miércoles, 5 de octubre de 2011

El esquema de Sabella

Después del Mundial con Maradona y de la Copa América con Batista que exhibieron a la Selección jugando casi siempre a la ruleta rusa y sufriendo por sus fragilidades defensivas, la obsesión de Sabella es construir un equipo estable y ordenado, que abajo se haga fuerte y que arriba explote con Messi.

Protagonismo sin ingenuidades.

Al cabo, fiel a su perfil, Pachorra busca equilibrio, pero siempre con buenas compañías que expriman al mejor del mundo. Ese será el plan en el arranque de estas eliminatorias, el viernes contra Chile.

A Sabella lo avala nada menos que Messi.

Es que de entrada el técnico, con su mensaje, impresionó muy bien al crack. Aumentó la seducción cuando lo hizo capitán. Y la ecuación a Leo le cerró en la gira por India y por Bangladesh, en el salto a la cancha. De una vez por todas, Messi quiere ganar con la Selección. Por eso, luego del desencanto de la Copa América y al comprobar que es imposibleimitar al Barcelona con intérpretes distintos y sin tiempo de trabajo, Leo siente que la Filosofía Sabella se adecúa a este momento. Por algo, después de cada partido con el Barcelona, según cuentan desde el entorno del DT, Messi llama para contar cómo terminó...

La idea de Sabella sería repetir con Chile la fórmula usada ante Nigeria, en el segundo amistoso de la gira. En un esqueleto táctico 5-3-2, a Messi lo acompañarían dos volantes ofensivos con cambio de ritmo, con desplazamientos rápidos y con precisión: Sosa (a Sabella le encanta) y Di María. Ambos, por sus características, parecen socios interesantes para Leo.

Cuando miren hacia arriba , Sosa, Di María y Messi encontrarían una nítida referencia de área: Higuaín. Cuando observen hacia los costados , deberían hallar a marcadores laterales como opciones de descarga: Zabaleta a la derecha y Rojo a la izquierda. Cuando espíen el espejo retrovisor, ubicarían a Braña, el otro yo táctico de Sabella y reemplazante del suspendido Mascherano, parado adelante de tres marcadores centrales y de un arquero aún no confirmado. Es que a Romero le duele el tobillo. Si no ataja, lo hará Andújar.

Eso sí, Sabella no descarta a Banega para aportar pausa en el medio. Con Nigeria entró un rato por Di María. Además, podría sustituir a un defensor central y elesquema mutaría a una especie de 4-3-3, como con Venezuela, o 4-4-2, según como quiera rotularse.

¿Qué hubiera cambiado con Riquelme? Como para Sabella es enganche, hubiera necesitado elaborar otro plan . Al cabo, aunque el 10 a Pachorra lo seduce y a lo mejor lo cita en la próxima doble jornada, esta vez hubiera sido más un problema que una solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger