sábado, 30 de junio de 2012

Corinthians le sube la temperatura a la revancha con Boca


El empate en la Bombonera, la definición en San Pablo y ahora las cargadas. Todo muy parecido a la definición de la Copa de 2000 en la que Boca igualó 2-2 ante Palmeiras en Buenos Aires y se impuso por penales en el Morumbí. En la previa a ese partido, Carlos Bianchi, el entrenador del equipo en ese momento, pegó en el vestuario un recorte de un diario en el que el técnico rival, Luiz Felipe Scolari, declara que ya se sentía campeón.


Ahora Julio César Falcioni tiene material para motivar a sus jugadores. Es que desde un sitio de torcedores del Corinthians, tras el 1-1 del pasado miércoles en la Bombonera, se difundió la foto de una modelo brasileña con la camiseta negra del Corinthians limpiando el piso con una camiseta de Boca, como si fuera un trapo.


Las cargadas llegaron a los ojos y oídos de los jugadores de Boca y el primero en salir al cruce fue Facundo Roncaglia, el autor del gol en la Bombonera. En declaraciones a ESPN Radio, el defensor dijo: "No están provocando, es lindo. Estas gastadas de los brasileños nos hace hervir la sangre. Vamos a salir a jugar al límite". Caliente.


En tanto, los hinchas del Timao, que por primera vez disputa la final de este certamen, son puro optimismo. La torcida promete hacer estallar el Pacaembú, escenario de la revancha, y hacerle sentir la presión al séxtuple campeón de América.

Ahora, Almeyda amenzó con irse

Muchas veces, los técnicos y los futbolistas acusan a la prensa de ser desestabilizadora, o de generar polémicas innecesarias. En algunas ocasiones tienen razón. Y en otras, como ocurrió ayer con Matías Almeyda, no. Acaso sin medir el impacto que podían llegar a tener sus palabras, el técnico de River primero dijo que estaba “cansado” de las repercusiones que tuvo su decisión de prescindir de Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez, y después disparó: “ Me tienen podrido con la telenovela, están a tiempo de hacer un banderazo para pedir que me vaya porque todavía no firmé el contrato ”. Las palabras del Pelado generaron un gran revuelo en el Monumental y no cayeron bien entre los dirigentes. “Fue inoportuno lo que dijo. Tiene que pensar un poco más lo que va a declarar públicamente”, le comentó a Clarín uno de ellos.


Después de decir lo que dijo al mediodía por radio 9 , y en especial de enterarse del impacto que tuvieron sus palabras, Almeyda se mostró arrepentido ante su gente de confianza. Y al hablar con los integrantes del cuerpo técnico les comentó que necesita “vacaciones ya mismo”. Después de conseguir el ascenso, el técnico dio más de diez entrevistas periodísticas que tenía prometidas, lo que le impidió empezar a cumplir con la necesidad que tiene de descansar. Y a la tarde tranquilizó a sus compañeros de trabajo al confirmarles que cuando regresen de la pretemporada firmará la renovación de su contrato por un año.


Sin embargo, Almeyda dejó el camino allanado para que, tal como dijo en sus palabras de protesta, haya una manifestación de hinchas en su contra. ¿Por qué? Porque esta tarde en el Monumental habrá un banderazo organizado por un grupo de hinchas en apoyo a Cavenaghi y Domínguez, y en las redes sociales muchos impulsan que haya un repudio público hacia la bajada de pulgar que sufrieron ambos delanteros.


“Me he dejado presionar, me he dejado basurear, pero mi paciencia tiene un límite y si tienen problemas por todo esto, todavía están a tiempo”, había dicho Almeyda, molesto por el rebote que tuvo su determinación de que el club no les renueve el contrato a dos de los jugadores más queridos por los hinchas. Lo curioso es que el propio Almeyda reveló que se comunicó con el Chori Domínguez para ofrecerle seguir en el plantel. Sí, después de decidir que no lo iba a tener en cuenta, se arrepintió y le abrió las puertas nuevamente, aunque el Chori -como era previsible- rechazó su ofrecimiento. “Le ofrecí volver al Chori . Si estaba dispuesto a estar sentado en el banco sin problema y pelear por un puesto, podía”, comentó Almeyda.


Así como logró comunicarse con Domínguez, al entrenador le resultó imposible hacerlo con Cavenaghi, quien ya recibió sondeos desde Vélez, Estudiantes, Lanús y Newell’s. “Fernando cambió su número de teléfono y sé que estará muy enojado. Hay que darle tiempo”, afirmó el técnico. En el círculo íntimo de Almeyda anoche pensaban que Cavenaghi cambió su número de celular porque no quiere saber nada con que el técnico lo siga llamando. Almeyda nunca lo imaginó ni lo deseó, pero la relación con ambos terminó rota .


De cualquier manera, el técnico no está arrepentido. Y compara la situación actual con la que vivió cuando tuvo que decirles a Ariel Ortega, Alexis Ferrero y Agustín Alayes que no los iba a tener en cuenta. “Fui el primer agradecido (con Cavenaghi y Domínguez) y lo dije todo el año. Cuando estaba en duda mi continuidad, ellos dijeron que no me tenía que ir. Soy un agradecido, pero acá hay algo deportivo y tengo que tomar decisiones. No hay nada personal”.


Dueño de una extraña capacidad para verse involucrado en problemas, incluso en momentos que ameritarían días de calma, River vive reinventándose como un club propenso a los conflictos de todo tipo. “Todavía no soy el técnico porque no firmé”, soltó ayer Almeyda. ¿Era necesario que el propio entrenador instalara dudas sobre su continuidad, más allá de su posterior arrepentimiento? Claro que no lo era, pero River parece regodearse con estas historias polémicas, más acordes con los caminos que lo condujeron al descenso que con los que lo llevaron a regresar a la A.

viernes, 29 de junio de 2012

Italia le gano a Alemania 2 a 1


Y se fue el cuco del torneo. Alemania, el gran candidato a pelearle el título europeo a España sucumbió ante Italia y se quedó afuera de la gran final. Por las semifinales de la Eurocopa 2012, los tanos se impusieron por 2-1, gracias a los goles de Mario Balotelli y el domingo definirán la corona ante los campeones del mundo.


Italia, que venía de sorprender a Inglaterra en los penales, dio una muestra de fortaleza y ganó sin atenuantes. Balotelli cabeceó primero un gran centro de Antonio Cassano y después enhebró una gran maniobra individual para darle una doble ventaja a los de Prandelli cuando no había llegado el entretiempo.


Este seleccionado italiano, que muy poco se parece al histórico Catenaccio, jugó de igual a igual y recién cuando tuvo que aguantar una ventaja de dos goles apeló a su buen trabajo en el fondo. Así consiguió la victoria que lo depositó en la final, pese al descuento final de Ozil, de penal.


El título lo definirá con España, equipo al que ya enfrentó en esta edición del torneo. En el debut de ambos en la Euro, fue empate 1-1. En el partido por el tercer y cuarto puesto, Alemania chocará con Portugal.

San Martín se llevó un empate de Rosario y quedó mejor parado

El fútbol suele premiar al que no lo merece. Y eso sucedió en Rosario, donde Central mereció ganarle a San Martín de San Juan, pero no pasó del 0-0. Con este resultado, una nueva igualdad en Cuyo, el domingo, hará que los sanjuaninos se mantengan en Primera, lo que haría que los rosarinos jueguen un año más en la B Nacional.


Central arrancó con el ímpetu de llevarse por delante a San Martín de San Juan en Rosario. En la ida del choque por la Promoción, el local quería meter a los sanjuaninos en su arco en la búsqueda del ascenso, aquel que condene al visitante a regresar a la B Nacional.


Con el correr de los minutos los sanjuaninos consiguieron librarse del asedio, e incluso pudieron jugar con la pelota en terreno de juego rival. Sobre los 20, un tiro libre de su marcador de punta derecho, Alvarez, le pasó cerca al palo derecho del arquero Manuel García. Las ganas y el empuje rosarino no se traducían en buen juego y situaciones de gol. A lo sumo un cabezazo alto de Castillejos llevó algo de peligro a la valla defendida por Luis Ardente.


La más clara para Central llegó cuando el primer tiempo se iba. Ardente le tapó el mano a mano a Castillejos, y en el rebote, con el arco sin la resistencia del arquero, el zurdazo de Méndez se fue por arriba del travesaño.


Volvió a tener una buena chance Central en el inicio de los segundos 45. Esta vez, al que el arquero Ardente le ganó en el mano a mano fue al punta Javier Toledo. Volvió a tenerlo el ex Chacarita a los 18, pero su cabezazo –defectuoso- dio en el travesaño y se perdió afuera.


Cuando el partido se moría, Ardente salió lejos de su área a despejar una pelota. Pero cuando parecía que no tendría complicaciones, Toledo pudo trabarlo y el rebote, para fortuna del arquero del Santo, salió no muy lejos del travesaño de su arco.


Con su arquero como figura, el equipo dirigido por Facundo Sava se llevó un buen empate de Rosario. Sobre todo considerando que San Martín cuenta con ventaja deportiva. Para Rosario Central sólo queda hacer por lo que clamó su gente una vez terminado el partido para poder ascender: ganar.

San Lorenzo dio un gran paso para seguir en Primera


Un lugar en Primera, dos aspirantes. Como en el boxeo, uno que expone el cinturón y otro, el retador. San Lorenzo en Córdoba la primera vuelta para quedarse en la A, Instituto envuelto en su crisis para escaparle a la B Nacional. La Gloria llegaba a la Promoción luego de que se le escurriera el ascenso directo en manos de Quilmes, en la última fecha. El Ciclón con el aire renovado tras zafar del descenso directo en la jornada final del Clausura. Y fue el ánimo el factor determinante en el primer duelo. Y el uruguayo Carlos Bueno, que pegó primero y pegó dos veces para que el equipo de Caruso Lombardi se sienta en Primera.


Uno (Darío Franco) mandó todo al ataque; el otro (Caruso Lombardi) paró un equipo para jugar de contra. Cuando se fueron los nervios del inicio llegaron las jugadas de gol, y hubo muchas en un primer tiempo intenso. El local se plantó en su casa de Alta Córdoba con un 3-3-1-3, con Hernán Encina para enlazar, López Macri, Dybala y Lagos arriba. La visita fue 4-4-2, con Kalinski y Ortigoza en el medio y los uruguayos Salgueiro y Bueno arriba.


Antes de los diez, lo tuvo Néstor Ortigoza, tras una serie de rebotes en el área local, capturó el balón y sacó un derechazo cruzado que se fue apenas desviado. Después, el pozo negro en que cayó el partido por culpa de los roces, la tensión y el nerviosismo. Hubo que esperar hasta los 34, cuando un centro al área de Instituto encontró la cabeza de Kalinski que la cambió para Bueno. El frentazo del uruguayo dio en el travesaño. Y en la contra, a los 36, Videla sacó un derechazo furioso desde afuera del área que Migliore desvió al córner.


Terminó mejor Instiuto ese primer tiempo friccionado y mal jugado. Terminó a los revolcones Migliore, volando de palo a palo, para tapar el empuje local. Pero en el complemento todo cambió, como si el equipo cordobés se hubiera congelado en el vestuario. La sangre caliente de Bueno abrió el marcador a los 2: escapó Salgueiro por derecha y tocó hacia el medio para su compatriota. Primero sacó un derechazo que tapó Chiarini, pero dio un rebote larguísimo. Bustos parecía que llegaba primero, pero Bueno lo anticipó y tocó cruzado para llenarse la boca de gol y darle tranquilidad al Ciclón.


Alivio con el 1-0 y a jugar sin presiones. El gol fue un mazazo para Instituto que quedó desordenado, desalentado e impotente. Enseguida golpeó Bueno de nuevo, y fue casi de nocaut. Un córner desde la derecha de Salgueiro a los 16, el otro uruguayo se anticipó en el primer palo y cruzó el cabezazo contra el palo derecho de Chiarini que no tuvo reacción. Puño apretado de Caruso, 2-0 y la permanencia ya casi era una realidad.


Detrás del arco de Chiarini los hinchas locales comenzaron a romper el alambrado y amenazaban a la continuidad del partido. Ya habían amenazado a sus propios jugadores durante la semana. Se reforzó la seguridad, y los policías casi pisaban la línea de fondo.


En ese marco, Instituto presionó pero chocó con Alvarado, Bianchi Arce y un Migliore muy seguro. Buffarini cerró la banda derecha, Kannemann la izquierda. Y el Pipi Romagnoli ingresó para cuidar la pelota. Los minutos se consumieron, el descuento local nunca llegó y San Lorenzo redondeó un triunfo que casi confirmó su permanencia: el domingo en el Nuevo Gasómetro puede perder hasta por dos goles y no descenderá a la B Nacional.

jueves, 28 de junio de 2012

España llegó a la final en los penales


La suerte de los penales le dio la derecha al campeón de Europa y del Mundo. España venció 4-2 a Portugal desde los doce pasos, tras igualar 0-0, y se metió en la final de la Eurocopa. Cristiano Ronaldo, último en la lista de pateadores, se quedó sin ejecutar su disparo.


Para llegar a los disparos desde el punto del penal, España y Portugal tuvieron que jugar 120 minutos intensos, con un dominio repartido. En el primer tiempo fue el equipo de Cristiano el que manejó el ritmo del partido. Pero en el segundo, el campeón del mundo fue superior y emparejó un trámite que no llegó a encontrar un desnivel en el marcador.


Luego, en el alargue, España logró ser algo más y, siempre jugando a su manera, intentó desequilibrar a la cerrada defensa lusitana. Pero no. Empataron 0-0 y mandaron la definición del primer finalista a los penales.


A la hora de la verdad, en el mano a mano entre pateador y arquero, España fue el primero en ejecutar y también en errar. Porque Xabi Alonso tiró el remate a su derecha y el arquero Rui Patricio la sacó lejos del arco. Pero Iker Casillas salvó a su compañero e inmediatamente le tapó el disparo a Moutinho.


Iniesta puso el 1-0, Pepe lo empató. Piqué volvió a desnivelar para España y Nani se lo igualó. Fue Sergio Ramos, la picó y marcó el 3-2. Y cuando fue Bruno Alves, la ventaja se hizo efectiva, porque el jugador portugués estalló la pelota en el travesaño.


La responsabilidad quedó para Cesc Fábregas y al jugador del Barcelona no le pesó. Remató a su palo izquierdo, la pelota tocó en el parante y cruzó toda la línea para meterse por la derecha. Gol y victoria, dejando a Cristiano sin la chance de ejecutar el quinto de su equipo y afuera de la final de la Eurocopa.

Tras firmar su renovación, Almeyda le cerró la puerta a Cavenaghi

Este miércoles es transformó en un día importante para delinear el futuro del River que jugará en Primera después de un año en la B Nacional. Matías Almeyda se reunió con Daniel Passarella y firmó contrato para seguir siendo el técnico por un año más. Luego, confirmó que Fernando Cavenaghi, el goleador, no seguirá en el equipo.


El DT, que ayer se había reunido con el presidente del club, volvió al Monumental y, ante la presencia de Passarella, firmó el contrato que lo vinculará por un año más con la institución de Núñez. Ese periplo, ahora en Primera División, será con el mismo cuerpo técnico que lo acompañó en la B, según confirmó el propio Almeyda.


Quien no seguirá en River es Fernando Cavenaghi, por decisión del entrenador. Así lo hizo saber el propio DT tras la firma de su contrato y dejará en manos del club la notificación al jugador, que no será tenido en cuenta para la próxima temporada.


"No lo incluí por cuestiones futbolísticas. Soy un agradecido por todo lo que entregó pero queremos otra cosa", anunció en diálogo con el programa Un Buen Momento, que se emite por La Red. "Las prioridades son otras. Estoy buscando un equipo con más velocidad, más agresivo y más rápido. Lamentablemente en este puesto hay que tomar decisiones", agregó.


Cavenaghi había llegado al club junto a Alejandro Domínguez, para pelear en la B Nacional y tratar de devolver al equipo a Primera. El delantero fue el goleador de River con 15 tantos. El Chori tampoco seguirá: volverá al Valencia, dueño de su pase.

Boca se va a Brasil con un sabor amargo

Cuando parecía que Boca se iba a ir a Brasil con ventaja, apareció un pichón de crack para complicarle la existencia al equipo de Falcioni en la final de la Copa Libertadores. Por la ida, en La Bombonera, el local empató 1-1 con el Corinthians, por un gol de Romarinho, a cuatro minutos del cierre. Facundo Roncaglia había marcado la apertura.

Como era de esperarse, el partido en La Bombonera comenzó cerrado, duro y con más fricción que juego. Corinthians, que vino a hacer su partido, el de raspar, esperar al rival y aprovechar la velocidad de sus delanteros, controló a Boca en el primer tiempo y aunque se descuidó en el cierre, también se animó acascotear el área de Agustín Orion.

Al minuto, Rolando Schiavi metió un cabezazo y despertó a más de uno en una Bombonera repleta. Un centro de Juan Román Riquelme cayó en la cabeza del defensor, pero su remate tuvo exceso de fuerza y se fue por encima del travesaño.

Hasta el minuto 7, salvo por esa chance que tuvo el Flaco, pareció que el partido no había comenzado. Recién el juego sacudió la modorra cuando Paulinho, uno de los mediocampistas del Corinthians, le ganó a un Schiavi que pasó de largo y sacó una bomba para que Orion se luciera desviando la pelota al corner.

Boca estaba lento y sin sorpresa. Encima, el Corinthians presionaba y conseguía sacar al equipo de Falcioni del partido. Walter Erviti, algotocado en una de sus piernas, aparecía fastidioso e hiperactivo, a un ritmo diferente al de sus compañeros. Y Román, bien rodeado.

En el fondo, Emerson conseguía siempre ganar la espalda de Leandro Somoza y complicar a Facundo Roncaglia por la izquierda del ataque del Timao. Todas razones para decir que el Corinthians estaba consiguiendo lo que vino a buscar: el cero en su arco y el fastidio de todo Boca.

Recién rodeando los 30 minutos, el local pudo fabricar dos jugadas"Made in Boca". Primero se pudo conectar Román con Clemente Rodríguez y el lateral sacó un centro que desvió un defensor. Enseguida, Riquelme habilitó a Pablo Mouche, quien fue hasta el fondo y sacó un centro perfecto para la tijera de Santiago Silva. La pelota volvió a pegar en un contrincante y el peligro desapareció.

Cuando se terminaba el primer tiempo, el árbitro chileno Enrique Osses le hizo un guiño a Boca, aunque la Bombonera estalló de rabia contra él. Roncaglia, ya amonestado, cruzó muy feo a Emerson y aunque cobró la falta, el juez decidió no amonestar al lateral y sí a Riquelme, quien protestó por la infracción.

La actitud de Boca en el comienzo del segundo tiempo fue otra. Con paciencia, encontró la manera de tener la pelota y jugar cerca del área rival. Y Román apareció. Logró asociarse con Mouche, Clemente y Erviti y justamente con el ex Banfield pudo combinarse para generar una chance muy clara. Pase de Erviti y remate del Diez que se fue por arriba del travesaño.

Corinthians ya no presionaba como en la primera etapa y Boca tenía que aprovecharlo. Lo hizo, pero cuando menos lo esperaba, porque ya había pasado ese sofocón que generó el local en los primeros minutos en el momento en el que encontró la ventaja, gracias a una pelota parada.

Mouche sacó un tiro de esquina a los 27, Matías Caruzzo ganó en el aire y Silva inventó una palomita perfecta, que primero pegó en la mano de Chicao y luego se besó con el palo. Roncaglia, que estaba atento al rebote, la encontró con el arco libre y definió para desatar la locura en La Bombonera. Sí, el mismo que se tendría que haber ido al vestuario en el primer tiempo y que no se fue porque el árbitro le perdonó la vidaen el partido.

La ventaja no iba a tranquilizar a Boca. Pero tampoco iba a bajonear a Tité y a sus jugadores. Por el contrario, el técnico visitante se la jugó con un cambio, puso en la cancha al joven Romarinho y llegó a un empate inesperado. A los 41, el proyecto de crack del Timao quedó mano a mano con Orion y no dudó en picarla para colocarla por encima del arquero con destino de red.

En el cierre, los de Falcioni lo pudieron ganar. Lucas Viatri cabeceó un centro de Clemente, la pelota dio en el travesaño y en el rebote Darío Cvitanich no pudo empujarla. Así se fue el partido. Con la espina clavada de no poder ganar y la certeza de que la serie quedó muy abierta. En Brasil, Boca irá por su séptima Libertadores. No la va a tener fácil en el Pacaembú.

Tranquilidad para su empresa

Siempre es muy importante delegar trabajos y responsabilidades para los dueños de empresas y sobre todo cuando hay gente capaz que puede realizar las tareas.

Con Atencion al Cliente usted puede delegar su gestión reclamos a un grupo que se encarga de esto y que es lider en el mercado.

Con una cartelera muy abultadas de negocios que confían en ellos, usted puede mediante un Numero de Telefono realizar todas las gestiones de reclamos y quejas.

No dejes de consultar y de informarte sobre todo lo referido a este nuevo sistema que puede ser muy util para cualquier negocio o marca.

lunes, 25 de junio de 2012

Arsenal es campeón por primera vez


Nunca estuvo mejor dicha la frase "una definición para el infarto". La vivieron Arsenal y especialmente Tigre. El equipo de Viaducto venció 1-0 a Belgrano y se consagró campeón del torneo Clausura, su primer título en Primera División. El Matador luchó hasta el final, logró un empate con Independiente y aunque no pudo ganar el título, evitó la Promoción.


Para llegar a la primera explosión, luego de una semana cargada de tensión y ansiedad, Tigre tuvo que esperar unos 20 minutos. Fue Carlos Luna, el goleador del campeonato, el que hizo gritar a todo Victoria en su duelo con Independiente. Al Chino le quedó la pelota frente al arco, sin arquero y no la dejó pasar.


Hasta entonces, era toda alegría para Tigre, que más que nunca se ponía la radio en la oreja para escuchar lo que pasaba en Sarandí y en otros lados. Pero pasó muy poco tiempo hasta que cambió la historia.


En cancha de Arsenal, el equipo de Gustavo Alfaro llegó al gol esperado para también seguir dependiendo de sí mismo y soñar con el título. Lisandro López metió su cabeza y los del Viaducto pasaron a vencer merecidamente por 1-0 a Belgrano. Así, alcanzaron a Tigre en lo más alto, augurando un desempate por el campeonato. Boca, casi afuera, era derrotado 2-0 por All Boys.


Pero los resultados ajenos le dieron a Tigre otra mala noticia. San Martín de San Juan, 1-1 con San Lorenzo. Rafaela, 2-1 arriba en Mendoza y los promedios marcaban que el Matador quedaba igualado con los sanjuaninos, obligado a jugar un desempate para tratar de evitar la Promoción. Increíble. Así se fueron al descanso.


Pero el comienzo del segundo marcó una alegría inmensa para Arsenal. El que le entregó en bandeja el título pasó a ser su vecino Independiente. Patricio Rodríguez hizo dos goles en cinco minutos y la ventaja entre los del Viaducto y el Matador pasó a ser de tres puntos. Casi irremontable.


Cuando llegó el segundo de Patito, San Lorenzo pasó a ganarle a San Martín de San Juan y Tigre quedó en posición de un desempate nuevamente, pero para no jugar la Promoción. Agonía para el Matador. Mientras, en Sarandí se esperaba el final para poder festejar.


A poco del final, Tigre llegó al empate y evitó la Promoción. Además, le puso pimienta al cierre del partido y obligó a Arsenal a tener que esperar el pitazo de Laverni en Victoria, para poder dar la vuelta.


Efectivamente, Laverni le dijo adiós a la chance de Tigre y en el Viaducto se festejó el título por primera vez en la historia. Cosas del fútbol argentino.

All Boys no le dio chances a Boca en Floresta


La ilusión de Boca se esfumó en Floresta. Allí, el local All Boys le ganó 3-1 con un triplete de Perea (descontó Sauro) y lo dejó sin posibilidades de que el Clausura sea suyo. Todo esto, más allá del resto de los resultados que consagraron a Arsenal campeón por priemra vez en su historia.


El equipo albo, por su parte, logró cerrar la mejor campaña de su historia: los de Floresta, junto a Vélez y a su derrotado, terminaron el Clausura en la tercera posición.


Empezó mejor la visita el cotejo. A los 4, Cvitanich con una chilena le pasó cerca al primero. Una pelota quedó boyando cerca del punto del penal y el ex Banfeild improvisó una linda pirueta. Su remate salió no muy lejos del poste izquierdo del arquero local, Brnardo Leyenda.


No tardó en llegar la respuesta local. Un rebote luego de un centro de Pérez García desde la izquierda derivó en Martín Morel. El ex Tigre desperdició la oportunidad con un derechazo alto.


La primera verdaderamente clara la tuvo el equipo de José Romero. A los 10, luego de una linda jugada por izquierda, Pérez García llegó al fondo y puso el centro atrás. Cuando el gol de Perea parecía cosa juzgada, su zurdazo desde el punto del panal se fue por arriba. Poco después tuvo revancha el volante, que le ganó en el salto al pibe Enzo Ruiz y cabeceó al gol el centro de Pérez García. Con el 1-0 del local, Boca quedaba fuera de la lucha por el título.


Este Boca muletto que Julio Falcioni optó por poner en cancha distaba mucho de la mejor versión de los habituales titulares. Sobre los 40, un error en la salida, a la latura del círculo central, originó el 2-0 de los de Floresta. Pérez GArcía buscó a Morel, que ingresando al área por izquierda la cruzó para que Perea, con el arco vacío, grite su segundo gol de la tarde.


Boca salió a buscar el descuento en el segundo tiempo. Y a los 4 tuvo una aproximación en los pies de Pochi Chávez, pero su zurdazo desde afuera del área terminó en las manos seguras de Leyenda.


Pero velozmente se esfumó la ilusión de quedar a uno de los de Floresta para los xeneizes. A los 7, otra vez Perea festejó. DE un lateral sobre el sector derecho la pelota derivó en Torassa. El rebote procedente del remate del punta le quedó al goleador de la tarde, que sin parar la pelota fusiló a Sebastián Sosa.


Hubo fiesta en Floresta, por le tercer puesto histórico del equipo albo. Por el lado de Boca, la corona ya no podrá ser triple. Los cañones xeneizes apuntan, ahora, a las finales de la Copa Libertadores y la Copa Argentina.

domingo, 24 de junio de 2012

8 Equipos Argentinos entre los mas clasicos de FIFA

Pese a que nada cambiará el sentimiento de los hinchas por su club, todos quisieran ser reconocidos por un ente “oficial” como lo es la FIFA. Según el sitio web de la federación, ocho equipos argentinos están considerados dentro de un ranking de aproximadamente 120, como los más clásicos del mundo. Ellos son Boca, River, Independiente, Racing, San Lorenzo, Estudiantes, Vélez y Newell´s. 


A los cinco “grandes” del fútbol argentino, indiscutidos por su rica historia, se le suman el “Pincha”, el “Fortín” y la “Lepra”, único equipo del interior del país elegido. 


Los de La Plata se acreditaron un puesto por las cuatro Copa Libertadores que obtuvieron en su haber, sumándole la inolvidable Intercontinental de 1968. Los de Liniers también tienen su lugar ya que fueron campeones del mundo en el ´94, en la recordada final ante Milan, y con ocho títulos locales, se ubica en el quinto lugar. Por último, los rosarinos se sumaron al lote de los conjuntos argentinos por ser el equipo del interior con más títulos (6), sus dos finales de Libertadores y la afluencia de su público, siendo junto a su acérrimo rival, Rosario Central, una de las más numerosas del país. 


¿Quién falta en esta lista? ¿Fue correcta la decisión de la FIFA? Según reza el portal web fifa.com, continuarán subiéndose más perfiles de equipos por el mundo. ¿Quién será el próximo argentino? 

Vélez aprovechó una distracción para cerrar con un triunfo ante Racing


Racing y Vélez cerraron la temporada acorde al semestre de cada uno. Los locales sumando una nueva frustración en un torneo donde nunca encoontraron un funcionamiento adecuado. Y tampoco podían darse el lujo de seguir dejando escurrir puntos. Vélez reiteró su fortaleza de visitante, extendiendo su invicto fuera de un Amalfitani donde no pudo hacerse fuerte y que le costó no llegar con chances de pelear la punta en esta jornada final. De todos modos quedó claro que se instaló entre los animadores del fútbol argentino.


De entrada Racing buscó lastimar por el sector izquierdo apostando a la sociedad entre el pibe a Ricardo Centurión y Lucas Castro. Avisó a los 2 minutos con una entrada punzante de Centurión y el centro envenenado que Castro no pudo conectar. Lo que le faltaría a esta dupla sería constancia. También por el sector izquierdo intentaba Vélez, con las proyecciones habituales de Papa. Así plantearon un inicio con ritmo e inquietudes.


Hasta que se produjo una situación muy Racing. Castro tuvo una gran chance para abrir el resultado con un buen remate de afuera que Barovero le desvió con mano cambiada. Fue una gran oportunidad, la más clara de esos 36 minutos que se llevaban jugados. Y enseguida, muy poco después de esa jugada, a Racing le convirtieron un gol. Una vez más le pasó lo peor cuando mejor estaba.


Empezó a incidir Augusto Fernández, quizás en su último partido ya que es muy factible un pase al fútbol europeo, justamente aprovechando un claro en el sector de Centurión-Castro y mandó el centro preciso que Obolo dejó pasar con un muy buen movimiento distractivo y que Insúa definió con un excelente zurdazo. Con este golazo (antes hubo un penal no sancionado de Aued a Insúa) Racing cayó en su habitual bajón, anímico y futbolístico.


Pareció recomponerse en el segundo tiempo con el ingreso de Fariña, quien en su primera acción hizo una pisada que encendió a los hinchas. Sólo duró eso, el pibe se apagó rápido y Vélez siguió reiterando su oficio, tranquilo. Demasiado, tanto que se dejó estar y permitió que llegase la igualdad, tras una gran jugada de Viola -de buena tarea pese a estar solo arriba- por derecha y el cabezazo de Pillud. Vélez reaccionó, aceleró, volvió a tomar el control. Y llegó la grave falla de Cáceres, durmiéndose y dejando que Brian Ferreira le robase la pelota sobre la línea de fondo para el pase atrás y el gol de Augusto Fernández. Cerrando la noche y quizás su despedida.

A paso de candidato


Por ahora, a España dista de quedarle chico el rótulo de candidato a sostener el título de campeón e la Eurocopa. Y por lo pronto ya se metió en semifinales. Para hacerlo, superó 2-0 a Francia, con goles de Xabi Alonso -uno en cada etapa-, el segundo de penal. Para alcanzar la final, los hombres que dirige Vicente Del Bosque deberán superar al Portugal de Cristiano Ronaldo.


Los ibéricos lograron desde el inicio desdibujar a Francia, una selección que temía el despertar del campeón y que acabó sin saber cómo frenarlo.


España exhibió de inicio sus armas. Xabi Alonso estuvo más activo que nunca en su partido cien y ofreció una lección magistral de fútbol. Con Busquets a tope, un Xavi con criterio y un Silva explosivo, se vio a una España en gran nivel.


El 1-0 llegó con un cabezazo del volante central del Real Madrid, a centro de Jordi Alba.
Los minutos de incertidumbre de los galos tras el gol no pudieron ser aprovewchados por los ibéricos. Xavi disparó arriba. Silva no acertó.


Cuando el juego español decayó en intensidad, aparecieron Ribery y Benzema. Solo ellos parecían capacitados para generar peligro para Francia. Dos faltas les permitieron adelantar metros. La primera desviada por el centrodelantero. La segunda pudo desviarla Casillas al tiro de esquina.


En la segunda etapa, ESPAÑA supo defender con carácter y Pedro terminó haciendo el resto. Una jugada suya acabó en un penal que transformó Xabi Alonso para bajarle la persiana al partido.


Ahora, en el camino español a la final surge Portugal, con Cristiano Ronaldo como principal arma y figura, como próximo escollo. Habrá qué ver si el buen fútbol de los de Del Bosque también alcanzan para dar cuenta de los lusos.

River es de Primera


Para ponerle punto final a semejante angustia, Almeyda se decidió por su tridente ofensivo pero también por volver a la línea de cuatro defensores. Había que ganar. No cabía otro resultado para conseguir el ansiado ascenso. Entonces Ponzio dejó el lateral derecho y se ubicó en el mediocampo y César González, tras su desgarro, regresaba al equipo para aportarle más fútbol. Sin embargo, poco de lo que planificó el técnico de River se observó en los primeros minutos en el Monumental. 
Porque la presión también jugó su papel, y a River le costó mucho hacer pie ante el ordenado Almirante Brown de Blas Giunta. Entonces el partido fue puro nervio. Con un Domínguez comprometido como conductor, pero sin ideas claras. River demoró 18 minutos en patear al arco. Fue con un derechazo sin convicción de Ponzio. Casi en simultáneo, llegó el gol de Quilmes y, cayeron las nerviosas de los hinchas locales.


Recién a los 26, los de Almeyda llegaron con real peligro. Fue por un desborde de González por la derecha y un posterior remate de Trezeguet -débil y sin fuerza- que Monasterio rechazó con angustia. El rebote le quedó al delantero, que volvió a rematar y otra vez el arquero. Pero la visita también avisó, en un tiro de esquina. Buen cabezazo de Ortiz que Vega despejó sobre su izquierda. No hubo mucho más en la primera parte. 


Apenas un par de centros para Trezeguet, y la tranquildad que ofreció Almirante Brown, que jugó los últimos minutos con los nervios del local. Tras un flojo primer tiempo, los de Almeyda hicieron poco y nada para sumar esos tres puntos que lo depositan en la Primera División. River se fue a los vestuarios con una mochila pesada. 


Y regresó con aires renovados. Porque entraron los juveniles Ocampos y Funes Mori por César González y Cavenaghi, respectivamente. El equipo ganó en frescura, y por primera vez en el partido, River armó una jugada colectiva que culminó con un disparo de Ponzio que Monasterio contuvo abajo.


A los 4, llegó el gol del desahogo. Largo pase para Trezeguet, que se la pasó de cabeza a Funes Mori. El Mellizo, en posición adelantada, se la devolvió al francoargentino, que clavó una volea cruzada para romper el cero. Un zurdazo impresionante para anotar su 13° gol en el certaman. 




El gol, sin dudas, le aportó tranquilidad al equipo de Almeyda. Hubo más circuito de juego, Trezeguet tuvo más participación y los pibes se liberaron. A los 12, Ocampos armó una jugadón por la izquierda pero definió al cuerpo de Monasterio. Luego, a los 17, triangularon Vella, Trezeguet y Ocampos, quien la tiró muy por arriba. Y a los 23 Monasterio le ahogó el grito de gol a Rogelio, tras un tiro de esquina. 




Entonces llegaron los goles de Ferro ante Instituto, y el cambio de Aguirre por Domínguez -ovacionado cuando dejó la cancha. River jugó a aguantar, a que corriera el reloj. Lo pudo liquidar a los 38, cuando Trezeguet desperdició un penal (falta a Aguirre). Pero el delantero que llegó a River para lograr el ascenso tuvo su revancha. Cuando el partido se moría y los hinchas festejaban el campeonato, Trezeguet tocó de derecha tras una habilitación de Funes Mori y le puso fin a la pesadilla que duró 363 días. 




Cuando Toia pitó el final, Almeyda explotó y descargó tanta angustia controlada. Porque su River fue campeón y llegó a Primera. 

viernes, 22 de junio de 2012

Francia espera por España, en medio de un clima tenso


El diario deportivo francés L'Equipe dio detalles este jueves sobre la discusión que se produjo en el vestuario tras la derrota ante Suecia, en el partido que cerró la primera ronda. Y aseguró que el futbolista Hatem Ben Arfa discutió vehementemente con su entrenador, Laurent Blanc. 


A Ben Arfa, jugador del Newcastle, no le gustó ser reemplazado. Por eso explotó a los 14 minutos del segundo tiempo, cuando Florent Malouda ocupó su lugar. Pero el revuelo se armó en los vestaurios, cuando Ben Arfa estaba conversando por teléfono. "No tienes por qué llamar a tu familia cuando estás aquí", fue el reproche del director técnico. Y se armó. Porque el futbolista con origen tunecino le reprochó el cambio y también le dijo que le expulsara de la concentración si no estaba contento con él.


El diario francés señal que fue Alou Diarra quien "encendió la mecha" al entrar al vestuario muy enfadado, diciendo a algunos compañeros que no era normal la relajación con la que habían jugado. Los ánimos se habrían ido calentando, hasta el punto de que Samir Nasri habría intervenido para pedirle a Diarra que "por lo menos fuera educado" a los compañeros del plantel.




Así, en medio de este clima, Francia espera por España, el campeón del mundo. Si bien la crisis interna no es como la que el plantel sufrió durante el Mundial 2010, la mala situación pende de un hilo. El técnico Blanc reconoció que los ánimos se calmaron "después de una buena ducha". En tanto que Blanc dijo: "Cuando se gana se acepta todo y la gente está contento. Pero en caso de derrota la sangre siempre se calienta. Y el martes la temperatura fue muy alta". 

Cristiano metió a Portugal en semifinales


Con la victoria 1-0 de Portugal contra República Checa, los cuartos de final de la Eurocopa tuvieron su puntapié inicial. El gol de los lusos, cuándo no, fue obra de su estrella, Cristiano Ronaldo. El delantero del Real Madrid, de cabeza, selló el pasaporte a semifinales. A Ronaldo, antes del desahogo, los palos le habían negado en dos ocasiones el grito.



Luego de un comienzo en el que los checos se hicieron del dominio de la pelota, aunque sin situaciones claras de desnivelar, fueron los lusos quienes pasado el cuarto de hora monopolizaron la tenencia. Pasada media hora de juego, ninguno de los arqueros había tenido sobresaltos.


A los 34, Cristiano Ronaldo probó al arquero Cech con un tiro libre desde lejos. Pero el derechazo cruzado, si bien salió no muy lejos del poste, fue controlado por la vista por el 1 checo Ambas selecciones s esmeraban por tratar bien la pelota, jugarla al ras del suelo, pero sus buenas intenciones se diluían cuando sus ataques debían ser picantes. Ambas defensas lucían sólidas.


¿Cristiano Ronaldo? Cuando no había hecho ni la mitad de lo que de él se espera, el del Real Madrid apareció en toda su dimensión. A los 45, cuando recibió dentro del área, controló la pelota con el pecho y estrelló su derechazo en el palo izquierdo de la valla checa.


Movió del medio Portugal luego del descanso, y sin que los checos toquen la pelota casi llegan al gol. Desbordó Ricardo Meireles por izquierda y soltó, con esa pierna, un centro que Almeida cabeceó sin marca y dentro del área, aunque con mala dirección.


Antes de los 5, otra vez el palo impidió el gol de Ronaldo. En esta ocasión, el tiro libre del delantero, que buscó el poste del arquero Cech, impactó en la base del vertical izquierdo y se perdió afuera. Era el cuarto tiro del jugador del Real Madrid en el palo desde que comenzó la Euro.


A los 10, los lusos gritaban el primero, por un cabezazo de Almeida. Pero el árbitro, correctamente y a instancia del juez de línea, lo anuló por posición adelantada. Portugal a esta altura, merecía ponerse en ventaja.


Volvió a tenerlo Portugal, en esta ocasión en los pies de Nani. Pero el tiro del extremo llegó a ser tapado por el pie de un defensor y se perdió en el tiro de esquina. Lo que tanto buscaron los lusos en el segundo tiempo, por fin a los 34 lo consiguieron. Pasó al ataque su lateral derecho, Joao Pereira, quien recibió de Nani. El centro milimétrico del zaguero fue muy bien buscado dentro del área por Ronaldo, que de palomita se anticipó a todos y de pique al suelo puso las cosas 1-0.


Con la victoria consumada, Portugal aguarda en semifinales por vencedor de España-Francia, que se medirán el sábado por un lugar en el choque definitorio de la Eurocopa. República Checa, por su parte, deberá hacer las valijas y volver a casa.

Boca pisó bien fuerte en Chile y llegó a la final

Un gol. Boca necesitaba un gol para aplastar las aspiraciones de la Universidad de Chile. Es que el 2-0 en la Bombonera había dejado al equipo de Julio Falcioni con un pie en la final. Pero los de Jorge Sampaoli no se la iban a dejar fácil. El técnico argentino del equipo chileno paró un 4-3-3 y avisó: "Se va a ver a la U de otros tiempos".

Quedó claro en el mensaje, desde que el árbitro uruguayo Darío Ubriaco indicó el inicio del partido los jugadores vestidos de azul con la U roja en el pecho salieron despedidos a presionar a su rival. Se le hizo difícil a Boca dominar la pelota con claridad en los primeros minutos y sobre un campo de juego blando tras la lluvia torrencial que cayó sobre Santiago durante toda la noche previa al partido.

De a poco, Juan Román Riquelme empezó a poner la pelota bajo la suela del botín derecho. Y con la U desordenada por su vocación ofensiva, se le abrieron los espacios a Boca que contó con las jugadas más claras en el primer tiempo. A los 8, Santiago Silva aguantó una pelota sobre la izquierda y descargó de taco para Mouche, que se la devolvió de primera. El uruguayo tocó para Román que de primera habilitó a Mouche sobre la izquierda. El zurdo llegó al fondo, levantó la cabeza y envió el centro atrás. De aire y de primera, Riquelme abrió el pie derecho y sacó el remate sin dejar que la pelota tocara el piso. El arquero Johnny Herrera apenas la desvió la pelota se estrelló contra el travesaño. De haber sido gol, la U hubiese quedado obligado a convertir cuatro goles.

El local se despertó y dominó a su rival entre los 10 y los 25, aunque sin claridad. Atacaba Matías Rodríguez por derecha. Guillermo Marino le ganaba el duelo a Pablo Ledesma sobre la izquierda del ataque de la U. Y Júnior Fernandes complicaba a un Roncaglia atento para la marca. A los 23, a través de una pelota parada, Júnior les ganó a Schiavi y a Somoza y envió un frentazo de pique al suelo que pareció clavarse contra el palo izquierdo. Orion se estiró y desvió el peligro al córner.

Con un gran trabajo de Clemente Rodríguez para cerrar su lateral y de Walter Erviti para sumarse a Somoza en el medio y llegar a los cierres sobre la banda, Boca recuperó la pelota e intentaba jugar a espaldas de una defensa desarmada y muy adelantada, a la velocidad de Mouche, a la potencia de Silva. A los 26, Román le puso una pelota genial a Mouche, pero lo cortaron en el área cuando enganchó. Y al minuto siguiente otra vez Riquelme lo dejó mano a mano al siete con un pase brillante. Tuvo tiempo y comodidad Mouche para convertir, pero su toque de zurda fue sencillo para un Johnny Herrera rápido de piernas. Boca jugaba con la tranquilidad de saberse mejor que su rival, pero se lamentaba la falta de contundencia en el arco rival.

Un par de remates de Guillermo Marino antes de los cinco fueron una clara señal de lo que iba a pasar en el segundo tiempo. Y las dos atajas de Orion marcaron una tendencia. Aunque hasta los 15, Boca mantuvo el ritmo del primer tiempo y otra vez Mouche tuvo dos situaciones que pudieron terminar en gol. La primera con un nuevo pase de Riquelme, que el zurdo no pudo definir. La segunda por una habilitación de Erviti por izquierda que Johnny Herrera le contuvo a Mouche.

Sufrió Boca en el complemento. Un tiro libre de Díaz al travesaño dio la sensación que la suerte jugaba para el equipo argentino. Aunque le era esquiva en el ataque: Mouche desbordaba por izquierda, enviaba el centro y Silva que no puede, pero Riquelme define a las manos de Herrera.

Enseguida, una bomba de González desde afuera del área. Y Orion que contiene en dos tiempos. A los 16, zapatazo de Díaz y Orion que la saca por arriba del travesaño. El arquero de Boca se agigantaba y frustraba a la Universidad de Chile, urgida por un gol. Después, a correr y meter. Fue clave Clemente en su lateral para marcar y no dejar pasar a Matías Rodríguez, ni a Junior Fernándes. Ni a Cubilla cuando ingresó, ni a Ruidíaz cuando reemplazó al nueve.

El reloj se consumía. Boca se acomodaba cada vez más cerca de Orion que seguía brindando seguridad. Y también se fue quedando sin piernas. Silva se había convertido en el mejor defensor junto a Schiavi y Caruzzo, que rechazaron cada centro. Pudo ser gol un cabezazo de Henríquez que apareció solo en el área a los 26, tras un centro de Mena. Pero contuvo Orion. También el remate de Ruidíaz a los 35, tras un lateral sobre la derecha al área. Pero otra vez el travesaño jugó para Boca.

Falcioni jugó su partido con los cambios. Los fue dosificando. Primero Cvitanich por Mouche. Después Viatri por Silva. Por último Rivero en lugar de Ledesma. Al final lo controló Boca a su rival. Un rival contrariado, frustrado e impotente que bajó los brazos únicamente cuando el árbitro Ubriaco dio tres minutos de adición. Al final fue final y clasificación a la final para Boca. El equipo argentino jugará su décima final por la Copa Libertadores, ostenta seis títulos y tres subcampeonatos. El rival de la próxima semana será Corinthians, un debutante en esta instancia.

Cómo se hace la bolsa de plástico

El proceso de fabricación por el cual se realiza una bolsa de plástico tiene la extrusión de la resina, bien por soplado o por un dado. La impresión en cambio tiene varios métodos, la flexografía, rotograbado, huecograbado, barnizado, laminación y luego el soldado y sellado por calor y/o presión.

Es una industria de suma importancia a nivel mundial, que permite conservar y transportar alimentos. Además es un estupendo soporte publicitario, como vemos en la Eurocopa cada día.

El 5% del petróleo mundial se utiliza para producir plástico, y si tenemos en cuenta el uso intensivo de la industria automovilística, más otras industrias como los envoltorios de los aparatos electrónicos, nos damos cuenta que el plástico que envuelve alimentos y sirve de bolsas tampoco tanto.

Ejemplo de fábrica y de fabricación: Jaymafer

martes, 19 de junio de 2012

Huracán venció a Gimnasia y se salvó de jugar la Promoción

Huracán le dio fin al sufrimiento y se garantizó la permanencia en la Primera B Nacional al vencer esta noche a Gimnasia y Esgrima La Plata. Fue 2 a 0, en el partido que completó la 37ª y penúltima fecha del certamen. Así, Brown de Madryn deberá jugar la reválida con un equipo proveniente del Torneo Argentino A.


En el contexto de un partido intenso, Huracán salió con todo en búsqueda del resultado que lo alejase definitivamente de la zona de Promoción y mantener la categoría. Gimnasia lo ayudó con su impotencia ofensiva y su fragilidad en defensa. Como a los 15 minutos, cuando tras una falta de Cristian Piarrou a Gonzalo Martínez, Milano convirtió el 1-0 mediante un penal.


A los 20, el partido estuvo suspendido durante 20 minutos debido a un corte de energía por un cortocircuito en el tablero de una torre de iluminación, que provocó un pequeño incendio que fue controlado por los bomberos.


Luego del parate, Gimnasia emparejó las acciones e intentó acercarse al arco de Gastón Monzón en busca del empate. Pero el conjunto de Pedro Troglio tuvo muchos errores en defensa que recortaron su ambición.


Y a los 43, Franco Mussis lo bajó a Cristian Sánchez Prette (luego de pifiar la pelota) para cometer el segundo penal en favor de Huracán, que nuevamente Milano cambió por gol.


Después del segundo tanto Gimnasia fue desbordado por el local y cayó en un nerviosismo que provocó las expulsiones de Leonel Altobelli y Alan Ruiz sobre el final de la etapa, que tuvo siete minutos de adicional.


En el complemento, con ventaja numérica, Huracán planchó el partido que ya tenía ganado. Así aprovechó los espacios que dejó Gimnasia con la buena actuación de Sánchez Prette. Fue un monólogo del local, ante un rival desarmado que solo esperó el final del partido. El conjunto de Héctor Rivoira se conformó con el resultado y no buscó ampliar la diferencia.


Tal es así que luego de siete amonestados y 2 expulsados (además fueron expulsados los técnicos, Rivoira y Troglio) en el primer tiempo, en el segundo no hubo amarillas, ni rojas, ni emociones.


Mientras que Gimnasia, relajado con el promedio del descenso, se quedó con 53 unidades y está con la mente en tratar de ascender en la próxima temporada.

River - Instituto, la fórmula del ascenso


La hazaña de Chacarita en Arroyito puso a River (70 puntos) y a Instituto (70) a un triunfo del ascenso directo cuando queda sólo una fecha para la finalización de la B Nacional, en el que también Quilmes (69) y Central (69) llegan con posibilidades de subir a la máxima categoría del fútbol argentino. 




A pocos días de un final que no será apto para cardíacos, el desenlance de la B Nacional está abierto. Por eso Clarín.com propuso una encuesta: ¿Qué equipos conseguirán el ascenso directo?. Y la fórmula que ganó fue la de River-Instituto, con el 56% de los votos. Una respuesta que responde a la lógica, ya que ambos dependen de sí mismo y cierran el campeonato en casa. En la discusión mano a mano entre millonarios y cordobeses, el equipo de Almeyda acumuló un 75,6% de los votos, algo menos que los de Darío Franco, que llegaron a un 76,4%.




En la 38° fecha, los de Almeyda recibirán a Almirante Brown, mientras que los cordobeses se enfrentarán a Ferro. Pero, claro está, la B Nacional ya demostró en reiteradas oportunidades que la presión también juega su partido. River desperdició este fin de semana la chance de asegurarse el ascenso. Central cayó ante Chacarita, que está último, en Arroyito y quedó muy comprometido. Quilmes sufrió la salida de Caruso Lombardi y recién ahora se está acomodando, mientras que Instituto tuvo un bajón en la recta final cuando el mundo futbolístico descontaba su cómodo ascenso. 




Justamente por ese andar irregular de Instituto, es que muchos votantes se inclinaron por la opción River-Central (14,3%) como segunda opción. Y, ahí nomás, está la fórmula Central-Instituto (12,3%), que se concretaría con una nueva frustración millonaria. Quilmes, el equipo de mejor actualidad, recién aparece en la cuarta posibilidad, junto a Instituto, con el 8,1%. River-Quilmes, por su parte, suman apenas el 6,3%. 




Cierran el combo Central-Quilmes (2,8%), una fórmula que se concretara en caso que River e Instituto no ganen sus compromisos y que sí lo hagan Quilmes y Central. El Cervecero juega de visitante frente a Brown de Puerto Madryn, en tanto que los de Pizzi se medirán contra Desamparados en San Juan. 




Existe, también, la chances un triple o cuádruple empate. ¿Qué tendría que suceder? Los líderes (River o Instituto) deben perder como local y que Quilmes y Central empaten como visitante. La B Nacional ofrece un final para el infarto, y el miedo escénico a ascender directo a Primera ya asustó a los cuatro candidatos. 

La AFA tiene su plan por si Tigre va al desempate por el título y a la Promoción

El final del torneo Clausura obligó a los hinchas de todo el fútbol argentino a tomar una calculadora y a hacer cuentas para ver qué puede pasar el próximo fin de semana. También le hizo replantear varias cosas y puso en aprietos a la AFA, que decidió programar de una manera insólita a los siete partidos (se jugarán todos el domingo a las 15) que definirán el título, las promociones y los descensos. Por las dudas, en Viamonte ya tienen el plan para lo que sigue.


El principal protagonista de esta novela de situaciones inesperadas parece ser Tigre. Por lo menos, es el que más situaciones puede vivir. El equipo de Arruabarrena puede ser campeón y el mismo día quedar condenado a jugar la Promoción para no descender. También perder el campeonato y a la vez salvarse de todo.


Lo que ya decidió la AFA es que si Tigre tiene que jugar un desempate por el título ante Arsenal y también disputar la Promoción o un desempate para tratar de evitar la reválida, lo primero que se va a jugar es la gran final por el campeonato. Así, no habría ventaja deportiva para los de Sarandí, pensando en el cansancio que podrían vivir los de Victoria luego de tantas definiciones.


Si este domingo ganan Rafaela y Tigre, empata San Martín y pierde Unión, estos tres últimos quedarán igualados en el promedio (1,289) y deberían jugar un triangular. Las fechas del hipotético desempate serían el sábado 30 de junio, el martes 3 de julio y el sábado 7 de julio. Si Tigre es el peor de los tres, tendría que jugar el martes 10 y el sábado 14 los partidos de la Promoción con el cuarto de la B Nacional. Pero antes, el martes 26 de junio, jugaría la final del Clausura ante Arsenal. Porque esta posibilidad es real, aunque mínima, en la reunión del Comité Ejecutivo se dejará en claro que Tigre primero deberá resolver el título y luego la permanencia.


Diferente sería el caso si la definición por el título es cosa de tres. Porque si Boca se suma a un hipotético triangular de desempate, el 26 de junio no podría ser viable para el equipo de Falcioni debido a sus compromisos por la Copa Libertadores y la Copa Argentina. Entonces, ahí sí, la definición por el campeonato sería lo último y antes se decidirían las promociones. De esa manera, Tigre podría jugar por el título ya estando descendido. Una verdadera locura que sólo el fútbol argentino puede entregar.

lunes, 18 de junio de 2012

Rafaela goleó a Racing, hundió a San Lorenzo y sueña con la permanencia

En un partido vibrante, Rafela le ganó a Racing 4-2 como local y complicó aún más las aspiraciones de San Lorenzo de mantener la categoría. Es que con este resultado, a los santafesinos les basta con un empate en la última fecha para jugar una Promoción. Si eso sucede, y Banfield vence a Colón en el sur, los de Caruso perderán la categoría.


Abrió la cuenta del partido Carignano y lo empató Zuculini. Lucas Castro lo dio vuelta par ala Academia. El 2-2 lo puso Nicolás Castro. Carignano volvió a anotarse en la red para el 3-1 y el definitivo fue obra de Federico González.


Un tiro libre para cada uno fue lo más claro en un principio. El de Gio Moreno se fue cerca del palo derecho de Sara. Por el lado local, a Bovaglio le tapó Saja un derechazo que se colaba en el ángulo derecho.


A los 36, Carignano de penal, llenó de preocupación Lorenzo. Luego de una mano en el área de Pillud, el delantero le dio el 1-0 a Rafela, que con ese resultado salía del descenso directo, donde caían los hombres de Caruso Lombardi.


Cuando moría el primer tiempo, Zuculini aprovechó un desborde de Viola para empaatr el partido. Otra vez, el local bajaba a descenso directo y San Lorenzo volvía a zona de Promoción.


Arrancó mejor Racing la segunda etapa. Por los costados, la movilidad del debutante Centurión, la de Castro y la de Viola generaba peligro. Sobre los 10 minutos, un despeje fallido de un córner de la defensa local le quedó a Lucas Castro. Sin pararla, el ex Gimnasia soltó un fortísimo derechazo que se clavó abajo, pegado al palo derecho de Sara.


Menos de un minuto le duró la alegría a la Academia. A los 11 empató el local, cuando Nicolás Castro se filtro en la zaga visitante y definió bárbaro, por encima de la presurosa salida de Saja. No había tregua. Y a los 15 se lució el arquero de Racing, que le tapó un tremendo zurdazo desde dentro del área a Federico González.


A los 20, Carignano puso el 3-2. Nico Castro escapó por izquierda, Saja salió a achicarle, y el rebote le quedó al ex Colón, que pudo capitalizarlo ante una defensa muy desorganizada. Lo de la zaga de Racing era una sumatoria de errores, y a los 26 dejó solo, dentro del área, a Federico González. El delantero cabeceó, tapó Saja, y en el rebote puso el 4-2.


Mucho aire le dieron a Rafaela estos tres puntos. Mientaras Racing sigue sumido en sus preocupaciones, los santafesinos dieron un importantísimo paso en su objetivo, mantener la categoría.

San Lorenzo empato y esta complicado


Sigue complicado el panorama de San Lorenzo. Es que el empate 0-0 contra Independiente en Avellaneda hace que los de Caruso ya no puedan escaparle a la Promoción. Pese a jugar gran parte de la segunda etapa con un hombre más, el Ciclón, cuando pudo elaborar juego, chocó contra las manos seguras del arquero Hilario Navarro, figura del partido,


El mal presente de Independiente y San Lorenzo parece extenderse a la cancha del primero. Es que a los dirigidos por Cristian Díaz y a los hombres de Ricardo Caruso Lombardi les cuesta horrores generar peligro para los arcos rivales.


Si bien a los 5 minutos a Fabián Monserrat le quedó un rebote en el brde del área de San Lorenzo, su remate se fue lejos del arco de Migliore. Por el lado del visitante, Buffarini estaba bien marcado y Romagnoli no podía hacerse eje, por lo que su propuesta ofensiva no prosperaba. A los 21, un remate de Gigliotti le quedó a bueno, pero cuando el uruguayo quedaba cara a cara con Hilario Navarro, Carlos Maglio, correctamente, pitó fuera de juego.


Las imprecisiones, sumadas al mal estado del campo de juego, atentaban contra el espectáculo. De todas formas, el Ciclón consiguió generar una oportunidad clarísima. Gigliotti encaró a pura potencia por el centro de la zaga local, llevándose a Velázquez a la rastra. Cuando quedó cara a cara con Navarro, el delantero intentó la gambeta larga, pero se abrió demasiado hacia la derecha y se quedó sin ángulo como para darle a su remate buena dirección hacia el arco.


A los 40, Bueno recibió de Romagnoli sobre la derecha del cuadrado mayor del Rojo. En dos tiempos, el uruguayo paró la pelota y buscó el arco, elevando su tiro. La respuesta de los de Díaz llegó luego del saque de arco. Un rebote derivó en Osmar Ferreyra, que soltó un fuerte zurdazo, aunque sin buena puntería.


Sobre el final del primer tiempo, cuando la lluvia parecía completar la postal gris y chata que Independiente y San Lorenzo exponían, algunas aproximaciones hacían ilusionar al público con que el sol, al menos, en lo futbolístico, pudiera asomar en la segunda etapa.


Todavía no se acomodaban los equipos en los segundos 45 cuando, a los 4, Julián Velázquez vio la segunda y la consecuente roja. Gigliotti escapaba por izquierda y cuando se aproximaba al área fue bajado por el defensor. Maglio, como correspondía, sancionó la falta y recurrió a las tarjetas.


La roja le dio bríos al Ciclón. Y a los 9, Romagnoli armó una muy buena jugada personal sobre la izquierda. Después de un rodeo, el enganche se metió en el área y soltó un derechazo que hizo exigir a Navarro, que pudo sacar la pelota al tiro de esquina.


Tuvo el gol el equipo de Caruso a los 14, pero una vez más Navarro le ganó el duelo a Gigliotti. El ex All Boys le bajó la pelota a Bueno, que la puso bombeada dentro del área. Cuando Gigliotti sacaba su tiro, el 1 del Rojo ya le estaba encima. La pelota dio en su cuerpo y fue despejada.


Apenas luego, contestó Independiente. El partido ganaba en vértigo y casi no se jugaba en el medio campo. En el borde del área visitante, Fredes esperó a Vallés y le abrió la pelota. El tiro de primera del lateral –ingresado para rearmar la línea de 4 atrás- rebotó en un defensor y salió al lateral.


El negocio de San Lorenzo parecía estar por las bandas. Y desde la derecha, de donde sacó un buen centro Buffarini –ya no tan bien controlado por Argachá-, casi llega la ventaja. Pero el cabezazo de Bueno, una vez más, terminó en las manos seguras de Navarro.


Con el pitazo final de Maglio, la preocupación se terminó de adueñar de los rostros de los jugadores. Es que ahora, el mejor panorama posible para los de Boedo, es jugar la Promoción. Aquel que cuando empezaba el torneo era el objetivo principal, hoy incumplido.

Central dejó escapar su gran oportunidad


Al comenzar la fecha, el partido entre Rosario Central y Chacarita ya tenía un gran atractivo y prometía ser importante, especialmente en la vida de los dos en la B Nacional. Pero después de los resultados del resto de los encuentros de la 37ª, pasaba a ser fundamental en la vida de muchos otros equipos. Y lo fue. El Funebrero ganó 3-1 y River volvió a respirar.


Para Central, el partido se transformó el súper importante por la simple razón de que un triunfo le significaría medio ascenso. Resulta que el Canalla necesita ganar para sacarle provecho a la caída de River y así volver a ser el líder de la B Nacional, a una fecha del final del campeonato. No ganar significaría tener que depender de otros para conseguir el tan ansiado regreso a Primera.


Todo lo contrario del lado de Chacarita. No, no es menos importante para el Funebrero, pero los objetivos del equipo de Pasini son muy diferentes a los del Canalla. Después de la victoria de Atlanta y el empate de Desamparados, los de San Martín quedaron casi obligados a sumar para seguir con chances de esquivar el descenso directo, sin depender de nadie.


Con todo eso a cuesta salieron a jugar en Rosario. El local, haciéndose rápidamente el dueño de la pelota y el visitante esperando para encontrar la contra justa. En medio de ese contexto, el Canalla iba a ser quien más cerca estuvo en el primer tiempo de concretar un gol.


Primero, Antonio Medina se tiró al suelo para empujar debajo del arco un centro de Jesús Méndez, pero la pelota salió disparada para cualquier lado, menos para el sector defendido por Nicolás Tauber. Después, el travesaño le iba a decir que no a Gonzalo Castillejos tras un lindo cabezazo.


Pero así, como dicen, las oportunidades que no se aprovechan en un arco se sufren en el otro. Y Chacarita sacó un gran provecho. A cuatro minutos del final de la primera etapa, Sebastián Ereros escapó por la derecha y sacó un bombazo que cruzó toda el área y se metió en el ángulo del arco de Manuel García.


El comienzo del segundo tiempo, bajo la lluvia, mostró a un Central con la misma iniciativa, pero con toda la furia. Y así llegó al empate. Centro de Ricky Gómez, recién ingresado, para el cabezazo de Castillejos, que esta vez no le apuntó al travesaño. Alivio el Rosario.


Pero no le iba a durar mucho. Dos minutos después del empate, se equivocó la defensa de Central, quedó estática ante un mal rechazo y Ereros volvió a facturar. Otro grito del Funebrero que se escuchó por San Martín, Núñez, Córdoba y Quilmes.


A partir de ese segundo golpe que le dio Ereros, Central salió desesperado en busca de la igualdad. Tuvo su chance en más de una ocasión con Damián Toledo, especialmente. Pero el gol no iba a llegar. Encima, en el cierre, Chacarita se lo iba a liquidar con una contra de Gastón Rossi.

Arsenal le gano a Boca


No es cuento. Es verdad. Pasa aquí. Sucede ya. Boca, el que pelea todo hasta el final, se desploma en un duelo crucial por el torneo local. A Schiavi le ganan con facilidad. Orion nada tapa. Somoza no corta. Riquelme se mueve poco y no incide. Desbordan a Roncaglia. Cvitanich, una sombra. Chávez, igual. Insaurralde se lesiona y preocupa. Entra Mouche y esta vez no influye. Es goleada en contra y en casa, donde no perdía hace 10 partidos. No es culpa del árbitro ni de Grondona. De rodillas en todo sentido queda Boca. No es mentira. Es real. Bombonerazo. Lo disfruta el que lo provocó, el que se pellizca, el modesto Arsenal.


Para llegar a la última fecha puntero con Tigre, Arsenal tenía que demostrar que ante Boca no temblaba. Lo había perdonado dos veces en la Libertadores: en Sarandí, arrancó ganando 1 a 0, no lo liquidó y perdió; y en la Bombonera, jugó un tiempo y un ratito con uno más, pero volvió a ser derrotado. Si la tercera fue la vencida es porque explotó todo. Arsenal salió a presionar arriba, apostando a la frescura propia después de 9 días sin jugar y al cansancio ajeno por la desgastante semifinal de Libertadores del jueves.


A diferencia de Racing cuando renovó la formación completa y le salió bien, Falcioni armó un equipo parecido al que falló ante Banfield. Escuchó a los jugadores experimentados, repitió columna vertebral (menos Silva) y sólo hubo un Boca anunciado, sin reflejos. Y remar contra Arsenal se le hizo más difícil porque al minuto y medio de juego ya perdía.


Por méritos estratégicos e individuales además goleó Arsenal. En la etapa inicial, eligió exprimir la banda derecha y acertó. Por ahí atacaba el incontrolable Carbonero, se tiraban los desequilibrantes Leguizamón o Zelaya y apoyaba el inteligente Ortiz. Así lastimaba como en aquellos dos primeros tiempos coperos dilapidados. Boca sufría en esa zona a pesar de la marca de Roncaglia, más la colaboración de Sánchez Miño. Y cuando Boca pretendía respirar con la redonda, no ubicaba a Riquelme, estático y muy bien vigilado.


Desde esa zona débil de Boca, Carbonero metió un centro, Zelaya le ganó fácil a Schiavi y cabeceó a un rincón. Y cerca del cierre del primer tiempo, de contragolpe, vino el 2-0: tras el pelotazo de Nervo, aguantó Leguizamón y abrió a Zelaya, quien se fue ante el lesionado Insaurralde, esperó y tocó atrás para que Leguizamón la empujara. Entre los dos goles, hubo control de Arsenal, pero casi sin llegadas nítidas. Eficacia total. Y en las dos áreas... Porque Campestrini, en la propia, tapó el empate con un atajadón abajo ante tiro de Blandi.


La historia se acabó con la gran réplica de Leguizamón, arrastrando a Schiavi y definiendo con clase máxima. El ingreso positivo de Viatri nada cambió.


Boca puede ser campeón, pero depende de Tigre, de Arsenal y de su reacción. Habrá que ver si olvida esta paliza, si recupera energías y si salta a la final de la Libertadores, la gran obsesión. ¿Hará historia Arsenal? Si gestó semejante Bombonerazo, ¿por qué no?

Verón recibió el afecto de su gente en la despedida y le regaló un triunfo


Se despidió la Brujita, se despidió un grande: un pedazo de historia de Estudiantes. Hijo de la Bruja, Juan Ramón, campeón del mundo en 1968 con un gol en Old Trafford ante el Manchester United, donde brilló su hijo Sebastián. Porque Juan Sebastián salió del Pincha para pasar por Boca y emigrar a Europa donde enriqueció su brillante carrera con títulos en Italia e Inglaterra (jugó en Sampdoria, Parma, Lazio, Manchester United, Chelsea e Inter). Volvió en 2006 a La Plata a cumplir un sueño, el de todos los hinchas del Pincha. Verón volvió con todo su apellido a cuestas y no le pesó: fue campeón en una definición mano a mano con Boca en el Apertura 2006 y repitió en el Apertura 2010. Pero fue en 2009 cuando tocó el cielo con las manos: logró la Libertadores y el derecho a enfrentar al mejor Barcelona de la historia en la final del Mundial de Clubes.


Esta tarde, en el Estadio Ciudad de La Plata, Juan Sebastián Verón jugó su último partido como profesional ante su gente. Fue una fiesta, aunque cargada de nostalgia y con la certeza triste de perder al talento de la Brujita en un campo de juego. Fue ovacionado durante los 87 minutos que jugó y el estadio explotó en un grito cuando fue reemplazado.


Le alcanzó con toda su jerarquía para ser el mejor del Pincha. A pesar de las lesiones que hace rato lo obligan a dejar el fútbol. Pero ese amor por la pelota y por la camiseta de Estudiantes postergaron la decisión que había tomado seis meses atrás. Esta noche, ante Olimpo, en La Plata, la Brujita regaló sus últimos pincelazos de talento y ofrendó ante tanta gratitud un tiro de esquina que pegó en Gabriel Mercado y selló el 1-0 para terminar con una sonrisa, con un festejo: con una victoria más.


Se despidió Verón del Pincha, se fue un pedazo de historia de Estudiantes. El hijo de la Bruja, el campeón de América; el que volvió al barro desde la gloria europea para cumplir un sueño. Por amor a una ciudad, a una pelota, a un club, a unos colores. Se despidió Verón del Pincha, ahora le tocará seguir escribiendo la historia de Estudiantes desde otro lugar, pero con el recuerdo vivo, por lo que heredó y por lo que ofrendó. Se fue la Brujita y lo aplauden todos los pinchas del mundo.

sábado, 16 de junio de 2012

Unión empató en Lanús y quedó a un paso de asegurarse la permanencia

Lanús y UNnión de Santa Fe igualaron 0-0 en el pobre espectáculo que abrió la 18° y penúltima fecha del torneo Clausura.


Con el empate, Lanús alcanzó las 25 unidades y se ubica en el séptimo lugar de las posiciones, mientras que los santafesinos alcanzaron los 49 puntos en la temporada y a falta de una fecha quedaron afuera del descenso directo.


El equipo que dirige Gabriel Schurrer está mostrando una pálida imagen en el cierre del semestre, tras haber armado un equipo competitivo que quedó afuera en octavos de final de la Copa Libertadores de América y nunca tuvo chances en el Clausura.


El partido fue pobre, el local insinuó más desde el principio pero sin generar peligro cierto, mientras que la visita se defendió con orden y mostró un juego cauteloso.
Luego, las acciones se emparejaron y el espectáculo mostró su peor imagen, aunque los dos equipos contaron con situaciones para desequilibrar el marcador. Pero fallaron siempre en la definición.


En el segundo tiempo fue un poquito más Unión, ya que manejó la pelota, se adelantó en el campo y tuvo el dominio de las acciones, pero siguió fallando en la definición.


Lo mejor del partido fue la ovación final que le brindó la hinchada de Lanús a Mariano Pavone, de pobre desempeño, que jugará la próxima temporada en el Cruz Azul mexicano.


En la próxima fecha, Lanús visitará a Newell's, mientras que Unión cerrará su participación en el torneo recibiendo a Estudiantes de La Plata.

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger