sábado, 24 de marzo de 2012

Banfield y All Boys aburrieron en el Sur

Produjeron poco y cosecharon poco. Banfield y All Boys le dieron forma a un partido chato, sin luces, olvidable. Y el punto que sumaron con el 0 a 0 los dejó en la misma situación incómoda que antes: Banfield salió del último puesto pero si Atlético Rafaela le gana a San Lorenzo, lo dejará en el sótano de la tabla; y All Boys sigue peligrosamente cerca de la zona de Promoción.

Banfield vive inmerso en un clima de nerviosismo que nace en las tribunas y se traslada al campo de juego. Atacó casi siempre con desorden, despojado de la paciencia que se necesita para progresar con claridad. Jonatan Gómez fue pura electricidad, pero nunca logró erigirse en el conductor que el equipo pide a gritos. Walter Acevedo terminó tirando centros cuando es el que tiene que dar el primer pase. Diego De Souza, que debería ser el enlace, se tiró al piso como un lateral. Y Rodrigo López, el encargado de hacer goles, anduvo con la vista por el cielo viendo si de casualidad le llegaba alguna pelota.

Banfield apenas tuvo dos chances de gol en el primer tiempo. Un remate de Andrés Chávez fue tapado por Nicolás Cambiasso y luego el arquero dio rebote ante un disparo de De Souza y después atoró bien a Chávez, quien la tiró por arriba casi desde abajo del arco.

Las presencias de Matías Pérez García y de Martín Morel como doble enlace, y de Mauro Matos en la delantera parecían prometer un All Boys peligroso en ataque. Pero esa idea ambiciosa de José Romero no tuvo su correlato en la cancha porque los defensores abusaron de los pelotazos largos. La pelota nunca circuló con limpieza por el mediocampo y entonces su búsqueda resultó poco clara.

Recién a partir de los 40 minutos All Boys dijo presente en el área rival con riesgo verdadero. A los 41, Mauro Vigliano anuló correctamente un gol de cabeza de Maximiliano Coronel por una infracción previa del ex defensor de River. Y en el último minuto de la etapa inicial, Juan Pablo Rodríguez, que estuvo más atado que de costumbre, habilitó a Matos, quien perdió en el mano a mano con Christian Lucchetti.
Jonatan Gómez desperdició una oportunidad inmejorable en el arranque del segundo tiempo y a partir de entonces el desarrollo cayó en un pozo de imprecisiones y rechazos continuos.

Cambiasso dijo en la semana que empatando todos los partidos se salvarán del descenso y All Boys pareció jugar preso de ese pensamiento: arriesgó poco y nada.

Banfield al menos tuvo la voluntad de buscar más, pero sus jugadores están sintiendo la presión de una campaña que preocupa a sus hinchas a futuro pero también para el mediano plazo: San Lorenzo, que está en Promoción, se le puede poner a siete puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger