miércoles, 28 de marzo de 2012

Real Madrid no dio lugar a sorpresas y ya se siente en semis

Real Madrid no dio lugar a las sorpresas en Chipre. Le ganó 3-0 al APOEL en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Aunque el resultado fue claro y merecido, le costó bastante al equipo de José Mourinho entrarle al conjunto revelación de la competencia más importante de Europa. La próxima semana, se jugará la revancha en el estadio Santiago Bernabéu.

Fue el dominador del juego desde el minuto cero y, por ende, consiguió las mejores situaciones en ataque. Sin embargo, el Real no pudo quebrar el cero en el arco de Apoel hasta el fragmento final del partido. En el primer tiempo, la primera chance clara la tuvo el argentino Gonzalo Higuaín, de cabeza. Pese a eso, el más activo del ataque merengue, en la generación del juego, fue el portugués Cristiano Ronaldo, mientras que el francés Benzema fue el que más situaciones desperdició. Un ejemplo de eso fue lo que pasó a los 32 minutos, cuando CR7 inició la jugada (sacándose tres hombres de encima) para el centro de Sahin que Benzema terminó con un tiro por arriba del travesaño, tras recibir en solitario e increíblemente perderse el primero.

En el complemento, el Real siguió en la búsqueda del gol. A los 11 minutos, dos oportunidades seguidas tuvo el equipo de Mourinho: la primera tras una pared entre Cristiano y Benzema que el francés terminó mal; y la otra por intermedio de un centro de Coentrao, que el delantero galo no pudo definir con precisión. Las situaciones se multiplicaron en el arco defendido por Chiotis pero el conjunto español seguía sin poder aprovecharlas.

Hasta que todo cambió a poco menos de 15 minutos para el final. Fue con la entrada del brasileño Kaká (en lugar de Higuaín), en un momento de inflexión en el partido. Es que tras su ingreso sí se le dio el gol a Benzema, quien de palomita definió un centro perfecto de Kaká. Como si fuera poco, el brasileño, cinco minutos después, ampliaría la ventaja (merecida) para poner 2-0 al Real Madrid. Antes del pitazo, Benzema reapareció para decretar el marcador final en un partido complicado que el equipo de Mourinho pudo sacar adelante recién en el final.

En el otro encuentro de esta tarde, Benfica, con Pablo Aimar y Nicolás Gaitán, perdió como local (1-0) con el Chelsea, que mejoró su imagen desde la llegada del italiano Roberto Di Matteo como entrenador. Mañana habrá otros dos partidos: Milan - Barcelona y Olympique de Marsella - Bayern Munich.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger