sábado, 8 de octubre de 2011

Argentina goleó a Chile y renovó su ilusión


Un debut, un triunfo. Una goleada. Un grito, de Lio Messi. Tres más, de Gonzalo Higuaín. Argentina aplastó a Chile 4 a 1 en el primer partido de las Eliminatorias rumbo al Mundial de Brasil 2014.
Una sonrisa, la de Alejandro Sabella. Se jugó el partido que pensó (o soñó) el flamante entrenador de la Selección. Porque parecía defensivo en exceso en la previa el 4-4-2 que paró en el Monumental. Justo ante el Chile ultraofensivo -en los papeles- de Claudio Borghi.
No dio lugar al análisis el tempranero gol de Higuaín, el primero de los tres que marcó el goleador del Real Madrid, que tuvo una noche perfecta. A los 7, y de contraataque, Argentina abrió el marcador con una corrida electrizante de Di María por izquierda. Un cambio de frente perfecto y una definición exquisita en una cancha enjabonada: control de zurda y remate de derecha para el 1-0.
Chile fue ciego, como durante toda la noche, en busca del arco rival. Aunque sin juego, ni sorpresa. A pesar de la conducción de Valdivia y de la potencia de Suazo.
Argentina se paró de contra. Sin rodeos, sin meditar sobre el paladar del hincha, ni la historia de la camiseta. A ser sólido atrás (Braña abusó del juego brusco) y a aprovechar la velocidad de los imparables. Di María, Messi e Higuaín.
La segunda clave del triunfo argentino estuvo en la presión en la salida del rival. 25 minutos, una pelota que se recupera rápido, un gran pase del Pipita y un toque de Messi para el 2-0, el desahogo de la Pulga y la ovación del Monumental.
Otra vez, de entrada, a la mandíbula, casi de nocaut. Argentina también golpeó en el inicio del complemento. A los 6, se recupera otra vez en campo rival el balón y tocan Higuaín -que pica al área-, Sosa, Di María con el centro. Higuaín zurdazo y a cobrar.
Dejó dudas Argentina en el fondo. El gol de Chile desnudó los temores de un equipo que apuesta por la contra. ¿Qué pasará con Argentina cuando el rival llegue al Monumental a defenderse? Borghi mandó a la cancha a Eduardo Vargas (por Pinilla), llegó al fondo por derecha, envió el centro. Andújar falló con los puños y dejó viva la pelota en el área. Toque de Valdivia y definición de Mati Fernández: 1-3. ¿Y ahora?
Nada. Lo mejor de Argentina llegó después del descuento visitante. Y con la sociedad DiMaría-Higuaín-Messi aceitada y a toda velocidad.
A los 17, la Selección liquidó el partido. Pase atrás, a Bravo, el arquero chileno. Messi apura y el rechazo le pega en el pecho. Pared con Higuaín y gran definición de zurda del Pipita para el 4-1. Olé, olé, olé... Y a tocar la pelota.
Quedó tiempo para una apilada de Messi que terminó con el grito de los plateístas atragantado, y las manos despeinado los pelos ya desordenados por el viento y la lluvia.
Sabella cambió: Rinaudo por Banega, Salvio por Sosa y Jonás por Di María. No cambia nada Sabella: 4-4-2 hasta el cierre. ¿Qué pasará con Argentina cuando el rival no quiera atacar?
Estos son los goles del partido..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger