domingo, 13 de mayo de 2012

Newell’s mostró su solidez y ahora Boca está obligado a ganar

Newell’s se confirma como candidato en este torneo Clausura. En Rosario, el equipo de Gerardo Martino superó 3-1 a Unión y se ubicó como único líder del campeonato, con tres puntos de ventaja sobre Boca, que este domingo recibe a Vélez. Los goles para el local los convirtieron Víctor Figueroa, Santiago Vergini y Maxi Urruti, mientras que –en el segundo tiempo- descontó Matías Donnet.


A los cinco minutos apenas Newell’s llegó a su primer gol. Después de una jugada colectiva que comenzó atrás de mitad de cancha, Figueroa recibió en el extremo izquierdo y, pese a que Urruti entraba por el medio, prefirió el disparo al arco, al primer palo, que no pudo contener el arquero Bologna.


Newell’s estuvo cerca del segundo unos minutos después, en una doble chance. En la misma jugada, Pablo Pérez intentó de tijera y, en el rebote, el que tomó la pelota fue Urruti, pero su tiro fue sacado por los defensores del Tatengue. Sin embargo, el 2-0 estaba cerca y a los 38 minutos lo encontró Vergini, en una mezcla de centro y tiro al arco desde la derecha que se le metió a Bologna antes de que Urruti pudiera tocarla.


Como para cerrar un primer tiempo perfecto, a los 41 minutos, y después de un cabezazo en el corazón del área y un centro de palomita en el primer palo, Urruti consiguió su gol, con un derechazo letal, ese que merecía por lo realizado en el primer tiempo. Unión buscó el descuento antes del final por intermedio de Rosales pero no pudo ser para la visita, que no podía doblegar al líder del campeonato.


En el complemento, Newell’s entró algo dormido y Unión lo aprovechó. Tomó la pelota, dominó las acciones y a los 13 minutos encontró el descuento con un tiro de Matías Donnet. Martino, entonces, movió el banco: sacó a Urruti y puso a Aquino. Pero la atracción era Unión, tanto dentro como fuera de la cancha. ¿Por qué? El sector de la barra, que estaba ausente en el primer tiempo, se trepó al alambrado y uno de ellos habló con el capitán Avendaño. Después de unos minutos de parate, el árbitro Diego Ceballos reanudó el juego.


La inacción de Newell’s se tomó un respiro a los 29 minutos, cuando Sperduti –antes de salir del equipo- probó picándosela al arquero Bologna. Su tiro, sin embargo, se fue afuera. Para el final, quedó la roja para Avendaño en la visita. El resultado estaba puesto: los rosarinos defendieron y aseguraron el 3-1 que les permite ser, al menos por unas horas, los únicos líderes del torneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger