martes, 22 de mayo de 2012

Arsenal ganó y alimenta su sueño


Arsenal demostró sus pretensiones de soñar con el título. Necesitó un tiempo, el primero, para mostrar su superioridad sobre Lanús y así quedar apenas a un punto del líder Boca. En esos cuarenta y cinco minutos justificó su triunfo vistiéndose de practicidad y agresividad. Y contó con un Carlos Carbonero desequilibrante y conductor directo del camino con destino final a los tres goles locales.


En ese efectivo primer tiempo Arsenal cumplió a la perfección su tarea. Sin brillar pero conociendo y entendiendo su juego, le sobró para ser muy superior a un inexpresivo Lanús. Elaboró cinco situaciones claras de riesgo y tres terminaron en gol. En su cuenta se incluyen los dos goles anotados en las tres primeras situaciones.


El colombiano Carbonero fue una luz de constante desequilibrio por el andarivel derecho. Lo volvió loco a Balbi cada vez que encaró. A los 14 minutos, Carbonero mandó un remate cruzado desde la derecha -el estado del campo de juego estaba bastante complicado debido a la intensa lluvia caída- y Nicolás Aguirre entrando por el otro sector alcanzó a dominar la pelota para pegarle de zurda antes de caerse y poner así el 1 a 0.


Lanús, que apenas había insinuado presionar y ser ofensivo en los cinco primeros minutos, sucumbió totalmente con esta apertura del tanteador. Todo fue de Arsenal, que controló el partido a voluntad. Todo el peligro, como quedó dicho, llegaba desde la derecha gracias a Carbonero. El volante tuvo su chance propia con un remate desde afuera que Marchesín le desvió en un ángulo.


A los 25 minutos se produjo el segundo festejo local. Carbonero eludió a Balbi y mandó el centro para que Zelaya se anticipase en el primer palo y conectase un tiro que se le escapó por abajo a Marchesín.


Era el peor momento de Lanús, que no consiguió armar su juego y era superado con comodidad por Arsenal. Pero acortó la cifra, porque Regueiro inventó un penal y Pezzotta compró. El jugador de Lanús se tiró ante el cruce de Lisandro López y el árbitro sancionó la inexistente falta que el propio Regueiro transformó en gol.


Poco tardó Arsenal en volver a estirar su ventaja. Otro desborde y centro de Carbonero desde la derecha y al primer palo. Esta vez fue Jorge Ortiz quien se anticipó y metió un frentazo goleador.


Lanús mostró otra actitud en el segundo tiempo. Salió con otra decisión. También es cierto que Arsenal le cedió la iniciativa y se retrasó bastante en el terreno. Al minutos Campestrini le tapó un remate difícil a Pavone. Y a los 8 volvió a lucirse el arquero ante un intento de Camoranesi. Luego Lanús no tuvo precisión ni claridad, pese a algún aporte del ingresado Romero. Arsenal no corrió riesgos y terminó festejando con sus hinchas que pidieron que ese sueño de campeón se haga realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger