viernes, 18 de mayo de 2012

Boca venció al duro Flu, pero la serie sigue abierta


Un gol. ¿Cuánto vale un gol? En la Copa Libertadores depende de muchos factores. Si es de local vale uno, si es de visitante vale dos. Si el resultado fue 1-0 ya el valor queda relativizado. Ganó Boca sobre Fluminense en la ida de los cuartos de final. Fue 1-0 en la Bombonera con un gol de Pablo Mouche. ¿Cuánto vale un gol? ¿Cuánto vale un triunfo por 1-0? El próximo miércoles en Río de Janeiro se sabrá.


Fue duro para Boca. Lo sufrió el partido, lo parió. Porque no empezó bien, Fluminense le cedió la pelota ante la falta de Deco, su organizador. Y Boca intentó administrarla con criterio, pero le costó romper con un equipo preparado para contraatacar. Boca chocaba con los defensores y volantes de contención brasileños, y sufría atrás. Porque Rafael Sobis, Rafael Moura y Thiago Neves fueron inteligentes para jugar y lastimar.


Las jugadas más claras del primer tiempo fueron para la visita. A los 11, Jean se lo perdió tras un error de Erviti que intentó darle la pelota a Orion con la cabeza dentro del área. El volante derecho del Flu definió desviado. Dos más tarde, Rafael Moura no llegó a tocar un centro desde la derecha. Y enseguida Thiago Neves probó de zurda desde afuera para exigir a Orion, que resolvió en dos tiempos, con suspenso.


Boca se reorganizó, siempre bajo la suela del botín derecho de Román Riquelme, su capitán y emblema. A través de la pelota parada, Boca perdió la vergüenza y empezó a llegar con peligro contra el arco de Cavalieri, de lo mejor de la visita y del partido. Se lo tapó a Roncaglia a los 16, tras un tiro libre de Román desde la derecha. Y después otra vez al lateral derecho, que probó desde afuera. Pero lo más claro del local llegó con centros de Mouche desde la derecha. El primero para Cvitanich, que cabeceó solo afuera. Y el segundo a Schiavi, que definió desviado de cabeza por el segundo palo.


El punto de inflexión del partido se produjo a los 33. Carlinhos, el lateral izquierdo, bajó una pelota con la mano en la mitad de la cancha y como ya estaba amonestado por una falta a Rivero vio la roja del árbitro colombiano Buitrago. Boca empujó a Flu con más fuerza que fútbol. Lo tuvo Mouche, después Schiavi, pero Cavalieri otra vez le ahogaba el grito a la Bombonera. Y a los 44, Buitrago cometió un error grosero: córner desde la izquierda al primer palo la peinaron en el primer palo y le quedó el gol a Anderson en el segundo. Roncaglia voló de espaldas con el brazo izquierdo extendido y evitó el gol con la mano. Penalazo. El árbitro se hizo el distraído y cobró córner. Era penal y expulsión a favor de Fluminense.


En el vestuario, Falcioni cambió a Erbes por Nico Blandi. Boca se zambulló en campo rival en busca del gol. Y lo logró a los 6 del complemento. Salió del fondo con Roncaglia, Rivero lo ubicó a Cvitanich. Mouche picó al área y le llegó la pelota justa. Definió de zurda, cruzado, ajustado contra el palo para el 1-0 y para que explote el estadio. Gol, ventaja y tranquilidad.


Después, fue chocar contra una pared. Sin ideas ni claridad. El técnico de Flu, Abel Braga, primero sacó a Sobis, después a Moura y por último a Thiago Neves, los tres de arriba. A aguantar el 0-1. Lo tuvo Blandi en el área chica, pero lo taparon. Lo tuvo Schiavi, después de esquivar el off-side que intentó la defensa rival y se lo tapó Cavalieri, tras una pelota parada. Un gol más, Boca necesitaba un gol más. Desde el juego, Boca demostró que el 1-0 no lo dejaba conforme. Desde el juego, Flu demostraba que la derrota 0-1 lo mantenía en carrera para la revancha. El gol de Boca no llegó y sobre el final un error de Orion casi le regala el empate a Marcos Junior. ¿Cuánto vale un gol? ¿Cuánto vale un triunfo 1-0? Buscó y no encontró otro gol. Sabe Boca que conseguirlo en Río será fundamental para pasar de llave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger