domingo, 16 de octubre de 2011

El rojo festejó con un gol sobre la hora


En el final, cuando parecía que Independiente y Godoy Cruz se repartían los puntos, el colombiano Marco Pérez le sacó el jugo a un error defensivo y le dio la victoria al equipo de Ramón Díaz. Fue 2-1 en Avellaneda, por la undécima fecha del Clausura. El Rojo, de esta manera, le regaló una pequeña alegría sus hinchas, que sufrieron durante la semana la eliminación de la Copa Sudamericana. El Tomba, por su parte, quedó a ocho puntos de Boca, el líder, y todos sus cañones están apuntados a Universitario de Perú (1-1 en la ida). 

Independiente fue más desde el principio. Se mostró más decidido y comenzó a llegar con peligro. La primera se dio a los 6 minutos, cuando Leonel Núñez estrelló un tiro libre de Núñez que dio en el ángulo cuando Torrico estaba vencido. Pero también Parra le dio al travesaño y luego Núñez exigió una buena salvada del arquero visitante. Mientras Godoy Cruz intentaba lastimar de contra pero no acertaba dos pases segudos, el Rojo era un aluvión. Especialmente por la banda izquierda. Justamente desde ese sector el Malevo envió un centro que se fue cerrando y cuando e metía en el segundo palo apareció el manotazo salvador de Torrico. Los de Ramón Díaz hacían méritos para ponerse en ventaja. 

Sin embargo, sobre los 24, fue el Tomba el que estuvo a centímetros de romper el cero. Maximiliano Velázquez dio un pase hacia atrás y no hizo otra cosa que dejar a Ramírez mano a mano con Assmann. Pero el delantero tocó suave ante la salida del arquero y la pelota se perdió al lado del palo izquierdo. Esta chance fue un espejismo. Porque Independiente continúo manejando la pelota. Intentando y buscando la apertura del marcador. Parra y Godoy probaron sin suerte con remates de media distancia. Pero la última del primer tiempo fue de la visita. Castrillón le rompió el pecho a Assmann y se fueron a los vestuarios sin gritos de gol. 

Cuando se estaban acomodando, Defederico armó un jugadón por la derecha. Frenó, aceleró, dejó dos rivales en el camino y se la sirvió a Núñez, quien tocó con el arco libre en lo que fue su segundo gol consecutivo ya que también le había anotado a Liga de Quito en la Copa Sudamericana. ¿Qué hizo Da Silva? Ni lento ni perezozo movió el banco. Entraron Navarro y Cabrera por Castrillón y Olmedo. El equipo ganó en presencia y, además, recibió un regalito. Porque sobre los 17 minutos, Assmann falló ante un centro, Tuzzio rechazó hacia el medio y la pelota se metió tras pegar en Ramírez, el goleador del Apertura. 
Independendiente no aflojó. El colombiano Pérez entró por Parra y casi enseguida marca el segundo del Rojo tras un buen pase del Malevo. El partido tenía buen ritmo aunque no había tantas llegadas. Godoy Cruz dependía demasiado de Tito Ramírez, quien se animó con un disparo de media distancia. Ramón puso a Fredes (regresó tras una lesión) y a Cabrera con la intención de ganar el mediocampo. Pero el partido cayó en un pozo. Apenas una arremetida de Cabrera sobre la derecha que Torrico contuvo abajo y no mucho más. Cuando parecía que el empate estaba sellada, Marco Pérez aprovechó un quedo de Sigali y tocó ante el achique del arquero para decretar el 2-1 final. En la última del partido, Assamann se lo sacó a Ramírez y la alegría fue toda del Rojo.


Independiente ganó y fue un premio para el equipo que más quiso desde el inicio. El que intentó, buscó y se llevó tres puntos muy importantes de cara al futuro. Porque si bien el Rojo se quedó afuera de la Copa Sudamericana, debe sumar y sumar, juntar punto por punto para no sufrir con el fantasma del descenso y, de paso, soñar con clasificar a la próxima Copa Libertadores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger