sábado, 7 de abril de 2012

Arsenal disfruta de la punta


Con la virtudes y defectos que se le reconocen desde hace tiempo y el golazo del mediocampista Jorge Ortiz, Arsenal superó a Olimpo -mereció por lo menos el empate debido a su búsqueda pertinaz de la victoria- y cerró el Viernes Santo como puntero del torneo. Otro detalle que dejó el encuentro es que el arquero Cristian Campestrini recibió un gol después de 549 minutos.


El planteo, con bastante decisión para atacar, fue lo primero de Olimpo que sorprendió a Arsenal. Probablemente, el equipo conducido por Alfaro esperaba algo más de cautela de parte de los bahienses, quienes desde lo matemático viven hundidos en el descenso.
A pesar de que la primera etapa no pudo jamás superar el calificativo de aburrida, con Furch como referencia y algunos aciertos técnicos de Rolle, el partido se jugó más cerca de Campestrini que de Ibánez. Y con Furch, Franzoia y Pérez Guedes, el equipo que próximamente será dirigido técnicamente por Walter Perazzo anduvo muy cerca de la apertura del marcador.


¿Y Arsenal? Como tantas veces, su mayor argumento ofensivo volvió a ser todo lo que derive de las jugadas con pelota detenida. Fundamentalmente con los lanzamientos de Adrián González, sea de tiros de esquina o el cobro de infracciones. En la primera llegada clara se lo perdió Leguizamón, entrando cómodo por el segundo palo. Pero, a poco del cierre de la etapa, Lisandro López y Aguirre fueron a buscar un centro de González y fue el mediocampista por izquierda quien marcó el 1-0.


Para el segundo tiempo, Olimpo, con algo menos de llegada, redobló sus intenciones ofensivas y en un tramo del juego (los últimos 13 minutos) apostó a atacar con tres delanteros: Bareiro, Franzoia y Furch. Cuando poco pasaba en el Viaducto, el conjunto visitante llegó al empate. Rolle habilitó a Pérez Guedes, quien luego de resistir el acoso de Burdisso definió por debajo de Campestrini.


Se pensó que Olimpo, con el empate conseguido, se iba a lanzar en búsqueda de la victoria para respirar en las cuestiones del descenso. Sin embargo, Arsenal no le dio tregua, además de arrebatarle ese punto que sabía a poco. Y fue por obra de Jorge Ortiz, quien enganchó de zurda ante el cierre de Pérez Guedes y -antes de que pudiera barrer Villanueva- sometió a Ibáñez con un zurdazo espectacular. Golazo por donde se lo quiera analizar, desde la elaboración y concreción desbordante de técnica hasta el valor matemático, para que los de Alfaro se luzcan al tope de las posiciones.


Le sobró sinceridad al Marciano Ortiz cuando declaró que "ganamos sin jugar en el nivel que podemos". Es que Arsenal está definido como equipo y difícilmente vaya a cambiar el libreto. Su capital es la solidez defensiva, el aprovechamiento de la pelota parada y el talento de Leguizamón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger