miércoles, 21 de septiembre de 2011

"Si no funcionan los jugadores, los técnicos no son magos"


Esa barba que reniega de la espuma de afeitar es todo un síntoma de que Javier Mascherano se siente como en el living de su casa.
Si pasó casi la mitad de su vida en la Selección.
Por eso, y porque continúa siendo uno de los máximos referentes del equipo nacional, en cada convocatoria es una de las voces que vale la pena escuchar. En especial, cuando se despoja del casete y ensaya una profunda autocrítica en la charla con Clarín . A 20 días de las Eliminatorias, este emblema santafesino dice: “Hemos fallado todos, del primero al último” .
Y abunda en las razones de esta frase contundente: “¿Sabés qué pasa? Si no funcionan los jugadores, los técnicos no son magos. Hace ocho años que juego en la Selección Mayor y me tocó tener seis entrenadores. Es una locura”.
¿Es por eso que no se consiguen resultados? ¿Le encontrás una explicación? Si lo supiéramos, haríamos todo lo posible para cambiar. Hay que hacer un análisis profundo. Sabemos que estamos fallando. Uno no quiere estar diciendo cada vez que empieza un ciclo nuevo tal o cual cosa. Suena repetitivo. Llegó el momento de hablar menos, agachar la cabeza y trabajar. Porque empiezan las Eliminatorias y tenemos que estar concentrados.
¿Van a ser las Eliminatorias más complicadas de los últimos tiempos, como se escuchó de los labios de varios de los jugadores? De las que jugamos en los últimos años, seguro. En las últimas sufrimos bastante. Y ésta va a ser más difícil aún. Porque todo se ha equiparado, ya lo vimos en la Copa América. Venezuela fue cuarto, Perú llegó a semifinales... Va a ser todo más parejo. Ganar va a costar muchísimo y sabemos que en algún momento vamos a sufrir. Pero está bueno que lo sepamos, que estemos preparados.
Bueno, ya se sufrió en la Copa América...
Fue muy doloroso. Quedar afuera en tu país, ser criticado, que la gente no te respalde --quizá con razón-- por el hecho de que no se lograron los resultados, a uno le duele. Pero no podés seguir mirando al pasado. Si uno lo mira es para tratar de corregir viejos errores, pero hacerte la cabeza por lo que ocurrió... No, no hay tiempo para quedarse en lamentos.
¿Por esa razón había que empezar con el pie derecho la era Sabella, había que ganar sí o sí los amistosos en India y Bangladesh? Siempre suma el hecho de ganar, porque se trabaja con mayor tranquilidad. Pero hay que tener la cautela porque lo importante viene a partir del mes que viene. En otras etapas, con otros entrenadores, también nos tocó ganar amistosos y después, cuando fuimos a la competición oficial, nos costó un montón.
¿No era importante ganar ahora? Los dirigentes están sedientos de resultados. De otro modo, hoy te estaría dirigiendo Batista.
Lo que busquen los dirigentes es un tema de ellos. Nosotros tenemos que captar la idea que el entrenador está intentando plasmar y hacerlo de la mejor manera posible para obtener los resultados en la competencia oficial.
¿Y cómo se consiguen esos resultados? Porque la dirigencia pide ganar como sea y es mejor capturar tres puntos como vos o Messi lo hacen en Barcelona, ¿no? Es que en el fútbol nunca tenés una sola manera de ganar. Vos mencionás al Barcelona y es un placer jugar en un equipo así. Pero hay muy pocos que pueden hacer eso. Cada equipo se tiene que adaptar a lo que tiene dentro de la cancha. Creo que no se vio una Selección tan vistosa contra Venezuela y Nigeria, pero por momentos se jugó bien, se trató de ganar con una idea, no cómo sea. Jugar bien es tratar de hacer las cosas que uno pretende de la mejor manera. Y lo que quería el entrenador se vio en la cancha.
Habla con autoridad Mascherano. Aunque ya no luzca la cinta de capitán en el brazo izquierdo.
¿Te costó dejar el brazalete? Mientras fui capitán, lo disfruté muchísimo. Era una responsabilidad muy linda. Pero todo en la vida cumple un ciclo. Se habló con el entrenador, había una idea, que Leo sea el capitán, y como me tocó a mí en su momento, porque Maradona me eligió, Sabella estaba en todo su derecho en elegir a otro, en este caso, bien elegido. Leo es el exponente máximo del fútbol que tenemos en el mundo y me parece perfecto. Además, obviamente, traté de apoyarlo en todo, de primera instancia, y voy a estar encolumnado detrás de él.
¿Es desgastante ser capitán de la Selección Argentina? No sé si solamente lo es para el capitán. Nosotros no agarramos los mejores tiempos de la Selección. Y obviamente, los más representantivos estamos expuestos. No voy a dejar de estarlo porque no sea el capitán. Estoy ahí atrás, apoyando en todo, pero sin la cinta. Y por el tiempo que uno juega acá, está expuesto, sin dudas. Y cuando hay malas campañas o no se dan resultados favorables, los que más sufrimos somos los jugadores que hace más tiempo estamos en la Selección.
¿Son ustedes esos jugadores con el sentimiento de pertenencia del que habla Sabella? Ninguno de nosotros viene acá a perder, ni salir insultado o criticado de un estadio. Venimos a dar lo mejor. Y aunque los últimos años no han sido los mejores de la Selección, seguimos dando la cara. Creo que la actitud vale más que las palabras. Y el seguir viniendo acá, para tratar de cambiar la situación, habla por sí solo.
Se te ve más firme que nunca. ¿Jamás pensaste en irte a pesar de los años y los momentos vividos? El día que no venga más será por la decisión de un técnico. Mientras tanto, voy a seguir luchando desde mi club y voy a venir acá a pelear por un lugar. Llevo bastante en la Selección. Y no lo hago con el fin de estar, pasar y nada más. Trato de sumar desde lo que soy, un jugador que todo lo que ganó fue con sacrificio. Lo mío es más actitud que cualidades técnicas. Aunque algo debo tener, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger