domingo, 1 de abril de 2012

River goleó a Ferro con un concierto de Trezeguet

River tuvo que trabajar y mucho para poder romper el cerrojo que le planteó Ferro en el Monumental. Y cuando lo consiguió, los goles llegaron en cantidad. Fue victoria 3-0 sobre el equipo de Caballito, que dejó al conjunto de Almeyda en lo más alto del torneo junto a Instituto de Córdoba. David Trezeguet volvió a destacarse con dos tantos.

En una ráfaga de contundencia que duró apenas 7 minutos, el equipo de Matías Almeyda liquidó el pleito y se llevó un triunfo demasiado exagerado en los números, a la luz de lo que ambos expusieron. El mellizo Ramiro Funes Mori, a los 32 minutos del segundo período, y luego de una serie de rebotes en el área rival, estableció la primera diferencia.

El goleador David Trezeguet, por su lado, sentenció el pleito con dos tantos consecutivos: el primero, a los 35, mediante la ejecución de un tiro penal por una infracción a Rogelio Funes Mori en el área. El segundo, a los 40, con una perfecta volea que se coló en un ángulo y provocó el delirio de la parcialidad local.

Lo curioso es que River terminó volcando decididamente el trámite y resultado a su favor, cuando ya no estaban en cancha dos de sus máximos referentes: Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez, reemplazados a la vez por Matías Almeyda.

Antes de la primera conquista, al elenco local se le dificultó el acceso al área rival, porque Ferro se escalonó bien y tejió un embudo para que las llegadas millonarias no fueran fluidas. Inclusive, en los primeros 20 minutos del juego, el equipo de Caballito intentó jugarle de igual a igual, tapando las subidas de laterales y volantes rivales, con un esquema táctico 4-4-2 bien concreto.

El conjunto visitante tuvo la más clara a los 10 del primer período, con un cabezazo de Leandro Martínez Montagnoli, que salió pegado junto al poste derecho. Y River, dentro de un contexto de paridad, respondió a los 19 de ese segmento inicial, con un centro de Lucas Ocampos que no pudo bajar el arquero De Giorgi y, entonces, la pelota le quedó a Ramiro Funes Mori, quien remató y permitió el despeje oportuno de Jonathan Schunke, cuando el balón ingresaba en la valla.

En la segunda parte, la trama de la película en el Monumental no varió mucho. A medida que los minutos pasaban y el público se impacientaba, el técnico movió el banco y ejecutó dos jugadas difíciles: sacó a Cavenaghi y Domínguez, dos que no habían rendido satisfactoriamente.

Entonces, cuando más se le complicaba el cotejo al equipo local apareció el salvador gol del mellizo Ramiro, que le entregó la tranquilidad necesaria.

Una infracción ingenua de Facundo Oreja sobre el otro mellizo, Rogelio Funes Mori, le permitió a Trezeguet aumentar la ventaja, a los 35, con un penal que ejecutó fuerte y al medio del arco.

Y sobre los 40, el atacante campeón del mundo con el seleccionado de Francia en 1998 entregó una gragea de su enorme jerarquía, al tomar una volea perfecta desde el borde del área y colocar la pelota, lejos del alcance del arquero visitante. En una ráfaga, River destrabó un partido difícil y sumó un 3-0 impensado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger