martes, 27 de marzo de 2012

Vélez se quedó sin punta y sin invicto por la ley del ex

Vélez tuvo su noche negra, perdió la esperanza de llegar a la punta y el que festejó fue Newell's, que sumó su tercer triunfo consecutivo y se prendió también en la lucha del Clausura, con 13 puntos, a dos de Estudiantes, único líder. El equipo del Tata Martino merecía los tres puntos desde mucho antes, pero lo encontró en el minuto final, de forma agónica y a través de Pellerano, aprovechando un nuevo error de Vélez en una jugada de pelota parada. Si bien es un resbalón, una caída, un golpe importante y la pérdida del invicto, para el equipo de Gareca el crédito continúa y sigue siendo uno de los candidatos.

El partido se jugó al ritmo que quiso Newell's, que sorprendió a Vélez con un plantel táctico inteligente de Martino, presionando, jugando la pelota segura y buscando los espacios que dejaba Vélez. Uno de ellos, a espaldas de Augusto Fernández y por delante de Cubero lo aprovechó Víctor Figueroa, que complicó siempre metiendo diagonales. Es que además el conjunto de Gareca no tuvo la circulación de pelota de siempre, un poco por deficiencias propias y otro poco por méritos de su rival. Lo mejor de Vélez fue el doble cinco conformado por Cerro y Zapata, quitando y distribuyendo el juego. Pero en cambio el Pocho Insúa estuvo muy impreciso, jugando de espaldas al arco y un par de errores suyos generaron contraataques peligrosos para los rosarinos. Juan Manuel Martínez tenía que tirarse muy atrás para tomar contacto con el balón y algunas de sus gambetas funcionaban bien pero muy lejos del arcos y otras quedaban perdidas en medio del desorden. Como Obolo, demasiado sólo luchando con los centrales rivales.

Sin la precisión y sin la profundidad característica de Vélez, las mejores chances fueron para Newell's. La más clara a los 16 minutos, cuando tras un error en la salida de Insúa que comprometió a Cerro, Sperduti se adueñó del balón, le metió un pase en cortada perfecto a Víctor Figueroa, quien falló en remate final. Después, dos veces probó Pablo Pérez desde afuera del área y otros remates de Urruti y Víctor Figueroa se fueron apenas desviados. Vélez, acostumbrado a generar muchas situaciones, apenas contó con un cabezazo de Ortiz al lado de Peratta que se fue apenitas desviado.

Nada se modificó en el segundo tiempo. Newell's mantuvo la iniciativa, se mostró mejor parado y manejó mucho mejor la pelota. ¿Qué le faltaba para ganar al equipo de Martino? Un poco más de precisión en el último cuarto de la cancha, cerca del área de Barovero. Figueroa siguió siendo un problema para la contención de Vélez, en especial por el sector derecho.

Quedó la imagen fue de un Vélez desconocido. Lejos fue la actuación más floja del año del equipo de Gareca. No tuvo la precisión y la circulación de pelota de siempre. Acostumbrado a jugar por izquierda con las subidas de Emiliano Papa, le costó a los pasadores de pelota confiar en el juvenil Bíttolo, que no tuvo una mala actuación pero no fue una alternativa en ofensiva. Tampoco se le puede atribuir la ausencia de Papa a las fallas generales de un equipo que se conoce de memoria.

El empate parecía el mejor negocio para Vélez, teniendo en cuenta el pobre nivel colectivo. Pero estaba claro que no era la noche del equipo de Gareca. En el último final se quedó con las manos vacías. Como contra Unión en Santa Fe hace dos semanas, falló tras un tiro de esquina. Le ganaron en el salto en la primera jugada, el lateral izquierdo se quedó clavado al lado del palo habilitando a todos (antes Papa ahora Bíttolo) y el remate final de Pellerano llegó con suspenso: travesaño y pique atrás de la líneas. Gol. Y festejo de Newell's.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger