jueves, 10 de mayo de 2012

Racing se metió en semis con un gol en contra sobre la hora


Racing consiguió de manera agónica e insólita la clasificación a las semifinales de la Copa Argentina. En Catamarca venció por 1-0 a Atlético Tucumán, gracias a un gol en contra de Deivis Barone, que quiso rechazar una pelota y le metió en su propio arco. En la próxima instancia, se medirá con el vencedor del ganador del partido entre River y San Lorenzo.


Comenzó mejor Racing con un buen trabajo de Lucas Castro y Valentín Viola, que desequilibraron por izquierda. El juvenil delantero tuvo la primera oportunidad, pero su remate se fue desviado. El equipo de Luis Zubeldía recuperaba la pelota rápido a través de Agustín Pelletieri y Bruno Zuculini, pero no fue más profundo porque a Giovanni Moreno le costó siempre meterse en el partido.


Pese a esto Gabriel Hauche tuvo una chance que definió bien, pero fue mal anulada por una supuesta posición adelantada y otra que atajó Esteban Dei Rossi. Además, un tiro libre de Gio se fue por arriba del travesaño.


Sin embargo, la más clara la tuvo Atlético a los 16 minutos cuando un error de Sebastián Saja provocó el disparo de Federico Barrionuevo, que tapó el arquero racinguista de manera espectacular. Así, los tucumanos emparejaron el trámite y le comenzaron a pelear el partido en el medio.


En un contexto más luchado, Racing contó con algunas oportunidades a través de Hauche y Castro (las tapó Dei Rossi) y otra del Pata, tras pase de Viola, que se fue por arriba del travesaño.


Pero Atlético no se achicó y tuvo dos claras con remate cruzado de Barrionuevo que pasó cerca y un tiro a quemarropa en el área de Barone, que Saja sacó al costado en gran tapada.


El conjunto de Zubeldía tuvo el control territorial en el segundo tiempo, pero fue parejo en llegadas, ya que a un disparo de Viola, que se fue lejos del travesaño, los tucumanos respondieron con un remate de Daniel Salvatierra, dentro del área, para la tapada de Saja.


Lentamente Atlético se empezó a conformar con el empate y a refugiarse en el fondo. Racing jugó el partido en el campo rival, pero no tuvo claridad para desnivelar, salvo a los 41, cuando se lo perdió Viola, cara a cara con Dei Rossi.


Cuando parecía que los penales definían al primer semifinalista, un tiro libre de Moreno pegó en el palo y Barone, en su afán de rechazar, introdujo la pelota en su propio arco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger