martes, 13 de marzo de 2012

A Vélez le alcanzó con poco

Sin la contundencia de las primeras fechas de este Clausura y de los primeros partidos de la Copa Libertadores, pero mostrando su tradicional vocación ofensiva y la firme intención de salir a ganar los partidos, Vélez logró un triunfo apretado pero justo que le permite seguir en los puestos de vanguardia del torneo y en la pelea por los dos frentes. Olimpo hizo un planteo ordenado y prolijo, pero sucumbió ante la solidez del rival y por eso volvió a Bahia Blanca con las manos vacías y preocupado por el promedio que continúa amenazando seriamente su permanencia en la categoría.

Se repitó la misma película de los últimos tiempos: Vélez tomando el protagonismo, siendo agresivo, desarrollando buena circulación de pelota y soltando a sus defensores y volantes hasta el área rival. Pero también volvió a faltar la puntada final, el toque justo para trasladar ese dominio adentro del arco contrario.

Hubo dos acciones concretas, dentro del área de Olimpo, donde se equivocó el árbitro Silvio Trucco. A los 10 minutos hubo un clarísimo agarrón de Mancinelli a la camiseta de Ortiz, no sancionado. Y a los 29, una mano de Sánchez afuera del área fue cobrada adentro, a instancias del juez asistente. Dudó Trucco, pero tras mirar a su colaborador cobró el inexistente penal. Le pegó Obolo, fuerte y al medio, y Matías Ibañez se lució atajándolo.

Vélez, en la media hora inicial, elaboraba su buen juego en todos los sectores de la cancha. Insúa se paraba cerca de Bella para contruir sobre la derecha. Otras veces Insúa se tiraba a la izquierda para sumar a la construcción con Papa y el Burrito Martínez. Por el centro Zapata y Cerro se adelantaban para reforzar la postura ofensiva.

Pero le faltaba definición a Vélez. Estuvo cerca de abrir el tanteador con una palomita de Cubero, tras un centro de la izquierda de Martínez. O con un cabezazo de Obolo, apenas desviado, al segundo palo tras una certera habilitación de Zapata. Y estuvo la gran chance con el penal que desperdició Obolo.

En los quince minutos finales del primer tiempo, bajo una lluvia torrencial, Vélez reguló el esfuerzo. Y Olimpo, que hasta ahí se había mostrado ordenado y bien parado aguantaba el control de Vélez para salir prolijamente si aparecían los espacios, tuvo una situación muy favorable, con un remate de Rolle que Barovero desvió al córner con un manotazo.

Mantuvo la hegemonía el equipo de Gareca en el segundo tiempo. Ibáñez le tapó un mano a mano a Zapata; un remate de afuera del mismo Zapata se fue arriba del travesaño. Vélez manejaba la pelota, la hacía circular, iba hacia adelante. Pero faltaba precisión para definir. Un pase perfecto de Zapata se prolongó en un frentazo medido y a colocar de Insúa que pegó en el poste.

Hasta que desde la izquierda, Bella, que había rotado posición con Martínez, pretendió mandar un centro -lo admitió el propio volante velezano al finalizar el partido- y su zurdazo combado entró por el segundo palo. Lo merecía Vélez, aunque llegaba de manera insólita. Barovero cortó la angustia tapando el intento de Pavlovich cerca del cierre. Y Vélez terminó festejando, ajustado pero justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger