miércoles, 30 de noviembre de 2011

Internet foco de diversión

Cuando estas en busca de entretenimiento y no lo encuentras a tu alredor, los trailers de cine son la opción, aunque te recuerdo que solo tienes que contar con conexión a Internet, te recuerdo que también puedes darte una vuelta por la red de blogs del sitio, en uno de ellos puedes encontrar muchas maneras de cuidar de tu mascota, razas de animales y diferentes cosas más de interes. Pero si lo tuyo es vivir saludable, esta otro sitio dónde encontrarás notas saludables que te apoyarán en el cuidado de tu salud en este tiempo de fríos y en el esto del año.

El Kun Agüero también alimenta el sueño del City en la Curling Cup

Por los cuartos de final de la Carling Cup, Manchester City venció por 1-0 al Arsenal en el Emirates Stadium y avanzó a las semifinales del certamen. El equipo de Roberto Mancini logró el agónico triunfo a los 38 minutos del segundo tiempo con un gran gol del argentino Sergio Agüero, quien ingresó desde el banco de suplentes a los 32 de la primera etapa.

El trámite del encuentro comenzó a favor de los Ciudadanos, que avisaron con un disparo de zurda de Johnson a los 9 del primer tiempo que pasó muy cerca del ángulo izquierdo. A partir de ese momento, fue todo del Arsenal, que no encontró el gol por la buena actuación del arquero Pantilimon. A los 11, Parck empujó la pelota luego de un buscapié y se encontró con la increíble respuesta del guardameta. Más tarde, a los 26, nuevamente Pantilimon descolgó con dificultad un zurdazo de Chamberlain desde media distancia que tenía destino de ángulo.

En medio del desconcierto, el técnico Roberto Mancini dispuso un cambio táctico: mandó a la cancha al argentino Sergio Agüero, en reemplazo del defensor serbio Aleksandar Kolarov. El Kun le dio un poco más de claridad al ataque del City, pero no le alcanzaron los minutos para desequilibrar en el juego. Así las cosas, el primer tiempo terminó en cero.

El complemento fue un poco más de lo mismo, aunque esta vez el Manchester City insistió más que en la primera mitad con las sociedades entre Agüero, Johnson y Dzeko. De hecho, al minuto de juego, los de Roberto Mancini sorprendieron con un remate del delantero bosnio que pasó muy cerca del palo izquierdo. A los 11, Zabaleta desbordó por izquierda y envió el centro, pero nuevamente Dzeko se quedó con las ganas de convertir al no poder conectar.

Por su parte, el Arsenal se acercó con remates de media distancia, todos ejecutados por Chamberlain, aunque el volante encontró siempre bien ubicado a Pantilimon. Y cuando parecía que el partido se encaminaba al suplementario, el City se iluminó a siete minutos del final: luego de una gran jugada colectiva, Johnson recibió la pelota en la puerta del área y habilitó de espaldas al Kun Agüero, quien quedó cara a cara con el arquero Fabianski y definió con un tiro rasante para marcar el 1-0 que sería definitivo.

En los instantes finales, el Arsenal ensayó una lluvia de centros al área rival para lograr el empate que le permita llegar al alargue, pero los defensores rivales estuvieron precisos y despejaron todo el riesgo. De esta forma, el Manchester City avanzó a las semifinales de la Carling Cup a la espera de su rival, que saldrá del partido entre el Manchester United y el Crystal Palace.

Messi dijo presente en la goleada del Barcelona

Al Barcelona no le duran mucho tiempo las decepciones. Esta tarde, el equipo de Guardiola se recuperó de la derrota ante Getafe por la Liga española, al vencer, en un adelantado de la misma competición, al Rayo Vallecano por 4-0. Lionel Messi le puso el moño al resultado.

Alexis Sánchez, a los 28 y 40 del primer tiempo, marcó los dos primeros goles del Barcelona en el choque que se desarrolló en el Camp Nou, adelantado por el viaje que tendrá que hacer el conjunto catalán al Mundial de Clubes. David Villa, a los 43 de esa primera etapa, liquidó la historia antes del entretiempo.

En el complemento no se hizo desear el gol de Messi. El rosarino se mandó una linda jugada individual por la derecha y definió cruzado ante la salida del arquero visitante. Fue el 4-0 definitivo para los de Guardiola, que, con un partido más, quedaron ahora a tres puntos del Real Madrid, puntero de la liga.

Junto a Messi fue titular Javier Mascherano, quien ocupó la posición de defensa central, al lado de Gerard Piqué.

El desafío de River es con los de arriba

El dato no deja de llamar la atención: de los siete partidos que River ganó en la B Nacional, todos los consiguió ante rivales que hoy están ubicados del décimo puesto para abajo . Sus víctimas fueron varios de los equipos que, a juzgar por su cosecha de puntos, mostraron mayor debilidad: Chacarita, Independiente Rivadavia, Desamparados, los dos Gimnasia (el de La Plata y el de Jujuy), Atlanta, Huracán y Guillermo Brown. Por eso, el sábado, en su visita a Boca Unidos tendrá un desafío doble: mantener su invicto en condición de visitante y tratar de vencer por primera vez en lo que va del torneo a uno de los equipos que pelean arriba : los correntinos están a cinco puntos del líder Instituto.

Claro que estos datos estadísticos tienen matices . Porque no es lo mismo ganarle a Desamparados en Buenos Aires que superar a Guillermo Brown en Madryn. Más allá de que muchas voces minimizaron el 4 a 1 que River consiguió en la Patagonia, Guillermo Brown sacó buenos resultados frente a los otros tres equipos que están en los primeros puestos: empató con Instituto de local y ante Central en Rosario, y le ganó a Boca Unidos el domingo.

Con todo, los números también muestran que cuando le tocó enfrentar a los equipos hoy ubicados de mitad de tabla hacia arriba, River no supo sumar de a tres. Empató con Defensa y Justicia, Quilmes, Instituto, Ferro y Central, y perdió ante Atlético Tucumán. Pero medirse con conjuntos a priori más accesibles tampoco resultó garantía de triunfo para River: empató ante Merlo, que marcha penúltimo, y perdió el invicto frente a Aldosivi. Por ahora le alcanza para estar en zona de ascenso directo: marcha segundo, a un punto de Instituto.

Oscilante en sus rendimientos, a River le cuesta jugar bien dos partidos seguidos. El sábado enfrentará a otro equipo que también se caracteriza por buscar con decisión el arco rival. Si fuera por las estadísticas, la visita a Corrientes pinta difícil para River. Pero River sabe que está ante una buena oportunidad de demostrar que puede pisar fuerte ante cualquier rival.

Un infiltrado entre los 11 de Boca

¿Infiltrado Riquelme? Por méritos futbolísticos propios, el enganche no es infiltrado en ningún lado y menos en un equipo de fútbol. Es titular indiscutido. Es él y 10 más. Es la pelota, es la magia, es el fútbol en estado puro. Sin embargo, el título no está equivocado: en un Boca casi campeón hay un infiltrado entre los 11.

Es Juan Román Riquelme, un infiltrado que no está colado . Un infiltrado en la acepción médica de la palabra: acumulación en un tejido de una sustancia extraña, según figura en el diccionario. Sí, Riquelme se infiltró el talón izquierdo por enésima vez y hoy será probado en la práctica de Casa Amarilla.

Quiere estar sí o sí ante Banfield, el día que probablemente Boca grite campeón . Desea volver a ponerse la 10 y la cinta de capitán, esos elementos que extraña desde hace cinco partidos. Por eso ayer acumuló una nueva inyección en la planta de su pie izquierdo para ver si esa fascitis lo deja en paz para jugar el partido.

Desde que esa molestia le puso piedras en el camino -se lesionó en el segundo tiempo ante Belgrano-, Riquelme recurrió a muchas terapias: kinesiología, gimnasio, ejercicios en la pileta. Y la muchas veces no recomendada infiltración. En el último mes y medio se había infiltrado dos veces, sin obtener resultados. El lunes volvió a probar con una dosis menor para ver si, pasadas las primeras 48 horas del pinchazo, su pie izquierdo resiste la práctica de hoy. Si no le molesta, volverá a infiltrarse antes del fin de semana para poder ser titular en un equipo que lo extraña pero que, como quedó demostrado, puede vivir sin él.

Sin Riquelme en la cancha, Boca jugó seis partidos del torneo: ganó cuatro y empató dos. Su reemplazante de los últimos encuentros fue el Pochi Chávez, de grandes actuaciones. Claro que Riquelme es único e irrepetible.

Riquelme ya explicó varias veces cuál es su dolor: siente como un vidrio clavado en la planta del pie. Por lo tanto, no lo puede apoyar. Así, no puede calzarse los botines. En definitiva, sin botines y sin poder hacer pie en el pasto, no puede jugar. “Yo siempre pienso que voy a estar”, dice cada vez que le preguntan si reaparecerá el fin de semana. Pero no pudo contra Colón. Ni con Rafaela. Ni ante Vélez. Ni frente a Racing. Tampoco pudo ir a Mendoza, contra Godoy Cruz. Ahora, que el equipo ya se prueba la corona de campeón, tiene más intenciones que nunca de jugar. Aunque sea unos minutos, para poder dar la hipotética vuelta con sus compañeros.

Hoy será un día clave.

Si el pie le responde y no hay dolores, aumentarán sus chances de ser titular con Banfield, el domingo, en la Bombonera. De reaparecer, saldría Cristian Chávez y ése sería el único cambio de Julio Falcioni.

Orion; Roncaglia, Schiavi, Insaurralde, Clemente Rodríguez; Rivero, Somoza, Erviti; Riquelme o Chávez; Mouche y Cvitanich. ¿Volverá Riquelme? Lo de siempre: él es quien más quiere jugar, pero hasta ahora no pudo. Se infiltrará las veces que sean necesarias. ¿Podrá infiltrarse entre los titulares?

Barcos y Liga de Quito aplastaron el sueño de Vélez

No logra el Vélez de Ricardo Gareca ponerle punto final a la maldición en las copas. A este ciclo que lidera el entrenador lo distinguen una identidad saludable y la coherencia. También lo jerarquizan las vueltas olímpicas en el Clausura 2009 y en el Clausura 2011. Pero se le niega esa corona internacional que tanto busca. No pudo en la Sudamericana 2009, en la que llegó hasta cuartos de final, donde lo eliminó Liga. Tampoco en las Libertadores 2010 y 2011, eliminado por Chivas en cuartos y por Peñarol en semi. Y ahora, anoche, otro golpe. El sueño de la Sudamericana 2011 se acabó en semifinales. Fue demasiado el 0-2 sufrido en la altura de Quito para un Vélez con menos brillos individuales que en el semestre anterior (sin Maxi Moralez, Silva y Ricky Alvarez) y con jugadores determinantes al límite en lo físico, como el Burrito Martínez y Zapata.

A su manera, con la dignidad que lo caracteriza, Vélez se despidió. Sin profundidad, sin claridad, nunca dejó de atacar, de buscar, de proponer. Liga se hizo fuerte con la diferencia que sacó como local. Aguantó con una defensa sólida, inexpugnable cuando la atacaron por el medio. Soportó con su arquero cuando le patearon desde afuera. Y otra vez no perdonó con la eficacia de Barcos, quien le sumó otro grito a los dos que había pegado en la ida.

Desde el arranque, se dio el partido lógico de acuerdo al resultado de ida. Como tenía que dar vuelta la derrota por dos goles de diferencia padecida en Quito, Vélez le metió mucho ritmo al partido, intentando ponerle agresividad en cada ataque. Como el 2 a 0 disfrutado de local le permitía afrontar la revancha con tranquilidad, Liga salió a enfriar el desarrollo metiéndose atrás y demorando. En ese contexto, el 3-4-2-1 original de Liga, por la presión de Vélez, se alteraba. Así el equipo de Bauza, en muchos pasajes, pasaba a contar con una línea de 5 defensores porque los laterales-volantes (Reasco y Ambrossi) bajaban.

Fue muy superior Vélez en aquella media hora inicial. Aunque le costaba profundizar, lo mejor ocurría cuando Canteros y Augusto Fernández se juntaban por la derecha, inclusive hasta eran quienes más inquietaban a Liga. Desde afuera, Canteros dos veces hizo volar a Domínguez y en una tercera, entrando al área, encontró al arquero bien parado. Después, pasaron cerca un tiro de Augusto y un cabezazo de Ortiz.

Vélez extrañó a Juan Manuel Martínez. Por la fisura en el dedo del pie derecho, el Burrito se infiltró. Jugó sólo porque era un partido decisivo, pero nunca desequilibró. Ahí se entiende la ausencia de profundidad de Vélez.

Recién en los últimos 10 del primer tiempo, Liga jugó el partido un rato del medio hacia arriba. Ahí se acordó que había un arco enfrente. Lo hizo por Ezequiel González, quien empezó a manejar la pelota. Y a desnudar fragilidades defensivas de Vélez.

El anuncio del final de Vélez fue ese pase exquisito del Equi González que dejó solo a Barcos, cuyo cabezazo se fue desviado. Iban 36 de la etapa inicial. Liga avisaba que algo peor podía sucederle a Vélez. Y en el arranque del segundo tiempo, Reasco metió un centro y Barcos esta vez no falló. Ganó entre Cubero y Domínguez y resolvió cruzado. Si para Vélez ya era difícil remontar el 0-2 de la ida, ahora debía meter cuatro goles. Tres no bastaban porque ante una igualdad en la diferencia de gol, Liga también pasaba a sacarle ventaja por su anotación de visitante.
Para ir por el milagro, Gareca puso a Ramírez por Zapata y a Bella por Cerro. Más tarde, Rescaldani entró por ese Martínez desbordado por el dolor. Ya era tarde para romper la maldición internacional.

martes, 29 de noviembre de 2011

Rumbo a la Copa Libertadores

A la Libertadores 2012 irán los campeones de los torneos Clausura 2011 (Vélez) y el actual Apertura 2011. Además, clasificarán los dos mejores de esta tabla, excluyendo a los campeones, más el mejor equipo argentino ubicado en la Sudamericana 2011 (Arsenal, porque Vélez ya se clasificó por ganar el Clausura). Boca, salga campeón o no, ya alcanzó su lugar en la próxima Copa.

Independiente se complicó en el sueño de llegar a la Copa

Con la victoria del domingo de Boca, las chances de Independiente de ingresar a la Copa Libertadores crecieron enormemente. Pero el Rojo se encargó de dilapidar esa posibilidad esta noche al igualar sin goles con Unión, en Santa Fe. Ahora está a cinco puntos de Godoy Cruz, a tres fechas del final.

Unión, por su parte, también echó a perder una ilusión: la de alcanzar en la segunda posición del certamen a Tigre, que quedó de esta manera como el único equipo con posibilidades matemáticas de pelearle el título a Boca Juniors, que con un punto más será campeón.

Las ambiciones de uno y otro dieron como resultado, en el inicio, un partido intenso, de pierna fuerte, disputado en el medio y con intenciones compartidas de llegar rápido al arco de enfrente. Esa misma intensidad, ese dinamismo, les restó sin embargo precisión en la elaboración de las jugadas, casi siempre en una elogiable búsqueda vertical, y hubo que esperar hasta los 20 minutos para que existiera una opción verdadera de gol.

Fue para Independiente, y por partida doble. Enrique Bologna respondió con acierto tras un remate esquinado de Matías Defederico desde la medialuna. Y volvió a despejar en gran reacción ante un cabezazo de Gabriel Milito, en una jugada derivada del corner previo.

Esa aproximación de riesgo, más alguna ineficacia de Unión en la presión sobre la pelota, le dieron al equipo de Ramón una sensación de superioridad que sostuvo en los minutos posteriores. Pero no tuvo luces en la creación (tampoco Unión en sus contras aisladas), y el entretiempo llegó con un 0-0 razonable, lleno de explicaciones.

Independiente tuvo otra buena ocasión apenas iniciado el período final, cuando Cristian Pellerano recibió cerca del área después de una buena combinación y su remate cruzado, fuerte, bajo, terminó en las manos de Bologna. Desde allí, Unión emparejó las acciones de un partido que se puso áspero, con cruces y encontronazos, lejos de los arcos.

Ramón Díaz recurrió al despliegue de Osmar Ferreyra por la franja izquierda y a la frescura de su nueva joya, Martín Benítez, para recuperar la superioridad. Y el pibe tuvo dos buenas: un mano a mano que perdió con Bologna y una entrada por la izquierda que no llegó a conectar tras un buen centro desde la derecha de Facundo Parra.

Pero no alcanzó, como tampoco alcanzó un lindo remate de Facundo Parra en el área que paró Bologna. El 0-0 se mantuvo inalterable y fue Unión, aun local, el que lo miró con mejores ojos, porque el punto le sirve en su pelea por quedar cada vez más lejos de la zona roja de los promedios para el descenso al Nacional.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Cavenaghi, en los planes de Sabella

Resignó el glamour de Europa, cuya última escala fue Burdeos. También, le dio la espalda al dinero y la competencia en el exterior que le proponía el Inter de Porto Alegre. Todo lo dejó de lado para volver a vestir la banda roja sobre el pecho blanco. Y si alguna vez apoyó desde la tribuna, hoy es referente, capitán y goleador. Y podría haber otro motivo de orgullo para esos fanáticos de River que lo ovacionan cada fin de semana. Alejandro Sabella, que el sábado estuvo en el Monumental observando el partido ante Rosario Central, lo tiene en los planes para jugar en la Selección local .

Cavenaghi sólo jugó cuatro encuentros con la celeste y blanca. Convocado por Alfio Basile entre marzo y agosto de 2008, participó de los amistosos ante Egipto, México, Estados Unidos y Bielorrusia. En ninguno de ellos fue titular. Ahora, con Pachorra tendría una nueva oportunidad. Lo que marcaría, además, el regreso de un jugador de River a la Selección. El último citado fue Juan Pablo Carrizo durante la Copa América.

Sabella quedó conforme con el rendimiento del delantero de 28 años, máximo artillero de la B Nacional con 13 goles. Y también está interesado en el pibe Lucas Ocampos, infaltable en el equipo de Matías Almeyda. Ajeno a los rumores, ayer Cavenaghi se entrenó en forma diferenciada por una sobrecarga muscular . Nada que le impida estar en el duelo con Boca Unidos. Maidana hizo fútbol. ¿Vuelve por González Pirez?

El fútbol británico, conmovido por la muerte del DT de Gales

El director técnico del seleccionado de Gales, Gary Speed, murió este domingo a los 42 años, según informó la federación galesa en un comunicado.

"Nuestras simpatías y condolencias para la familia. Pedimos a todos respeto a la privacidad de la familia en este triste momento", agregó el texto.

Speed disputó más de 600 partidos de liga en una larga carrera en Inglaterra en la que jugó para Leeds, Everton, Newcastle, Bolton Wanderers y Sheffield United.

Jugó 85 partidos internacionales con la camiseta de Gales, cuya selección dirigía desde diciembre de 2010.

(Fuente: DPA)

Pelea entre argentinos: la Roma sancionó a Osvaldo por golpear a Lamela

La Roma no encuentra el rumbo en una temporada en la que esperaba ser protagonista. Y los argentinos son protagonistas del equipo. El viernes, tras la derrota con Udinese por 2-0, el delantero Daniel Osvaldo golpeó en la cara a Erik Lamela y será suspendido por su propio club.

La situación se vivió tras la derrota por la fecha 13 de la Liga Italiana. Osvaldo, enojado porque Lamela no le pasó la pelota en una jugada con chances de gol, golpeó al ex River en la cara, según cuentan los medios italianos. El juvenil, tras el golpe, reaccionó lanzándole una botella.

El director general de la Roma, Franco Baldini, confirmó que el delantero surgido de Huracán tendrá una sanción: "Ha sido sólo una falta de respeto de Osvaldo a un compañero. A pedido del entrenador (Luis Enrique), será sancionado".

Entonces, las autoridades suspenderán al ex futbolista de Huracán por 10 días y, de confirmarse, no podrá jugar la próxima fecha ante Fiorentina, programada para el 4 de diciembre.

Los pibes de Vélez empataron con Colón

Con la cabeza puesta en la Copa Sudamericana, Vélez enfrentó a Colón con un equipo plagado de juveniles. Y no le fue mal, porque en Liniers, el equipo de Ricardo Gareca empató 1-1 con el Sabalero. El Fortín deberá revertir un 0-2 contra Liga de Quito en las semifinales del torneo continental.

En el primer tiempo le salió bien la idea al director técnico local, Ricardo Gareca, de poner juveniles. Sobretodo, por el nivel de tres de los juveniles: Leandro Velázquez, Federico Freire y Ezequiel Rescaldani. Los dos primeros manejaron con inteligencia la pelota en el medio y el tercero se mostró siempre como un delantero peligroso.

Colón, en cambio, y a pesar de sus posibilidades de alcanzar el segundo escalón de la tabla, se mostró como un equipo apenas tibio, sin ideas ofensivas y desprolijo en el cierre de espacios.

En ese contexto el gol de Vélez no fue casual. Velázquez recibió de Freire y, desde la medialuna, sacó un hermoso remate a media altura ante el que Diego Pozo no pudo hacer nada. La ventaja, merecida, permaneció hasta el entretiempo.

Colón reaccionó. Entraron Carlos Luque y Chevantón por Adrián Bastía y Tomás Costa y el propio uruguayo alcanzó la paridad apenas iniciado el segundo tiempo, con un tiro libre exquisito desde unos 25 metros.

Los santafesinos justificaron el empate con lo realizado después: equilibraron el desarrollo del partido y, con la figura saliente del pibe Luque, se acercaron hasta el arco de Montoya inclusive con posibilidades ciertas de adelantarse en el marcador. El juvenil Sub 20, en dos arremetidas personales, tuvo la chance: la primera la paró Montoya, la restante se fue apenas desviada.

Y Vélez también contó con las suyas, a través de un remate de Rescaldani y otro de Ferreyra bien resueltos por Pozo. Por lo que el encuentro, apenas aceptable, terminó con un justo reparto.

Cerca del retiro, Verón le dio otra alegría a Estudiantes

Juan Sebastián Verón no quiere pasar desapercibido en sus últimos partidos en el fútbol profesional. Esta tarde convirtió de tiro libre y Estudiantes venció 2-1 a Arsenal de Sarandí como visitante. La Bruja dejará la actividad al final del Apertura.

El partido tuvo pasajes interesantes, especialmente cuando Estudiantes fue en busca del empate. El conjunto platense tuvo la iniciativa, manejó la pelota, generó algunas ocasiones de riesgo, pero Arsenal fue efectivo y se puso en ventaja en la primera aproximación al arco de Albil.

A los 21 minutos, Diego Torres inició una contra del equipo de Gustavo Alfaro, tras la pérdida del balón por parte de los jugadores visitante, y con un gran pase desde la mitad de la cancha habilitó a Mauro Obolo, quien cara a cara ante Albil y sacando ventaja de un desajuste en la defensa, estableció el 1 a 0.

De ahí en más, la visita trató de igualar el tanteador, con Verón como líder, pero fue impreciso a la hora de definir.

En la segunda parte, Estudiantes tomó la iniciativa una vez más, ante un Arsenal que se dedicó a jugar de contra, esperando el error del rival. Y cuando la impaciencia se hacía notar en el Pincha, un error de Ortiz, perdiendo el balón ante Matías Sánchez en el mediocampo, propició la igualdad.

Mariano González recibió de Sánchez, desbordó por derecha y envió el centro que empujó Gastón Fernández para decretar la igualdad.

La búsqueda de Estudiantes tuvo su premio con la ejecución del tiro libre por sector izquierdo de Verón, cuyo remate sorprendió a la defensa y al arquero Campestrini, a los 36 minutos.

Boca festejó en Mendoza y está a un paso del título

Lejos está Boca de ser socio del club de los nostálgicos porque no extraña a nadie. Ni a Juan Román Riquelme, su líder futbolístico, ni a Lucas Viatri, el publicitado sucesor de Martín Palermo. Tampoco, a Nicolás Blandi, el goleador menos pensado. Ni siquiera echa de menos a la Bombonera porque cada vez que sale de excursión al interior, el cambio de aire le sienta bien. Si al margen del empate en Bahía Blanca, en aquella lejana primera fecha, ganó en Rosario, en Santa Fe y aquí, al pie de la Cordillera. Se arregla con lo que tiene Boca. Se reconstruye fecha tras fecha. Convence. Y, por encima de todo, se arrima a ese campeonato que lo obsesiona desde su última vuelta olímpica, hace tres largos años.

Porque para Boca, acostumbrado a las mieles de la década pasada, esta transición hacia la gloria duró una eternidad. Sin embargo, en la nochecita de Mendoza, quedó a un pasito del desahogo después de un partido que resultó mucho más sencillo que lo que hasta el más optimista de sus hinchas podía imaginarse en la previa.

Porque lo que sobraban hasta minutos antes del duelo con Godoy Cruz eran malos augurios. Por los antecedentes que marcaban que Boca sólo había podido cantar victoria una de las ocho veces que enfrentó a los mendocinos. "Hijos nuestros", cantaban en las tribunas locales, amparados en tres triunfos, cuatro empates y aquella derrota. Porque en el torneo pasado, había sido el Tomba el rival que le arruinó el debut a Julio César Falcioni, que venía entonado por el nivel que el equipo había mostrado en los amistosos de verano.

Por todo eso, Boca debía tener cuidado. Sin embargo, a excepción de esos primeros minutos en los que le costó acomodarse, no sufrió sobresaltos hasta el final, cuando Ariel Rojas clavó un golazo y llenó de centros el área de Orion. Por el contrario, el puntero le tiró el oficio encima a Godoy Cruz y en un abrir y cerrar de ojos, estaba ganando. Con una contra letal que nació en la última línea. Recuperó Insaurralde, la aguantó con el cuerpo Cvitanich y se la cedió a Erviti, quien casi sin pausa, tocó para Chávez; Pochi abrió hacia Rivero y el centro del Burrito encontró a Cvitanich definiendo a la carrera.

Godoy Cruz no pudo desequilibrar a pesar de que Da Silva quiso sorprender rotando a sus volantes externos. Rojas jugó por la derecha y Villar, por la izquierda. Pero los mendocinos se desvanecieron en los intentos solitarios de Damonte y Castillón y la pelota nunca le llegó limpia a Tito Ramírez, el verdugo de aquella primera fecha del campeonato pasado en la Bombonera. Y quedó mal parado. A merced de la inteligencia de Cvitanich para moverse en todo el frente de ataque. Sin ser un 9 puro, tuvo toda la astucia que le faltó a Nicolás Sánchez, que lo bajó en el área y le cometió penal. Y Schiavi, que había fallado ante Vélez en Liniers, tuvo su revancha frente a Torrico.

Boca siempre fue más. Por la velocidad de Mouche y los piques de Rivero. Por el talento de Erviti, más preocupado por marcar que por jugar, pero siempre claro para tocar. Por ese mediocampo que devora rivales. Da Silva intentó con dos cambios ofensivos en el segundo tiempo. Apostó a Cabrera y Cooper, prescindió de Voboril y Damonte y ubicó tres hombres en el fondo. Boca cerró filas. Y sólo se vio apretado en el último tramo del partido. Entonces, Rojas lo asustó con un sablazo y, en el cuarto minuto adicional, Cabrera ejecutó un tiro libre en la puerta del área que Caruso cabeceó apenas alto. Cvitanich se perdió el tercero. Anécdotas del final de un partido que lo deja a Boca al borde del éxito, como en los viejos tiempos.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Una alegría después del dolor inmenso de Maradona

La muerte de su madre, Doña Tota, fue un durísimo golpe para Diego Maradona. Luego de haber vivido el doloroso adiós en Buenos Aires, el Diez regresó a los Emiratos Arabes para seguir con su trabajo como DT, aún cuando el Al Wasl le había otorgado vacaciones ilimitadas. Finalmente, el sacrificio valió la pena, ya que el equipo venció sobre la hora al Emirates Club por 2-1 y quedó como escolta en el torneo. Los jugadores rindieron un emotivo homenaje a su entrenador, quien se emocionó hasta las lágrimas.

El partido había comenzado de la peor manera, ya que el equipo de Diego perdía desde los 27 minutos de juego. Sin embargo, sus dirigidos sacaron la situación adelante y lograron la igualdad sobre el cierre del primer tiempo con un gol de Wahid, quien fue junto a sus compañeros a abrazar al ex DT de la Selección Argentina en señal de consuelo por la muerte de su madre.

Cuando parecía que el encuentro finalizaría en empate, el Al Wasl golpeó nuevamente en el final para darle una alegría al Diez: a los 44 minutos del complemento, el chileno Edson Puch capturó un centro desde un tiro libre y remató de volea al fondo de la red para lograr la victoria. Al igual que en el primer gol, el plantel completo festejó junto a Maradona, quien se emocionó hasta las lágrimas con el agónico triunfo que le permitió a su equipo ubicarse segundo en el campeonato, a tres puntos del líder Al Jazira.


Barcelona sufrió una dura derrota en su visita al Getafe

Una derrota que duele. Barcelona cayó con el Getafe como visitante y quedó, así, a seis puntos del líder Real Madrid, que hoy goleó al Atlético en el clásico de la capital española. El equipo de Guardiola, que contó con Lionel Messi desde el arranque, no pudo hacer pie en su visita al estadio Coliseum Alfonso Pérez y cayó por el gol de Valera, a los 22 minutos del segundo tiempo.

Esta fue la primera derrota de los catalanes en la temporada. Getafe mostró un planteo casi perfecto: necesitado de puntos, se le plantó al Barcelona y lo hizo con inteligencia, utilizando un mediocampo con mucha marca integrado por Míchel, Mehdi Lacen y el experimentado Javier Casquero, que cortó el circuito futbolístico del conjunto de Guardiola.

Sin Cesc Fábregas -que ni siquiera estuvo en el banco por unas molestias musculares- ni el lesionado Andrés Iniesta, Thiago Alcantara y Sergio Busquets acompañaron a Xavi Hernández en el medio. No fue lo mismo. En el primer tiempo, sólo en algunos momentos pudieron controlar el partido. El Getafe, muy bien cerrado atrás y dispuesto a lanzar algún contragolpe mortal, esperaba su ocasión.

Pero fue un primer período con pocas ocasiones para ambos. David Villa tuvo la primera a los dos minutos y el chileno Alexis Sánchez la segunda al filo del descanso. En ambas, el arquero Miguel Angel Moyá estuvo seguro para evitar cualquier gol del Barcelona, como también lo estaría hacia el final del partido. Por el lado del Getafe, fueron el venezolano Nicolás Fedor y Diego Castro lo que tuvieron las chances más claras. El primero con un remate que se fue lejos tras una jugada de pizarrón y el segundo se encontró con el arquero del Barsa Víctor Valdés al final de un contragolpe.

El paso por los vestuarios le sentó bien al Barcelona, que en la reanudación agarró la pelota y casi nunca la soltó. Pero enfrente estaba el Getafe, dispuesto a amargar al equipo de Guardiola. Muy bien colocados rodeando a Moyá, como una muralla, lo jugadores locales provocaron que tanta posesión azulgrana resultara estéril. Y, encima, provocando que pocas de esas jugadas terminaran con tiros al arco.

El Getafe, bien resguardado en el fondo, sólo intentaría llegar al gol con una pelota parada. Y así se lo dio. A los 22 minutos, un corner desde la izquierda fue desviado de cabeza por Juan Valera, que no falló y puso el 1-0 que sería definitivo. Barcelona, necesitado del gol, intentó llegar al empate. Pero ni el tiro de Messi en el último segundo pudo cambiar la historia. Un remate que dio en el palo y un rebote que terminó sacando el arquero local definieron la derrota del Barcelona, su primera de toda la temporada.

Fuente: EFE

Choque clave en Bahía Blanca

En el cierre de la jornada de sábado por la 16ª fecha del torneo Apertura, Olimpo -que presentará como DT interino a Mauro Laspada- recibirá en Bahía Blanca a San Martín de San Juan. Se jugará desde las 21.10 y será un partido clave entre dos equipos que aspiran a mantenerse en Primera y dejar atrás al menos la zona de descenso directo que ocupan actualmente. El encuentro en el estadio Roberto Carminatti tendrá arbitraje de Federico Beligoy y TV por América.

El equipo bahiense tiene apenas 14 puntos y lleva cinco partidos sin ganar, lo que motivó a los directivos, tras la caída ante Independiente (3-0), a despedir al entrenador Omar De Felippe, quien estaba desde el ascenso a Primera en 2010 y que será reemplazado en forma interina por Laspada, ex jugador del club.

San Martín, en tanto, cuenta con 16 unidades y hace dos partidos que no triunfa, con una derrota y un empate, la fecha pasada ante All Boys (0-0).

Real aplastó al Atlético en el clásico de Madrid y sigue en lo más alto

Sigue en lo más alto. Con 33 puntos y una gran campaña en el estadio Santiago Bernabéu, el Real Madrid le dio vuelta el clásico de la ciudad al Atlético de Madrid para golearlo por 4-1, con los goles de los argentinos Angel Di María y Gonzalo Higuaín y el doblete de Cristiano Ronaldo de penal.

Pese a lo que marcó el resultado final, fue la visita la que abrió el marcador, a los 15 minutos, con un golazo de Adrián, quien tras una pared con Diego definió cruzado ante la salida del arquero Casillas. Sin embargo, la alegría colchonera duró sólo nueve minutos, cuando el arquero Courtois le cometió una falta clara a Benzema por la que recibió la roja y el penal en contra. El encargado de cambiar por gol la pena máxima fue Cristiano Ronaldo, quien no falló y puso el 1-1.

En el segundo tiempo, llegó el vendaval de goles del Real Madrid. A los tres minutos nomás, Angel Di María –quien volvió al equipo tras el desgarro- recibió una habilitación de Cristiano Ronaldo para anotar de zurda el 2-1, con el que el local se lo daba vuelta al Aleti. Unos minutos más tarde, el rosarino le dejó su lugar a Gonzalo Higuaín, quien tampoco falló cuando estuvo frente al arco y marcó el tercero, tras un tremendo error de Godín.

Fue justamente Godín el que no pudo controlar a Higuaín y le cometió penal, recibiendo la roja. El encargado, otra vez, de ejecutar el tiro desde los doce pasos fue el portugués Cristiano Ronaldo, quien así sumó un gol más a su cosecha, que ya lleva 16, uno más que Messi. Así, con un contundente 4-1, Real festeja en Madrid una nueva victoria en un clásico.

River logró un empate que le permite ser puntero

Ese corazón que se adivina debajo de la banda roja de cada uno de los habitantes del Monumental es una bomba de tiempo. Tan fuerte y a tanta velocidad late que su sonido supera el bullicio popular. El tic, tac, tic, tac no es apenas una onomatopeya. Se trata del producto de este River capaz de hacer estallar de júbilo o angustia a esos hinchas acostumbrados a los vaivenes. De este equipo que se siente el Gulliver del Ascenso entre sus liliputienses rivales de la B o se reduce a la mínima expresión frente a adversarios que expanden su dimensión por obra y gracia del propio gigante. La consecuencia, a fin de cuentas, de su carácter ciclotímica que no le permite despegar en su desesperada carrera por volver a Primera.


Entonces, las preguntas se multiplican en esas tribunas cargadas de pasión, esperanza y dudas. ¿Cuál es el verdadero River? ¿Aquel que se ahogó en sus imprecisiones durante el primer tiempo o ese que salió a flote en el segundo, cuando se encendieron sus referentes, Alejandro Domínguez y Fernando Cavenaghi? ¿El que goleó a Atlanta, Gimnasia de Jujuy y Guillermo Brown de Puerto Madryn o el que sufrió con Aldosivi, Atlético Tucumán y Rosario Central? River no termina de definirse y ya se está consumiendo la primera rueda de un torneo que ni el más pesimista de sus hinchas creyó jugar.


Ese, quizá, sea el mayor déficit de Matías Almeyda. Porque el respaldo que el técnico no encuentra desde el aspecto colectivo lo halla en el brillo de sus individualidades. El Chori y Cavenaghi son dos cracks, no hay ninguna duda. Sin embargo, el Pelado, en esa frenética búsqueda del equipo, no logra que el goleador juegue en su hábitat, el área. Retrocede demasiado el capitán y eso no beneficia al equipo. Domínguez también se mueve con libertades. No obstante, esa soltura sí le da réditos a sus compañeros. Por su astucia para meter un pase entre líneas, por su buen pie, por su administración del juego. Lo dejó claro en el complemento, cuando se repuso del golpe que significó el gol de Gonzalo Castillejos en una de las tantas réplicas en las que River quedó mal parado. El Chori hizo una pausa en el medio del vértigo que proponían Carlos Sánchez, Abecasis y Ocampos por los costados y el empate fue una realidad. La victoria no pudo ser por los guantes de Jorge Broun, espectacular en cada intervención. El número uno rosarino tapó seis situaciones de gol.


Central pagó un alto costo refugiándose cerca de su área. Pero, a diferencia de River, priorizó el sentido colectivo. Con su mediocampo de corte, recuperación y elaboración, complicó mucho. En especial, porque River nunca hizo pie en el círculo central, donde Cirigliano y Aguirre perdiron ante el dominio del velocista Carrizo y el talento de Rivero. Hasta que Almeyda metió mano en el banco, esta vez, con mucha lucidez. Y le dio pista a Ríos. Y ubicó a Ocampos por la derecha. Y tuvo algo de fútbol con González. ¿Y si entraba la de Ríos en el quinto minuto adicional, la que pegó en el palo? Hubiera sido infartante para ese cuore agitado por tantos desniveles.

Belgrano le dio un golpe casi de nocaut a Racing

Y una noche, finalmente, a Racing y a Diego Simeone se les derrumbó el sistema. A La Academia se le terminó un largo invicto porque defendió horrible, atacó con escaso poder de fuego y en creatividad, salvo las habituales pinceladas de Gio Moreno, lució como un equipo sin conducción ni liderazgo.

No resulta sencillo entender cómo ante un rival previsible y de las características de Belgrano (físicamente áspero, tácticamente riguroso, claro cuando la pelota pasa por el Mudo Vázquez y con un delantero derecho como el Picante Pereyra que se mueve por la izquierda para castigar con sus veloces diagonales), Racing, todo Racing, el de adentro y el de afuera, anduvo durante la jornada tratando de resolver qué pasaba y por qué sucedía.

No le alcanzó para muestra la primera vez que tuvo que mover del medio. Pase profundo de Farré, diagonal de adentro hacia afuera de Pereyra y definición de zurda de cara al achique de Saja. Tampoco fue suficiente para los centrales Martínez y Cahais la fantasmal aparición de Turus para peinar, más fácil que en una práctica, una pelota detenida manejada por Mansanelli. Hizo falta un tercer tanto en el primer tiempo -a Racing le habían convertido cuatro goles en 15 partidos-, por ese cabezazo de Pereyra que castigó a Saja cuando volvía sin haber terminado de ir, para que Simeone se convenciera de que, al menos anoche, la línea de cuatro fue un generoso bingo con premios para casi todos los apostadores. Es de suponer que la temprana salida de Licht y Pillud en la etapa complementaria obedeció a intentar con tres protectores de Saja mejorar lo que no había podía una última línea frágil por donde se la mirara.

Cuando Avellaneda empezaba a incendiarse con la bronca popular que tenía a la frustración como un combustible altamente inflamable, Gio Moreno clavó un golazo de tiro libre para 1-2. Un rato más tarde, en tiempos de reproches generales por planteos tácticos a revisar y decisiones individuales manchadas por el perverso licuado de egoísmos, mezquindades y vanidades, Viola abrió una ventanita de ilusión por donde se filtró la esperanza por un empate que nunca se concretó.

Finalmente, Racing perdió un partido que necesitaba con final de victoria. A esta altura de la realidad, probablemente a nadie le interese que lo pudo empardar, con aquel zurdazo de Moreno que bloqueó Olave y con una aparición de Viola que despejó el arquero.

Esta vez, a diferencia de jornadas más gratas desde el resultado pero seriamente cuestionadas por la decisión colectiva expuesta en el campo de juego, al equipo dirigido por Simeone lo único que le sobró fue carácter para torcer lo que venía de mal en peor.
Belgrano, en tanto, jamás pudo disimular que su máximo acierto fue jugar sobre los errores del rival y castigarlo duramente con ese par de individualidades trascendentes que son Vázquez y Pereyra.

Del resto, lo esperado. Un arquero como Olave que sabe poner las manos en momentos decisivos, un cuarteto de mediocampistas a los que les sobra fricción en la misma proporción que carecen de talento y esos defensores expeditivos que pasaron a ser cinco cuando Grana entró por Mansanelli.

El resultado, por cierto, dejó dos lecturas. A Racing se le chamuscaron los mejores objetivos que tenía para este Clausura. Belgrano sumó, y su lucha continúa.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Cvitanich vuelve contra Godoy Cruz

El delantero Darío Cvitanich finalmente será titular en Boca ante Godoy Cruz en reemplazo del lesionado Nicolás Blandi, en el único cambio que presentará el cómodo líder del Torneo Apertura. Así, el ex Banfield recuperará la titularidad tras cuatro encuentros.


Como Blandi no se recuperó de los dolores que tiene en el aductor izquierdo, Julio César Falcioni optó por Cvitanich, ya recuperado del edema en el gemelo derecho. ¿Los once? Orion; Roncaglia, Schiavi, Insaurralde, Clemente Rodríguez; Rivero, Somoza, Erviti, Chávez; Mouche y Cvitanich.


Por otra parte, Juan Román Riquelme, quien arrastra una fascitis plantar, trotó alrededor de la cancha principal junto a Blandi. La intención del capitán es regresar al equipo en la fecha 17° contra Banfield en la Bombonera. ¿Llegará? Es difícil, pero no imposible. De todos modos, Boca podría dar la vuelta olímpica este domingo si le gana a Godoy Cruz. Claro que también dependerá de los resultados de los equipos que lo persiguen.

Copa Argentina Estudiantes ganó y avanza

En una nueva jornada de los 32avos de final de la Copa Argentina, otros dos equipos de Primera quedaron eliminados. En Lanús, Unión de Santa Fe cayó por 2-1 con Chacarita y se despidió del torneo. Godoy Cruz cayó por penales ante Sportivo Italiano y también dijo adiós. Atlanta había eliminado por penales a All Boys y Sarmiento de Junín (de la B Metro) venció a San Martín de San Juan por 1-0.

El Tatengue comenzó arriba en el marcador con un gol de Juan Pablo Pereyra, pero Chacarita lo supo dar vuelta a través de Jorge Piris (vio la roja en el complemento) y de Mauro Montenegro, todos en el primer tiempo. El Funebrero supo aguantar con diez hombres en el segundo tiempo y logró la clasificación a la siguiente instancia donde chocará con San Lorenzo, que ayer venció a Dálmine.

En tanto, en San Juan, Estudiantes venció por 2-1 a Unión de Villa Krause y en la próxima ronda jugará con el ganador de la llave entre Guaymallén y Deportivo Merlo. El equipo de Juan Manuel Azconzábal comenzó abajo en el marcador por un gol de Silvio Molina, a los 3 del primer tiempo. Pero enseguida igualó Sergio Modón para el Pincha y a los 30 Guido Carrillo cerró el marcador para los de La Plata.

Estudiantes y Unión de Villa Krause terminaron con 9 hombres por las expulsiones de Cellay y Carrillo en el Pincha, y de Silvio Molina y Matías Morales en el equipo sanjuanino.

En el segundo turno, en San Juan, otro equipo de Primera quedó eliminado. Sportivo Italiano dio la sorpresa y eliminó a Godoy Cruz por penales. Empataron 1-1 en los 90. Gustavo Britos abrió el marcador para el equipo de la B Metropolitana, pero a los 18 del complemento igualó Juan Fernando Garro para el Tomba. Sin embargo, los de Da Silva no pudieron revertir el marcador y tuvieron que definir desde los doce pasos. Britos abrió la cuenta para el Tano, igualó Sergio López; convirtió Ronconi y Anconetani se lo tapó a Miranda. El propio arquero de Italiano estrelló su remate en el travesaño, pero Garro también le dio al palo e Italiano mantenía la ventaja. Pinto puso el 3-1, Nico Sánchez descontó y Natalichio selló la victoria por 4-2 de Sportivo Italiano, que en la próxima instancia se medirá con Atlético Tucumán.

La AFA rechazó un pedido de River para postergar el partido del sábado ante Central

Son días movidos para la seguridad en el fútbol. El lunes en el cierre de la fecha 15 de Primera se suspendió Estudiantes-Banfield por dos bombas de estruendo y por la noche se supo del asesinato de Sebastián Tejada, un barra del Taladro, en un hecho confuso y que por ahora tiene pocas precisiones. En esta semana oscura, en la que las dos facciones de la barra de Boca amenazan con encontrarse en Mendoza, los dirigentes de River habían conseguido la habilitación del Gobierno de la Ciudad para ampliar el Monumental. Pero la decisión dio marcha atrás y ya tiene repercusiones.

Para recibir a Rosario Central, el sábado, los dirigentes de River habían gestionado con éxito ante el Gobierno de la Ciudad la ampliación del Monumental a 60.321 espectadores. El estadio tenía la capacidad reducida desde los incidentes que se registraron el día que el Millonario descendió a la B Nacional en la Promoción con Belgrano. Y ya tenían diagramado el canje para socios y la venta de entradas.


Sin embargo, desde el Ministerio de Seguridad de la Nación solicitaron que se mantenga la capacidad en 40.271 espectadores. ¿Por qué? Por intermedio del Dr. Juan Carlos Blanco, el Ministerio envió una nota al Comité de Prevención y Seguridad para eventos deportivos, en la que expresa que "la situación es preocupante debido a que el sistema de seguridad que proporcionará la Policía Federal Argentina es para 40.271 espectadores" y que "no es razonable autorizarlo para el partido del próximo sábado".

Entonces, la Direccción de Habilitaciones y Permisos del Gobierno de la Ciudad decidió no expedirse ante el pedido realizado por River y se mantendrá acotada la capacidad del Monumental.

Cuando la noticia llegó a Núñez los dirigentes primero se enfurecieron, después pidieron en AFA postergar el partido, pero no lo lograron. Finalmente tras la reunión de Comisión Directiva se resolvió que no habrá canje ni venta de entradas y que el sábado ingresarán al estadio únicamente los socios con la cuota al día.

Vélez cayó en Quito y quedó complicado para la vuelta

De tanto ir, de tanto insistir, Liga tuvo su merecido premio. Gracias a una estupenda actuación de Ezequiel González, acompañado por la contundencia de Hernán Barcos, derrotó por 2 a 0 a un Vélez cansado que se fue con las manos vacías de esta excursión. Pudo haber sido mucho peor para el equipo de Gareca de no ser por las manos salvadoras de Marcelo Barovero. Ahora, en Liniers, si es que quiere volver a jugar una final continental después de 15 años, Vélez deberá ganar por 3 a 0. Un 2 a 0 hará definir la serie desde el punto del penal.

Desde temprano Barovero tuvo exceso de trabajo. Anduvo a los revolcones, de acá para allá. Y cuando hizo vista, lo salvó el palo. La primera docena de minutos Liga encadenó situaciones peligrosas aprovechando dos factores externos determinantes: la cancha mojada (llovió todo el día) y la altura. Los locales parecían tener una marcha más. Vélez no tenía aire...

Así fue que empezaron los sobresaltos. Fernando Hidalgo perdió por duplicado con el 1. Primero, un derechazo cruzado se encontró con los guantes del arquero; luego, sacó casi de adentro un frentazo. Miller Bolaños también aprovechó su milimétrica pegada para atacar a Vélez. Barovero volvió a salvar a su equipo en dos ocasiones. Una con duda; la otra la sacó al córner con las uñas.

Como los volantes de Vélez estaban muy retrasados, juntitos con los defensores, a Liga le costó mucho encontrar espacios en el área rival. Entonces, siguió insistiendo con los remates desde lejos. Como ese tiro libre de Ezequiel González que el arquero rechazó justo con los puños o como ese tremendo zurdazo de Barcos que reventó el palo derecho de Barovero.

El ex Huracán y Rafaela resistía y Vélez, cada vez que podía, sacaba la contra tocando, sin tirar pelotazos. Generalmente por la derecha, con Augusto Fernández. Por ahí, por ese sector, arrancó la jugada que terminó con un remate de Emiliano Papa que casi se le escurre a Alexander Domínguez entre las piernas. También la trepada que Iván Bella desperdició de frente al arco con un tiro alto había nacido de los pies de Fernández.
Por la vía que más buscó, remates desde lejos, Liga logró abrir el marcador en el inicio de la segunda etapa. Ezequiel González interceptó un mal pase atrás de Bella; el rosarino de 31 años sacó un derechazo con poca convicción. Sin embargo, la pelota se desvió en la cadera de Barcos... Ese toque fortuito descolocó a Barovero.
Después del gol, los locales ya no presionaron tanto. Sí continuaron con el monopolio de la pelota. Y cada tanto, aferrado a la media y a la larga distancia, exigían a Barovero, quien a los 17 no se complicó con una bomba de Barcos.

Extrañamente, Liga se desinfló tras el 1 a 0 y cometí varios errores en la salida. Vélez, con más voluntad que luces, fue a buscar la igualdad. Y no la consiguió por poquito. Porque Papa desperdició un mano a mano con Domínguez (un tirito al cuerpo), porque Paul Ambrossi rechazó en la línea un cabezazo de Augusto Fernández (floja salida de Domínguez) y porque Jonathan Ramírez no pudo anticipar al arquero y a Norberto Araujo.

Sobre el final se iluminó nuevamente Ezequiel González, el mejor de todos. Un delicioso zurdazo, después de un amague, dio en el palo; y, a los 38, habilitó perfecto a Barcos, quien definió alto. ¿Habrá sido también el gol que defina la llave? El martes se sabrá ...

jueves, 24 de noviembre de 2011

Liga de Campeones En el festival del fútbol en Milan, ganó el Barsa de Messi

Lionel Messi sigue con su travesía por las canchas del mundo. Esta tarde dijo presente y demostró toda su clase en el partido en el que Barcelona venció 3-2 al Milan como visitante, para asegurarse el primer puesto en el Grupo H de la Liga de Campeones. La Pulga, que jugó su sexto partido en 23 días, anotó el segundo tanto de su equipo y fue clave en los otros dos.

Aunque ya estaban clasificados, Milan y Barcelona pusieron todo en busca del primer puesto del Grupo H en la Liga de Campeones. Por eso, Messi volvió a ser titular, luego de jugar dos partidos con la Selección y tres con el Barcelona en muy poco tiempo. En medio, claro, sufrió unas cuantas horas de vuelo.

Pero nada de eso le impidió seguir jugando al mejor futbolista del mundo. En el Giuseppe Meazza, fue gran responsable del primer gol al tirar un centro que pegó en la pierna derecha del holandés Van Bommel y se metió en el arco de Abbiati. Rápido llegó el empate del Milan por parte del sueco Ibrahimovic. Pero entre Xavi y Messi se encargaron de desnivelar nuevamente.

A los 31 minutos, Xavi entró al área y le cometieron penal. Messi se encargó del remate y tras una anulación por amague en el primer disparo, repitió la ceremonia y marcó el 2-1 con un fuerte tiro al centro del arco.

En el segundo tiempo, el ghanés Kevin-Prince Boateng empató con un golazo a los 9 minutos. Pero otra vez, Messi y sus compañeros se repusieron del empate. A los 18, La Pulga habilitó a Xavi, entre tres defensores y el mediocampista definió con clase para el 3-2 final.

Con la victoria, el Barcelona, que también contó con Javier Mascherano entre los titulares, se aseguró el primer puesto del grupo. Milan, pese a la derrota, tiene un lugar en los octavos de final.

La nota de la jornada la dio el Valencia de España, que en Mestalla goleó 7-0 al Genk de Bélgica, con un gol, el séptimo, de Alberto Tino Costa. En el local jugó unos minutos Pablo Piatti. Pese a la victoria, los valencianistas están terceros en el grupo E, con los mismos puntos que Chelsea (8), que perdió 2-1 en su visita al Bayer Leverkusen (9).

En el Grupo F, el Arsenal (11) se aseguró el pase a los octavos de final al vencer por 2-0 al Borussia Dortmund (4). El otro lugar lo disputarán Olympique de Marsella (7) y Olympiakos (6), que hoy se enfrentaron con victoria de los griegos por 1-0 en Francia.

En el G, el Porto (7) reavivó sus chances de clasificar al vencer al Shakhtar Donestk (2) por 2-0 como visitante. En Rusia, Zenit (8) y Apoel Nicosia (9) empataron 0-0.

Copa Argentina Atlanta dio la sorpresa y eliminó a All Boys en los penales

La súper jornada de miércoles de la Copa Argentina comenzó con un partido apasionante en Parque de los Patricios. All Boys, el segundo equipo de Primera que se presentó por los 32vos. de final, cayó en los penales ante Atlanta, tras igualar 1-1 en los 90 minutos. La caída del Albo, se une a la de San Martín de San Juan de ayer, otro de la A, que no logró superar la fase.

El equipo de Floresta, con mayoría de suplentes, comenzó ganando el partido muy rápido por un gol de Carlos Salom a los 7 minutos del primer tiempo. Pero se encontró con un rival que decidió jugarle de igual a igual y sufrió. El primer tiempo arrojó la victoria parcial para el Albo, pero sin demasiado mérito.

En el segundo tiempo, Atlanta salió decidido, pero le duró poco la iniciativa. All Boys recuperó la pelota y comenzó a controlar el juego. Es más, contó con más de una situación para liquidar el asunto y chocó con las manos de Rodrigo Llinás, ahora suplente en el Bohemio. Y como no lo supo liquidar, lo sufrió en el final.

A los 43 minutos, Gastón Lolli llegó hasta el fondo del campo y tiró un centro hacia atrás, que encontró la cabeza de Diego Bielkiewicz, el delantero de Atlanta, que había ingresado unos minutos antes. Fue el 1-1 que mandó la definición de los 32vos. a los penales.

En el juego de azar y precisión, el Bohemio se impuso antes de disparar su quinto penal. Como Matías Escalante erró para el Albo y Martín Fabro convirtió para el Bohemio, la responsabilidad quedó en las manos del veterano arquero de Atlanta, que le atajó el remate al juvenil Emanuel Rui y decretó la clasificación del conjunto de Villa Crespo a los 16vos de final. Allí esperará al ganador de Quilmes y Deportivo Riestra.

Luego les llegó el turno a otros cuatro equipos del ascenso. Y en uno de ellos hubo otra sorpresa. En Catamarca, Sportivo Belgrano de San Francisco eliminó en los penales a Almirante Brown. Fue 5-3, luego de empatarle sobre la hora por 2-2. Diego Cisterna y Daniel Vega anotaron para La Fragata, mientras que Mauro Conocchiari y Juan Manuel Aróstegui lo hicieron para los cordobeses.

En Salta, en tanto, Atlético Tucumán sufrió en un partido que parecía tener controlado y venció por 3-2 a Estudiantes de Buenos Aires. Gonzalo Garavano fue la gran figura de los tucumanos, al convertir los tres goles de su equipo. Mariano Torresi y Juan Manuel Sosa descontaron para los de Caseros.

Copa Argentina Independiente y San Lorenzo debutaron con un triunfo

Después de un mal comienzo para los equipos de Primera, los grandes pusieron las cosas en su lugar. Independiente y San Lorenzo hicieron su presentación en la Copa Argentina y avanzaron a 16vos de final, tras vencer a Colegiales y Villa Dálmine, respectivamente. Ayer fue eliminado San Martín de San Juan y esta tarde dijo adiós All Boys al caer en el clásico con Atlanta.

Independiente fue quien tuvo menos problemas para superar a su rival en esta fase de la Copa. En el estadio Padre Martearena, con un mix entre titulares y suplentes, no le dio oportunidades a Colegiales. Facundo Parra, a los 45 minutos del primer tiempo, abrió la cuenta y el resto de los goles llegaron en el segundo.

Osmar Ferreyra, a los 20 del segundo y Diego Churín, a los 24, ambos de penal, ampliaron el marcador, que terminó de estirar Brian Nieva, con un gol a los 30. En el equipo que milita en la Primera B fue expulsado Héctor Bussi.

El Rojo puso en cancha a Hilario Navarro; Báez, Julián Velázquez, Galeano, Vallés; Fredes, Delmonte, Osmar Ferreyra; Villafañez; Parra y Churín.

En Catamarca, San Lorenzo sufrió bastante más que el Rojo. Porque el primero en golpear fue Villa Dálmine, que tuvo sus 20 minutos de gloria. A los 20, justamente, Julio Navarro abrió el marcador para el Violeta y asustó al equipo dirigido interinamente por Esteban González. Pero el Ciclón reaccionó y a los 40 llegó al empate por un gol de Nahuel Benítez.

En el segundo tiempo, San Lorenzo pegó rápido y Dálmine ya no pudo acariciar la hazaña. A los 8, Salvador Reynoso marcó el 2-1 definitivo, que depositó al Ciclón en los 16vos. de final.

El Ciclón jugará en la próxima fase ante el ganador de Unión de Santa Fe y Chacarita, mientras que Independiente lo hará ante el vencedor de Belgrano de Córdoba y Sacachispas.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Copa Argentina Sarmiento dio la nota en San Juan

Los 32avos. de final de la Copa Argentina ya comenzaron su camino. Y ya dieron la primera sorpresa. Esta noche, en San Juan, el San Martín local le dijo adiós al torneo al caer por 1-0 ante Sarmiento de Junín. Antes, también en el estadio del Bicentenario de San Juan, Aldosivi dio el primer paso al eliminar en los penales a Independiente Rivadavia. Fue 5-3, luego del 1-1 en los 90 minutos.

Ramón Abila, con un cabezazo a los 30 minutos del primer tiempo, se encargó de anotar el único gol del partido. San Martín, que jugó con suplentes, quiso ir por el empate, pero la falta de ideas propias y el buen trabajo defensivo del rival, se lo impidieron. La derrota deja mal parado a Daniel Garnero, que deberá sacar un buen resultado el próximo sábado ante Olimpo para borrar esta eliminación, en su casa, de la Copa Argentina.


En el partido de primer turno, Independiente Rivadavia, con un equipo mezcla de suplentes y titulares, fue el primero en pegar en el partido por un gol de Leonel Altobelli a los 22 minutos del segundo tiempo. Pero Aldosivi, que también optó por un conjunto alternativo, pudo igualarlo a los 38 por obra del brasileño Jorge Piñero da Silva. En los penales, Ezequiel Lázaro erró para la Lepra y como el Tiburón acertó sus cinco disparos, se clasificó a la próxima fase. Su rival saldrá del choque entre Argentinos Juniors y Racing de Olavarría.


En esta fase de de 32vos de final, ingresaron los clubes de la B Nacional y Primera División, además de los 24 que sortearon las primeras cuatro rondas eliminatorias. Mañana harán su presentación Independiente y San Lorenzo, que se medirán contra Colegiales y Villa Dálmine, respectivamente. También lo hará All Boys contra Atlanta. El miércoles 30 será el turno de Boca, el cómodo líder del Apertura, que se las verá con Santamarina de Tandil en el estadio Padre Martearena de Salta. Ese mismo día, pero en San Juan, Racing va contra El Porvenir, mientras que River jugará frente a Defensores de Belgrano, el equipo en el que actúa Ariel Ortega, el miércoles 7 de diciembre, en San Juan.

La Copa Argentina registra dos antecedentes: en 1969, cuando el campeón fue el Boca Juniors, y en 1970, año en la que no terminó de disputarse. El torneo fue reimpulsado en el 2010 por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y comenzó a jugarse en agosto último. El campeón se clasificará a la Copa Sudamericana 2012.

Madelón es el nuevo técnico: hoy comienza su gran desafío

"Me muero de ganas de dirigir a San Lorenzo”.

Eso fue lo que Leonardo Madelón le confesó a Clarín 24 horas después de la abrupta salida de Omar Asad del club. Y ayer, después de dos reuniones que se extendieron hasta tarde, su deseo se hizo realidad. Hoy a las 9 será presentado al plantel, luego firmará su contrato por un año y brindará una conferencia de prensa.

Así, Madelón se hará cargo del equipo para empezar a trabajar en lo que será el encuentro del sábado, ante Newell’s en Rosario, en donde debutará en el banco.

Pero, más allá de ser un hombre del club (y de un riñón que supo de padecimientos cuando San Lorenzo jugó en la segunda categoría), Madelón no fue el primer apellido que apareció en la lista que el presidente Carlos Abdo y la dirigencia confeccionaron para buscar a quién tomase las riendas de un equipo en caída libre. Tras el no de Américo Gallego y las complicaciones de Ricardo Caruso Lombardi para destrabar su salida de Quilmes, la cúpula de la Comisión Directiva tomó la decisión de terminar con las vueltas y contratar a un cuerpo técnico.

Así, la urgencia le ganó al análisis frío. Y entonces, tras una reunión que se extendió cerca de dos horas, Abdo y Madelón estrecharon sus manos para cerrar la llegada. “El abanico de técnicos no era muy amplio. Y algunos, como Bianchi, son inalcanzables. Madelón es de la casa y tendrá aceptación entre los hinchas”, marcó el presidente en La Red .

Sin embargo, hubo detalles económicos que retrasaron la oficialización del entrenador, quien les pidió a los dirigentes una resolución inmediata ya que tenía que responder a un ofrecimiento de Olimpo. Por eso, San Lorenzo aceleró el trámite y desistió de mantener las reuniones que ya tenía pactadas con Roberto Sensini y con Blas Giunta. No había que perder más tiempo.

Cerca de las 22.30, finalmente Madelón se comunicó con Abdo y le comunicó que aceptaba la propuesta que lo tendrá al frente del equipo por un año. Su ayudante de campo será Fabián García.

El trabajo del entrenador comenzará de inmediato. Con el equipo en zona de Promoción y habiendo sacado apenas un punto de los últimos doce, Madelón tendrá otra vez en su camino al promedio como su principal enemigo. Como lo padeció también en Quilmes, en Gimnasia La Plata y en Rosario Central, el único club con el que le tocó descender.

Madelón, el que se moría de ganar por dirigir en su casa, tendrá que revivir a San Lorenzo.
Duelo con Dálmine

El viaje a Catamarca, para jugar hoy ante Villa Dálmine por la Copa Argentina, no fue fácil. Porque el vuelo de ayer por la mañana se canceló por culpa de las cenizas y San Lorenzo recién viajó por la tarde a Tucumán. De allí, la delegación fue en micro hasta su destino. El equipo para el encuentro de esta noche -a las 22- será: Mastrolía; Carmona, Meza, Luciatti, Chaparro; Navarro, San Román, Reynoso, Ramírez; Lamanna y Benítez.

Liga de Campeones El Madrid aplasta, el Pipita suma

Ya clasificado a octavos de final, el Real Madrid no afloja ni con sus suplentes. En su estadio, ante el Dinamo Zagreb de Croacia, metió tres goles en los primeros 9 minutos para golear 6-2 al conjunto que contó con tres argentinos entre los titulares. Su compatriota Gonzalo Higuaín anotó el tercero.

Pipita fue incluido por José Mourinho en el equipo titular, que estuvo plagado de suplentes. Junto a Benzema en la delantera, al Madrid le alcanzó para superar por goleada al débil equipo croata, que no tenía goles a favor en el Grupo D de la Champions. El francés hizo el primero a los 2 minutos, el juvenil José Callejón aumentó a los 6 e Higuaín hizo historia a los 9. Con ese triplete en menos de diez minutos, el equipo alcanzó un nuevo récord.

El cuarto llegó a los 20 minutos por parte del alemán Ozil, tras un rebote que dio el arquero por un remate de Higuaín. Para el segundo tiempo, Mourinho decidió sacar a los pocos titulares que tenía en cancha. Afuera el autor del cuarto gol, al igual que Xabi Alonso y Sergio Ramos. Pese a eso, el Madrid fue por más y a los 4 del complemento llegó al quinto, otra vez por el juvenil José Callejón. Y el sexto, a los 21, nuevamente por Benzema. Los descuentos del Dinamo fueron a los 36 y 45 por parte de Beqiraj y Tomecak, respectivamente.

El Manchester City, en tanto, cayó 2-1 con el Napoli como visitante y se complicó en el Grupo A. Cavani marcó los dos tantos del conjunto italiano, que tuvo entre sus titulares a Ezequiel Lavezzi y Hugo Campagnaro. Balotelli marcó el tanto para los ingleses, que contó con Pablo Zabaleta. Con la victoria, los napolitanos alcanzaron los 8 puntos, superando por uno a los ingleses. Bayern Munich, el líder ya clasificado, venció 3-1 al Villarreal.

Por el Grupo B, Inter, líder, se aseguró el pase a octavos de final por la victoria 2-0 del Lille sobre el CSKA Moscú. Luego, en Turquía, empató 1-1 con el Trabzonspor por un gol de Ricardo Alvarez. Junto a él fueron titulares Walter Samuel, Javier Zanetti, Esteban Cambiasso, Diego Milito y Mauro Zárate.

Por el Grupo C, Benfica le empató 2-2 al Manchester United en Old Trafford con un gol de Pablo Aimar. Con la igualdad, ambos equipos llegaron a 9 puntos y definirán en la última fecha la clasificación con el Basilea, que venció 3-2 al Otelul Galati como visitante y quedó con 8. Finalmente, por el Grupo D, además del choque del Real Madrid con el Dinamo Zagreb (0), se enfrentaron Olympique Lyon y Ajax, que empataron 0-0.

martes, 22 de noviembre de 2011

Boca ya espera su primera oportunidad para volver a gritar campeón

Cuando quedan apenas cuatro fechas para el final del Apertura, Boca está a un paso del título: el empate con Racing lo dejó muy bien parado. Es que el equipo de Falcioni extendió su invicto a 25 partidos y mantuvo la diferencia con la Academia, su escolta. Son ocho los puntos de ventaja cuando quedan doce por jugar. Aunque podrían ser siete si esta noche Lanús le gana a Arsenal.

¿Puede ser campeón la próxima fecha? Los números dicen que sí. Una victoria de Boca ante Godoy Cruz dejaría a los de Falcioni con 36 puntos. Claro que deberá esperar unaserie de resultados para consagrarse. Que pierda Lanús ante All Boys en Floresta (siempre y cuando gane esta noche), que no ganen Racing, Vélez, Colón, Tigre y Unión. La Academia recibe a Belgrano, el Fortín se mide con el Sabalero, el Matador se mide con Rafaela en Victoria y el Tatengue se la juega ante Independiente en Santa Fe.

A Boca lo espera un fixture accesible de cara al final. Después de visitar a Godoy Cruz, los de Falcioni reciben a Banfield, juegan con Arsenal en Sarandí y cierran con All Boys en la Bombonera. No parece un camino complicado. Especialmente después de haber salido bien parado en los últimos cuatro partidos, contra rivales directos en la pelea por el título. Así, con las ausencias de Riquelme y Viatri, Boca superó a Colón (2-0) y a Atlético Rafaela (3-1), e igualó con Vélez (0-0) y Racing (0-0).

¿Cuáles son los argumentos de este cómodo puntero? La solidez defensiva es el principal. Fue clave la llegada de Schiavi, el líder absoluto de la defensa que recibió apenas tres goles en 15 partidos (le meten uno cada cinco encuentros). "Casi no le crean situaciones de gol", reconoció Saja, el arquero de Racing, tras el empate de ayer. "Hay que seguir corriendo, metiendo, jugando y demostrando que este equipo es el mejor. Entiendo que por algo sacamos la diferencia sobre el resto", dijo Falcioni.

¿Otro méritos? Los jugadores del club dieron en la tecla cada vez que Falcioni los necesitó. El Pochi Chávez, con su dinámica, hizo olvidar a Riquelme. El resurgido Blandi apareció por la ventana y metió goles decisivos en la recta final cuando Viatri y Cvitanich estaban afuera. Son apenas dos ejemplos.

Boca se encamina hacia su 24° título. El invicto de 25 partidos (13 victorias y 12 empates) lo deja a sólo un partido de la segunda mejor marca de su historia, que es de 26 encuentros, en el bicampeonato de 1943/4. Mientras algunos dicen que no brilla, Boca mantiene su ritmo con paso de campeón. Y está ahí nomás del título.

Verón: “Nadie del plantel apoya a estos grupos”

Esto lo provocaron diez inútiles, que así como arruinaron este partido te arruinan un torneo”. Así, tajante, el emblema de Estudiantes de La Plata, a la salida del vestuario y ya con la suspensión del partido a cuestas, fue claro. Juan Sebastián Verón, ese que está quemando sus últimos cartuchos en el club de sus amores, mostró toda su bronca. No la había podido controlar en el campo y hasta aplicó métodos de esos propios violentos cuando en la recriminación los amenazó con “cagarlos a trompadas”.

Con firmeza en sus conceptos, pero visiblemente dolido por la situación, Verón puso el foco en los problemas internos de la barra como causantes de este desenlace y sostuvo que los incidentes estaban arreglados de antemano. “No necesitamos ser muy vivos o astutos para darnos cuenta de que todo estaba armado. Ninguno de nosotros tiene vinculación con estos grupos. Nadie del plantel los apoya, evidentemente esto se trata de una disputa interna de la barra. Este plantel nunca trató con la hinchada, nunca le dio nada”, sentenció. Y agregó: “Me voy muy dolido y desesperanzado, por que la peor parte se la lleva el común del hincha, que hace mucho esfuerzo por venir hasta acá. También me duele por nosotros, porque necesitamos recomponernos y sumar puntos para mejorar la campaña. Esto, además, perjudica al club”.

Por otro lado, el volante disparó contra la ineficiencia de las fuerzas de seguridad: “No entiendo por qué la Policía no resuelve esto de entrada. A veces da la impresión de que actúan tarde, que no aprenden. Yo jugué en otro lados donde había problemas con los hinchas y supieron resolverlos. Pero aquí... es como que ponen parche sobre parche y no terminan solucionando nada”, explicó.

Además, finalizó pidiendo que se castigue como debe ser estos hechos de violencia. “Tiene que haber penas severas para quien tire estas bombas”. Sin embargo, concluyó diciendo que “los responsables somos todos”.

Tras la bomba de estruendo que aturdió a Cristian Lucchetti y lo dejó tendido en el piso, Verón se acercó junto a Gastón Fernández y Mauro Boselli hasta el alambrad. Allí, se enojó con los barras, los insultó y amenazó con ir a pelearlos. Los primeros planos de la televisión eran elocuentes.

Luego de que el árbitro Fernando Echenique decretó la suspensión del partido, de acuerdo con las autoridades policiales, fue el primero que salió corriendo para el vestuario. En ese trayecto, se alcanzó a sacar la cinta de capitán y la arrojó contra el piso, en un gesto que reflejó su malestar con lo que había ocurrido.

Así, el hijo pródigo de Estudiantes se fue envuelto en lo que significó una mancha más para este fútbol que se encuentra en estado de coma. El esfuerzo de Verón por jugar a pesar de su lesión crónica en un tobillo, su aporte al equipo para que revierta el mal rendimiento en este Apertura antes del retiro anunciado, se frustró por culpa de una interna de la barra. Lo que debió haber sido una fiesta, fue otra pesadilla.

Arsenal freno a Lanus

Arsenal tuvo su desahogo después de la eliminación de la Copa Sudamericana. En su visita a Lanús, lo derrotó por 1-0 y le impidió pegar el salto al segundo puesto en un torneo Apertura que ya casi está en manos de Boca. Guillermo Burdisso hizo el único gol, con un cabezazo en el primer tiempo.


El equipo de Gustavo Alfaro, reciéntemente eliminado de la Sudamericana, pero ya clasificado a la Libertadores, basó su triunfo en el buen trabajo de su defensa. Encima, chocó con uno de los equipos más irregulares del campeonato, que no contó con una buena noche. Burdisso, Lisandro López y Cristian Campestrini se encargaron de mantener el arco en cero después del tanto del ex Rosario Central.

Con la victoria, Arsenal sumó tres puntos que lo alejan aún más de la zona de Promoción. Lanús, en cambio, no pudo sumar en su camino hacia la Libertadores. Con un triunfo, habría quedado a sólo un pasito de alcanzar el boleto. Los del Viaducto ya están clasificados al torneo continental más importante.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Se largó la carrera para elegir el mejor gol del año

Como cada año, el mundo del fútbol elige ese instante, esa jugada, que lo representa; ese gol que hace soñar a cualquiera que ame el fútbol. Como siempre, la batalla es muy reñida y no faltan quejas porque determinado tanto no esté en la preselección. Pero lo cierto es que oficialmente quedan diez y de ahí saldrá el ganador del Premio Puskás 2011 de la FIFA, en honor al legendario goleador húngaro. Y hay dos argentinos entre los que tienen chances: Lionel Messi (Barcelona) y Lisandro López (Arsenal de Sarandí).

La selección, organizada por la FIFA y con votación a través de su sitio oficial y de la edición web de la revistaFrance Football, está –según el organismo rector de este deporte- basada en distintos criterios, como el estético, la importancia del partido, la ausencia del factor suerte o de un error cometido por el contrario, entre otros. Y contempla tanto acciones individuales como colectivas.

Los candidatos para este año -por orden alfabético, ver video- son Benjamin De Ceulaer (KSC Lokeren), Giovani Dos Santos (gol con la selección mexicana),Julio Gómez (gol de chilena, también con la camiseta azteca), Zlatan Ibrahimović(Milan), Lisandro López (tremenda chilena con Arsenal en Bahía Blanca), Lionel Messi (golazo contra el Arsenal por la Champions League), Neymar (brillante jugada individual ante Flamengo), Heather O'Reilly (única mujer en la selección, autora de un espectacular remate vistiendo la camiseta de la selección de Estados Unidos), Wayne Rooney (golazo en el clásico de Manchester) y Dejan Stanković(desde prácticamente la mitad de la cancha, para el Inter).

El ganador se conocerá en la Gala del Jugador Mundial de la FIFA, el 9 de enero de 2012, y recibirá el trofeo del Premio Puskás de la FIFA. ¿Cuál es tu preferido?


Un doblete deja a Denis como máximo goleador en Italia

Un penal y un cabezazo de Germán Denis no le alcanzaron al Atalanta para sumar una nueva victoria en condición de visitante. Fue 2-2 ante Siena, que lo empató sobre el final. Sin embargo, el delantero argentino tiene motivos para terminar el domingo con una sonrisa. Es que por su doblete se convirtió en el máximo anotador del Calcio. Además, llava cuatro partidos consecutivos anotando en el fútbol italiano.

Atalanta tuvo un comienzo soñado. A los 15, Moralez, el ex Vélez, habilitó a Denis. Pero el arquero Pegolo lo bajó y el árbitro decretó el penal. El Tanque no falló y los de Bérgamo estaban arriba. Sin embargo, cuando se iba la primera parte, D'Agostini señaló la igualdad para el local con otro tiro desde los doce pasos.

El arranque del segundo tiempo fue un calco del primero, con Atalanta dominando. A los 8, Denis metió un cabezazo y 2-1 para los visitantes. Fue, además, el noveno grito del futbolista argentino convocado por Sabella para disputar la última fecha de las Eliminatorias. Pero Siena fue por el empate y lo alcanzó a los 42 por intermedio de Alessandro Gazzi.

En otro de los encuentros destacados de este domingo, Juventus le ganó al Palermo por 3-0 y recuperó la punta, que ahora comparte con la Lazio. Simone Pepe, Alessandro Matri y Claudio Marchisio anotaron los goles del flamante puntero. El que desperdició la oportunidad de tomar el liderato es Udinese, que perdió 2-0 con el Parma. En tanto que el argentino Sergio Almirón anotó para Catania, que perdió por 2-1 de local ante Chievo Verona.

El Athletic de Bielsa ganó y sube

El trabajo de Marcelo Bielsa en el Athletic de Bilbao empieza a dar frutos dulces y jugosos. El Athletic ganó después de 18 años en el Sánchez Pizjuán, el estadio de Sevilla. Venció por 2-1 al local y ahora tiene 17 puntos (está a 14 del líder, Real Madrid) en el sexto puesto de la tabla de posiciones, el último que otorga un lugar en la Europa League.

El Athletic se puso en ventaja a través de Iraola, a los 5 del primer tiempo. Pero el Sevilla, que contó con Federico Fazio y Diego Perotti como titulares, y Emiliano Armenteros ingresó en el complemento, alcanzó el empate a los 14 con un tanto de Navas.

Sin embargo, el equipo de Bielsa fue superior a su rival a lo largo de los 90 minutos con un 5-4-1 con peso ofensivo y con un Muniain –el puntero izquierdo- movedizo e imparable. El 2-1 definitivo llegó a los 26 del segundo tiempo con un toque de De Marcos tras una habilitación de Muniain que aprovechó un error del bosnio Spahic, el central derecho del Sevilla.

Colón se hizo fuerte de local de la mano de su goleador

Esteban Fuertes ya es un cimiento fundamental de la historia de Colón. Esta tarde, jugó los 90 minutos para convertirse en el jugador con más presencias en la historia del equipo santafesino. Encima, lo coronó con un gol para la victoria 1-0 sobre Atlético de Rafaela.

El único gol del partido llegó a los 27 minutos del segundo tiempo por una exquisita definición de Fuertes en un mano a mano con Guillermo Sara. El artillero, de 39 años, alcanzó los 136 tantos con la camiseta del Sabalero, que vistió en 285 ocasiones, una más que Ernesto Araos, quien ostentaba el récord.

Con la victoria, el equipo de Mario Sciaqua trepó al lote de terceros en el torneo Apertura con 24 puntos. Junto a Colón están Vélez, Tigre y Unión, un punto por debajo de Racing y nueve detrás de Boca. Rafaela, en tanto, tiene 23 unidades.

Unión le gano a San Lorenzo y lo hundió un poco mas

A San Lorenzo no le sale una. En el Nuevo Gasómetro, el equipo de Omar Asad cayó por 1-0 con Unión de Santa Fe, en un partido que lo tuvo durante buena parte como dominador, aunque nunca supo como quebrar el cero del arco rival. El Tatengue, con poco, se lo ganó y lo dejó más adentro que antes en la Promoción.

El Ciclón, que tuvo una semana de revuelos, como vienen sucediendo en los últimos meses,no pudo capitalizar las chances que tuvo para convertir, antes y después del tanto de Paulo Rosales que decretó la victoria de Unión como visitante, en un partido de rivales directos en la pelea por mantener la categoría.

El único gol del partido lo marcó Rosales, cuando se jugaban 28 minutos del segundo tiempo. El mediocampista, uno de los referentes del plantel santafesino, sacó un derechazo desde afuera del área, que con mucha sutileza se metió en el ángulo derecho del arquero Nereo Champagne, reemplazante de Pablo Migliore.

Tras ese gol, San Lorenzo pudo haberlo empatado, pero un remate de Cristian Tula fue desviado en la línea. Eso sí, Unión también pudo haber aumentado la diferencia, pero los delanteros no estuvieron precisos en las contras y los metros finales.


La derrota, pese al apoyo de la dirigencia, parece ser el final del técnico de San Lorenzo, que aseguró que dará un paso al costado cuando note la falta de crédito de estos últimos. Y teniendo en cuenta que muchas veces la visita de un presidente a una práctica termina precipitando la salida de un cuerpo técnico, el resultado de esta tarde puede resultar clave.

San Lorenzo sigue en zona de Promoción, mientras que Unión llegó a los 24 puntos, alcanzando la línea de Racing, Vélez y Tigre.

Asad se fue de San Lorenzo y Veira asoma como interino

Finalmente Omar Asad dejará de ser el entrenador de San Lorenzo. Tras la derrota por 1 a 0 ante Unión esta tarde en el Nuevo Gasómetro, el Turco se retiró del estadio tras una breve reunión con Carlos Abdo en la que puso a disposición "su continuidad" ante la Comisión Directiva del club.

Asad dirigió a San Lorenzo en 18 partidos con 4 triunfos, 9 derrotas y 5 empates. El equipo permanece en zona de Promoción y está latente el riesgo de caer en descenso directo. El técnico suspendió la conferencia de prensa tras el partido con los santafesinos y realizó declaraciones que daban a entender su continuidad."Sigo, sigo. Nos vemos mañana", había dicho en el playón del estadio.

Sin embargo, los dirigentes se reunieron de urgencia en la casa del presidente Abdo y determinaron que si no presenta su renuncia será despedido. Mañana el Turco pasaría por el Bajo Flores únicamente para despedirse del plantel y negocias su salida del club.

Héctor Veira, parte de la Secretaría Técnica del club, junto con Esteban González y Angel Bernuncio se harían cargo del plantel en lo que queda del Apertura en forma interina. Sin embargo, ya picaron en punta cuatro apellidos que suenan como los sucesores del Turco: Gerardo Martino, Américo Rubén Gallego, Caruso Lombardi y Leonardo Carol Madelón.

Boca empato con Racing y todo sigue igual

¿Cuántas lecturas se pueden hacer del empate por 0-0 entre Boca y Racing en la Bombonera? El local se mantiene en la cima del Apertura, y mantiene también la ventaja de ocho puntos sobre La Academia. Y en la próxima fecha –dependiendo de algunos resultados- el equipo de Julio Falcioni podrá consagrarse campeón. Pero... Boca jugó desde los 4 del segundo tiempo con un hombre más por la expulsión de Agustín Pelletieri, y desde los 31 once contra nueve, por la roja a Teófilo Gutiérrez. El líder del torneo no generó ni una situación clara de gol en los 17 minutos finales –más los tres de descuento-.

Al final Racing se fue con la frente alta, porque al menos generó una sensación de real peligro sobre el arco de Agustín Orion, aunque no estuvo cerca de convertir. Terminó sumando un punto, con 9 hombres y por actitud, mereció un poco más que un rival casi sin motivación por la enorme ventaja que lleva en la cima. Al final, para los de Falcioni es lo mismo empatar que ganar.

Fue raro ver a los hinchas de Boca rojos de bronca, silbando e insultando al aire. Cuando su equipo va puntero y camina derecho a un título que no se le puede escapar. Algo raro está pasando en el fútbol argentino.

El primer tiempo entre Boca y Racing fue muy pobre. Costó encontrar jugadas elaboradas, con más de tres pases seguidos a ras del suelo entre compañeros; ya sea de camiseta azul y amarilla o celeste y blanca. La pelota voló mucho por el aire, sobraron las faltas, el roce y las imprecisiones.

Lo más claro de Boca fue a través de la pelota parada. A los 10, Mouche como ejecutante y Schiavi como faro en el área. Fue Sebastián Saja el que mantuvo el cero. Primero con una volada para ahogar el grito del Flaco. Después mostrándose seguro ante cada centro y remate desde afuera del área (lo probaron Mouche y Pochi Chávez).

Gio Moreno pudo inventar algún lujo, pero pereció entre las piernas de Erviti, Somoza y el que llegara desde atrás –Insaurralde- o desde adelante –Mouche o Blandi- para doblarle o triplicarle la marca. Así y todo, la Academia logró poner a Hauche de cara al gol, a los 25, tras un pase de Teo. El remate de zurda fue bien despejado por Orion al córner.

A los 4 del complemento, Pelletieri lo bajó a Mouche. El árbitro Néstor Pitana le mostró la segunda amarilla y la roja. Racing con diez. Afuera Gio, adentro Toranzo (4-3-2). Falcioni, nada. Después, Boca dilapidó las dos jugadas más claras del partido. A los 7, centro de Mouche y Blandi solo en el centro del área, cabeceó a las piernas de Saja. A los 11, Mouche se metió en el área, enganchó hacia el medio para que pase Matías Martínez, pero su derechazo se fue afuera.

Desde ahí y hasta los 27, que Saja le contuvo un remate débil a Mouche, no pasó nada. En el medio, Falcioni movió el banco: Cvitanich por Blandi (21) y Colazo por Erviti (26). Cambio de nombres, la misma actitud austera y sin ambiciones de un equipo que ya lo tiene todo.

Teófilo, picante en el duelo con Schiavi e Insaurralde (aguantó muchos pisotones y propinó algunos otros), se filtró en el área a los 31. Quedó de cara al gol. Roncaglia se tiró a sus pies desde atrás. Un roce, apenas. El colombiano empieza a tirarse y espera el contacto con Orion, que intenta esquivarlo. Pitana lo ignoró. Y Teófilo explotó en el reclamo. Se le fue al humo al árbitro, le tiró saliva y el pecho. Segunda amarilla y roja.

A Boca le quedaron 14 minutos más el descuento para buscar el gol que validara con un triunfo sobre su escolta de mayor peso, el título que seguramente obtendrá en las próximas fechas. Cero, seco. Ni una situación cristalina. Racing, con la pelota parada puso en aprietos a una defensa cansada y ante el pánico latente de perder un partido clave ante un equipo en clara inferioridad numérica. Con su rival jugado en ataque, Mouche se escapó en una contra. Decidió patear cuando Colazo llegaba libre para el gol y su remate insípido quedó en las manos de Saja. Despertó insultos y murmullo generalizado. Fue 0-0. Boca continúa su marcha al título. ¿Cómo será recordado el Boca campeón de Falcioni?

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger