lunes, 30 de abril de 2012

Generala de goles argentinos


La 35° fecha del fútbol italiano tuvo a varios argentinos como protagonistas, especialmente a hora de convertir. Germán Denis, Mauro Zárate, Gabriel Paletta y Rodrigo Palacio hicieron goles aunque éste último no pudo disfrutar de su conquista porque Genoa volvió a perder y está muy complicado. 


El domingo se inauguró con Bologna 3 - Genoa 2 y con un gol de Palacio para la visita. Fue de cabeza para llegar a los 18 en el torneo. El bahiense es el segundo argentino más goleador en el fútbol italiano, detrás de Diego Milito, del Inter, con 20. Genoa lleva 14 partidos sin ganar. 


Un cabezazo de Denis a los 11 minutos le abrió el camino de la victoria al Atalanta, que superó por 2-0 a Fiorentina. El ex Independiente, que ya suma 16 en el certamen, también participó del segundo gol, que anotó Bonaventura. Maxi Moralez fue titular en el equipo de Bérgamo, lo mismo que Ezequiel Schelotto. 


Inter todavía mantiene la esperanza de clasificar a la zona de copas europeas. Superó por 2-1 a Cesena en el San Siro y ahora comparte la tercera posición junto a Napoli y Lazio. Cesena se puso en ventaja con gol de Ceccarelli. Pero Inter reaccionó y lo empató enseguida con un tiro de Obi que se desvió en un defensor. A los 27, Mauro Zárate recibió un centro de Guarín y le dio la victoria a su equipo, en el que también jugaron los argentinos Cambiasso y Ricardo Alvarez. Zárate y Milito ingresaron en la segunda parte. 


En tanto que Parma consiguió un valioso triunfo como visitante por 2-1 frente a Lecce. Gabriel Paletta, ex defensor de Banfield y Boca, marcó el gol de la victoria, a los 33 del complemento.


En último turno, Udinese superó a Lazio por 2-0 como local y en ese partido hubo otro grito criollo. Antonio Di Natale abrió el marcador y en el cuarto minuto de descuento, el tucumano Roberto Pereyra -ex River- selló la victoria. Fue el primer gol del argentino en Italia.


Respecto de la pelea por el título, Juventus goleó como visitante a Novara por 4-0 (Vucinic -2-, Boriello y Vidal) y tiene 77 puntos. Tres más que Milan, que aplastó al Siena por 4-1 (Cassano, Ibrahimovic -2- y Nocerino), cuando restan tres fechas para el final. 

San Lorenzo volvió a ganar para quedar más cerca de su objetivo


San Lorenzo ganó un partido clave en la pelea por engrosar el promedio y evitar la promoción. Venció a Arsenal por 2-0 y en caso de que Atlético de Rafaela no sume de a tres, quedará a un pasito de superarlo.


La iniciativa en el comienzo del partido la tomó Arsenal. Pero rápidamente se encontró apretado por San Lorenzo y el local le robó la pelota. De todos modos, fue el equipo de Gustavo Alfaro quien más cerca estuvo de convertir en el arranque.


A los 13, José Zelaya quedó muy bien habilitado tras un pase de Luciano Leguizamón y mano a mano con Pablo Migliore intentó definir entre la mano derecha y la pierna del arquero de San Lorenzo. Pero el ex Boca, Racing y Huracán estuvo firme de reflejos y tapó lo que hubiera sido la ventaja para Arsenal.


La historia era clara. San Lorenzo manejaba el balón y buscaba quebrar a la dura defensa de Arsenal. Los de Sarandí, en cambio, se la jugaban de contra.


Pero San Lorenzo iba a tener su primera oportunidad y no la iba a dejar pasar. A los 30, Gonzalo Bazán encaró por el carril izquierdo y sacó un centro perfecto para la cabeza de Juan Manuel Salguiero, quien había perdido su marca y pegó un salto perfecto para colocar la pelota a un palo del arco de Cristian Campestrini.


En el segundo tiempo, la historia comenzó al revés de lo que fue casi todo el primero. La iniciativa pasó a ser de Arsenal y el Ciclón empezó a optar la contra. Pero todo cambió antes del cuarto de hora.


Campestrini quiso sacar rápido desde el arco y tuvo un duro cruce con Carlos Bueno, quien estaba calentando como el resto de los suplentes de San Lorenzo. Tumulto, algún empujón y un arquero totalmente fuera de sí, ante la sonrisa del uruguayo.


Se reanudó el juego, apareció una amarilla para Campestrini, pero no cambió el clima. En la primera jugada tras el tumulto, el colombiano Carbonero fue con el codo arriba a buscar un pelotazo y luego de la caída de Leandro Romagnoli, el árbitro Mauro Vigliano le mostró la roja.


Allí cambió la historia del partido. Arsenal, que había salido a empatar a toda costa, perdió ritmo y se quedó con un hombre menos para atacar a San Lorenzo. El Ciclón, en cambio, aprovechó el desconcierto y con una contra liquidó el resultado. A los 33, el uruguayo Telechea mandó un centro desde la izquierda, Cristian Chávez la dejó pasar y Gigliotti la empujó para el 2-0 final.


San Lorenzo consiguió una victoria clave, que podría ser más relevante si sus rivales directos no sumaran tanto, como lo hacen All Boys, Unión o Rafaela, quien todavía no jugó. Igual, el Ciclón le descontó a Racing y a Banfield, a quienes tiene a sólo siete puntos.

River perdió dos puntos en su visita a Mar del Plata


"Hoy hay que ganar", el grito desde la tribuna. El reclamo de cada fin de semana. River se trasladó con su ilusión a Mar del Plata conociendo el resultado de Instituto, que superó el sábado a Gimnasia en Jujuy por 1-0. Había que ganar en un Minella repleto por hinchas de Aldosivi que recordaron el triunfo de la primera rueda en el Bajo Flores y querían repetir la hazaña para quedar en el quinto puesto.


Matías Almeyda repitió esquema. Es que tras el triunfo de la fecha pasada sobre Instituto el equipo pareció aparecer. Otra vez un 4-4-2, con Carlos Sánchez de lateral, El Chori Domínguez inclinado sobre la derecha. Maestrico González sobre la izquierda. Cirigliano y Ponzio en el medio, más Cavenaghi y Trezeguet adelante.


Fue mejor que su rival River en el primer tiempo. Aunque no fue profundo, aunque no fue claro. Aunque no convenció como lo había hecho ante Instituto, contó con las mejores chances. A los 20, Cavenaghi definió al gol tras una peinada de Trezeguet. Pero sólo el línea vio offside y Pablo Lunati debió anular la jugada. Desde ese momento y hasta la media hora de partido se vio lo mejor del Millonario.


A los 23, Chori Domínguez desbordó por izquierda y llegó a quedar cara a cara con el arquero Campodónico. Pase atrás para Cavenaghi que llegaba libre. Toque de derecha con el arco vacío... ¡afuera! El capitán de River desperdiciaba una chance clarísima e inigualable. Después, El Chori probó de volea y de zurda, pero el remate se fue desviado. Y a los 35, Cavenaghi anticipó a Cajaravilla en el área y pidió penal. Pero Lunati dejó seguir el juego e ignoró el reclamo del delantero.


Errático, atolondrado, desorganizado... River fue más que un Aldosivi esquematizado en el 4-4-2 e intentando generar peligro con pelotazos para el pesado Piñero Da Silva, el nueve del Tiburón, que perdió más de lo que ganó en los duelos con Maidana y Ramiro Funes Mori. Lo mejor de Aldosivi pasó por las escaladas sorpresivas de Vega por la derecha y Malcorra por izquierda. Pero Gigli –el otro punta- quedó desconectado y la tentación de los locales de generar una falta cerca del área en vez de progresar con el juego pudo más. Así le costó llegar con peligro al arco de Daniel Vega en el primer tiempo.


Algo no le gustó a Almeyda para el comienzo del segundo tiempo. A pesar de que casi grita lo que hubiese sido un golazo del Maestrico González (corrió 70 metros con la pelota y sacó un derechazo desde afuera que pasó al lado del palo derecho), el técnico de River metió mano y cambió el esquema: Ocampos por Carlos Sánchez, a los 13. Ahora River defendía con 3, Ocampos fue de ocho y el Chori se paró decididamente como enganche.


No tuvo tiempo de mejorar el Millonario, porque enseguida se encontró con el gol. A los 15, Cirigliano dominó un rebote en la puerta del área y con un enganche maravilloso hizo pasar de largo a Furios y tocó para Cavenaghi. Esta vez sí Cajaravilla lo bajó en el área y Lunati cobró penal. Ejecutó Chori Domínguez, secó a la izquierda de Campodónico que eligió la otra punta, y puso el 1-0.


Encima a los 20, Briones vio la roja directa en la mano de Lunati por un planchazo en la mitad de la cancha contra Trezeguet y Aldosivi se quedó con diez. Parecía que River iba a golear en Mar del Plata. Pero el local aguantó como pudo ante un Millonario que se fue quedando sin piernas. Y fue Teté Quiroz el que reacomodó a su equipo. Aguirre por Roselli y Seccafien por Malcorra. Un volante por un lateral y un enganche por un volante externo.


Faltaban seis minutos apenas cuando Aldosivi consiguió un tiro libre en tres cuartos del campo rival. Secaffien tiró el centro al área. Da Silva le ganó a Maidana y la bajó. Zunino la devolvió al centro del área chica con un especie de chilena. Y Gigli saltó más alto que nadie para poner la frente y clavar el 1-1 en un Minella que explotó en un grito. Ya sin aire, Rogelio Funes Mori fue a la cancha por Domínguez y de un zurdazo suyo pudo haber llegado el triunfo de River. Pero Campodónico despejó el peligro a puro reflejo. Al final, un impotente y cansado River se tuvo que conformar con un empate que otra vez lo deja a tres puntos del líder Instituto y si mañana Central le gana a Ferro, lo alcanzará en la segunda ubicación, la del segundo ascenso directo.

Real Madrid ganó y espera al Athletic de Bielsa para festejar


Real Madrid olvidó su frustración ante Bayern Munich por la Liga de Campeones y pasó una prueba de fuego. El equipo de Mourinho venció por 3-0 a Sevilla en el Santiago Bernabéu y quedó ahí nomás del título, que de no haber sido por el triunfo del Barcelona, hubiese conseguido este domingo.


Una vez más, fue Cristiano Ronaldo el que abrió el partido a los 18 minutos, cuando recibió de Benzema, dejó un defensor en el camino y la colocó en un rincón lejos del arquero Varas. Fue gol y un baño de tranquilidad para el local. Fue el 43° grito de Cristiano en la Liga de España, dos más que Messi. 


Sin embargo, Sevilla tuvo ocasiones muy claras para empatar. Pero falló. Reyes perdonó a los 26, y dos minutos después fue Navas el que la tiró por arriba del travesaño cuando estaba mano a mano con Casillas. A los 30, Negredo también la tiró por arriba desde una inmejorbale posición. Respondió Real Madrid con un tiro libre de Cristiano Ronaldo en el palo y con una excelente acción individual de Ozil que el portugués desperdició por intentar un taco dentro del área.   


En el comienzo del segundo tiempo, Negredo armó una jugada genial pero la terminó mal, con un suave remate a las manos de Casillas. Y en la contra, Real Madrid liquidó la historia. A los 3, Di María cruzó un pelotazo para Benzema. Pero el defensor Coke se durmió, despejó, la pelota rebotó en el francés y se introdujo en el arco. A los 6, el golpe de gracia. Ozil para Ramos, centro del lateral y palomita de Benzema para sentenciar el resultado. 


A los 15, Di María le dejó su lugar a Callejón e Higuaín miró todo el partido desde el banco de los suplentes. En tanto que en el Sevilla fue titular Fazio -le anularon un gol a los 4 minutos-.

domingo, 29 de abril de 2012

Sobre la hora, Newell´s rescató un punto ante All Boys

Cuando parecía que All Boys se llevaría los tres puntos del Coloso Marcelo Bielsa de Parque Independencia, a Tonso le quedó un rebote y marcó el 1-1 para Newell´s, que de este modo, no continuará en la cima del Clausura. Para los de Floresta, que desde los 10 del complemento jugaron con uno menos por la roja al volante uruguayo Juan Pablo Rodríguez, había marcado Matos en la primera etapa.


Empujado por la localía y el buen presente, los dirigidos por Gerardo Martino salieron a jugar en campo visitante, y en el minuto 4 le quedó una pelota a Maxi Urruti, pero el derechazo del centrodelantero, algo mordido y cruzado, pudo ser retenido por el arquero visitante, Nicolás Cambiasso.


Sólo 60 segundos luego, pura contundencia, en su primer avance, All Boys llegó al gol. Mauro Matos saltó más alto que toda la zaga rojinegra y cabeceó al gol un centro de Matías Pérez García, que desde la izquierda del ataque albo había pateado el tiro libre. Lo que a los rosarinos se les había negado en más de un par de avances, la visita lo conseguía con el primero.


Newell´s asimiló el golpe, pero no cambió su libreto: pelota al piso, pases cortos, movilidad y paciencia. De un pase filtrado y filoso de Bernardi lo tuvo Figueroa, pero Cambiasso llegó antes. Luego fue el mismo volante quien desde la media luna del área rival elevó un remate. La más clara para la Lepra vino de un centro desde la derecha que Urruti no pudo dominar, la pelota, dentro del cuadrado mayor, derivó en Díaz, quien soltó un derechazo cruzado que, con el 1 visitante vencido, se perdió afuera.


Como le viene sucediendo en el torneo, los de Pepe Romero encontraron en Martín Zapata a su hombre más claro y ordenado, y desde sus pies lograron emparejar el trámite del juego.


Al igual que cuando comenzaron los primeros 45, el inicio de los segundos tuvo a Newell´s jugando en campo de All Boys. Sobre los 4, un remate de Tonso no pudo ser retenido por Cambiasso, que sí atinó a dar rebote hacia el costado. Contestó el visitante vía Torassa, que habilitado por Pérez García remató por arriba del travesaño del arco de Peratta.


A los 10, el volante izquierdo de los de Floresta, el uruguayo Juan Pablo Rodríguez vio la roja. El juez Diego Abal se la sacó por un planchazo a la hora de trabar una pelota.


Martino sabía que los suyos no podían quebrar a la defensa blanca, por lo que intentó con el ingreso del paraguayo Aquino, típico 9, por el media punta Figueroa, de tibia actuación.


A los 20 pudo liquidarlo All Boys, cuando en una pared combinaron sus delanteros Torassa y Matos. El primero buscó al goleador, que de zurda la devolvió la pared y lo dejó cara a cara con Peratta, que cuando el atacante por afuera quiso cruzarla le tapó el remate.


Con uno menos y a falta de 10, Romero se aferraba a los tres puntos. Con el ingreso de Vella por Matos, el DT optaba por reforzar la zaga. Cuando parecía que el 0-1 era un hecho consumado, en el segundo de los cinco minutos que Abal descontó, una  serie de rebotes derivó en Tonso, que con un fuerte derechazo provocó el grito de la multitud rosarina que abarrotó el Coloso Marelo Bielsa de Parque Independencia. Luego del desahogo, no quedó tiempo para nada.

Instituto ganó en Jujuy y volvió a estirar la ventaja sobre River

El líder de la Primera B Nacional, Instituto de Córdoba, se recuperó en la fría noche jujeña. El equipo de Hernán Franco venció por 1-0 a Gimnasia y, con un partido más jugado, le sacó cuatro puntos a River, su escolta.


El gol de la victoria lo marcó el mediocampista Alejandro Gagliardi, cuando se jugaban 10 minutos del segundo tiempo. Hasta entonces, el partido se la tornaba por demás complicado al conjunto cordobés.


Los jujeños podrían haber alcanzado la igualdad, pero el arquero Julio Chiarini le tapó una increíble pelota a Alejandro del Orte.


Con la victoria, los cordobeses tienen 62 puntos, cuatro más que River, que este domingo visita a Aldosivi, en Mar del Plata. Un poco más atrás, a seis, se encuentra Rosario Central, que el lunes jugará ante Ferro, en Argentinos Juniors.

Independiente retomó el camino de la victoria

Como local, Independiente superó merecidamente a Banfield con goles de Osmar Ferreyra y Ernesto Farías. Con la victoria, los dirigidos por Cristian Díaz se mantienen a 7 puntos del puntero Boca, mientras que los de Eduardo Acevedo siguen hundidos en lo más profundo de las posiciones. Están anteúltimos, con sólo 10 unidades. De este modo, el Rojo retoma la senda ganadora luego del empate de la fecha anterior en Mendoza, donde visitó a Godoy Cruz.

El partido, que se jugó en el estadio Libertadores de América, fue muy trabado y parejo durante el primer tiempo, y recién contó con jugadas de peligro frente a los arcos en la segunda etapa, cuando el Rojo pudo concretar la victoria.

Independiente tuvo la iniciativa en el primer cuarto de hora del partido, cuando controló la pelota, aunque estableció un dominio del terreno que careció de profundidad. Con el correr de los minutos, Banfield ajustó las marcas, Reta y Brum cortaron mejor el juego rival en la mitad de la cancha y Gómez pudo jugar unos metros más arriba, pero sin crear peligro frente al arco de Gabbarini.

Cuando algunas jugadas bruscas habían opacado aún más el partido, Luchetti se lució al sacar al corner un buen disparo de Pizzini, quien había ingresado en reemplazo de Villafañez.

Desde el comienzo del segundo tiempo, el equipo local cambió su actitud y presionó más cerca del área de Banfield, con un buen despliegue de Monserrat, bien acompañado por Pellerano, mientras que también creció el trabajo de Osmar Ferreyra y de Pizzini, quien desbordaba seguido por el sector derecho de su ataque.

Cuando promediaba la etapa final, Osmar Ferreyra clavó un zurdazo desde afuera del área en el ángulo derecho de Luchetti, logrando un golazo que ponía justicia en el marcador.

A partir de ese momento, Independiente tuvo más oportunidades debido al adelantamiento de Bánfield que intentaba llegar a la igualdad pero no lograba profundizar sus ataques.

Una jugada de pelota parada, a 10 minutos del final del partido, selló el triunfo del Rojo, cuando Farías cabeceó un centro de Osmar Ferreyra y ubicó la pelota lejos del arquero visitante.

Boca supo aguantar a Colón para recuperar la punta


Boca tuvo que trabajar y aguantar para poder regresar a la cima del torneo Clausura en soledad. En La Bombonera venció 1-0 a Colón de Santa Fe, en un partido accidentado, en el que desde el final del primer tiempo jugó reducido a diez hombres y en el último tramo lo hizo con nueve.


Colón salió a plantear el partido lejos de su área y con la presencia de Gabriel Graciani a la espalda de Clemente Rodríguez comenzó a crearle algunos problemas a Boca. A los 3 minutos, el volante apareció solo en el área, Agustín Orion no vio el remate y a continuación un disparo suyo fue salvado por Rolando Schiavi.


Boca produjo su primera chance de peligro a los cinco minutos y Franco Sosa, quien apareció por derecha, remató cruzado.


La mejor oportunidad de Colón se dio a los 12, con un sorpresivo zurdazo de Sebastián Pregider desde afuera que desvió Orion y la pelota dio en el ángulo superior derecho. Después de los 15 minutos, Boca comenzó a dominar con tranquilidad.


A los 19, un disparo de Juan Román Riquelme resultó débil y controló Diego Pozo. Minutos más tarde. Pablo Ledesma cabeceó solo y la pelota salió desviada; a los 29, Insaurralde no llegó por muy poco a conectar un tiro libre de Riquelme y a la media hora, Silva cabeceó sin marca frente al arco y lo hizo desviado.


Colón pudo haberse puesto en ventaja sobre los 34, tras una mala salida de Cristian Erbes, pero Sosa salvó en la raya de cabeza un disparo de Federico Higuaín.


Finalmente, a los 35, el local se puso arriba en el tanteador, con una buena réplica manejada por Walter Erviti, quien tocó corto por derecha para Ledesma y Darío Cvitanich. El centro salió al medio del área para que Silva de tijera desembolsara el gol.


Parecía que el partido se abría para Boca, pero la expulsión de Insaurralde, a los 39, por una fuerte barrida sobre Graciani, dejó al equipo de Falcioni condicionado para la segunda parte.


En la primera media hora del segundo capítulo, Colón tuvo mucho tiempo la pelota, pero no inquietó nunca a Orion. Por el contrario, Riquelme exigió dos veces a Pozo desde fuera del área.


La primera maniobra de ataque realmente de Colón llegó a los 30, con una acción individual de Iván Moreno y Fabianesi entre varios rivales, con toque para Lucas Mugni, quien desde buena posición remató desviado.


A los 34 minutos, Clemente Rodríguez fue amonestado por demorar y a continuación algo le dijo al árbitro Federico Beligoy, quien lo expulsó, en una situación muy parecida a la que al propio jugador le había costado idéntica sanción en el empate con Lanús.


Desde entonces, Colón sumó jugadores en ataque y Boca lo esperó, pero la única situación de riesgo ocurrió a los 37, cuando entre una serie de rebotes se perdieron el gol primero Leandro González y a continuación Esteban Fuertes, hasta que controló finalmente el arquero Orion.


Boca resistió, Colón se debatió en su impotencia y en el quinto minuto agregado sufrió la expulsión de Moreno y Fabianesi, por un golpe a Cristian Erbes, cuando el partido ya tenía su destino seguro y la punta del torneo era toda de Boca.

sábado, 28 de abril de 2012

Vélez hizo su trabajo y es puntero


Con goles de Federico Insúa y del Burrito Juan Martínez en el primer tiempo, Vélez venció 2-0 a Estudiantes en el estadio Ciudad de La Plata y, de este modo, alcanza la cima del Clausura con 23 puntos, al menos hasta que el sábado jueguen Newell´s y Boca (21) sus partidos.


Si bien en los primeros instantes pareció ser el local quien se adueñaría de las mejores ocasiones, el medio campo del visitante, una vez que engranó, hizo que los hombres de Ricardo Gareca tomen mayor protagonismo y las riendas del juego.


A los 24 minutos. El Pocho Federico Insúa sacó provecho de un centro desde la izquierda de Mauro Obolo, mató la pelota con el pecho y con un potente zurdazo le dio a Vélez el 1-0. El segundo, obra del Burrito Juan Martínez, llegó de cabeza, con anticipo luego del tiro de esquina ejecutado por el autor del primer grito.


En la segunda parte, Estudiantes no supo contrarrestar la solidez de un Vélez que había hecho su negocio en los primeros 45 minutos.


El DT Pincha, Juan Manuel Azconzábal, dispuso los ingresos de Duval y Mauro Fernández por Gastón Fernández (sólo tocó el balón en dos oportunidades) y Matías Sánchez, pero la situación no se modificó.


Por tal motivo, con el partido definido, Gareca realizó modificaciones para preservar el estado físico de jugadores como Insúa y Martínez, la figura del partido, con vistas al duelo por los octavos de final de la Copa Libertadores contra Nacional en Medellín.


Estudiantes, que no gana desde la séptima fecha, sólo sumó una unidad de las últimas quince en juego, y ell 2-0 final reflejó dos realidades bien distintas, a las que el resultado les quedó más que bien.

Azconzábal ya no es el DT


Estudiantes se quedó sin entrenador. Juan Manuel Azconzábal dejó de ser el técnico del Pincha tras la derrota ante Vélez por 2-0 en el Estadio Unico de La Plata. Aunque todavía no hay una confirmación oficial del alejamiento del técnico, mañana al mediodía darían a conocer la noticia. El Vasco se convirtió en el undécimo técnico en dejar su puesto en el Clausura.


Esta noche, en una reunión de emergencia de la Comisión Directiva en la casa de Daniel Romeo, manager del club, se decidió la destitución de Azconzábal al frente del equipo. Estudiantes marcha octavo y apenas consiguió un punto de los últimos 15 (hace cinco que no gana).


Ya desde temprano los rumores de la salida del DT rebotaban en las paredes de la sala de conferencias del Estadio Ciudad de La Plata. "¿Qué pasa que hay tantos periodistas? Cuando ganábamos no había ni la mitad", contaba un Azconzábal incrédulo. Y agregó: "Me da la sensación de que están aquí para buscar un buen título, ¿no?".


"¿Dejaste de ser el técnico?", preguntó Clarín. "Es una pavada, ¿de dónde sacaron eso? Acabo de pasar por el vestuario, todavía no hablé con nadie", replicó, irritado el entrenador.


Lo cierto es que esta noche Azconzábal dejó de ser el entrenador y ya se busca reemplazante. El primer apellido que picó en punta es el de Mauricio Pellegrino, aunque por La Plata los rumores indican que Martín Palermo también tiene chances de ser el sucesor del Vasco.

Lanús pegó tres gritos y le dio un disgusto grande a Racing


Lanús consolidó en el ámbito local todo el entusiasmo que genera en su participación en la Copa Libertadores -ya está en octavos de final-. Si esto era como un ensayo general para saber cómo está parado de cara a lo que sigue, esta contundente victoria por 3 a 1 ante Racing le sirvió para entender que está a la altura y tiene con qué afrontar su camino con ilusión. Para los de Avellaneda, por el contrario, quedó al desnudo que esa sensación de reconstrucción que se había generado con la llegada de un nuevo técnico y un par de resultados positivos no significaba la solución a sus problemas. La cuestión en Racing, está claro, va más allá de un simple cambio de entrenador. La ida de Basile y el arribo de Zubeldía poco tienen que ver con las falencias que apuntan directamente a un plantel con pocas respuestas en la cancha.


La virtud de uno fue la jaula que encerró al otro. Lanús fue un equipo que mantuvo el orden como su principal premisa. Desde su columna vertebral compuesta por sus dos centrales Goltz e Izquierdoz y, delante de ellos, la figura de Fritzler, el local encontró primero la solidez para plantarse sin fisuras en el campo de juego. Y de allí para arriba controló y complicó a un Racing que apenas atinó a generar algunos tiritos de media distancia que poco sudor le sacaron a Marchesín.


Mariano Pavone, la única referencia en el área ajena que eligió el técnico Gabriel Schurrer, sumado a las embestidas de Silvio Romero por derecha (le ganó siempre a Licht en el duelo personal) por derecha y de Diego Valeri por izquierda hicieron poner incómodo al conjunto de Avellaneda que se veía obligado a retroceder a sus carrileros. Así, encerrado por su rival, y con un Giovanni Moreno muy intermitente y un Patricio Toranzo que se fue desilachando, los dirigidos por Luis Zubeldía fueron superados por un Lanús, que, sin mucho brillo, tuvo una noche de pura contundencia. Cuando llegó, facturó el granate. Primero de pelota parada: córner de Valeri al parietal derecho furioso de Izquierdoz (Aveldaño perdió la marca) y pelota a la red.


Después, con el 1 a 0, apareció el juego en Lanús. De toque en toque y, tras un anticipo de cabeza de Fritzler, Pavone apuntó su cañón derecho para sentenciar la noche. A partir de allí, el partido entró en una meseta en la que Lanús siguió manteniendo su línea del comienzo. Y, más sueltos, los de Schurrer le pusieron la frutilla al postre con una gran asistencia de Ledesma para un Romero que pinchó la pelota sobre un Saja resignado.


La fiesta fue del dueño de casa y el descuento, anecdótico, de Valentín Viola, lejos estuvo de ser un consuelo para los hinchas de La Academia que demostraron su bronca. “Jugadores la c... de su madre, a ver si ponen huevos, que no juegan con nadie”, tronó desde la popular visitante para marcar, por si quedaban dudas, una relación quebrada. Para colmo, de modo irónico, desde la otra tribuna, la local, no tardaron en llegar las cargadas. El “ponelo a Teo” y, sobre todo, “el que no salta se va a la B”, duelen en un Racing que, por ahora no se fija en la tabla indeseada de los promedios. Pero ese canto, que hiere el orgullo de cualquier futbolero, puede servirle como anticipo a un equipo que, de seguir por esta senda, comenzará a tener pesadillas con ese fantasma del que alguna vez supo escapar.

viernes, 27 de abril de 2012

A pesar del golpe, Riquelme será titular


Asustó a todos la cara de preocupación y el enojo de Juan Román Riquelme en la práctica de esta mañana en Casa Amarilla. Es que el enganche y capitán de Boca chocó con un juvenil en el ensayo de fútbol y se fue rengueando con un fuerte golpe en el tobillo izquierdo.


Se encendieron las alarmas por Casa Amarilla. Sin embargo, por la tarde Román realizó declaraciones a TyC Sports y confirmó su presencia el sábado (18.40) ante Colón y también para el miércoles por el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores ante Unión Española de Chile.


"Voy a jugar los dos partidos. Ante Colón y por la Copa. Tengo el tobillo inflamado, pero he jugado en peores condiciones", explicó Riquelme al programa Líbero.


Además, el enganche de Boca opinó sobre las eliminaciones de Barcelona y Real Madrid de la Copa de Campeones de Europa: "El Barsa merecía ganar y el Madrid parecía que jugaba de visitante o que tenía uno menos. Bayern fue mejor y por eso ganó", analizó.


Esta mañana, el "incidente" fue cuando ya se había cumplido poco más de media hora de práctica. Riquelme se golpeó contra uno de los jugadores de la Reserva. Tras el choque, se sacó los botines y esperó el ingreso del médico. Instantes después, dejó el entrenamiento con mala cara y rengueando. Fuera del campo de juego, Falcioni se tomaba la cabeza.


El premio que encontró el Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa al superar en San Mamés por 3-1 al Sporting de Lisboa portugués, con un gol agónico de Llorente que evitó el alargue, no tuvo nada de fortuito, y sí mucho de merecido. Es que el juego expuesto por los bilbaínos llenó los ojos del público que abarrotó el estadio y que festejó con locura la clasificación a la final del 9 de mayo de Bucarest, Rumania, contra el Atlético Madrid de Diego Simeone, que en Valencia, superó 1-0 al local por el gol de Adrián. El primer grito de los vascos había sido de Susaeta, y el segundo de Ibai Gómez. El empate parcial de los lusos había sido obra de Van Wolfswinkel


 Con la velocidad y la verticalidad que levanta siempre como banderas el DT argentino, Marcelo Bielsa, su Athletic Bilbao salió en San Mamés a buscar el gol que lo ponga en la final de la Europa League. Claro está que para hacerlo debe quebrar la dura defensa del Sporting, que en Lisboa ganó 2-1, que de manera ordenada salió a la cancha a ver qué pasaba.


 La primera opción de los vascos la tuvo su centrodelantero y estrella, Llorente, pero en el área rival, su hábitat natural, su tiro fue trabado. Casi sobre los 10 minutos, e ingresando al cuadrado mayor por la izquierda, Iker Muniain contó con una chance similar, pero su remate corrió igual suerte. El Athletic empujaba, el Sporting aguardaba.


Sobre el cuarto de hora, y sustentado en un gran control de pelota en velocidad, que por momentos recuerda al mejor Barcelona, los locales volvieron a avisar. Otra vez llegaron por izquierda, y esta vez Llorente sí pudo tirar limpio, pero su remate terminó en las manos de Rui Patricio. Apenas después, la amenaza se convirtió en hecho. El control en velocidad se acentuó, Muniaín, tras un lateral, llegó al fondo por derecha y tiró un centro que terminó en el pecho de Llorente, que se la dejó con el pecho pecho y hacia atrás a Susaeta, que con un zurdazo algo mordido que picó en el suelo antes de inflar la red, marcó el merecido 1-0 que hizo rugir a San Mamés.


Casi a los 20, el equipo lisboeta, conducido por el chileno Matías Fernández, pudo tejer su primera jugada asociada, pero el remate de Pereinrinha se perdió desviado. Sobre la media hora, la presión de los de Bielsa bajaba un cambio, y le permitía a los verdiblancos tener la pelota algo más cerca del arco de Iraizoz, pero sin molestar demasiado al 1. Tras 10 minutos de letargo, los Leones despertaron. Recuperaron la pelota con gran pressing e Ibaí gómez habilitó en la derecha a Ánder Herrera, quien la metió al área al desbordar, pero el tiro de volea de Llorente se fue impreciso y afuera.


Los goles que se pierden en un arco… De un rebote la pelota salió del área del Bilbao, y cuando de manera fronta la volvían a meter, Xandao pudo taquearla, pero un nuevo rebote terminó en el remate de zurda de Van Wolfswinkel terminó en gol, abajo y pegado al poste izquierdo de Iraizoz. Cuando parecía que la incertidumbre se adueñaba de San Mamés, ese crack que es Llorente hizo magia: la pisó en el borde del área de los lisboetas y fabricó el espacio perfecto para filtrar un pase dentro del área y al vacío para Ibai Gómez, que picó justo y de zurda pudo cruzarla para devolverle el alma al cuerpo al público vasco. De persistir el resultado con el que los primeros 45 terminaron, habrá alargue.


Si bien el Sporting salió a jugar la segunda etapa de contra, le costaba mucho salir, ya que la presión del Athletic era enorme. La primera llegada culminó con un remate de Susaeta que Rui Mauricio manoteó al tiro de esquina. Lejos estaban los locales de querer jugar un alargue, y por consecuencia buscaban el arco contrario con furia.


Mientras el Bilbao hacía todo por llegar a la final, un gol del Atlético de Madrid, que como local le había ganado 4-2 al Valencia, comenzaba a sentenciar su ticket al encuentro decisivo, merced de un golazo de Adrián, tras bajarla de pecho y soltar una hermosa volea cruzada.


Promediando el complemento,  el Athletic seguía con su libreto. Cuando Muniain se enchufaba, el fútbol asomaba por San Mamés. De un centro de él, casi a los 25, casi llega el cabezazo goleador de Llorente, pero la pelota acabó atenazada por Rui Mauricio.


A falta de 10 para el epílogo el alargue parecía prácticamente imposible de gambetear, incluso para el más inspirado. La presión, la verticalidad y la frescura del manejo en velocidad ya no eran las joyas relucientes lucidas por los de Bielsa, y el cansancio parecía hacer mella. Lo que antes era toque corto se convertía en pelotazos para Llorente. Justamente el faro se llenó la boca de gol a los 43, cuando un pelotazo cruzado desde la derecha terminó en el otro extremo, en los pies de Ibai Gomez, quien tras enganchar y desairar a su marcador, metió un buscapié de zurda que anticipó el centrodelantero. Fue palo, gol, y merecida clasificación a la final para un Athletic de Bilbao que tuvo el premio que, con armas similares, le fue esquivo al Barcelona el martes.


En la final de Bucarest, Rumania, del 9 de Mayo, lo aguarda un viejo conocido y dirigido a Marcelo Bielsa, Diego Simeone, entrenador del Atlético Madrid.

jueves, 26 de abril de 2012

El Bayern amargó al Real Madrid y llegó a la final


Bayern Munich hizo su parte para conseguir lo que pocos imaginaban: sacar al Barcelona y al Real Madrid de la final. Ayer, el Chelsea eliminó a los catalanes. Esta tarde, el conjunto alemán hizo su partido en el Santiago Bernabéu y tras perder 2-1 (3-3 en la serie), se impuso por 3-1 en los penales. Sorpresas en la Liga de Campeones.


El Real Madrid había consiguido pronto un gran alivio en la semifinal de Liga de Campeones. Obligado a ganar como local, convirtió a través de su mejor jugador, Cristiano Ronaldo, por duplicado y ya se clasificaba a la gran final con el Chelsea. Pero reaccionó el Bayern Munich y alcanzó el descuento para dejar la serie igualada y, ahora, ir al alargue.


El primer impacto del Madrid fue a los 6 minutos, con un penal inexistente que sancionó el árbitro húngaro Kassai por una mano casual de Alaba. Cristiano Ronaldo convirtió y le dio el primer alivio al equipo de Mourinho, que había perdido 2-1 en la ida en Alemania.


Dos minutos después, Robben estuvo muy cerca de volver a poner al Bayern en el partido, cuando con el arquero vencido remató por encima del travesaño un centro de Alaba. Y el Real, viendo que su rival no aprovechaba, dio un nuevo golpe: a los 14 minutos, Özil puso un gran pase para Cristiano, que definió con enorme precisión al primer palo.


La obligación, entonces, pasó para el otro lado. Y no le pesó al Bayern en un principio. A los 26 minutos, Kroos tiró un centro al área y el portugués Pepe le cometió infracción a Mario Gomez. Penal y oportunidad para los alemanes de descontar en el partido y empatar la serie. No la dejó pasar: Arjen Robben remató a colocar, abajo, al mismo palo que fue Iker Casillas y pese al toque del arquero, la pelota se metió bien esquinada.


Ese gol cambió la historia del partido. Porque si bien los dos tuvieron chances de ir por un tanto más, comenzaron a jugar sabiendo que el resultado mandaría todo al alargue, paso previo para los penales.


Sobre el final, Mario Gomez se perdió lo que podría haber sido la hazaña del Bayern. Antes, Cristiano tuvo su chance, pero Neuer no le permitió convertir. En definitivia, se jugarían 30 minutos más para definir el paso a la final.


En esos dos tiempos de 15 se lastimaron mucho menos que en el segundo tiempo. Tampoco lo intentaron. El Madrid tuvo un poco más la pelota en el segundo y apenas se acercó al arco de Neuer con un remate de Ronaldo que se fue muy lejos. Ya no hubo tiempo para más. Ahora sí, la historia se fue a los penales.


Llegó la hora de la definición y no faltó el suspenso. Primero pateó el Bayern y rápidamente sacó ventaja, porque Alaba convirtió el primer remate y Cristiano Ronaldo no pudo superar a Neuer en el suyo. Luego fue Mario Gomez y puso el 2-0. Pero la figura del arquero alemán se agrandó, luego de contenerle el remate, idéntico al anterior, esta vez a Kaká.


La serie parecía definida, pero Casillas no se iba a quedar atrás. Le atajó a Kroos, Xabi Alonso convirtió y nuevamente el arquero le desvió el disparo a Lahm. Tenía la chance Sergio Ramos para empatarlo. Pero no. Su remate se fue muy por encima del travesaño y la responsabilidad del pase quedó en los pies de Schweinsteiger.


No la desaprovechó. El mediocampista alemán marcó el 3-1 y se terminó la semifinal. Bayern Munich se metió en la finalísima, para jugar en su estadio contra el Chelsea, el otro equipo que dio la sorpresa, al sacar al Barcelona de la lucha por la Orejona. Así es el fútbol.

Boca eliminó a Olimpo en una histórica definición por penales


Para el infarto. Patea Rolle, ataja Sosa. Le toca a Chávez, y salva Ibáñez. Franzoia, gol. Mouche, gol. Mancinelli, gol. Caruzzo, gol. Vega, gol. Araujo, gol. Musto, gol. Blandi, gol. Hasta ahí la definición, 4-4 en la chapa y ahora el que ataja y mete pasa. Bareiro, gol. Sauro, gol. Villanueva, gol. Insúa, gol. Gabriel Díaz, gol. Sánchez Miño, gol. Litre, gol. Enzo Ruiz, gol. El arquero Ibáñez, gol. El arquero Sosa, gol. Parmisari, gol. Benavídez, gol. Patearon todos y a volver a empezar. Rolle y otra vez se lo ataja Sosa. Pochi Chávez y otra vez se lo ataja Ibáñez. Franzoia a las nubes y Mouche, con suspenso, cierra la serie 11 a 10 para Boca.


Insólito, histórica. Una definición que duró casi media hora. Así pasó Boca a los cuartos de final de la Copa Argentina, en Catamarca, y ante un estadio Del Bicentenario repleto con 20 mil almas que disfrutaron de un espectáculo único.


En los 90, Boca y Olimpo jugaron un partido parejo y estuvo bien que terminara en empate. Pero la paridad había que romperla, aunque sea con ¡26 penales! Pero se consiguió proclamar a uno de los dos como el ganador del duelo.


Boca salió con un equipo "clase C". Con Exequiel Benavídez (está lesionado Somoza, por eso Falcioni guardó a Erbes), con Guillermo Pol Fernández, con Enzo Ruiz, con Gastón Sauro. Con los ingresos de Sergio Araujo y Emanuel Insúa. Pero Boca tuvo al jugador más desequilibrante del partido: Pablo Mouche.


Olimpo debió ponerse en ventaja a los 5 del primer tiempo. Rolle tiró una pared con Franzoia y definió al gol. Pero la jugada fue anulada por un supuesto offside del delantero. Walter Perazzo –a diferencia de Falcioni- puso a lo mejor que tenía. Pero no pesaron los nombres de jerarquía de Olimpo ante los pibes de Boca.


Sobre el cierre del primer tiempo Boca contó con las jugadas más claras, siempre con Mouche desbordando por izquierda. Y en el inicio del complemento (a los 16), el zurdo puso el 1-0 con una gran maniobra que incluyó un enganche para dejar en el camino a Mancinelli y tocar de derecha, cruzado contra el palo, ante la salida de Ibáñez.


Lo tuvo para liquidarlo Boca, con un toque de Blandi, pero Ibáñez le ahogó el grito. Y después igualó Olimpo. Rivero le cometió penal a Laso, el árbitro Pablo Díaz señaló el punto desde los doce pasos. Y Rolle (pateó el primero de los 27 penales que hubo en el partido) convirtió para el 1-1 y para llevar el partido a una definición en el que tuvo dos oportunidades y falló en ambas. Mouche convirtió y todo Boca festejó.

miércoles, 25 de abril de 2012

Messi no pudo ni de penal, y el Barsa se quedó afuera


El Barcelona de Messi cerró una semana negra. Perdió la Liga en el choque con el Real Madrid del fin de semana y ahora, otra vez en su estadio, se quedó eliminado de la Champions League, tras empatar 2-2 con el Chelsea. Floja actuación de Lionel Messi, quien desperdició un penal y no pudo guiar a su equipo para repetir la corona.


En sintonía con la necesidad del Barsa, Leo Messi enfrentaba una cuenta pendiente, la de convertirle un gol al Chelsea. Es que los ingleses son de los pocos que a esta altura pueden mostrar la chapa de que el mejor del mundo no pudo gritarles un gol en la cara. Lo mismo ocurrió en las cuatro semifinales de Champions que La Pulga jugó en el Camp Nou (Manchester United, Chelsea, Inter y Real Madrid), en las que tampoco pudo convertir.


Messi estuvo cerca de romper su mala racha y dar el gol de la tranquilidad bien pronto en el partido. A los dos minutos, tras una gran jugada colectiva con el sello del Barcelona quedó mano a mano contra Cech, pero tuvo que rematar con derecha y su remate se fue por el primer palo.


Tuvo revancha antes de los 20. La Pulga se combinó con Cesc y mano a mano con el arquero, no pudo superarlo. En el rebote no llegó Iniesta y el partido siguió como el principio. Claro, ahora con casi nueve jugadores del equipo inglés en su propia área.


A la férrea defensa del Chelsea, Barcelona decidió jugarle como sabe: tocando y tocando para tratar de encontrar un espacio. Tal como si fuera un partido de handball y no de fútbol. Y así iba a encontrar la primera ventaja, la tranquilizadora, la que igualaría la serie.


A los 35, Dani Alves agarró un rechazo de la defensa visitante, tocó para Cuenca y el canterazo sacó un pase perfecto para que Sergio Busquets la empujara debajo del arco, sin oposición. Primero del Barcelona y empate en la serie.


Pero el gol no llegó solo. Apenas dos minutos después del toque de Busquets a la red, John Terry le hizo muy mal a su equipo. Cerca de su área, le propinó un golpe con su rodilla a Alexis Sánchez y el árbitro Cüneyt Cakir decidió expulsarlo a instancias del juez de línea. Más problemas para el Chelsea que ahora debía aguantar la serie con un hombre menos.


Y con otro gol en su red. Porque a los 43, Messi se iluminó y sacó un pase perfecto para que Iniesta definiera a la derecha del palo del arquero Cech: 2-0 y, a la vista, serie casi liquidada.


Pero no. Porque aún con un hombre menos, el Chelsea encontró un chance inmejorable antes del final del primer tiempo y no la dejó pasar. El brasileño Ramires se escapó solo por la derecha y ante la salida de Valdés, la picó por encima para marcar el 1-2 y empatar la serie, con el detalle del gol marcado como visitante que le daría a los ingleses la clasificación.


El comienzo del segundo tiempo no fue menos tumultuoso que el final de la primera etapa. Porque tras perdérselo Iniesta al minuto de juego, el árbitro turco marcó penal ante una falta de Drogba a Cesc dentro del área. Oportunidad inmejorable para que Messi rompiera con la racha ante Chelsea. Pero su remate desde los doce pasos dio en el travesaño y la pelota salió disparada para la puerta del área. Todo seguía igual.


A partir de ese fatídico penal para el Barcelona, la historia fue igual durante más de 40 minutos. El local tocando y tocando en busca de un espacio en el área rival y el Chelsea refugiado con los nueve jugadores de campo y el arquero.


Messi la tuvo, a falta de 8 minutos para el cierre, con un remate desde afuera del área que pegó en el palo, tras un toque de Cech. Pero su maldición de las semifinales y especialmente del rival de turno, le impidieron festejar el gol que hubiera puesto al Barcelona en la final.


No pudo ser. Encima, en el cierre, Fernando Torres comandó una contra perfecta y tras eludir a Valdés marcó el 2-2 definitivo para clasificar a los ingleses a la final y así tomarse revancha de la eliminación sufrida años atrás por el agónico tanto de Iniesta en el minuto final. Ahora, en la definición, se las verá con el Real Madrid o el Bayern Munich, que mañana chocarán en la vuelta de la otra semi.

Cambian los torneos

El Comité Ejecutivo de la AFA aprobó esta noche una reestructuración en sus torneos de todas las categorías. En Primera División seguirán los torneos cortos, pero no habrá más promociones y sí tres descensos a la B Nacional.

"Se aprobó que se juegue un torneo Apertura, un Clausura y se modifique el sistema de descenso. Los tres que descenderán será el que menos puntos tenga y los dos peores promedios. También se eliminan las promociones", precisó Luis Segura, presidente de Argentinos Juniors al salir del edificio de la calle Viamonte.

De esa manera se pone fin a la era de las promociones, que entre otros equipos, se llevó a River a la B Nacional. Justamente en la segunda categoría del fútbol argentino, también se eliminarán las reválidas desde la 2012/2013 y habrá tres ascensos directos. Además, en la primera temporada, sólo serán dos los descensos, para poder llegar a 22 equipos. En la siguiente, serán cuatro los que bajen.

Además, con la modificación, en el resto de las categorías que tenían un solo ascenso, se volverá a los dos ascendidos, como hace algunas temporadas. Lo mismo con los descensos, uno por la tabla general de la temporada y otro por promedios.

martes, 24 de abril de 2012

Agüero y Tevez levantan la fiebre de los hinchas del City


Cuando parecía que todo estaba perdido para el Manchester City aparecieron los argentinos. Roberto Mancini le dio el indulto a Carlos Tevez y el Apache reapareció en el equipo Ciudadano con buenas actuaciones y goles. El Kun Sergio Agüero en su primera temporada en el equipo es uno de los estandartes con 22 goles en la Premier. La dupla de argentinos le devolvió al City la ilusión de volver a pelear por el título y los hinchas están encantados.


Tras el triunfo por 2-0 sobre Wolverhampton que dejó al City a solo tres puntos del United los hinchas explotaron en los foros oficiales y en las redes sociales. Agüero y Tevez son los apellidos más mencionados por los fanáticos que sueñan con un triunfo el lunes en el clásico de la ciudad y así recuperar la cima de la tabla.


"A complete team performance! Well done Sergio and Carlos! It's not over yet!", es el tuit oficial que reproduce el sitio del Manchester City en su portada bajo el título: el punto de vista de los fans. La traducción sería: "Un gran rendimiento del equipo completo! Bien hecho Sergio y Carlos! Todavía no está terminado").


Pero además, coinciden en que la inclusión de Tevez en la recta final del torneo fue determinante para el presente del equipo. Y que el aporte de Agüero fue más importante que el rendimiento de Edin Dzeko o Mario Balotelli.


"Tevez ahora está funcionando a toda máquina y con Agüero jugando así realmente tenemos chances", escribió un hincha. "Yo no recuerdo haber visto alguna vez a Carlos Tevez tan feliz festejando un gol de un compañero. Sólo una observación", escribió otro y recordó el abrazo del Apache con Agüero en el 1-0 sobre los Wolves. "I love you Agüero", puso una fanática. Por Manchester hay amor con los argentinos.

"Si el presidente me pide que me quede, le digo que sí"


Cuando Rolando Schiavi retornó a Boca imaginaba que podía ser campeón, como lo fue, pese a todas las voces críticas de su llegada. Lo que todavía parece no saber el Flaco es la fecha de su retiro.


"Si el presidente quiere que me quede, le digo que sí", le contó el zaguero a Radio La Red. Schiavi, en este contexto también se refirió a su amigo Martín Palermo, con quien integrará un cuerpo técnico cuando finalmente se retire. "Ya estuve hablando con él y sabe cómo pienso. Si le sale algo, arrancará así y, si puede, me esperará. No me va a aguantar toda la vida. El entendió y se habló de todo esto", declaró.


Otro tema candente en Boca es el posible arribo del volante central de Racing, Claudio Yacob, que si bien el DT Julio Falcioni ve con buenos ojos, el vestuario xeneize cree que con los chicos del club alcanza para suplir al desgarrado Leandro Somoza, pese a que Boca pelea el Clausura, la Copa Libertadores y la Argentina.


"Pichi lo viene haciendo bien y Leo va a estar enseguida con nosotros. Pero es algo que el técnico pidió y hay que respetarlo. Erbes tiene la oportunidad de aprovechar su momento, es un jugador muy bueno y merece su chance", respaldó Schiavi a su compañero.


Sobre la triple competencia, el nacido en Lincoln, provincia de Buenos Aires, no se mostró preocupado: "No sé si estamos cansados. Yo prefiero jugar toda la semana antes que un solo campeonato. Nunca perdés el ritmo y, cuando el cuerpo se acostumbra, es mejor. Tuvimos la suerte de que sólo nos tocó el viaje a Venezuela. Ahora, a Chile -donde se medirá ante Unión Española- no es muy largo el viaje".

Newell’s mira a todos desde arriba junto a Boca


Boca ya sabía que la soledad en la punta le iba a durar unas horas nada más, después del empate con Belgrano, en Córdoba. Porque esta tarde, en Sarandí, Arsenal y Newell's se jugaban entre ellos la posibilidad de pegar el salto a lo más alto, sabiendo que cualquier resultado dejaría a alguno de los dos en la cima. Fue empate nomás. Un 1-1 que dejó a La Lepra junto al Xeneize en lo más alto.


La igualdad fue el resultado más razonable de acuerdo con el desarrollo del juego, que tuvo dominio repartido y unas pocas situaciones de riesgo en cada arco. Newell's, desentendido del rol protagónico que sí asumió su público con una numerosa presencia, respetó demasiado a su rival, cuidó la pelota con una circulación lenta y mostró poca explosión en sus hombres de ataque.


Su primera ocasión de peligro, la única que dispuso en el primer tiempo, la generó Maximiliano Urruti en una acción individual a puro talento, que terminó con un disparo en el travesaño luego de eliminar tres marcadores en el área.


Arsenal, territorialmente más audaz pero con pocas luces futbolísticas, respondió en esa etapa con una entrada libre y una definición imperfecta de Benedetto ante Sebastián Peratta. Pero el delantero tuvo la revancha en el albor del segundo período y marcó la apertura con un cabezazo a la carrera que no dio tiempo a la reacción del arquero.


Acaso como mayor virtud en la fría noche de Sarandí, Newell's conservó la paciencia, no alteró sus planes y se encontró con el empate rápidamente en una buena combinación de Urruti y Figueroa, que definió con certeza tras un rebote accidental en el defensor Hugo Nervo.


Después del 1-1 y con el correr del reloj, Martino entendió el resultado como un buen negocio y realizó cambios conservadores con la sustitución de los gestores del gol. Arsenal, en cambio, lo intentó hasta el final, arrinconó a su rival con limitaciones y finalmente se resignó a un resultado que lo mantiene en la pelea por la vanguardia.

lunes, 23 de abril de 2012

Real Madrid ganó en el Camp Nou y quedó a tiro del título


Marcó varias cosas la victoria 2-1 del Real Madrid Sobre Barcelona en el Camp Nou, con goles de Khedira y Cristiano Ronadlo para los de la capital de España, y de Aléxis Sánchez para los catalanes. Por un lado, el equipo blanco le saca 7 puntos de ventaja en la cima de la liga a su rival de siempre, con sólo cuatro partidos por jugar. Por otro, termina con una racha de 54 juegos sin que los simpatizantes culés vean perder a su equipo en el Camp Nou. Además, como en ningún otro encuentro entre estos dos colosos, Cristiano Ronaldo fue más que Lio Messi.


Menos de cinco minutos le llevó al clásico español tener emociones. Y, de hecho, a los 4, en la cabeza de Cristiano Ronaldo, Real Madrid pudo marcar el primero en el abarrotado Camp Nou, pero su cabezazo se fue por arriba del arco de Barcelona. La respuesta local no demoró, y una mala salida del fondo de Sergio Ramos fue aprovechada por Dani alvez, que cortó el pase hacia la izquierda y quedó lanzado en velocidad hacia el área visitante, pero Casillas fue más rápido y salió para quedarse con la pelota. Sin tregua comenzaba el encuentro.


A los 16, y de un córner de Di María, el Real gritó el primero. Salió mal Valdés, que no pudo cortar el centro, cabeceó Pepe, tapó el 1 culé, y en el rebote Khedira le ganó a Puyol casi sobre la línea para desatar la locura del equipo merengue, sabedor de que una victoria prácticamente que sentencia la liga en su favor.


Con un tiro del canterazo Tello reaccionaron los de Pep Guardiola luego del cachetazo, pero el remate salió rasante y desviado ni muy cerca del poste derecho de Casillas, que a los 26 le tapó a Xavi la mejor jugada del Barcelona. Enganchó Messi de derecha a izquierda y, entrelíneas, habilitó al volante, que cuando enfrentó al 1 visitante dentro del  área optó por cruzar su definición, que fue desviada al tiro de esquina por el arquero de la Selección española. El Madrid respondía de contra, y en un pelotazo largo tras el que Cristiano superó en velocidad por la izquierda a Puyol, el portugués enganchó y buscó el palo izquierdo de Valdes con un remate que no contó con la precisión necesaria.


Si bien el Barsa movía la pelota y buscaba hacerse ancho, sus ataques no prosperaban, en buena medida, por lo abroquelado que lo esperaba el Real, con su línea de volantes muy cerca de la defensiva. Tener la pelota el 74% de los primeros 45 minutos no se tradujo para el Barsa en peligro a la hora de buscar el arco.


La segunda parte radicalizó las tendencias advertidas del tramo final de la primera. Barcelona acaparó la posesión y el Real Madrid defendió con más y más jugadores cerca del área, aunque casi que renunció a los contraataques.


Guardiola no aguantó más y puso en el campo a Alexis Sánchez a los 68 minutos. Fue una decisión importante porque el chileno marcó un minuto después. Lo hizo desde el suelo, con agonía, tras dos fantásticas intervenciones de Casillas.


Pero pocas veces pasó la hinchada del Barsa del éxtasis a la miseria en tan poco tiempo. Porque tres minutos después llegó el segundo tanto del Real Madrid. Özil dibujó un pase bárbaro para Cristiano Ronaldo y el portugués definió ante la desesperada salida de Valdés, merced de una gambeta larga.


Así, al Barcelona, que casi vio escurrírsele las posibilidades de ganar la liga, le quedan en pie dos objetivos nada menores: la final de la Copa del Rey ante el Athletic Bilbao de Marcelo Bielsa y el premio mayor, la Copa de Campeones de Europa.


Al Madrid, casi seguro campeón de la liga, además de una alegría inmensa, también le queda el máximo certamen de clubes, pero eso, es otra historia.

Juventus goleó y se escapa


Juventus se escapó en la cima del Calcio de Italia cuando quedan cuatro fechas para el final. Como local, superó 4-0 a Roma con dos goles del chileno Arturo Vidal, Pirlo y Marchisio y estiró a tres puntos su ventaja sobre el Milan en la cima de la tabla. Fernando Gago y Daniel Osvaldo fueron titulares en el equipo de la capital, mientras que Erik Lamela ingresó en el complemento (Gabriel Heinze permaneció en el banco).


Como Milan no pudo con Bologna como local, la Juventus se alejó en la cima y dio un paso clave de cara al Scudetto. En San Siro, el local apenas consiguió un agónico 1-1. La visita se puso en ventaja con un gol del uruguayo Gastón Ramírez, pero en el final llegó al empate por un cabezazo de Zlatan Ibrahimovic.


Sin embargo, el hecho más destacado de este domingo se produjo en el estadio de Genoa, donde el local cayó por 4-1 ante Siena. Es que los hinchas del equipo local se enfurecieron y el árbitro Paolo Tagliavento tuvo que suspender el partido durante unos 40 minutos. En ese lapso se vivieron incidentes y situaciones dramáticas.


Se jugaban ocho minutos, cuando los barras del Genoa invadieron la tribuna que se encuentra sobre los vestuarios y lanzaron bengalas al campo de juego. También hubo amenazas para los jugadores. La situación fue subiendo de tono y entonces el árbitro y los jugadores de Siena se retiraron a los vestuarios, mientras que los futbolistas locales se quedaron con la intención de aquietar las aguas.


Se vio, entonces, a Marco Rossi y Giuseppe Sculli tratando de calmar a los enfurecidos hinchas, que le pedían la camiseta a sus jugadores. En medio de la angustia y la tensión, las cámaras de televisión descubrieron el llanto de Sculli y Mesto. Tras 40 minutos de locura, volvió la paz, la tranquilidad. Un gol en contra de Grosso maquilló el resultado, que fue para el Siena por 4-1.


También hubo otros partidos. El domingo se abrió con un empate sin goles entre Fiorentina e Inter, un resultado que no le sirvió a ninguno porque el local sigue comprometido con el descenso y el Neroazurro se aleja de la zona de clasificación a las copas europeas. Eso sí, lo pudo ganar Fiorentina, pero Ljajic erró un penal.


Los goles argentinos se dieron en Cesena 2 - Palermo 2. Santana marcó el primer tanto del local, mientras que Nicolás Bertolo y Matías Silvestre convirtieron para el visitante. Por último, Lazio y Lecce igualaron 1-1.

El Athletic de Bielsa ganó y se ilusiona con llegar a la Champions


Marcelo Bielsa quiere todo. Su equipo, el Athletic de Bilbao, sigue con vida en los tres frentes. Mientras se prepara para revertir el 2-1 que sufrió en Portugal ante Sporting de Lisboa por la semifinal de la Europa League y ya piensa en el duelo contra Barcelona por la Copa del Rey, Athletic pelea por obtener un cupo en la clasificación a las copas de Europa. 


Aunque el jugará un partido clave ante Sporting, Bielsa puso en la cancha un equipo con mayoría de sus titulares. Y así superó por 1-0 a Racing en Santander y ascendió a la sexta posición de la Liga española. El delantero Giazka Toquero, que jugó de titular en lugar de Fernando Llorente, marcó el único tanto a los 12 minutos del primer tiempo. 


Athletic Bilbao suma 48 puntos y se ubica ahora a tres del Málaga, el último que hasta hoy se está clasificando y que tiene un partido pendiente. Pero hay un dato clave: en la 37° fecha, Málaga tendrá que ir al San Mamés, donde los de Bielsa ya demostraron su poderío.


En tanto, el Atlético de Madrid del Cholo Simeone (también está en semis de la Europa League y superó 4-2 a Valencia en el partido de ida en el Calderón) venció por 3-1 como local al Español de Barcelona de Mauricio Pochettino. Godín y Arda Turan anotaron los goles del Colchonero que alcanzó la línea del Athletic de Bielsa, ambos con 48 puntos. Eduardo Salvio fue titular en el local.


Por su parte, Valencia goleó por 4-0 a Betis como local. El argentino Pablo Piatti selló la goleada. Antes habían anotado Jonas, Feghouli y Soldado. Además, Real Sociedad igualó 1-1 con Villarreal y el argentino Franco Jara (ex Arsenal) le dio el triunfo al Granada por 1-0 sobre Getafe.

Por el Kun y Tevez, el City puso al rojo vivo el final de la Liga


El City no falló. Le ganó al Wolves por 2-0 como visitante y quedó ahí nomás de la punta. Se ubicó a tres puntos del líder Manchester United, al que recibirá el lunes 30 en el partido que prácticamente definirá la Premier League. 


Bien temprano, el United dejó escapar una victoria increíble. A siete minutos del final, le ganaba 4-2 a Everton en Old Trafford. Pero se durmió y fue 4-4. El City, esta vez, no dejó pasar la oportunidad. Y fue contundente frente a los Wolves. 


En un partido parejo, fue el Kun Agüero el encargado de romper el cero. A los 27 minutos, el ex Independiente recibió un gran pase del francés Clichy y definió con tranquilidad ante la salida del arquero. Pero el local no se quedó. Al contrario. Empujó y metió al City contra su arco. Tuvo el empate dos veces pero Hart se lo impidió.


En la segunda parte, cuando el partido ya era un ida y vuelta constante, Tevez frotó la lámpara. Hizo muy rápido un tiro libre y asistió a Nasri. El francés recibió en soledad dentro del área y tocó a la red cuando se jugaban 27 minutos. Ahí se acabó el partido. Pudo aumentar Agüero, Tevez fue reemplazado a los 31, y hasta Zabaleta se dio el lujo de pisar en área sobre el final del encuentro. 


Cuando el árbitro pitó el final, los hinchas locales aplaudieron a su equipo, que con esta derrota perdió la categoría. El City, por su parte, espera por el trascendental choque ante su rival de toda la vida. Una final adelantada, que tendrá en vilo al mundo fútbolítico. 

All Boys aprovechó su mejor comienzo


Apenas seis minutos demoró All Boys en abrir la cuenta en Floresta. Y estuvo bien. Porque en ese puñado de minutos, el local impuso condiciones y el partido se desarrolló en el campo de Unión.


Asi fue como Torassa armó una bonita jugada por la derecha que incluyó un preciso centro para Perea, quien entraba por la otra banda. Cabezazo y primer gol en el certamen para el volante del Albo. 


Unión comenzó a hacer pie después de los 15 minutos. Y estuvo muy cerca del empate cuando Cavallaro y Rosales combinaron en la puerta del área. Pero Ferrari se cruzó y evitó el remate de Rosales, cuando el gol era inminente.


En la acción siguiente, a los 22, All Boys recibió un pequeño regalo cuando Correa hizo una de vóley en un centro y Pezzotta no dudó al señalar el penal. Zapata, con un tiro fuerte y al medio, dejó sin chances a Bologna. 


Pero las emociones no se detuvieron en Floresta. Porque a los 34, Unión armó una buena jugada colectiva que Errasmuspe coronó con un cabezazo para ponerle pimienta a un partido de ida y vuelta.


En la segunda etapa, All Boys se retrasó y la visita empezó a complicar con pelotazos cruzados y al área y de esa forma tuvo dos claras. A los 36, con un cabezazo de Nicolás Correa que pasó cerca y con el tiempo cumplido, y otro de Pablo Magnín que salvó muy bien Nicolás Cabiasso.


All Boys visitará el próximo sábado a Newell’s, mientras que Unión recibirá a Olimpo de Bahía Blanca.

Banfield amargó a San Lorenzo en la última


A San Lorenzo le robaron el festejo en el final, cuando ganaba en cancha de Banfield y respiraba aún mejor en la pelea por la permanencia. Fue Nicolás Tagliafico el responsable, con un cabezazo sin atenuantes, que se metió en el primer palo de Pablo Migliore. En el Sur, el equipo de Caruso Lombardi empató 1-1 y ahora tiene a Tigre a sólo dos puntos.


Ambos equipos lucieron imprecisos sobre todo en el primer tiempo. Allí, dos veces Christian Lucchetti salvó ante Emmanuel Gigliotti y Julio Buffarini se convirtió en el hombre que le inyectó fuerzas, movilidad y verticalidad al conjunto de Caruso.


Por su parte, Banfield, que tenía un primer tiempo para el olvido, lo tuvo en los últimos tres minutos por intermedio de Andrés Chávez. Primero remató desviado y luego fue Pablo Migliore quien tapó con el pie una entrada franca del joven delantero del Taladro.


Hasta el gol de San Lorenzo, otra vez Chávez y Gigliotti se alternaron las chances. A los 18, Bufarini sacó un centro desde la derecha y el uruguayo Carlos Bueno puso la cabeza para el 1-0 del Ciclón. Un rato después de un peligroso dominio local.


Tras el gol, Caruso hizo cambios para fortalecer la contención y San Lorenzo esperó a un Banfield de poco vuelo futbolístico. Pero Voboril, que había entrado por Salgueiro, se lesionó cuando no había más cambios, y en los últimos cinco minutos el Ciclón se quedó con diez.


Y vino un corner del uruguayo De Souza sobre la izquierda y todo el equipo de Banfield saltó a buscar la pelota. Cabeceó Tagliafico, luego de que Lucchetti no llegara a conectar el centro y Migliore no pudo hacer nada para evitar el agónico 1-1 final del Taladro.

Godoy Cruz e Independiente aburrieron a todos en Mendoza


Independiente, que venía de golear a Racing en el clásico de Avellaneda, igualó sin tantos ante un Godoy Cruz que se mantiene en los últimos puestos del campeonato y que tendrá, desde mañana, a Omar Asad en su regreso como entrenador. En Mendoza faltaron el fútbol y las emociones.


En el primer tiempo se observó un dominio alternado, equilibrado, con mejores pasajes por parte de Independiente a través de una buena tarea de los mediocampistas. A los tres y cuatro minutos, un remate desde afuera del área por parte de Ernesto Farías y un disparo de cabeza de Adrián Argachá, luego de un centro de larga distancia, inquietaron al arquero Ibáñez quien respondió con seguridad en ambas ocasiones.


De ahí en más, la visita mermó en su poder ofensivo ante la recuperación del mediocampo por parte de Godoy Cruz que intentó fabricar jugadas de peligro para quebrar la resistencia de Adrián Gabbarini. Recién a los 26 elaboró la primera situación de riesgo con una ejecución de cabeza de Rubén Ramírez que pasó cerca del segundo palo del guardavallas de Independiente.


Un minuto después, una falla del defensor Zelmar García, que le cedió el balón a Farías, provocó el rápido y eficaz achique de Ibáñez.


Sobre el final de la primera parte, a los 40 y 42, el juvenil delantero Juan Garro tuvo su oportunidad para abrir el marcador, pero no fue certero ante Gabbarini.


En la segunda etapa, el juego fue discreto porque ambos mostraron pocas variantes para marcar la primera conquista del match. Fue escaso de emociones, con la pelota disputada lejos de los arcos.


Con el transcurso de los minutos, Independiente se refugió en su campo y eso le permitió a Godoy Cruz adelantarse, pero no encontró en Diego Villar (se retiró lesionado luego) y Ariel Rojas, la precisión para habilitar a Ramírez y Garro.


Como pudo, las situaciones más importantes las produjo el equipo dirigido por Daniel Oldrá. A los 12, cuando le anularon un gol al juvenil Garro por mano de Ramírez en la jugada previa, y a los 16 minutos con un remate de media distancia de Leandro Caruso.


En el epílogo, otra intervención de Ramírez, con remate de cabeza, pudo haber significado el triunfo para el local, pero pasó por arriba del travesaño, tras una mala salida de Gabbarini en la ejecución de un córner.


El conjunto visitante sufrió la expulsión del volante uruguayo Adrián Argachá, quien recibió la segunda amarilla por parte del árbitro Silvio Trucco, a los 38 minutos del segundo tiempo.

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger