lunes, 31 de octubre de 2011

Boca le gano a Rafaela y esta mas firme que nunca

Atrápame si puedes. Boca hace fácil lo difícil. Atlético de Rafaela era la amenaza en la Bombonera: escolta y con ganas de dar la sorpresa. Salió a presionar al líder y a los 4 minutos Serrano tuvo el gol. Insaurralde perdió una pelota en la salida, ante el sofocamiento que le generaba Federico González. Serrano interceptó su pase y quedó mano a mano con Agustín Orion. Era remate cruzado, pero el delantero intentó la gambeta larga y perdió una oportunidad única.

Y el que no perdonó fue Boca. Nicolás Blandi está dulce, y en la primera que tuvo la mandó a guardar. A los 6, Somoza toca hacia la derecha. Rivero prolonga para Mouche que le pasa por atrás. Centro de derecha, rasante. Blandi la pelea entre los centrales Carniello y Fontanini. Con un poco de fortuna, Blandi genera el espacio para su remate de derecha, cruzado. A la red. Boca estaba 1-0, casi de movida y estiraba su ventaja en la cima a 9 puntos. Una diferencia que ya parece inalcanzable para los demás.

Sin Riquelme, Viatri ni Cvitanich; Pochi Chávez, Blandi y Mouche se pusieron la pilcha que mejor les queda cuando se miran al espejo. El nuevo tridente le da a Boca velocidad y sorpresa, ideal para un equipo que defiende mucho y contragolpea. A los 16, otra vez Somoza corta en el medio y descarga. Pochi la lleva pegada al botín derecho, desde la derecha hacia el medio. Y en el momento justo pone el pase preciso para la diagonal de Blandi, que define de primera, de derecha y otra vez cruzado para poner el 2-0. Boca hace fácil lo difícil.

Después, a hacer lo que mejor sabe hacer el equipo. Esperar, ordenado. Controlar el balón. Defender con firmeza. Y tratar de sorprender con alguna contra. A Rafaela le costó hacerse protagonista, sin embargo intentó llegar al descuento con ataques tibios y sin convicción. Un remate desde afuera del área de Matías Fissore obligó al revolcón de Orion, el arquero menos vencido del torneo. Un susto, apenas.

Boca aburrió en el segundo tiempo. Y que Boca aburra es un elogio. El equipo de Falcioni congeló el partido. Controló el balón, no sufrió en su arco. Pero tampoco es un equipo lujoso. Y con el 2-0 en el bolsillo, la comodidad y la conformidad no despertaron a la gula, ni al deseo ni al placer. Boca no comete pecados.

Hubo tiempo para que Leandro Paredes ingresara por Diego Rivero y disputase su primer partido en este Apertura (el segundo en Primera tras su debut en noviembre 2010 –hace casi un año- ante Argentinos). Mostró su calidad y hasta intentó un caño en un córner que despertó la ira de sus rivales.

Para el final, el postre. El gol de Pochi Chávez, con un zurdazo cruzado, tras un pase de Clemente Rodríguez para el 3-0. Y el descuento de Rafaela que quebró con ese invicto de Orion de 582 minutos. Un tiro libre de Castro desde la izquierda, que todos quisieron pero nadie pudo cabecear. Y la pelota se coló en el segundo palo para decorar el 3-1 final. Chau Boca, se va y se fue. Nueve puntos de ventaja en la cima, a seis fechas para el cierre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger