecía que los tres puntos se quedaban en La Paternal, un error de Diego Placente, en el segundo minutos de descuento, le dio vida al Tatengue, que festejó el empate casi como un triunfo.

Unión fue más en el comienzo pero falló en la definición. Jara lo tuvo a los 4, pero chocó con la seguridad de Ojeda. Pero Argentinos llegó y no perdonó. A los 17, Barrera se escpó por la izquierda y asistió a Marcos Figueroa, quien mandó la pelota a la red con un toque de derecha. Unión, mientras tanto, mantuvo su vocación ofensiva. Pero siempre encontró a un Ojeda iluminado. El arquero local le tapó el empate a Donnet y luego inició la jugada del segundo tanto. Interceptó un centro, habilitó a Iñíguez, que se la dio a Figueroa. El juvenil quedó mano a mano con Limia y no falló. 

En el inicio del complemento, Unión llegó al merecido descuento. Jara ejecutó un penal, Ojeda lo rechazó y el delantero la mandó a guardar en el rebote. Iban seis minutos y se encendía la ilusión de los santafesinos. Pero a los 9, Figueroa, ratificó que era su tarde. Se anticipó a Limia en un tiro de esquina y colocó el 3-1. ¿Partido liquidado? Parecía. Porque Argentinos metía miedo en cada contra. A ocho del final, Barisone descontó y le puso una pizca de emoción el encuentro. 

El ecuatoriano Anangonó, el mismo que le dio la victoria ante All Boys en Floresta, tuvo el cuarto. Pero lo erró. Y Argentinos lo pagó. En el segundo minuto de descuento, y ante un centro que no traía inconvenientes, Placente se equivocó. Magnín facturó y la alegría se mudó a Santa Fe. 

Así, Argentinos mantuvo su racha positiva, la que ya suma seis partidos sin derrotas. Unión, por su parte, sigue sin ganar. Ya son doce los encuentros sin victorias y continúa en zona de descenso. 

River y Racing juegan un clásico clave


Si de escribir se trata, River y Racing trazaron una infinidad de capítulos en la enciclopedia de la pelota. Pero resulta difícil, incluso para la pluma más exitosa, hallar el mejor título para este nuevo apéndice. ¿Será “El partido del morbo” , por todo lo que se juegan sus técnicos, cuestionados internamente? ¿Será “Amigos campeones del mundo, enemigos por noventa minutos” , por la afinidad que une a David Trezeguet y Mauro Camoranesi, socios en Italia, enfrentados por las camisetas de su Segunda Patria? ¿Será “La tarde inolvidable” , por esos dos pibes que tendrán su bautismo en el Monumental, Diego Martínez, con la banda roja sobre el pecho blanco, Luciano Vietto, con la albiceleste en la piel?

Tantas derivaciones puede tener este clásico. Si hasta puede ser “ La redención del goleador” , por José Sand, que vive entre el amor y el odio de ambas tribunas porque en River no dejó su mejor pasado y porque en Racing no lo acompaña un buen presente.

Todo eso y mucho más será este choque vital .

Para River, porque hace ¡530 días! no consigue un triunfo en Primera División en su propia casa, porque hace cuatro fechas que tampoco gana y porque el fantasma de Ramón Díaz se hizo carne y hueso cuando salió de su ostracismo y declaró -sin ningún tipo de rubores- que está disponible cuando Daniel Passarella lo necesite para suceder a Matías Almeyda.

Para Racing, porque la victoria ante Independiente ya es un recuerdo muy lejano, porque el ciclo de Luis Zubeldía tiene fecha de vencimiento en diciembre y nadie garantiza que no termine antes, porque encadenó dos derrotas y el nivel está muy lejos del ideal .

Con el mismo sistema (4-4-2) en ambos equipos, con cuatro cambios en River (vuelve Ponzio, entran Pezzella, Aguirre y Matínez) y la esperanza de Racing, que hace seis años no gana en Núñez. De hecho, allí sólo se impuso dos veces en la última década .

Vélez golpeó a San Lorenzo y es líder


Vélez exhibió un buen nivel y se impuso como visitante a San Lorenzo, por 2-1, para acomodarse provisoriamente en lo más alto de la tabla de posiciones. El equipo de Ricardo Gareca llegó a las 17 unidades y aventaja provisoriamente por uno a Boca Juniors, que este domingo visitará a Lanús.Por su lado, el Ciclón tiene 9 puntos, sumó su segunda derrota consecutiva y su promedio de 1,190 continúa preocupando a sus hinchas.

De principio a fin, Velez, que no tuvo sus hinchas en las tribunas por disposición de los organismos de seguridad, manejó las riendas del encuentro, apoyándose en las tareas de Iván Bella en la contención y de Federico Insúa, en la elaboración de juego. Así, a los 14 minutos, no sorprendió la apertura del marcador de Ferreyra, quien se encontró con una pelota en el área y fusiló a Migliore. 

San Lorenzo, empujado por su gente, buscó nivelar y emparejar el desarrollo. Así, con mucha garra y escaso fútbol, llegó a la igualdad a los 25, cuando tras una serie de rebotes, Denis Stracqualursi metió un derechazo alto para poner el empate. 

En la segunda mitad, Vélez marcó diferencia y puso al local contra las cuerdas. Con fútbol y paciencia arrinconó a San Lorenzo por decantación. A los 20, llegó el premio para los de Liniers. Recibió un pase de Pratto y definió ante la salida de Migliore. 

Vélez tuvo varios contragolpes para liquidar la historia y las desperdició. Por eso sufrió hasta el final. Y San Lorenzo casi se lo empata en el final, cuando un cabezazo del uruguayo Luis Aguilar se fue apenas afuera. Vélez festejó y se subió a la cima. Tiene fútbol. Tiene motivos más que suficientes para ilusionarse. 

viernes, 21 de septiembre de 2012

Barcelona tiene miedo de perder a Messi


El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, anunció que se iniciarán las gestiones con Lionel Messi para tratar la renovación del contrato del argentino con el club catalán que vence en 2016. El dirigente lo anunció horas después de otra soberbia actuación de Messi, quien con  dos goles salvó de la derrota a su equipo en el debut de la Liga de Campeones.

   "El contrato de Messi acaba en 2016, cuando acaba nuestro mandato. Creo que sería una irresponsabilidad no atar los contratos que vencen ese año antes de que acaben nuestros mandatos", afirmó Rosell a radio Cataluña. Utilizó el plural porque también buscarán la renovación de Carles Puyol, el capitán y emblema del ciclo exitoso inciado con Pep Guardiola. La declaración de Rosell va más allá de un gesto elemental de prudencia por conservar a la joya del club y no es una frase inocente. Durante el último receso, la prensa especuló acerca de la posibilidad de que algún día Messi dejara al club. El tema iba más allá de una forma de "pasar el verano" en épocas de pocas noticias.Hay ciertos elementos que le daban asidero a las especulaciones.

  Messi apenas tiene 25 años y ganó todo con el Barcelona. Su opción es convertirse en "el Di Stéfano del Barcelona" o en el futuro buscar otros desafíos deportivos y remuneraciones superiores a las que podrá ofrecerle un club que no tiene jeques árabes en los escritorios, que pertenece a un país en serias dificultades económicas y cuando ha renacido el espíritu independentista catalán. Parece "fanta-fútbol", pero no lo es. Si a sus laureles Messi le añade Liga y Champions en los próximos dos años y un Mundial con la Selección, ¿cuál será su valor de mercado? En otras palabras, si Messi no tiene precio en 2012, imposible calcular el de 2016. Por el contrario, habrá que ver cuál es la situación si vienen tiempos de adversidades deportivas y el Barsa debe emprender la renovación del actual ciclo tan exitoso. Con una situación o con otra Rosell sabe que, en algún momento, algún poderoso hará un sondeo para saber si Messi quiere irse. El mercado necesita movimiento.

  Se sabe, por el contrario, que Messi está a gusto en Barcelona y es agradecido con el club que lo formó. También es cierto que nunca abrió la hendija por donde se filtrara un callado deseo de emigrar algún día y buscar nuevos horizontes. Pero, como bien dijo Rosell "tienes que pensar en lo que sucede. Ahora mismo no hay nada programado, pero esto es una máquina que no para y en cualquier momento cambia. Para el próximo domingo piensan los técnicos, nosotros miramos más allá, para el futuro más lejano". Por eso, Barcelona pone las barbas en remojo.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Messi volvió a ser el héroe del Barcelona

El Barcelona nunca cambia su estilo. La paciencia es una de las armas más importantes que tiene el equipo de Vilanova. Ni encontrarse perdiendo un partido que tenía ganado hace que negocie su esencia. Y encima tiene una carta ganadora para cualquier equipo del mundo: Messi, el crack de apariciones extraordinarias, que cuando la historia ante el Spartak de Moscú estaba complicada decidió el partido con un doblete. Fue 3-2 en el Camp Nou por la primera fecha de la Champions League.

Los primeros minutos mostraron a un Spartak que esperó con un 4-5-1, sin presionar pero haciéndose ancho y corto. Los dirigidos por Tito Vilanova tocaron a placer en ese comienzo esperando su momento. Primero llegaron con un corner que jugaron por lo bajo para que Piqué disparara y se fuera cerca del palo. Luego Messi asistió magistralmente a Tello, pero el delantero le erró al arco. El juvenil – que sorprendió a muchos al estar en la formación inicial en lugar de Sánchez o Villa – tuvo revancha rápido: tomó una pelota cerca del área, se sacó la marca y colocó con justeza su tiro para poner el 1-0.

Un tiro de Messi que rozó la red lateral invitaba a soñar al Camp Nou con una goleada. Pero poco después llegó la inesperada igualdad, cuando un desborde por la izquierda de la defensa catalana terminó con un rechazo fallido de Dani Alves que se transformó en un gol en contra ¿Cuánto tuvo que ver la lesión que sufrió Pique durante el juego y la improvisada dupla central que el técnico formó con Song y Mascherano? El Barcelona tenía que volver a empezar.

Lionel Messi fue el protagonista exclusivo del segundo acto. Tuvo la chance de poner el segundo de su equipo, pero Dykan se lo evitó. De esa jugada, llegó una contra letal en la que Rómulo sorprendió a todos al marcar el 2-1 del Spartak. El argentino se puso la ropa de héroe – esa que tan bien le queda – y dio vuelta el partido con dos goles. El primero fue tras una gran jugada de Tello que empujó a la red. El segundo, por medio de una conexión sudamericana: centro del chileno Sánchez y cabezazo suyo para sentenciar. El Barcelona arrancó así triunfante en el máximo torneo continental del mundo.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Cristiano le devolvió la alegría al Real Madrid en un final increíble


Real Madrid y Manchester City dieron, en el final, el espectáculo que todos fueron a buscar al estadio Santiago Bernabéu. En un desenlace para el infarto, el local –que estuvo dos veces abajo en el marcador y perdía a cinco minutos del cierre- consiguió el triunfo por 3-2 en el primer partido del Grupo D de la Liga de Campeones de Europa.



Después de la caída con Sevilla, la segunda como visitante de la Liga española, el Real recibía al City. José Mourinho, muy disgustado por el rendimiento del sábado, decidió darle un cambio de imagen a su equipo y por eso apeló a varios cambios, entre ellos la resonante salida de Sergio Ramos, por quien ingresó el francés Varane, pese a no haber jugado ni un minuto esta temporada. Y, pese a que no estaban en cancha ni Ramos ni Benzema, Madric u Özil, el equipo español salió a la cancha bien armado en defensa y con la única ambición de llegar al arco contrario.



Así, en tres minutos, Cristiano Ronaldo tuvo dos remates que no encontraron arco, como sí lo hizo a los 8 minutos, cuando esta vez sí el delantero portugués exigió al arquero Hart, después de eludir a Kompany en la izquierda y probar al palo más lejano del arquero de la selección inglesa, quien llegó exigido y mandó la pelota al córner. En el City, en tanto, Tevez estaba demasiado solo y eso se notó siempre, pese a unos escasos minutos en los que el equipo de Roberto Mancini encontró la pelota. Con Agüero en el banco y Balotelli en la tribuna (quedó afuera a último momento), el campeón de la Premier nunca le llevó problemas a Iker Casillas, mientras que en su arco se comenzaba a erigir la figura de Hart, quien a los once minutos volvió a ahogarle el grito a CR7.



Cristiano Ronaldo no era el único que llevaba peligro a ese arco. A los 20 minutos, Higuaín quedó sólo frente al arquero pero lo taparon y, al recuperar la pelota, mandó un centro para el portugués, cuyo tiro se desvió y le quedó a Khedira; ese tiro tampoco terminó adentro. Como si fuera poco, el conjunto de Manchester perdía a Nasri, a los 34 por una lesión en la parte posterior del muslo derecho (ingresó Kolarov porque Mancini no quería arriesgarse) y el Pipita Higuaín volvía a perdérselo, en el primer palo. El otro argentino del Madrid, Di María, también tuvo su chance: fue a los 41 minutos cuando probó desde afuera del área con un tiro que se fue cerrando, aunque no fue suficiente para encontrar destino de red. El nerviosismo y la imprecisión defensiva del City tampoco lo ayudaban y Tevez tenía que bajar hasta mitad de cancha para encontrarse con la pelota y buscar la falta táctica. Muy poquito para un equipo que pelea los campeonatos en Inglaterra.



El segundo tiempo arrancó con menor nivel que el primero y algunas tibias llegadas del Madrid. Pero los técnicos encontraron en los bancos las maneras de darle profundidad al partido. Primero lo encontró Mancini con el ingreso de Dzeko, por Silva, quien a los 23 minutos definió de zurda una contra perfecta que inició Yaya Touré. La respuesta en el local estuvo en Marcelo, quien a 15 del final puso el 1-1 tras un tiro que rozó en un jugador del City y entró.



Cuando el reloj marcaba seis para el final, volvió a ponerse en ventaja la visita. El tiro libre de Koralov, otro de los que llegó desde el banco (lo había hecho a los 35 del primer tiempo por la lesión de Nasri), entró al arco sin que la pelota fuera tocada por ninguno de sus compañeros ni tampoco por Xavi Alonso, quien se lamentó por lo cerca que le había pasado ese remate. El Bernabéu se enmudeció aunque no por mucho tiempo: Benzema –quien había entrado por Higuaín- definió de media vuelta tras el pase de Di María para el 2-2 y, a segundos del final, Cristiano Ronaldo esquivó a Zabaleta en la izquierda, se perfiló para su remate y sorprendió a Hart para el definitivo 3-2, que le dio una victoria agónica al Real en su debut en esta edición de la Champions.





Los partidos del martes: 

Grupo A: Dinamo Zagreb (Croacia) 0-2 Porto (Portugal) y PSG (Francia) 4-1 Dynamo Kiev (Rusia).
Grupo B: Montpellier (Francia) 1-2 Arsenal (Inglaterra) y Olympiacos (Grecia) 1-2 Schalke 04 (Alemania).
Grupo C: Málaga (España) 3-0 Zenit (Rusia) y Milan (Italia) 0-0 Anderlecht (Bélgica).
Grupo D: Borussia Dortmund (Alemania) 1-0 Ajax (Holanda) y Real Madrid (España) 3-2 Manchester City (Inglaterra).

Miércoles:

Grupo E: Chelsea (Inglaterra) - Juventus (Italia) y Shakhtar Donetsk (Ucrania) - Nordsjaelland (Dinamarca).
Grupo F: Lille (Francia) - BATE (Bielorrusia) y Bayern Munich (Alemania) - Valencia (España).
Grupo G: Barcelona (España) - Spartak de Moscú (Rusia) y Celtic (Escocia) - Benfica (Portugal).
Grupo H: Manchester United (Inglaterra) - Galatasaray (Turquía) y Braga (Portugal) - Cluj (Rumania).

El pueblito que juega la Champions


Farum es una pequeña ciudad de 18.000 habitantes, ubicada en el noreste de la isla de Zealand, en Dinamarca. Allí, un milagro de fútbol está sucediendo. Es cuestión de imaginar: en la Champions de los millones, la de Messi y de Cristiano Ronaldo, la de los gigantes de Manchester, la de los inmensos estadios alemanes siempre repletos, una localidad con la quinta parte de habitantes de Pergamino jugará contra los grandes, ya en la fase de grupos que esta semana comienza. No cuenta con grandes estrellas su plantel. Su nombre más conocido tiene que ver con el padre de uno de ellos: Andreas Laudrup es el hijo de Michael y el sobrino de Brian, aquellos daneses que encantaron al fútbol del mundo en los años 80 y 90. Un detalle cuenta el tamaño de esta institución: si el estadio Farum Park -que tiene capacidad para 10.000 personas como, por ejemplo, el Juan Pasquale de Defensores de Belgrano- se llena todo el pueblo parece deshabitado. Para su participación en el máximo torneo continental, de todos modos, tendrán que moverse al Parken de Copenhague, donde se suelen ver los partidos del seleccionado y los grandes recitales. Pero más allá de todo, acá está el Football Club Nordsjaelland. La última temporada salió campeón de la Liga por primera vez en sus 21 años de historia y ahora disfrutará de su propia gloria, incluso más allá de los resultados.

Se trata de un fenómeno reciente y creciente. Escribió el periodista Alfonso Ibáñez, especialista en el fútbol danés, en El Enganche: "Cuatro participaciones en la Europa League, dos Copas de Dinamarca y un campeonato de Superligaen en los últimos ocho años. Todo ello contando con el tercer presupuesto más bajo de la competición, jugadores de cantera o fichados a costo cero y entrenadores formados en el club. En el FC Nordsjælland tienen una frase que define su filosofía: 'Altid mod malet' (Siempre en busca del objetivo)". Es lógico lo que le sucede en el contexto de la elite: por lejos, resulta el participante de menor presupuesto de la actual Champions League. Con lo que gana un futbolista de Juventus, Chelsea o Shakhtar Donetsk -sus rivales de primera fase- el equipo rojo de la Superligaen puede cubrir los gastos de todo el plantel.

Kasper Hjulmand es también un espejo de este equipo que se coló entre los mejores. A los 40 años su cara se parece más a la de un futbolista que a la de un entrenador. Como asistente, fue partícipe de los dos primeros títulos de la historia breve de este club: las dos Copas Danesas, obtenidas en 2010 y 2011. Con su llegada como técnico principal, el club de Farum dio un gran salto: fue campeón de la Liga. El equipo llegó a la última fecha de la temporada 11/12 con chances. Y no las desaprovechó: ganó su partido con comodidad (3-0 al Horsens) y dejó atrás al favorito de casi siempre, FC København (el Copenhague, el crédito de la capital del país). Entonces, las enormes puertas de la Champions se abrieron. Sin embargo, el equipo ya había asomado su cabeza en el continente: desde su debut en 2003, disputó 14 encuentros, pero no logró dar ningún gran golpe en ese recorrido. Ahora, van por una revancha a lo grande.

La derrota del sábado (2-1 como visitante ante el Copenhague, actual líder con seis puntos de ventaja sobre el Nordsjaelland, ahora tercero) no rompió el entusiasmo respecto del estreno en esta "participación de los sueños", como la llaman los medios daneses. Esta semana el equipo de Farum tiene el bautismo en Champions fuera de casa: es en Donetsk frente al Shakhtar, una de las nuevas joyas que ofrece el este de Europa. No parece sencillo rescatar algún punto de este viaje. Pero mucho más compleja resultará la presentación como local: Chelsea, el defensor del título, aquel que este año fue capaz de eliminar al Barcelona y de ser campeón tras vencer en una definición por penales a un equipo alemán (en este caso, Bayern Munich) por primera vez en la historia. Sucederá una curiosidad: se estima que el Parken Stadium de Copenhague lucirá con gente en cada uno de sus 38.065 asientos. Es decir: al Nordsjaelland lo estará observando más del doble de la cantidad de personas que habitan el pueblo en el que nació.

Roberto Di Matteo, el italiano que conduce al Chelsea, lo dijo ante las cámaras de televisión: "Habrá que tener cuidado. Los daneses pueden ser otra vez la sorpresa". Se refería a un antecedente cercano: en la Champions 2010/11, el Copenhague fue la gran revelación: accedió a los octavos de final, tras sobrevivir al grupo del Barcelona, en el que eliminó al Rubin Kazan de Rusia y al Panathinaikos de Grecia. En esa segunda fase, ya de nocaut, se enfrentó justamente ante el Chelsea, entonces dirigido por Carlo Ancelotti. Una derrota en Dinamarca y un empate sin goles en Londres sellaron un global de 2-0 que puso fin a la hazaña. "Habrá que estar atentos", sostiene Gianluigi Buffon, el capitán de la Juventus que no quiere sorpresas en su camino, como aquellas que lo dejaron afuera al seleccionado italiano en la primera ronda del último Mundial. Lo comprobó en el empate ante Nueva Zelanda, bajo el cielo de Sudáfrica: no es bueno confiarse de las cenicientas.

De todos modos, Dinamarca sabe de construir asombros deportivos. Hace dos décadas, en la Eurocopa de Suecia, el seleccionado nacional se convirtió en el mejor invitado de todos los tiempos. Los detalles son increíbles: Dinamarca se había quedado afuera en su grupo clasificatorio. Pero como la UEFA decidió que Yugoslavia -en días de duelo por la Guerra de los Balcanes- no participara, llamaron de emergencia a los daneses. Estaban todos de vacaciones. Michael Laudrup -entonces la gran figura del seleccionado- acababa de ser campeón de la Copa de Europa con el Barcelona. Cuando lo citaron dijo que no. Explicó que no creía en improvisaciones. A Brian, el menor de los Laudrup, le avisó su mujer: "Llamaron de la Unión. Tenés que presentarte en Copenhague mañana. Van a Suecia, a la Eurocopa". Se asombró. Y aceptó. La base del equipo estaba desperdigada por las playas del Mediterráneo: Peter Schmeichel, Flemming Poulsen, Henrik Larsen, Lars Olsen, John Jensen. La tarea no era sencilla: había que armar un rompecabezas en tiempo récord. Möller Nielsen los convocó a todos al campo de entrenamiento de la Unión Danesa, en las afueras de la capital de Dinamarca. En el centro del campo de juego, con los 20 futbolistas alrededor, el técnico puso su cara más seria y dijo: "A Suecia vamos a ir a ganar la Eurocopa". Su solemnidad no pudo evitar las risas de casi todos. La mayoría de los futbolistas se tuvo que fijar en los diarios quiénes eran los rivales del Grupo A. En el camino immediato aparecían Inglaterra (semifinalista en la Copa del Mundo de 1990), el local Suecia y Francia (campeón europeo en 1984). Parecía imposible. Pero lo consiguieron: levantaron la Eurocopa tras vencer en la final a Alemania, tras un mes inolvidable.

Y aquí andan ahora los desconocidos del Nodsjaelland. Tratando de que su nombre de difìcil escritura y más compleja pronunciación resulte familiar en los rincones de Europa. Lo saben: cuando el club cumplió un año, en 1992, Dinamarca construía una de las sorpresas más enormes de la historia. Ahora, ellos quieren ser los perfectos herederos de aquella proeza.

martes, 18 de septiembre de 2012

Sólo faltó el gol


Las acertadas intervenciones de los arqueros, en ocasiones, y la falta de puntería de los delanteros, en otras, determinaron que Unión y Atlético Rafaela igualaran 0 a 0, en un partido que durante la mayor parte de su desarrollo fue entretenido.

A Unión le cayó peor el empate, porque el luego de siete fechas sigue sin poder ganar, ocupa el último lugar de la tabla de posiciones del Torneo Inicial y permanece en Zona de Descenso.

A Rafaela el punto lo dejó más conforme porque Unión es un rival directo en la lucha por la permanencia, aunque habrá que tener en cuenta que ahora sólo una centésima lo distancia del mejorado Newell's en la tabla de los promedios.

Los primeros minutos del encuentro fueron más luchados que jugados, con dos equipos imprecisos, que no supieron ganarle el campo o la pelota al rival. A los 15, llegó Unión. Buena corrida de Diego Jara, quien finalizó la jugada con un remate que contuvo Guillermo Sara, mientras que sesenta segundos después lo tuvo Atlético, cuando César Carignano quedo mano a mano con Oscar Limia, pero definió desviado. Sobre la media hora, Unión ajustó detalles y controlando la pelota se hizo dueño del trámite. Con la aparición del uruguayo Brahian Aleman, los de Pumpido consiguieron armar juego y generaron un par de opciones. La más clara tuvo lugar a los 42, cuando una pelota suelta le quedo a un Aleman, quien desde el área chica remató y generó la providencial salvada de Lucas Bovaglio en la línea de gol. Sin embargo, la Crema pudo abrir el marcador mucho antes, cuando Sebastián Grazzini entró sólo por la derecha y sacó un débil remate que Limia envío al corner.

Todo lo bueno que había insinuado Unión en el final del primero, se diluyo en el comienzo del segundo. Los de Pumpido volvieron a quedarse sin ideas ante este voluntarioso Rafaela, que a base de esfuerzo y solidez pudo mantenerse en partido y emparejo las acciones. Incluso tuvo la oportunidad de ponerse en ventaja a los 9 minutos, cuando una serie de centros encontró el cabezazo desviado de Fontanini desde inmejorable posición. Sobre los 23, la visita tuvo otra chance de ponerse en ventaja con una apilada excelente de Serrano que Carignano no logró empujar ante el vencido Limia. Desde allí y hasta el final, pese a las ganas y la voluntad, Unión no consiguió hilvanar una sola chance para inquietar a un Rafaela que se mantuvo en su planteo y terminó quedándose con el empate.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Boca lo dio vuelta ante Independiente


Sin enganche y con el esquema que más le gusta, el 4-4-2, el Boca de Julio Falcioni venció 2-1 como local a Independiente y por una semana más será el puntero en soledad del torneo Inicial. En un primer tiempo vibrante y lleno de situaciones, abrió la cuenta Caruzzo en contra para el Rojo. El empate, en esa etapa, lo puso Santiago silva con un buen cabezazo. Y el 2-1 final, en el inicio del complemento, fue obra del mejor jugador de la cancha, Juan Sánchez Miño.

Con todo comenzó el clásico en la Bombonera. Al minuto, una mala salida del arquero Oscar Ustari casi propicia que la visita abra el marcador. Y en la réplica Osmar Ferreyra sacó la pelota en la línea luego de que Sánchez Miño definiera por arriba de Hilario Navarro tras un lateral de Clemente, una peinada de Silva y una linda habilitación de Viatri. Volvió a tenerlo la joven promesa de Boca que juega como volante por izquierda a los 5, cuando nuevamente habilitado por Viatri definió defectuosamente y facilitó la tapada del 1 del Rojo.

Sánchez Miño, en los primeros instantes, explotaba el sector por el que defendía Galeano, habitualmente defensor central, lateral derecho en la nublada tarde de La Boca. A los 18, se vio lo mejor de Independiente hasta ese momento, cuando Leguizamón desbordó a Schiavi por izquierda y soltó un centro que encontró a Fredes en el segundo palo. Pero el derechazo del volante, cerca del área chica, se fue muy desviado. No defendía nada bien el local. Y apenas luego volvió a quedar en evidencia cuando la zaga salió mal y Clemente habilitó increíblemente a Farías. Pero el derechazo cruzado del ex River se fue muy cerca del poste derecho. Luego de dos amenazas, Independiente concretó. Ferreyra recibió contra la raya izquierda un preciso cambio de frente y luego de superar la marca de Albín con un hermoso caño y de gambetear a Schiavi, soltó el centro atrás que impactó en Caruzzo y se le metió a Ustari. Era el 1-0, un golazo.

La alegría a los dirigidos por Américo Gallego les duró prácticamente nada. Es que a los 26, Silva empató el partido con un potente cabezazo. La jugada había comenzado con una apertura de Clemente hacia la izquierda y continuado con el preciso centro de Sánchez Miño. Por la izquierda parecía estar el negocio de las dos ofensivas. Y por allí fue que el Rojo volvió a generar peligro cuando un nuevo centro de Ferreyra encontró la solitaria cabeza de Paulo Rosales, que buscó, sin dirección, el poste derecho del arco local. Los desacoples de la defensa de local no cesaban y cerca de los 35 permitieron un lindo pase de Fredes que si no hubiera sido por la rápida salida del 1 local hubiera terminado en el segundo gol del Rojo. Pudo desnivelar Boca a los 41, pero cuando la pelota parecía quedarle a Rivero dentro del área, picó demasiado alta y facilitó la intervención de Navarro. Y cuando los primeros 45 morían, un zurdazo de Erviti luego de que la defensa roja se hiciera un nudo para sacar la pelota del área, se fue muy cerca del palo izquierdo de la valla de la visita. Como comenzó, plagado de situaciones de gol, terminaba la primera etapa.

El inicio de los segundos 45 pareció una continuidad el fin de los primeros. Tenía la pelota Independiente, pero la perdió Leguizamón en el medio campo a manos de Sánchez Miño, que en carrera hacia delante bancó la embestida de Tula y con un potente zurdazo al primer palo marcó el 2-1. Y a los 4 casi llega el tercero. En un mal cierre entre Velázquez y Morel, Rivero se llevó la pelota dentro del área, pero su derechazo fue defectuoso y se fue desviado. Sánchez Miño se erigía en el jugador de la cancha y sobre el cuarto de hora fue derribado en la media luna por Ferreyra, pero el posterior tiro libre de silva dio en la barrera y no prosperó.

El segundo cambio realizado por Gallego, el de Fabián Vargas por Rosales, parecía querer ajustar la marca del medio campo del rojo sobre  Sánchez Miño. De hecho, el colombiano pasó a ocupar el sector derecho y Fredes pasó a jugar como enganche. Pudo liquidarlo Viatri a los 25, pero su cabezazo en soledad desde dentro del área pudo ser manoteado al tiro de esquina por Navarro. Pero Boca seguía sin defender, lo que dejaba el marcador abierto, y de un centro aislado casi lo empata Ferreyra. Pasada la media hora, era el equipo de Avellaneda el que dominaba territorialmente el partido, aunque sin llegar claro al área de Ustari. A los 41, Vidal ganó por derecha y enganchó hacia el centro, pero su zurdazo no pudo inquietar al 1 local, que con seguridad embolsó la pelota.

Como contratara del presente que tiene a Boca festejando y en la cima, está el mal pasar de Independiente. Es que el Rojo, además de llevar su racha a 16 juegos sin ganar, sigue achicando su magro promedio, que marca que si la temporada hoy descendería.

Newell's le ganó un duelo clave a San Lorenzo


Un polémico penal le permitió a Newell's vencer a San Lorenzo por 1-0 y mantenerse a un punto de la cima del torneo Inicial Eva Perón de fútbol, en un entretenido partido de la séptima fecha desarrollado en el Parque Independencia. Así, los rosarinos se quedaron con un duelo clave en la lucha por no descender.

El penal, por una mano de Abel Masuero, fue cambiado por gol por el delantero Ignacio Scocco, máximo artillero del certamen de primera división, a los 37m del complemento. El árbitro del encuentro, Néstor Pitana, expulsó al propio Masuero dos minutos más tarde.

Con la victoria, Newell's llegó a las 15 unidades y se mantiene como único escolta del líder, Boca Juniors, que suma 16; San Lorenzo se quedó en 9 y sigue comprometido con los promedios por el descenso a la Primera B Nacional.

En realidad, Newell's había hecho hasta entonces sobrados méritos para ganar el partido, entre ellos un derechazo de Maximiliano Rodríguez en el travesaño en el primer tiempo, una gran atajada del arquero Pablo Migliore ante un derechazo envenenado de Scocco -lejos, la figura de la cancha- en el comienzo del complemento y una entrada del goleador rojinegro que la tiró apenas alta.

Y San Lorenzo, que jugó "a lo Caruso Lombardi", con dos líneas de cuatro, o de cinco, como si el partido sólo se jugara en el arco visitante, solo llegó con una media vuelta de Denis Stracqualursi salvada al córner y con un cabezazo de Masuero en el poste izquierdo, con Guzmán vencido.

Newell's fue superior desde el principio al fin porque monopolizó la pelota, tuvo paciencia oriental para jugarla por abajo y llegó con claridad, pero sus delanteros no estuvieron precisos, como en ese taco de Scocco a Maxi Rodríguez en el comienzo del complemento, que 'la Fiera' remató suave, a las manos de Migliore.

Así, Newell's era superior en toda la cancha menos en el arco de enfrente, hasta que a los 36' Leonel Vangioni remató desde fuera del área -un gran recurso que pocos equipos argentinos utlizan-, la pelota rebotó en el brazo izquierdo de Masuero y Pitana, que estaba muy cerca, marcó el penal que Scocco transformó en gol.
Luego llegaron las protestas de todo San Lorenzo, que su técnico Caruso Lombardi repitió después del partido.

El encuentro tuvo una definición extraña y polémica por donde se lo mire y San Lorenzo casi lo empata cuando se había quedado con diez (justa expulsión de Masuero) cuando en la última jugada el arquero local Nahuel Guzmán quiso gozar al rival y le tiró un sombrero al ingresado Julio Furch, quien le adivinó la intención y metió un cabezazo que pasó muy cerca del poste derecho.

En la próxima jornada, Newell's visitará a Colón en Santa Fe y San Lorenzo será local contra Vélez Sarsfield, un clásico de estos tiempos, sin público visitante.

River perdio con Velez


Vélez consiguió un gran triunfo en su cancha sobre River y se metió de lleno en la pelea por la cima del Torneo Inicial. Fue 2-0 en el José Amalfitani, por la séptima fecha, con goles de Lucas Pratto e Iván Bella. El Millonario quedó en llamas, con nueva intervención de los violentos.

Desde el comienzo Vélez se impuso en el mediocampo debido al buen trabajo de Bella, Lucas Romero y Alejandro Cabral en la recuperación de la pelota, que Federico Insúa le daba buen destino para explotar la peligrosidad de Pratto y Facundo Ferreyra. El local metió presión cerca del arco de Marcelo Barovero y Pratto fue una pesadilla para el fondo de River, especialmente por la zona izquierda del ataque.

Así, por ese sector el ex Universidad Católica de Chile a los 4 minutos metió un cabezazo desviado y luego un tiro en el palo. Y por los 19m abrió el marcador, que nació de un pase de Bella para Insúa que metió un centro que conectó el delantero, la sacó Abecasis y el ex Boca tomó el rebote y 'fusiló' a Barovero.

River era un equipo en ataque con la peligrosidad de los tres delanteros que puso Matías Almeyda, y otro en defensa con las flojas tareas de Luciano Abecasis, Jonatan Maidana, Jonathan Bottinelli y Ramiro Funes Mori. Encima, el mediocampo millonario fue superado con total claridad por Vélez, ya que Ariel Rojas nunca pudo parar a Bella y Sánchez fue inoperante, tanto en la contención como a la hora de llevar peligro al arco de Germán Montoya.

La nueva era declarada por Almeyda con tres delanteros fue borrada por el local debido a que River siempre estuvo descompensado y extrañó el equilibrio que le da el suspendido Leonardo Ponzio: su reemplazante, Ezequiel Cirigliano, batalló solo en el medio.

El complemento fue otra muestra más de la superioridad del local, que continuó llegando, como a los 9 cuando Barovero le tapó una contra a Ferreyra o a los 11, con Sebastián Domínguez, que metió un tiro libre en el travesaño.

River apostó a jugar con tres en el fondo con el ingreso de Facundo Affranchino por Abecasis, pero solo pateó al arco por los 13 con Trezeguet, que le pegó desviado desde buena posición.

A los 18m Vélez estiró con justicia la diferencia: desbordó Insúa por izquierda y Ferreyra metió el cabezazo que sacó Barovero al costado, pero el Chuky tomó el rebote y puso otro centro para la cabeza de Bella, que tocó suave al gol.

El equipo de Ricardo Gareca siguió manejando el partido a su antojo y parecía que se venía una goleada histórica al ser expulsado Ramiro Funes Mori por doble amonestación.

Pero Vélez se frenó en su ímpetu porque Emiliano Papa vio la roja también por dos amarillas y parte de la hinchada de River se trepó al alambrado e hizo suspender el encuentro por seis minutos.

Ahí apareció el mejor momento de River en el partido, que a los 38 tuvo una chance tras una excelente jugada de Affranchino por derecha, que conectó Mora con un cabezazo en el travesaño.

Con esta derrota River se quedó con 9 unidades, lejos del líder Boca, pero lo más preocupante para el conjunto de Almeyda es que luego de la buena actuación en el 3 a 3 ante Newell's, dio un paso atrás en el juego y cayó varios puestos en la tabla de los promedios del descenso.

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger