jueves, 31 de mayo de 2012

Brasil armó un carnaval


Brasil goleó anoche de visitante a Estados Unidos por 4-1, en el segundo de sus cuatro amistosos de preparación para los Juegos Olímpicos de Londres. Los goles del conjunto sudamericano fueron convertidos por Neymar, Thiago Silva, Marcelo y Alexandre Pato, mientras que Hérculez Gómez descontó para el local. El equipo de Mano Menezes venía de ganarle a Dinamarca por 3-1 y seguirá sus amistosos el domingo con México en Dallas, y finalizarán el 9 de junio contra Argentina en Nueva Jersey. 


Neymar, una vez más, fue la gran figura de la noche. Brasil dominó desde el principo y el primer gol llegó a los 11 minutos cuando el defensor Oguchi Onyewu tocó la pelota con la mano dentro del área y el árbitro costarricense Jeffrey Calderón señaló penal. El delantero de Santos no falló. 


Después del gol, Brasil comenzó a jugar a su antojo bajo la batuta de Neymar, quien envió el centro para el cabezazo de Thiago Silva en el segundo tanto, a los 26. El descuento de Estados Unidos se dio a los 44, con unu cabezazo de Hérculez Gómez.


A partir del complemento se vio lo mejor de Brasil, un auténtico recital. Neymar asistió a Marcelo para el tercero, a los 7. Y Alexander Pato -ingresó a los 20- cerró el marcador a tres minutos del cierre. 

A Boca le perdonaron la vida y está en semifinales

El camino de Boca hacia la triple corona vivió en San Juan una noche de suspenso. En un estadio del Bicentenario teñido de azul y amarillo, el equipo de Julio Falcioni empató 1-1 con Rosario Central por la Copa Argentina, quizás el menos valorado de los tres objetivos que tiene en este final de semestre. Pero en los penales se impuso por 4-2 y se metió en semifinales, para seguir con la ilusión intacta de conquistar todo en esta parte del año.

Tanto porteños como rosarinos son animadores en todas las competiciones que disputan, lo que le dio mucho color al duelo de esta noche. Los dirigidos por Falcioni llegaban entonados y con el sueño de la Triple Corona intacto. Además son líderes absolutos del Clausura y son también semifinalistas en la Libertadores. Los que comanda Pizzi están a la cabeza en la B Nacional, aventajando nada más y nada menos que a River e Instituto.

El receso de torneos locales por las Eliminatorias le permitió a Falcioni, dueño de un plantel importante en cantidad y calidad, poner una interesante formación. Puso en cancha a Pablo Mouche, el delantero más picante del equipo en el año, acompañando a Lucas Viatri y Nicolás Blandi. Y entre los tres se las ingeniaron para complicar a Central.

Pero el conjunto de Pizzi, que venía de igualar con River, salió a la cancha con casi todo lo mejor que tiene disponible, a excepción de Gonzalo Castillejos y los lesionados Matías Lequi y Santiago Biglieri. Un equipo que bien podría ser de Primera División.


Por lo menos, así lo demostró en el primer tiempo, jugando de igual a igual ante un equipo que hizo de las suyas cada vez que salió a jugar en el torneo o en la mismísima Copa Argentina. Y a los 40 minutos, el Canalla golpeó.

Javier Toledo, bien ubicado en el área, sacó un perfecto cabezazo tras un centro de Jesús Méndez y marcó el 1-0 de Rosario Central, un golpe de efecto antes del final del primer tiempo.

En el comienzo del segundo tiempo, Central no entregó la iniciativa y fue por más. Aunque Boca lo arrinconó con poco, encontró una muy buena chance a los 10 minutos, en una corrida de Toledo que terminó con una torpe infracción de Juan Manuel Insaurralde dentro del área. Penal para los rosarinos.

La oportunidad para liquidar el partido la tuvo el propio Toledo. Pero su remate anunciado fue a las manos del uruguayo Sebastián Sosa y así Central le perdonó la vida a Boca. Algo que no se debe hacer ante este ganador equipo.

Tal es así, que antes de los 30, Boca se lo empató. Mouche mandó un centro y Blandi convirtió el 1-1. Desahogo para el Xeneize e historia repetida para el equipo de Falcioni en la Copa: la historia se iba a los penales al igual que ante Santamarina de Tandíl y Olimpo de Bahía Blanca.

Desde los doce pasos, primero fue Mouche y Manuel García le tapó el remate. Gran oportunidad para Central. Pero Castillejos quiso colocarla en un ángulo y su disparo fue al travesaño. Todo igual en la primera tanda.

El primer grito llegó por Blandi y siguió por Ferrari: 1-1. Caruzzo también convirtió y Antonio Medina repitió. Otro empate con tres remates por lado. Fue Leandro Paredes y adentro. Pero Omar Zarif la tiró por encima y la chance de la definición quedó en manos de Insaurralde. El ex Newell's convirtió y la historia se terminó. Boca ganó 4-2 y se metió en semifinales.

Quien lo esperaba en las semifinales era el Deportivo Merlo, equipo que viene de eliminar a Tigre y ya no tiene otro objetivo más que llegar a lo más alto en esta Copa. Del otro lado, Racing y River tienen todo listo para pelear por un lugar en la final. El domingo, en Catamarca y Salta se jugarán esos partidos. ¿Habrá Superclásico en la definición? Sólo queda un paso para saberlo.

miércoles, 30 de mayo de 2012

Sabella y sus opciones: ¿con todo arriba, o más conservador?


La Selección comenzó este martes a transitar el camino hacia un nuevo desafío en las Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014. Con las llegadas de Lionel Messi, Javier Mascherano (ambos provenientes de España) y de Leandro Desábato y Mariano Andújar (Estudiantes), el DT Alejandro Sabella pudo cantar cartón lleno. Ya están todas las fichas, todas las opciones, para enfrentar a Ecuador el sábado en el Monumental.


Bajo una mañana soleada en Ezeiza, Sabella probó primero con un esquema de 4-3-3. Más agresivo, estuvo formado por Romero, Zabaleta, Garay, Federico Fernández, Clemente Rodríguez, Gago, Mascherano, Di María, Messi, Higuaín y Agüero.


Luego, tras probar y dar indicaciones, el DT de la Selección decidió probar por un esquema más conservador: 4-4-2, con la salida del Pipita Higuaín y el ingreso de Sosa.


Por otra parte, Rodrigo Braña, otro de los convocados del plantel de Estudiantes de La Plata, está prácticamente descartado: aunque mejoró de una fuerte contractura, no llega en buenas condiciones. Tras la práctica –la prensa pudo presenciar sólo treinta minutos- hubo fotos y regalos para chicos de un programa de Unicef.

El duelo clave entre Tigre y San Lorenzo ya se juega en los pasillos de AFA


Es, quizás, el partido más importante de la temporada del fútbol argentino. Y las casualidades del calendario hicieron que la previa se hiciera más larga de lo habitual, suficiente para que el clima se caliente a más no poder. El Tigre-San Lorenzo del domingo 10 de junio, clave en la pelea por evitar el descenso, ya se juega en los pasillos de la AFA.


Ocurre que Tigre descubrió que Julio Buffarini, mediocampista de San Lorenzo, tiene cinco amarillas y no cuatro como dicen desde AFA. El Matador tiene las pruebas de que eso es así y todo indicaría que el jugador sería suspendido para el próximo partido, que justamente es, en Victoria, contra los de Arruabarrena.


El puntapié inicial lo dio el Matador. Su presidente Rodrigo Molinos se presentó esta tarde en la AFA con una protesta y las pruebas que le dan la razón. En esa cinta se puede ver como Julio Buffarini fue amonestado por Néstor Pitana en el partido con Racing, de la novena fecha, aunque en el informe del árbitro no figure dicha tarjeta.


Desde AFA, se pudo saber que más allá de la protesta del Matador, el Colegio de Arbitros ya había pedido el video del partido entre San Lorenzo y Racing en Avellaneda. Lo que hizo la protesta de Tigre fue acelerar el trámite y casi asegurarse que el jugador no esté en el partido fundamental.


Entonces, esa amonestación se sumaría a las cuatro que recibió en el semestre (una con Ferro y las otras tres en San Lorenzo), por lo que si la AFA da lugar a la protesta, Buffarini quedaría suspendido por un partido.


Desde Viamonte tienen casi todo definido. Por lo pronto, el árbitro Pitana ya fue citado para el próximo jueves para que se expida por la omisión en su informe. A partir de allí, quizás ese mismo día, la AFA hará oficial su determinación. El partido ya se juega en los escritorios.

Patronato deberá recibir a River y a Central en su cancha

Pese a que muchos clubes aprovecharon sus enfrentamientos con River para ir a un estadio más grande y aumentar su recaudación, ese no podrá ser el caso de Patronato, que deberá recibir no sólo al equipo de Núñez en la anteúltima fecha en Paraná, sino que lo mismo se aplicará para el próximo partido contra Rosario Central, el líder del torneo y con grandes chances de conseguir un ascenso directo a la Primera.


 El encargado de confirmarlo fue el ministro de seguridad de Santa Fe, Rafael Colombo, ante el pedido de Patronato de disputar ambos encuentros en la cancha de Colón. "No autorizamos a que Patronato juegue en cancha de Colón. Al agregarnos estos partidos (contra River y Rosario Central) tendríamos que modificar el operativo de seguridad que tenemos para cada fin de semana en la provincia y sería un riesgo por la cantidad de público que llevan esos equipos", informó el funcionario en TyC Sports.


Colombo agregó además que le mandarán a Patronato la notificación pertinente para informarle que no se podrá mudar al "Cementerio de los Elefantes". De esta manera, y a menos que los directivos del club entrerriano encuentren otra opción, los partidos se disputarán en el estadio Presbítero Bartolomé Grella, de Paraná, con una capacidad reducida de apenas 22 mil personas.


La queja de Aníbal Fernández. El presidente de Quilmes y Senador Nacional le había enviado una carta a Julio Grondona, el mandamás de la AFA, para impedir que Patronato mudara su localía de Paraná a Santa Fe para recibir a Rosario Central y a River, en las fechas 36 y 37. Según Fernández, sería “una ventaja deportiva”, ya que Quilmes e Instituto perdieron cuando jugaron en el pequeño Presbítero Bartolomé Grella.

martes, 29 de mayo de 2012

¿Quién acompaña a Olimpo?


Dos de los diez partidos de la próxima fecha definirán gran parte de la permanencia o no de seis equipos en Primera División. En Victoria jugarán Tigre y San Lorenzo; y en Santa Fe, Unión recibirá a San Martín de San Juan. Los cuatro rivales directos. Los otros dos, jugarán con equipos que luchan por el título. Banfield será local de Boca y Rafaela visitará a Vélez.


Hoy están todos apretados y en condiciones de acompañar a Olimpo de Bahía Blanca en el descenso directo . Dentro de doce días, ¿habrá vencedores y vencidos? La lucha no resulta tan pareja como parece. En especial para Tigre y San Lorenzo. Un mirada rápida a la tabla proyectada indica que si San Martín y Rafaela suman 6 de los 9 puntos que restan, serán inalcanzables para San Lorenzo y Tigre. También para Banfield si pierde algún punto en el camino. Los recién ascendidos, y aquí se incluye a Unión de Santa Fe, estarán casi a salvo con 50 puntos en la temporada. Y con uno más, 51, no quedará ni la mínima chance de un desempate con Banfield, en el caso de que el equipo de Acevedo consiga ganar los próximos tres encuentros. Al respecto, dice el técnico de Banfield: “Yo preferiría jugar contra el Boca titular, tengo mucha fe en los nuestros y veo un avance muy grande. Creo que el problema es de local y me preocupa mucho”. El ocaso de Banfield quedará en la historia. Comenzó con un promedio altísimo, que incluía el título del Apertura 2009. Tigre le descontó 35 puntos y San Lorenzo, 19. Hoy apenas los separan 3 y 2 puntos respectivamente.


Está claro que los hinchas de San Lorenzo no podrán estar tranquilos hasta el final del Clausura, pero si el equipo de Caruso Lombardi le gana a Tigre en Victoria tendrán un desahogo mayor que el del domingo tras el triunfo ante Newell’s. El margen sería de cuatro puntos sobre seis; y podría quedar arriba de Banfield, si éste pierde con Boca. Lo anticipó el domingo Julio Buffarini: “Tenemos que ir día a día. Después del partido contra Unión o mismo tras el primer tiempo contra Newell`s, creo que si nos daban un papel para firmar jugar la Promoción lo hacíamos. No sólo nosotros. Creo que los hinchas también. Hoy todos creemos que podemos salir de todo. Ahora jugamos otra final contra Tigre. Ganar sería fantástico, pero un punto también es bueno”. Un dato para tener en cuenta: de los 10 partidos que jugaron desde el regreso de Tigre a Primera, San Lorenzo ganó 8. Y se volvió con los tres puntos en tres de las cuatro visitas. El equipo de Caruso también tiene un historial favorable con Independiente (venció en 5 de los últimos 10) pero no con San Martín (perdió dos de los últimos tres). Tigre, en tanto, también está abajo en los últimos choques con Vélez (ganó 1 de 9) e Independiente (triunfó en 2 de 9).


En el otro duelo clave, Unión quedaría al borde de la salvación con una victoria. Pero además no complicaría tanto a San Martín que, como ya se dijo, con seis puntos dejaría atrás a Tigre y San Lorenzo. La misma realidad cabe para Rafaela: tiene margen para complicar al resto aún perdiendo con Vélez.


E l futuro es incierto. Y el fútbol, además, permite situaciones como la de la temporada pasada, en la que uno de los dos descensos no se resolvió en la última fecha. Gimnasia y Huracán jugaron un desempate. Hace un año, Huracán se fue con Quilmes. 

Estudiantes empato con Arsenal


Estudiantes y Arsenal de Sarandí igualaron 1 a 1 el estadio Ciudad de La Plata. Emilio Zelaya, de penal, a los 16 minutos del primer tiempo, puso en ventaja a Arsenal, en tanto que a los 42 el colombiano Duván Zapata marcó el empate para Estudiantes.


El punto le sirve al equipo de Sarandí para escalar a la segunda posición de la tabla, con 29 puntos, junto a Tigre; pero se fue con bronca ya que necesitaba un triunfo para quedar como único escolta a un punto del líder, Boca, que suma 32 unidades.


El partido tuvo a lo largo de todo su desarrollo un trámite chato en el cual privó la lucha por sobre el juego, y por eso terminó en empate. Hasta su gol (nacido en una infracción que le cometió Leonardo Jara a Zelaya), Arsenal había sido un poco más gracias al trabajo de Zelaya, Darío Benedetto y Carlos Carbonero.


Pero después, el equipo dirigido por Gustavo Alfaro resignó la iniciativa y Estudiantes se hizo presente en el juego a través de la labor de Juan Sebastián Verón y Zapata.


En el complemento, Estudiantes tuvo totalmente la iniciativa porque a Verón y Zapata se le sumó el acompañamiento de Gastón Fernández. A los 5, Zapata pudo poner en ventaja a su equipo, pero su estupendo cabezazo fue desviado por una estupenda atajada de Cristian Campestrini.


La respuesta de Arsenal llegó a los 12, cuando Benedetto, quien apareció por detrás de un defensor, sacó un tiro de emboquillada que murió en el techo del arco defendido por Mariano Andujar.


A pesar de esta situación, Estudiantes continuó siendo más, aunque fue Arsenal el que pudo llevarse la victoria sobre la expiración del partido.


A los 44, cayó un centro sobre el segundo palo del arco de Estudiantes, Juan Pablo Caffa metió un cabezazo que desvió magistralmente Andujar, el rebote le cayó a Caffa, quien remató e hizo estrellar la pelota contra el palo derecho. El empate le cayó justo al partido, aunque a Arsenal no le cayó del todo bien.

Vélez ganó a Colon y se ilusiona con alcanzar a Boca


Vélez demostró que mantiene su vigencia. Después del cachetazo recibido en Brasil ante Santos, que lo marginó de su máximo objetivo de este semestre, la Copa Libertadores. el equipo de Ricardo Gareca se recuperó en Santa Fe. Y más alla que la punta esté demasiado lejos -cinco puntos sobre nueve en juego lo separan del firme puntero Boca- esta recuperación en el certamen doméstico (tras tres fechas sin triunfos y sin convertir goles) dejaron en claro la recuperación anímica de los titulares, que habían pedido jugar este partido.


Colón volvió a defraudar y a mostrar sus intermitencias habituales de los últimos tiempos. El equipo santafesino alcanza momentos de lucidez y amaga con meterse entre los candidatos. Sin embargo no consigue regularidad y esos altibajos lo hacen saltar de la ilusión a la decepción, practicamente sin escalas. Ayer propuso un buen primer tiempo y tuvo algunos pasajes favorables y situaciones ofensivas propicias.


El primer gol, a los 6 minutos del segundo tiempo, sentenció el destino del partido. Habilitación de Augusto Fernández para Papa, quien se animó a proyectarse claramente por la punta izquierda; vino el centro al medio del área, David Ramirez pifió pero Juan Manuel Martinez metió el remate cruzado en el segundo palo.


A partir de ahí el encuentro hasta entonces parejo pasó a ser controlado por Vélez. Colón tuvo una particularidad que ya había mostrado en la etapa inicial: sus ataques, en pelota parada o en jugadas, terminando siendo más peligrosos en su propia área que en la de Vélez. Porque no conseguían ponerle el broche final y quedaban expuestos y desacomodados para los contraataques que Vélez manejaba muy bien.


Había resultado entretenido y con mucho ida y vuelta el primer tiempo. El traslado era rápido de una punta a la otra de la cancha. Ya a los 3 minutos Barovero se lució para taparle un mano a mano al Bichi Fuertes. Dos oportunidades tuvo David Ramírez: uno de sus zurdazos salió alto y el otro, cruzado, pasó cerca de un poste. Un remate de afuera de Mugni también se fue desviado por poco. Barovero volvió a negarle la chance a Fuertes, en un cabezazo cerca del final de la etapa.


La intención, por ambos lados, era tocar y jugar por abajo. Y también coincidieron en la falta de definición los dos. Lo más claro era Juan Manuel Martinez, que a veces, basado en su capacidad técnica, exageraba con algún lujo innecesario.


Ya en el segundo tiempo el Burrito Martinez alcanzó mayor efectividad. Con espacios libres desarrolló gran parte de su repertorio y fue una gran complicación para la desordenada y confundida defensa local. Una de las pocas veces en la era Sensini que el equipo fue preso de la confusión.


Augusto Fernández, otro que tuvo una importante actuación, definió de derecha dentro del área para sellar el resultado, a un pasito del final. Así Vélez, con actitud, juego y personalidad, ratificó que la Libertadores quedó atrás.

lunes, 28 de mayo de 2012

Rafaela y Tigre, con un punto que no les saca la preocupación

Fue el escenario típico de un partido en el que se pelea por no descender, pese a que Rafaela y sobre todo Tigre mostraron en este Clausura que pueden dar algo más. En Santa Fe mostraron dientes apretados y mucha tensión, aunque después de un primer tiempo opaco en el complemento salieron decididos a buscar con más decisión el arco rival. Los dos consiguieron lastimar y al final quedó para cada uno un punto que no alcanza para quitarles la preocupación.


En el inicio, la primera oportunidad clara fue para Tigre con un tiro libre que motivó una buena intervención del arquero Sara. Fue a la postre la única chance clara de los de Arruabarrena en toda la primera mitad.


Rafaela tuvo su gran posibilidad de marcar a los 14, cuando a Carignano le falló su oficio para definir. Quedó mano a mano con Javier García pero el que se lució fue el arquero de Tigre, quien lo esperó hasta último momento y tapó con su cuerpo el remate.


Se fueron 0 a 0 a los vestuarios y con la sensación de que podían dar más. Pero también de que los nervios jugaban su partido en cada uno de los protagonistas.





El escenario cambió en el segundo tiempo. Tigre dispuso de dos muy buenas chances que agrandaron la figura del arquero local. A los 8 minutos, justamente Sara tapó el gol en el área propia, pero no se conformó con eso, salió rápido y, después de un buen pase de Federico González, Nicolás Castro la punteó para poner en ventaja al local. En Rafaela, se festejó como un campeonato. Era casi lo que valía un triunfo ante Tigre en un partido clave por los promedios.


Pero los de Arruabarrena supieron reaccionar. Y en un corner consiguieron la igualdad, cuando Maggiolo desubicó a toda la defensa al peinar la pelota en el primer palo y Echeverría la empujó a la red con el arco vacío para el 1-1.


Los dos mostraron voluntad de conseguir algo más, pero quedaron iguales. El punto los mantiene a la expectativa en los promedios, y ahora les quedan tres partidos en los que deberán dar todo para seguir en Primera.

San Lorenzo consiguió una hazaña y salió del descenso directo

Una final ganó San Lorenzo contra Newell's, como local. Fue 3-2 luego de reponerse de una desventaja de 2-0. Con estos tres puntos de oro, los de Ricardo Caruso Lombardi lograron salir de descenso directo en perjuicio de Tigre, que no pasó del empate contra Rafaela. Pérez y Muñoz les habían dado la ventaja a los de Gerardo Martino y Bueno y Gigliotti, en dos oportunidades, el desahogo final a San Lorenzo. El ex All Boys, con una palomita, fue el responsable del tercero, el gol más gritado de la tarde.

San Lorenzo arrancó con todo su partido en el Nuevo Gasómetro ante Newell's. Y tanto fue así que en menos de 5 minutos llegó tres veces al área del arquero Sebastián Peratta. A los dos minutos, el lateral Alvarado llegó al fondo por derecha y soltó un centro que el uruguayo Salgueiro cebeceó alto. Apenas luego fue Buffarini, por izquierda, quien llegó a la raya. Su picante centro al segundo palo, de palomita, fue despejado al córner por Vangioni. Sufrían los hombres de Gerardo Martino. La última acción de este sofocón que padecieron los rosarinos fue un zurdazo de Gigliotti que, algo defectuoso, salió cerca del poste derecho del 1 visitante.

Newell's recién tuvo algo de respiro después de los 10, cuando un tiro libre de Figueroa le pasó cerca al travesaño de Migliore. Y cuando prácticamente nadie lo esperaba, en su primera jugada asociada, los de Martino se pusieron en ventaja. Recibió Pablo Pérez sobre el sector derecho, se sacó de encima a Ortigoza, Bottinelli no atinó a taparlo y cuando Bianchi Arce cerraba presuroso, sacó un potente zurdazo que terminó por clavarse a media altura y pegado al palo derecho del arquero local.

Con el gol, Newell´s, con Bernardi, Pérez, Villalva y Figueroa, consiguió hacerse de la pelota, adelantarse en el campo y dejar de ser desbordado por los costados. San Lorenzo, en cambio, trocaba vértigo por desconcierto. A diferencia de su rival, los rosarinos exprimían al máximo cada una de sus llegadas.

Si las cosas iban mal para San Lorenzo, la tarde se oscureció aún más cuando en una salida del fondo, Alvarado le dio un pase largo hacia atrás a Bianchi Arce. La robó Muñoz, que ingresó al área y con un potente derechazo batió a Migliore. Con el 2-0, todo era desesperación para los de Caruso Lombardi.

Herido, el local comenzaba a ir por el descuento. Un centro pasado y bombeado de Buffarini desde la derecha fue peleado arriba por Gigliotti y Peratta. Cuando la pelota tocó el piso, no pudo ser empujada con dirección por el delantero. Cuando parecía que Urruti festejaba el tercero para la visita, a instancia del juez de línea y erróneamente, Pitana cobró fuera de juego y anuló la conquista del delantero. Con los nervios de punta y lleno de dudas, San Lorenzo terminó el primer tiempo.

La esperanza renació de entrada en el complemento para San Lorenzo. Es que a los cinco minutos, luego de un tiro de esquina desde la derecha, la pelota derivó en Gigliotti, que con un cabezazo logró el descuento. Con la chapa 1-2, los segundos 45 prometían emoción. Sobre los 10, lo impensado sucedió: el Ciclón logró el empate. Y claro, con la fórmula que más resultado le daba. Desde la derecha tiró centro Buffarini, y el ingresado Bueno saltó más alto que todos y cruzó el cabezazo para establecer el 2-2.

Pudo poner el tercero el delantero uruguayo, a los 23. Pero la definición que al cuerpo de Peratta, rápido de reflejos, pudo impedirlo. ConBuffarini como abanderado, San Lorenzo buscaba la victoria. Y sobre los 32 casi festeja el tercero. De un pelotazo largo de Ortigoza vino el centro atrás de Bueno y, cuando parecía que Gigliotti festejaría de nuevo, su tiro, increíblemente, se fue afuera. Apenas después, el ex All Boys habilitó al uruguayo adentro del área, pero su tiro, de primera, dio en el ángulo izquierdo de un vencido Peratta. La suerte se les hacía esquiva a los de Caruso.

El partido ganaba en emotividad y la respuesta visitante llegó con un remate de media distancia de Muñoz que hizo exigir a Migliore para mandar la pelota al córner. El vértigo no daba tregua y a los 42,Gigliotti marcó el tercero, el de la victoria. Desbordó por izquierda el Pipi Romagnoli y con esa pierna metió el centro que de cabeza capitalizó el centrodelantero. El rugido en el que estalló el Nuevo Gasómetro con el 3-2 se hizo aún más atronador cuando el árbitro Néstor Pitana terminó el partido. Como para olvidar, al menos por un rato, esa gran preocupación por el promedio que todavía está al acecho.

Boca gano y es el unico puntero


El envión que le dio el empate sobre la hora en Brasil para eliminar a Fluminense y avanzar a las semifinales de la Copa Libertadores todavía tenía fuerzas para empujar en el Clausura. Perdió All Boys, empató Tigre, cayó Newell's (Arsenal juega el lunes) y Boca necesitaba un triunfo en la Bombonera sobre Godoy Cruz para tomar distancia en la cima de la tabla.


Pareció un trámite el primer tiempo. Julio Falcioni puso a los generales. Orion, Schiavi, Insaurralde, el regreso de Somoza tras 40 días de rehabilitación tras un desgarro, Clemente Rodríguez, Diego Rivero, Erviti, Juan Román Riquelme, Mouche y Cvitanich... todos a la cancha. Casi no sufrió atrás y se fue al vestuario 2-0 arriba.


A los 13, Riquelme ejecutó un tiro libre desde la derecha, al primer palo, a la frente de Insaurralde que anticipó la salida del arquero Nelson Ibáñez y puso el 1-0. Después, el árbitro, Juan Pablo Pompei, debió cobrar penal en el área de Boca por una falta del chaqueño sobre Lucas Ceballos. Clarita.


Sin embargo, Boca era superior a un rival tibio que casi no contó con jugadas de riesgo sobre el arco de Orion. Y Riquelme empezó a pisar el área... En la primera le quiso servir el gol a Cvitanich y el pase le quedó atrás al delantero que definió incómodo. En la segunda, Román bajó un centro con el muslo sobre la izquierda y cuando Ibáñez salió a atorarlo tocó al medio para Cvitanich que apenas tuvo que empujarla al arco vacío para el 2-0. Después tuvo otra similar Boca, pero el pase al corazón del área chica les quedó largo a Cvita y a Mouche.


Desde el primer minuto del segundo tiempo se supo en la Bombonera que el partido ya había terminado. En realidad nunca hubo partido. Porque Godoy Cruz no le hizo ni cosquillas a su rival. Y Riquelme puso la pelota bajo la suela, jugó e hizo jugar, y los minutos se consumieron.


Lo único que podía cambiar era la diferencia. Mouche corrió desde atrás de la mitad de la cancha con el campo liberado y enfrentó a Ibáñez, lo dejó en el camino, pero desvió su remate por encima del travesaño. Después lo tuvo Pochi Chávez (había reemplazado a Rivero, que salió con un golpe). Y después Cvitanich. Y después... cada avance de Boca parecía que iba a terminar en gol, pero al final la jugada se diluía.


Falcioni cuidó piernas con los cambios: Sánchez Miño por Erviti primero, Erbes por Somoza más tarde.


El 3-0 que decoró la victoria de Boca llegó sobre el final. Otra vez Riquelme dio una asistencia milimétrica para Mouche que controló de derecha y definió de zurda para sellar el marcador. Boca se cortó solo en lo más alto del Clausura con 32 puntos, a cuatro de sus escoltas Tigre y Arsenal (deberá ganarle a Estudiantes este lunes para acortar la distancia) y busca conseguir lo que nadie: la triple corona.

domingo, 27 de mayo de 2012

River desaprovechó la gran chance de subirse a la punta


Fue una final y se jugó como tal. Por eso, no sorprende que en el choque entre Central y River, entre el líder de la Primera B Nacional y uno de los grandes pretendientes al título -o al menos a lograr uno de los ascensos en forma directa- haya dejado tan poco. Fue 0-0 en Rosario, en un choque de alta tensión donde se impuso la presión y la patada por sobre el buen juego, con muy pocas chances claras para cada lado.


Bajo un clima impresionante en el Gigante de Arroyito, los dos equipos apostaron por la intensidad, pero midiéndose en unos primeros minutos que no tuvieron emociones y sí mucha fricción en el centro de la cancha. Un juego a fondo que le valió la amarilla a Ramiro Funes Mori cuando iban apenas diez minutos.


La primera clara fue recién a los 18 minutos, cuando un centro desde la izquierda de Ricky Gómez fue conectado de cabeza por Franco Peppino y la pelota pasó rozando el ángulo izquierdo de Vega. Del lado de River, poco, más bien nada: aunque muy enchufados, tanto el Chori Domínguez como Trezeguet y Cavenaghi eran bien controlados por los volantes y defensores del Canalla.


A diez del cierre del primer tiempo, Almeyda tuvo que meter mano e el equipo: fin del partido para el Maestrico González, lesionado, quien le dejó su lugar a Lucas Ocampos. La más clara para los de Núñez fue recién a los 40 minutos, producto de un excelente desborde y centro del Chori que generó un rebote frontal al arco. Trezeguet se la encontró en los pies y disparó, pero no pudo generar daño.


El arranque del segundo tiempo mostró a ambos con más ideas y ambiciones. Más verticales, con la pelota pasando menos tiempo en el centro de la cancha. Almeyda sacó a Cavenaghi a los 11 minutos y apostó por Rogelio Funes Mori. Pizzi, segundos antes, por Monje en lugar de Medina. Pero las acciones de riesgo siguieron sin aparecer. Más intenciones que otra cosa. A los 25, tras recibir del Chori, de muy buen partido, Ocampos remató frontal al arco pero encontró bien parado al arquero García. Era la primera de River en este período. El local, en tanto, tomaba el rol del visitante en el primer tiempo: era ahora Central el que no tenía una sola idea para atacar, con un Castillejos (goleador del campeonato) desdibujado, apagado.


Los minutos pasaron y nada cambió, a pesar de que River presionó un poco más e intentó arrinconar al Canalla. Así, todo fue reparto de puntos en Rosario, aunque los de Núñez desaprovecharon la chance de despegarse de Instituto. Con este resultado, no hubo cambios en lo más alto: Central se mantiene como único líder, ahora con 69 puntos, seguido por River y la Gloria (que empató 1-1 ante Independiente Rivadavia en Mendoza) con 67. El que tiene ahora la gran chance de acercarse (a 65 puntos) es Quilmes, si le gana más tarde a Atlanta. Además, el Cervecero tiene otro incentivo: todavía debe enfrentar a Instituto.

Lanús le puso freno a All Boys


Con los enfrentamientos entre dos facciones de la barra en las inmediaciones de la cancha, adentro Lanús derrotó a All Boys, por 1-0, por el gol de Mariano Pavone, a los siete minutos del segundo tiempo, después de una buena incursión de Silvio Romero, por el costado derecho. La victoria, además, le permitió al equipo de Gabriel Schurrer reponerse de la derrota sufrida la semana pasada con Arsenal (1-3), ganó su cuarto partido como local y llegó a los 23 puntos. Como si fuera poco le cortó una racha de siete partidos sin derrota al equipo de Floresta, que no pudo aprovechar la oportunidad de saltar a la punta.





Desde el comienzo, el conjunto granate asumió la iniciativa y, si bien no tuvo la profundidad deseada, fue más peligroso que su rival, que lució impreciso en el tramo inicial del partido. Tanto que a los 9 minutos, el cordobés Romero tuvo una chance clara con un remate que salió pegado junto al palo de Nicolás Cambiasso. Antes del final, el 1 del equipo de José Romero volvió a aparecer en una entrada del uruguayo Mario Regueiro, en la chance más nítida que tuvo Lanús en la primera etapa. All Boys, en tanto, probó con un cabezazo de Mauro Matos, que el arquero Agustín Marchesín controló con mucho esfuerzo.


En la segunda parte, Lanús continuó presionando en campo rival y encontró premio a los 7 minutos, con un desborde de Romero que capitalizó Pavone para conectar al gol. All Boys sintió el impacto, pero no tuvo el empuje de otros encuentros y debió lamentar enseguida la expulsión de Facundo Quiroga, por doble amonestación. Con un hombre menos, al equipo de Floresta se le dificultó la llegada hacia Marchesín, más allá de los ingresos de Matías Pérez García o del mendocino Juan Carlos Ferreyra, quien ingresó para ganar poder desde arriba.


El gol, en tanto, no relajó al equipo local, que controló y generó más situaciones en ataque, que obligaron a las respuestas de Cambiasso, y pudo asegurarse una victoria que le da aire a su DT, presionado por conseguir puntos, tras la eliminación de la Copa Libertadores. Por el lado de All Boys, esta derrota no empaña la mejor campaña del equipo en Primera, con el objetivo casi cumplido de la permanencia.

Gio Moreno respondió con talento a las amenazas y le dio el triunfo a Racing


Aquí, en el anochecer del Mario Alberto Kempes, Racing hizo un bollito de todos los problemas que lo agobiaban. Mejor dicho, fue el botín izquierdo de Giovanni Moreno el que acarició, un poco, tanto sufrimiento, tras una semana agitada. Y fueron las manos de Saja las que abrocharon tres puntos de oro. La visita amargó a Belgrano, que es esclavo de una cadena que lo encadena: la falta de gol (tiene 13). Lo más justo hubiese sido un empate. Pero el fútbol no sabe de justicia.


El partido, en líneas generales, estuvo por debajo de la línea de la pobreza. Hubo pocas llegadas. Y nadie rompió la monotonía. Los dos jugaban de contragolpe, pero claro, sin ataque, no hay réplica. En el primer tiempo, Belgrano estuvo más cerca que Racing, es cierto. Porque Farré tuvo una volea que se fue alta. Y porque Silvera, restrasado, pivoteó para que Marco Pérez, hostigado por los hinchas, tuviese un mano a mano que le tapó Saja. ¿Y Racing? Ni pateó al arco. Fue un verdadero canto a la desesperanza. Apenas si contó con algunos chispazos de Moreno, que siempre pidió la pelota, y con la solidez de Saja, dueño del cielo cordobés que cubrió el área. No mucho más ¿El resto? Nada.


Así y todo, con muy poco, Belgrano era mejor que Racing, que fue el principal responsable de erigir a Olave, en un protagonista de lujo en toda la primera etapa. Tan flojo fue ese tiempo, que las miradas recayeron en Carlos Maglio. El árbitro sacó dos tarjetas amarillas por simular; a Silvera quien fingió un penal cuando chocó con Martínez en el área. Y después a Moreno, quien sufrió una obstrucción. Pero no amonestó a Ribair Rodríguez, quien se dio el lujo de pegar tres patadones. Insólito criterio.


El complemento parecía ser una extensión de las carencias de los unos y los otros. Zubeldía sacó a Caballero y puso a Santander, y a los gritos pedía: "Gio, buscalo al paragua". A Santander no se le caía una idea. Entonces Gio, se vistió de héroe, en una semana en la que fue tratado como villano. El colombiano fue a buscar un córner corto que jugó rápido Castro, metió una diagonal, dejó en el camino a Mancuello, le amagó a Turús y sacó un zurdazo enjabonado que se le escurrió a Olave. Gol. Sí, 1-0.


Para ese entonces, Belgrano se deslucía en arrestos individuales de un estéril Mancuello. Por eso, Zielinski movió el banco y metió a Matías Giménez, que abolló el ángulo con un zurdazo furibundo. Entonces, Racing, con Lluy y Aued, aguantó el resultado. Pudo haber estirado la ventaja con una contra que encabezó Castro, pero definió mal Viola. Y casi se lo empatan. Aunque Marco Pérez tuvo un blooper y Saja, luego, le ahogó el grito a Matías Giménez. Así, Racíng, por poco, se llevó tres puntos de sutura. Tres puntos que alivian estos tiempos con heridas expuestas. Este presente con tanta sal.

sábado, 26 de mayo de 2012

Con Orion y Clemente, pero sin Riquelme

El DT de la Selección, Alejandro Sabella, convocó hoy a Agustín Orión y Clemente Rodríguez, de Boca, y a Mariano Andujar, Leandro Desábato y Rodrigo Braña, de Estudiantes de La Plata, del medio local. Todos forman la lista de jugadores de equipos argentinos para enfrentar a Ecuador, por las Eliminatorias.

Los cinco jugadores deberán presentarse el lunes en el predio de AFA para sumarse al trabajo que ya realiza el equipo nacional con los futbolistas del exterior, de cara al próximo partido del 2 de junio.

En la lucha por clasificar para el Mundial de Brasil 2014, la Argentina suma siete puntos, los mismos que Venezuela y que Uruguay, que con un partido menos comanda la tabla. Ecuador tiene también un partido menos y acumula seis.


Después de jugar con Ecuador en el Monumental, el equipo de Sabella tendrá fecha libre, que aprovechará para disputar un amistoso con Brasil –en Nueva Jersey, Estados Unidos- el 9 de junio.

River se instaló en Rosario y fue recibido por cientos de fanáticos


River ya está en Rosario de cara al partido más importante de la temporada. Este sábado enfrentará a Central, el líder de la B Nacional con dos puntos de ventaja sobre el Millonario. Los de Almeyda necesitan ganar para quedar como únicos punteros, pero de no hacerlo podrán salir de los puestos de ascenso directo y caer en Promoción, ya que por ahora tienen los mismos puntos que Instituto, el tercero en discordia.


El plantel de River arribó a la ciudad santafesina esta noche y fue recibido por 500 hinchas en la puerta del hotel Plaza Real que fueron a manifestar su apoyo al plantel de Almeyda de cara a un partido trascendental y para festejar el 111° aniversario del club.


En tanto, el entrenador de River, Matías Almeyda, se decidió por Alejandro Domínguez por encima de Daniel Villalva y este sábado pondrá al mentado tridente ofensivo que conforman el Chori, David Trezeguet y Fernando Cavenaghi para visitar a Rosario Central, el puntero de la Primera B Nacional.


Además, Leandro González Pirez ingresará por Juan Manuel Díaz, quien se recupera de una pubialgia, y César González recuperará la titularidad en lugar de Lucas Ocampos.


Así, los titulares para jugar este sábado a las 14 en el Gigante de Arroyito serán: Daniel Vega; Leandro González Pirez, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Ezequiel Cirigliano, González; Domínguez, Trezeguet y Cavenaghi.


River jugará con un esquema similar al que utilizó cuando le ganó 1-0 a Instituto en el Monumental: un 3-4-3 flexible en el que Sánchez tendrá la misión de retroceder cuando Central tenga la pelota.


En el entrenamiento de esta mañana en el Monumental hubo cuidados especiales para Trezeguet, quien llega con lo justo al partido por una sobrecarga muscular.

San Martín decretó el descenso de Olimpo y superó a San Lorenzo


El desenlace ofreció extremos, en términos de sensaciones. De un lado, esa explosión tardía y feliz de San Martín, que dio vuelta un 0-2 y consiguió un triunfo que le mejora su promedio y que ubica a San Lorenzo en la zona de descenso directo, al menos hasta el domingo (el equipo de Boedo sólo saldrá si derrota a Newell's, de local). Del otro, estaba la cara del descenso, la de ese Olimpo que terminó siendo un conjunto de voluntades luchando sin éxito contra lo inevitable.


Detrás de ese desenlace hubo un partido cambiante, intenso. El arranque fue ideal para Olimpo. Si bien San Martín parecía dominar, en su primera llegada de peligro los bahienses marcaron la diferencia. Iban nueve minutos cuando, tras una buena diagonal desde la izquierda al medio, Martín Pérez Guedes definió cruzado para dejar en silencio a los sanjuaninos.


La desventaja trastocó los planes de San Martín. La paciencia que necesitaba el equipo de Sava nunca apareció. Los que sí aparecieron fueron los centros desde ambos costados buscando la cabeza de Penco, que perdió casi siempre ante los centrales de Olimpo.
La velocidad de Maxi Núñez por la derecha no era suficiente para generar peligro y con un Carrusca apagado, a los sanjuaninos les costó acercarse a Ibáñez, que pasó 45 minutos sin necesidad de revolcarse. Olimpo, en cambio, fue más práctico. Hizo el gol y se defendió esperando una contra con un Bareiro solitario y solidario, pero lejos de sus compañeros. Sin embargo, casi amplia la ventaja con un disparo bajo de Rolle que tapó Pocrnij. El resto fue luchar y correr en el mediocampo, como estandarte de la resistencia.


Con esos recursos le alcanzó a Olimpo para aprovecharse de un rival preso de su urgencia. Tuvo otra virtud relevante el equipo de Perazzo: la contundencia. Casi todo lo que generó lo cambió por gol. En su primera llegada a fondo, el equipo de Bahía Blanca se puso 2-0. Pelotazo largo, la punteó Rolle, apareció otra vez Pérez Guedes en anticipo y definió ante las dudas de la defensa y la falta de respuesta del arquero. Ese grito visitante se parecía mucho a la sentencia de una derrota para San Martín.


Pero no, nada de eso. Desde entonces, empezó otro partido. San Martín -con lo que tenía, con lo que le quedaba, como pudo- fue con todo. Quiso. Y llegó al descuento a través de un corner desde la derecha cabeceado por Penco, ese delantero que tanto había buscado y nunca había encontrado. Siguió jugando en campo rival. Intentó más. Y encontró un grito, ese desahogo que trajo el rebote aprovechado por Caprari (había un jugador local en la línea, pero no interfirió en la jugada más allá de su posición; gol válido).


Y había más en ese final épico para San Martín, en ese desenlace imprevisto. Siguió buscando. Y tuvo un premio enorme: en la última, tras un penal a Penco, Cristian Alvarez estableció el 3-2, ese que lo sacó al equipo cuyano de la zona de descenso directo. Ese que, sobre todo, se convirtió en la preciosa sensación de sentirse de Primera.

El Barsa le regaló a Guardiola la última Copa en una enorme exhibición


Finalmente, la despedida que probablemente haya soñado Pep Guardiola Guardiola al frente del Barcelona terminó por consumarse. Es que la goleada 3-0 sobre el Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa le dio al equipo culé, además de su 26° Copa del Rey, el decimocuarto título sobre 19 disputados a los catalanes bajo la conducción del ex mediocampista. Y, como no podía ser de otra manera, el astro argentino, Lionel Messi, se anotó con el segundo grito de la goleada. El primero y el tercero los firmó Pedro, todos en la primera etapa, los firmó Pedro.


Como un vendaval. Así comenzó el partio de la final de la Copa del Rey el Barcelona, en el adiós de Pep Guardiola, ante el Athletic Bilbao de Marcelo Bielsa. Menos de un minuto lo llevó a Lionel Messi desequilibrar, gambetear y soltar un zurdazo que salió cerquita del poste derecho de Iraizoz. Todo un signo.


Dos minutos luego, cuando la precisión y la presión de los catalanes lo eran todo, Pedro, luego de un tiro de esquina, puso el 1-0. El delantero aprovechó un rebote que derivó de un cabezazo de Piqué, y desvío mediante, mandó la pelota a la red. Barcelona dejaba bien en claro su intención de cerrar el ciclo Guardiola con la obtención de su decimocuarto título en diecinueve torneos disputados.


A los 15, Messi volvió a buscar su 73° festejo de la temporada. Pero su zurdazo, cuando iba desde la derecha hacia el centro del campo, hizo lucir al arquero vasco, que voló contra su palo derecho y atinó a manotear la pelota al tiro de esquina. A los hombres de Bielsa les costaba horrores hacerse de la pelota. Y ni hablar de generar juego.


El grito de Messi llegó a los 20. La Pulga aprovechó una exquisita habilitación de –cuándo no- Andrés Iniesta al vacío y con un potente derechazo arriba y al primer palo batió la resistencia de Iraizoz, que volvía a resignarse ante la superioridad del Barcelona.


El temporal  que parecía el ataque catalán arreciaba y no se detenía y a los 24, Pedro puso el tercero. Xavi, cerca de la media luna se la rebotó al delantero canario hacia atrás, y éste, con un sutil zurdazo con cara interna, ubicó la pelota pegada al poste derecho del 1 vasco.


Ni De Marcos, ni Ander Herrera, ni Iker Muniain. Las usinas de fútbol que funcionaban eran únicamente las de camiseta blaugrana. La presencia del otro argentino en cancha, la de menor protagonismo, Javier Mascherano era prácticamente testimonial merced de lo poco que pudieron atacar los Leones de San Mamés.


Como la presión del Barsa ya no era tan asfixiante, el Athletic pudo jugar más en el inicio del segundo tiempo. A los 6, un pase de Ander Herrera que fue una daga que se clavó en la zaga catalana, dejó a Ibai Gómez cara a cara con Pinto. Pero la exquisita definición intentada por el extremo, que buscó cruzarla y picarla sobre el cuerpo del arquero, salió desviada.


De todas maneras, los de Pep Guardiola no se conformaban con lo hecho. Piqué comenzó un avance en el círculo central, la abrió a la derecha para Montoya y se fue al área. El surgido de esa fábrica de cracks que es La Masía llegó al fondo y puso la pelota en el área, que cabeceada por Aléxis Sánchez terminó afuera.


A los 25, el genio de Messi volvió a frotar la lámpara y si no fuera por Iraizoz, una nueva obra maestra del rosarino se hubiera coronado. Luego de dejar marcadores atrás como si fueran conitos en el piso, de izquierda a derecha, el arquero le tapó el zurdazo cruzado que buscaba ser el cuarto grito de los de Pep. Cada vez que la Pulga arrancaba, los vascos temblaban.


Otra vez lo tuvo el Bilbao. Pero el cabezazo de Aurtenetxe, cuando ingresaba al área chica de Pinto, se fue increíblemente desviado tras el centro de Ibai Gómez. Pese a las buenas intenciones vascas, el arco de enfrente daba la sensación de que no se le abriría.


Con pocos roces y mucha camaradería llegó el epílogo de una nueva final entre los dos equipos más ganadores de la Copa del Rey. El Athletic de Bilbao la levantó en 23 ocasiones, mientras que Guardiola, en su despedida, le regaló a los catalanes su decimosexta.

viernes, 25 de mayo de 2012

Lo que hay que saber de Don Omar

Si hablamos de reggaeton, no podemos dejar de nombrar a don omar que es uno de los mas reconocidos artistas de este ritmo. Por eso don omar 2012 viene con nuevo álbum que se llama MTO 2 y ya es un record de ventas en toda América.

Para escuchar canciones nuevas de don omar solo debes ingresar a esta web y ahí puedes encontrar todas sus canciones y ademas los videos.

Don Omar, nacido en Puerto Rico el 10 de febrero de 1978, conocido artísticamente como Don Omar, es un compositor y cantante. Don Omar ha tenido éxito con canciones como "Dale Don Dale", "Dile","Pobre Diabla", "Angelito Vuela", "Cuéntale" y "Reggaeton Latino", entre otras, de gran éxito en muchos países.

En España, la madre patria de los latinos, es considerado el mejor exponente de Reggaeton de todos los tiempos. Las cifras indican que es el cantante de este género que mas vende en el pais europeo.

jueves, 24 de mayo de 2012

Gio no juega más en la Argentina


Cuando aún no había logrado reponerse del susto que sufrió el martes al mediodía, momento en el que un barra le apoyó un revólver en la rodilla, los dirigentes ya tenían decidido terminar con el ciclo de Giovanni Moreno en Racing. Más allá de la apretada que sufrió el colombiano, tres de los principales integrantes de la Comisión Directiva se reunieron con uno de los representantes del grupo inversor que tiene una porción de los derechos económicos del mediocampista y le avisaron que le vaya buscando club a Gio y a otros tres jugadores.


Bajo esta coyuntura, ese futbolista que llegó a ser un héroe y hoy parece un villano en Avellaneda, aquel que los hinchas llegaron a comparar con Rubén Paz, ídolo uruguayo en celeste y blanco, no volverá a jugar en la Argentina . Sus potenciales destinos serían México o España, aunque no se descarta que Palermo y Fiorentina, clubes italianos que ya habían puesto sus ojos en el 10 , y Cruzeiro vuelvan a la carga por él.


El vicepresidente segundo, Víctor Blanco, el secretario general, Cristian Devia, y el tesorero, Pablo Mena, se juntaron con el intermediario Carlos Granero, cara visible del grupo inversor que trajo a Gio , Teófilo Gutiérrez, Iván Pillud, Federico Santander, Brian Sarmiento, Gonzalo Espinoza, Lucas Castro y Luciano Aued. Los dirigentes le informaron al empresario el cambio de política: reducción de contratos y apuesta a los pibes del club.


Y le dijeron que Moreno, Santander, Pillud, Sarmiento y Espinoza -a préstamo en Arsenal de Sarandí- son “prescindibles” .


“Los dirigentes y el técnico cambiaron el concepto respecto al jugador . Ojo, no digo que lo que sucedió el martes con la barra tenga relación con esta cuestión, nada que ver”, apuntó Granero, en diálogo con Clarín . Y añadió: “Hemos rechazado ofertas por Moreno que rondaban los 10 millones de dólares por expreso pedido de Racing y ahora nos dicen que no lo quieren más.


Es increíble cómo cambiaron su consideración ”. Granero se refería a la propuesta que los brasileños de Cruzeiro hicieron hace un año y medio. Y aunque no quiso dar pistas de los clubes interesados en el colombiano de 25 años, América de México y Español de Barcelona lo tienen en carpeta .


Racing no hará uso de la opción por el 50 por ciento de Pillud. Tampoco pagará por Sarmiento ni por Espinoza. Y rescindirá con Santander, quien de todos modos quiere volverse a Paraguay . Y, claro, se desprenderá de Gio , más allá de que todavía no le terminó de pagar el 37,5 por ciento del pase a Atlético Nacional. Los únicos jugadores del grupo en los que están interesados los dirigentes son Castro y Aued. Ellos se ajustan a las preferencias de Luis Zubeldía.


Gio , por lo que dijo públicamente el entrenador, no lo está. Al menos, en su cuestionable ideario futbolístico , el colombiano está fuera del equipo. “Es un buen jugador. Por el estilo que tiene, necesita dos delanteros rápidos, dos laterales mixtos, volantes que se le acerquen para asociarse... Yo quiero a todos los buenos jugadores en el plantel, pero tiene que marcar mucha diferencia para verlo entre los once ”, disparó Zubeldía, quien eligió a Luis Fariña, un juvenil de 21 años, por encima de Moreno.


La depuración que está poniendo en marcha la dirigencia -y que Clarín había adelantado antes de la renuncia de Alfio Basile- obedece a un cambio drástico en la política de compra y venta de jugadores. Las prestaciones fueron a contramano de los millones invertidos . Gastón Cogorno tampoco quiere pagar el costo institucional. Pero será difícil evitarlo si vuelven a aparecer los barras...

Boca se clasifico en Brasil

Cuando parecía que era la hora de los penales, el uruguayo Silva estampó el empate que significó la clasificación de Boca a la semifinal de la Copa Libertadores. Con otro gol sobre la hora, como ante Unión Española en la Bombonera, el uruguayo fue el encargado de darle pie a una serie de festejos interminables.

No extraño, entonces, que fuera Riquelme el encargado de darle la orden a sus compañeros de ir a saludar a los hinchas de Boca que no pararon de gritar y alentar durante toda la noche en el sector Norte del Joao Havelange. Y Román fue, también, el último futbolista que dejó el campo de juego luego de conseguir la clasificación.

Tras la ovación que recibió de sus hinchas, Román se abrazó con un par de dirigentes en la puerta del vestuario. Y entonces sí. Cuando el capitán ingresó, comenzó el carnaval. Porque se juntó con sus compañero y llegaron las primeras canciones. “Vamos a traer la Copa a la Argentina, la Copa que perdieron las gallinas, las gallinas”, fue el hit que más sonó.

Así, mientras en el vestuario los jugadores cantaban y celebraban la clasificación, afuera los dirigentes no paraban de felicitarse. ¿El más eufórico? Marcelo London, uno de los que más llegada tiene con el plantel.

Adentro, la música fue la gran protagonista. Predominó la cumbia santafecina y se escucharon temas de Los del Fuego y también de Mario Luis. En medio de semejante clima festivo, los jugadores abandonaron el vestuario con Cristian Chávez a la cabeza.

Salieron en fila india. Uno detrás del otro. Con rostros cansados, pero con una sonrisa enorme. El único que se detuvo a conversar con la prensa fue Silva, el héroe de la jornada. Fue en ese momento cuando apareció la figura de Juan Román Riquelme, con un pequeño grabador en sus manos. La música nunca se detuvo. El capitán, sonriente, jamás bajó el volumen. La fiesta recién comenzaba.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Desde España aseguran que Higuaín sigue en el Real Madrid


El Real Madrid no descansa. A pesar de que para el campeón de Liga la temporada prácticamente se terminó con la eliminación en la semifinal de la Liga de Campeones, a nivel directivo todos se mueven para que la campaña 2012/13 sea aún mejor que la actual. Por eso, ya con la continuidad de Mourinho garantizada, siguieron las gestiones por el armado del plantel. Y en ese sentido, parece haberse producido una novedad positiva para el club sobre Gonzalo Higuaín.


 Según informa el sitio As, este martes Mourinho se reunió con el padre del Pipita, el ex jugador de San Lorenzo, Boca y River Jorge Higuaín, y lo convenció de que el jugador se quede en la institución. Esto a pesar de que el ex delantero de River se había mostrado en el final de la temporada con deseos de buscar un nuevo destino por su falta de continuidad. De hecho entre los clubes interesados en su fichaje se habló de Juventus, Manchester City, Chelsea y Paris Saint Germain, entre muchos otros.


 El Pipita se encuentra actualmente en Argentina, donde jugará el sábado 2 de junio para la Selección contra Ecuador por las eliminatorias sudamericanas para el Mundial 2014. A su llegada a Buenos Aires, el jugador había mantenido la incógnita sobre su futuro. El mismo que este martes habría empezado a tener algo más de certeza.

Palacio se muda al Inter


A los 30 años, Rodrigo Palacio se convirtió en uno de los refuerzos del Inter de Milán para la temporada que se viene. La "Joya" dejará el Genoa, que acordó la venta por una suma superior a los diez millones de euros.


Según informó hoy la prensa italiana, Palacio, que con el seleccionado argentino jugó el Mundial de Alemania 2006, firmará su nuevo contrato -por tres temporadas- el próximo viernes.


De acuerdo a lo informado por La Gazzetta dello Sport, el acuerdo terminó de cerrarse en las últimas horas y se produjo tras un encuentro entre los directores técnicos y deportivos del Inter, Marco Branca y Piero Ausilio, respectivamente, y los representantes del jugador en Italia, Gabriele Giuffrida y Roberto de Petri. Para este medio, la transacción fue por "entre 10 y 15 millones de euros". Para Corriere dello Sport, en tanto, la firma se hizo por 11 millones.


Según La Gazzetta, la llegada de Palacio (quien en Argentina jugó en Huracán de Tres Arroyos, Banfield y Boca) no echa por tierra con el pretendido fichaje de su Ezequiel Lavezzi, del Nápoli.


Con su llegada, el Inter tendrá en su plantilla un total de siete jugadores argentinos. Palacio se sumará a sus compatriotas Javier Zanetti, Ricky Alvarez, Esteban Cambiasso, Diego Milito, Walter Samuel y Mauro Zárate.

Los barras ahora golpean en Racing: amenazaron a Gio Moreno

La violencia en el fútbol sumó un nuevo capítulo y esta vez el club afectado fue Racing; más precisamente Giovanni Moreno, uno de los jugadores que hace pocos meses era ídolo de la hinchada. El colombiano fue amenazado por un grupo de la barra brava del club y, según confirmó el paraguayo Federico Santander, quien iba con él en el auto cuando los interceptaron, le dijeron que si no se iba “le iban a cagar la carrera”.


 Al parecer todo ocurrió en la calle Alsina, en Avellaneda, cuando dos autos lo encerraron. Tres hombres se bajaron y uno de ellos mostró un arma con la que amenazó a Moreno, poniéndosela en la rodilla. El apriete duró “media hora, cuarenta minutos”, según contó Santander en Radio La Red.  “Parece que lo anda siguiendo, sabe dónde vive, qué hace, creo que corre más peligro Gio. Le dijo todo: ‘sé dónde vivís, con quien estás, con quien salís’”, relató el delantero paraguayo.


 “No pidieron plata, sólo que pongamos huevos, que el domingo que tenemos que ganar sí o sí, sino se nos iban a complicar las cosas. A Gio le dijo que le iba a arruinar la carrera. A todos nos dijo que nos vayamos de Racing. Nunca viví algo así”, agregó Santander, quien precisó que este miércoles irán a entrenar pero “con miedo”. “Tengo contrato y no puedo faltar por esto”, reforzó.


 El representante del jugador, Agustín Jiménez, lo confirmó en Radio Del Plata. “Sí, lo amenazaron los barras. Ahora está con la familia, preocupado. El está asustado pero más que nada la familia, porque hace poco fue padre”, contó. Según relató Santander, el presidente de Racing, Cogorno, no pudo reunirse con él porque estuvo con Gio, “que fue el que más sufrió”.

martes, 22 de mayo de 2012

Quilmes dejó pasar la chance de acercarse a River e Instituto


Quilmes, que pelea por uno de los dos ascensos directos, desperdició la chance de acercarse a River Plate e Instituto de Córdoba, que comparten el segundo lugar en el torneo de la B Nacional, al empatar hoy con Gimnasia y Esgrima La Plata 1-1, de visitante, por la 34ta. fecha.


El volante Nicolás Cabrera, a los 7 minutos del segundo tiempo, puso en ventaja al conjunto platense, pero el enganche Miguel Caneo, cuatro más tarde, estableció el empate de penal.


Quilmes terminó el partido con nueve por las expulsiones de Pablo Garnier y Ezequiel Rescaldani; mientras que Gimnasia lo hizo con ocho ante las rojas vistas por Pablo De Blasis, Omar Pouso y Fernando Monetti.


Con este resultado, Quilmes llegó a 62 puntos, cuatro menos que River e Instituto (66) y seis por debajo de Rosario Central (68), el líder. Gimnasia, que alcanzó las 50 unidades, se despidió definitivamente de la posibilidad de jugar una de las promociones por un ascenso a la A.


Quilmes, que venía de tres victorias consecutivas, le cedió campo y pelota a su rival y recién buscó el triunfo una vez que estuvo debajo en el marcador.


Gimnasia, por su parte, se puso en ventaja, a los 7 minutos del segundo tiempo, con un gol de Cabrera. Pero antes, en la etapa inicial, asumió el protagonismo, aunque le faltaron ideas y profundidad para inquietar a su adversario.


Apenas un remate de De Blasis (39m.) generó cierto peligro en el arco visitante.
Quilmes, en tanto, se paró para jugar de contraataque, pese a que con un triunfo se pondría a dos puntos de River e Instituto, quienes hoy jugarían un desempate por el segundo ascenso.


Igual, con ese planteo, quizás mezquino, complicó a Gimnasia, a partir del buen juego de Caneo, que tuvo el gol en dos ocasiones (15m. y 33m.), pero que ambas ocasiones se encontró con la seguridad de Monetti.


La otra chance con la que contó el conjunto de Omar De Felippe la protagonizó Martín Cauteruccio (34m.), pero el delantero no llegó a conectar la pelota.
Pero cuando arriesgó un poco más, en el complemento y con el 0-1 en el marcador, mostró una mejor cara. Y producto de eso llegó el penal que Caneo, a los 11 minutos, cambió por gol, con un remate al palo derecho de Monetti.


Y hasta pudo ganarlo, pero un disparo tremendo de Caneo tuvo una respuesta extraordinaria de Monetti (35m.). Pero también perderlo con un tiro de Marcelo Goux, que salvó sobre la línea Joel Carli (37m.).


Finalmente, el empate no se modificó y quedó lejos de uno de los dos ascensos directos. Un resultado que no le sirvió a ninguno de los dos.


Y las cinco expulsiones en la misma jugada: De Blasis, Monetti y Pouso, por el lado de Gimansia, y de Rescaldani y Garnier, por el de Quilmes, sobre el final demostró la impotencia de ambos.

Arsenal ganó y alimenta su sueño


Arsenal demostró sus pretensiones de soñar con el título. Necesitó un tiempo, el primero, para mostrar su superioridad sobre Lanús y así quedar apenas a un punto del líder Boca. En esos cuarenta y cinco minutos justificó su triunfo vistiéndose de practicidad y agresividad. Y contó con un Carlos Carbonero desequilibrante y conductor directo del camino con destino final a los tres goles locales.


En ese efectivo primer tiempo Arsenal cumplió a la perfección su tarea. Sin brillar pero conociendo y entendiendo su juego, le sobró para ser muy superior a un inexpresivo Lanús. Elaboró cinco situaciones claras de riesgo y tres terminaron en gol. En su cuenta se incluyen los dos goles anotados en las tres primeras situaciones.


El colombiano Carbonero fue una luz de constante desequilibrio por el andarivel derecho. Lo volvió loco a Balbi cada vez que encaró. A los 14 minutos, Carbonero mandó un remate cruzado desde la derecha -el estado del campo de juego estaba bastante complicado debido a la intensa lluvia caída- y Nicolás Aguirre entrando por el otro sector alcanzó a dominar la pelota para pegarle de zurda antes de caerse y poner así el 1 a 0.


Lanús, que apenas había insinuado presionar y ser ofensivo en los cinco primeros minutos, sucumbió totalmente con esta apertura del tanteador. Todo fue de Arsenal, que controló el partido a voluntad. Todo el peligro, como quedó dicho, llegaba desde la derecha gracias a Carbonero. El volante tuvo su chance propia con un remate desde afuera que Marchesín le desvió en un ángulo.


A los 25 minutos se produjo el segundo festejo local. Carbonero eludió a Balbi y mandó el centro para que Zelaya se anticipase en el primer palo y conectase un tiro que se le escapó por abajo a Marchesín.


Era el peor momento de Lanús, que no consiguió armar su juego y era superado con comodidad por Arsenal. Pero acortó la cifra, porque Regueiro inventó un penal y Pezzotta compró. El jugador de Lanús se tiró ante el cruce de Lisandro López y el árbitro sancionó la inexistente falta que el propio Regueiro transformó en gol.


Poco tardó Arsenal en volver a estirar su ventaja. Otro desborde y centro de Carbonero desde la derecha y al primer palo. Esta vez fue Jorge Ortiz quien se anticipó y metió un frentazo goleador.


Lanús mostró otra actitud en el segundo tiempo. Salió con otra decisión. También es cierto que Arsenal le cedió la iniciativa y se retrasó bastante en el terreno. Al minutos Campestrini le tapó un remate difícil a Pavone. Y a los 8 volvió a lucirse el arquero ante un intento de Camoranesi. Luego Lanús no tuvo precisión ni claridad, pese a algún aporte del ingresado Romero. Arsenal no corrió riesgos y terminó festejando con sus hinchas que pidieron que ese sueño de campeón se haga realidad.

domingo, 20 de mayo de 2012

Estudiantes se aprovechó de la grave crisis de Banfield


Comprometido. Así quedó Banfield en esta lucha por no entrar a la Promoción esta temporada tras su octavo partido sin victorias. Esta vez, su verdugo fue Estudiantes, que como visitante le ganó 3-0, por los goles de Matías Sarulyte, Duván Zapata, ambos en el primer tiempo, y Gastón Fernandez, a poco del final.


Con la presencia Juan Sebastián Verón en cancha como había estado la semana pasada, Estudiantes se hizo dueño de la pelota en los primeros instantes del encuentro. Y a los once minutos, el Pincha golpeó por el gol del defensor Matías Sarulyte, quien recibió un centro desde la derecha de la Gata Fernández, remató y tras el rebote cedido por el arquero local Cristian Luchetti consiguió el primer gol del partido, a favor de la visita.


Duván Zapata, quien a los 14 minutos se había perdido una chance de gol increíble al pifiarle a la pelota (aunque luego la repetición demostró que estaba adelantad), se tomó revancha y llegó a su gol, el segundo de Estudiantes. Fue a los 31 minutos de esa primera etapa, cuando con un zurdazo potente puso el 2-0 lapidario para el Taladro.


En el segundo tiempo, Banfield estaba mejor y atacaba con frecuencia el arco de Mariano Andújar. Sin embargo, no fue el local el que llegó al gol, sino (otra vez) Estudiantes. Fue a los 31 minutos, cuando la Gata Fernández bajó de pecho un centro desde la derecha y puso con un derechazo letal el 3-0 que liquidó la historia. El Taladro se hunde y, aunque aún no entró en Promoción, está cada vez más comprometido con la permanencia.

Unión gritó en el final ante un San Lorenzo que se hunde

La cruz es demasiado pesada. Se hace sentir desde el primer minuto en esas camisetas azulgranas que corren por la cancha. El peso que lleva encima San Lorenzo se nota a la distancia. Se olfatea. Y ese, más allá de aquel puñal que llegó en un centro y que cabeceó Barisone al gol cuando se moría la noche en Santa Fe, es el rival con el que pierde y pierde constantemente el equipo de Ricardo Caruso Lombardi. Porque la derrota de ayer ante Unión se explica no desde el acierto del local sino desde un contexto que llena de plomo los hombros y las piernas de San Lorenzo. Y así, en ese ambiente, de poco sirve la valentía que muestran Buffarini o Romagnoli cuando piden la pelota si luego no saben qué hacer con ella. Las cuentas no dejan de estar en la cabeza. Se sienten presionados, juegan rápido y se sacan la responsabilidad de encima. Como lo que hace en las salidas del fondo Bianchi Arce: van todas a dividir.

Los síntomas, sin embargo, no son exclusivos de San Lorenzo. Por caso, Unión convivió ayer (y lo hace desde el inicio de la temporada) con los mismos temores. Pero a diferencia del equipo de Boedo, los de Kudelka buscaron el triunfo con mayor decisión. A su modo, con Miguez y Velázquez abriendo la cancha por los laterales y con Rosales buscando el juego aéreo. Así lo complicó siempre el local, que ganó en el área de Migliore siempre que se lo propuso. Por eso el gol de Barisone, aún en la agonía de un partido que ambos habían dado en tablas, sabe a justo. Porque Unión había peloteado de lo lindo el arco de Migliore en los primeros 45 minutos. Es que en fila, con o sin invitación, fueron pasando de uno para cabecearle al arquero. Lo hicieron Correa, Barrales, Barisone y Maidana. Siempre atajó Migliore.

La actitud del arquero de San Lorenzo, ahogado, agitado, tirándose al piso para que pase el temblor, lo describía: Unión asfixiaba. Y en ese rato, tras una buena jugada que armaron entre Barrales y Velázquez por la izquierda, Míguez apareció solo por derecha. Su remate cruzado lo sacó Migliore con la punta del pie derecho. Sólo aguantaban los de Caruso.

Lo de San Lorenzo se resumió en la búsqueda inentendible de Gigliotti y Bueno con pelotazos que sólo llevaron peligro en el tercer minuto de adición, con un cabezazo de Gigliotti que sacó Bologna. Entonces de ahí surge el otro foco para el análisis. En otros clubes y en años anteriores, esos mismos que hoy se ponen la camiseta azulgrana habían mostrado otra cosa. Hoy, en cambio, parecen presos de los nervios. Y es Ortigoza un caso puntual, desconocido de aquel del pase fino y preciso de Argentinos. O Salgueiro, ese delantero punzante que jugaba en Estudiantes. De ellos ya no quedan rastros.
Unión, al que le faltan cuatro puntos para llegar a los salvadores 50 en la temporada, festejó como nunca. San Lorenzo sufre con su cruz a cuestas. Sabe que su destino ya no está en sus manos.

Chelsea amargó al Bayern en los penales y se coronó campeón de Europa


Gritó campeón por primera vez en la historia. El Chelsea amargó al Bayern en Munich (la sede fijada antes de que el equipo alemán lograra la clasificación) en los penales y se coronó campeón de la Champions League, el torneo de clubes más importante de Europa. Fue 4-3 en la definición, luego de que en tiempo reglamentario, igualaran 1-1 y en el suplementario, Robben fallara un penal.


 En el Allianz Arena de Munich, los alemanes eran un poco más que los ingleses, sintiéndose más locales que nunca en una final continental. Y era mejor porque dominó en los primeros minutos y tuvo las situaciones más claras. La mejor de ella a los 20 minutos, cuando Robben pasó entre tres jugadores del Chelsea y remató de zurda al arco. Su tiro lo interceptó Cech con los pies, pero en el rebote la chilena de Gómez casi termina en gol.


El conjunto inglés tuvo sus chances también, la mayoría mediante pelota parada pero sin inquietar a Manuel Neuer. Pero sobre el final, el Bayern volvió a aparecer aunque, esta vez, la imprecisión impidió el primer gol del partido. A los 41 minutos, Gómez se acomodó y con Cech en el otro palo probó con un tiro a la derecha del arquero que se fue muy desviado.


En el segundo tiempo, Chelsea se animó un poco más con la pelota pero el Bayern volvió a tener las más peligrosas. En el inicio, a los 8, la tuvo Ribery pero como estaba en posición adelantada su gol fue anulado. Müller también estuvo cerca, unos minutos después, con un derechazo cruzado que se fue afuera. Pero fue recién en el desenlace cuando llegaron los goles. A los 37, Müller volvió a aparecer y esta vez no falló: su cabezazo de pique al piso se le metió al arquero y el Bayern gritaba fuerte el 1-0 que le daba el título. Pero entonces, a dos minutos del final, Drogba consiguió, también de cabeza, estirar la definición con su 1-1.


Entonces se fueron al alargue. Y fue en el primer tiempo, a los tres minutos, cuando Drogba le cometió un penal infantil a Ribery. Robben, el encargado de cambiarlo por gol, no pudo: su tiro bajo a la derecha fue interceptado por Cech, sin dar rebote. Como si fuera poco, antes del final de esa primera parte, el Bayern perdió por lesión a Ribery, quien abandonó la cancha con la ayuda de los médicos. En el segundo tiempo, en tanto, el equipo inglés apostó a defenderse y no hubo goles para ninguno. Por eso, la definición se estiró a los penales.


Allí, todo empezó favorable para el Bayern, cuando Neuer asomaba como figura al atajarle el primer penal a Mata. Pero tras los goles de Lahm, Gómez y Neuer, Cech le atajó a Olic y emparejó la definición, ya que el conjunto inglés había conseguido convertir los de Luiz, Lampard y Cole. Fue entonces cuando todo se volcó a favor del Chelsea: Schweinsteiger falló en la definición y Drogba definió con tranquilidad al medio para darle el título al club londinense por primera vez en su historia. La fiesta no pudo ser para el Bayern en su casa; allí el campeón tuvo acento inglés.

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger