jueves, 15 de septiembre de 2011

“No podemos darnos el lujo de perder ni un solo partido”


Alejandro Domínguez tiene una barba de cinco días y la sonrisa y la buena predisposición de quien disfruta de un buen día. El podría desmentirlo tranquilamente: un piquete en el centro porteño lo hizo llegar tarde al entrenamiento y tuvo que jugar para los suplentes. El fastidio que le generó el caos de tránsito lo impulsó a escribir en su cuenta de Twitter a pocas cuadras del Obelisco: “Voy por la 9 de Julio, manifestación. Qué lástima con el hermoso país que tenemos, que no podamos respetarnos los unos a los otros. Lo quería decir”. El malestar se le fue rápidamente: anotó uno de los goles de su equipo en la práctica y no sintió molestias en el muslo derecho. Si tenía alguna duda respecto de su presencia el sábado ante Deportivo Merlo, la terminó de despejar ayer. Por eso se lo veía feliz al caminar por el predio de Ezeiza. “¿Por qué te dicenChori ?”, le preguntó un hincha de River mientras bajaba las escaleras de una de las tribunas luego de la producción fotógrafica de Clarín . “Fijate en Internet”, le respondió, sonriente, como escondiendo una picardía.
El Chori volvió a River como una de las banderas del Operativo retorno junto a su amigo Fernando Cavenaghi. Y en los primeros partidos respondió con buenas dosis de su fútbol de calidad al cariño que le brindan los hinchas. Su nivel decayó en el empate del sábado frente a Defensa y Justicia, y él sabe que todavía le falta bastante para alcanzar su mejor versión, ésa que consiguió en 2008, cuando dio tres vueltas olímpicas con el Zenit San Petersburgo: ganó la Europa League, la Supercopa de Europa y la Supercopa de Rusia.
Si tuvieras que elegir tu mejor momento futbolístico, ¿elegirías ese paso por el Zenit? Siempre espero que el mejor momento esté por llegar.
Responde y cruza los brazos, el modo que encuentra para cubrirse del viento frío que sopla en Ezeiza al atardecer. Le gusta hablar de fútbol, se le nota.
¿El torneo es lo que esperabas? Sí, es lo que esperaba. Arrancamos muy bien pero estamos viendo que es duro. No podemos bajar los brazos ni permitirnos un partido de relajación porque no nos sirve. Quedó claro contra Defensa y Justicia, que por ahí entramos no relajados pero sí más tranquilos. Sabemos que tenemos que intentar tener la misma actitud que en los primeros partidos.
¿Por qué el sábado jugaron con una intensidad inferior a la de los otros partidos? Tomamos el partido de la misma manera que los otros, pero quizás nos pudo haber pasado inconscientemente. No nos podemos dar ese lujo. Tenemos que salir con los dientes apretados en todos los partidos y tratar de jugar al fútbol. Sabemos que somos un equipo nuevo y que conocernos va a llevar tiempo, pero tenemos que intentarlo lo antes posible porque esto sigue corriendo.
¿Sentís que también necesitan dar más seguridad en el fondo? No, creo que es más un tema del equipo, no de la defensa. Es un trabajo colectivo y tenemos que estar más juntitos. Si el equipo está un poco largo, a veces hay que correr mucho más y eso complica porque los rivales tienen más espacios.
Se nota la clara intención de salir jugando siempre, pero también tuvieron algunas dificultdes. ¿Van a seguir insistiendo o es algo que se van a replantear? Vamos a seguir insistiendo porque es la idea del cuerpo técnico y del grupo. Queremos tener esa filosofía que tuvo siempre River de jugar bien. Por eso la idea es salir jugando siempre y tener mucha paciencia. Creemos que con la calidad de jugadores que tenemos, teniendo la pelota y teniendo paciencia, podremos encontrar los espacios y así sacar diferencias.
Merlo es un equipo muy aguerrido. ¿Cómo hay que jugar ese tipo de partidos? Creo que Merlo va a plantear el partido como le conviene y quizás nos esperen. Va a ser duro, pero con actitud y buen fútbol tenemos que intentar sacar diferencias. Cuando los equipos son muy cerrados, la clave suele estar en ir por afuera. Tendremos que tratar de hacer la diferencia así.
¿Qué margen de error se permiten a lo largo del campeonato? River no puede darse el lujo de perder. Nosotros como jugadores y todo el equipo tiene que entender que tenemos la camiseta de River y que no podemos darnos el lujo de perder ni un solo partido. En algún momento quizás nos toque, pero ese día esperemos que no llegue pronto.
El sábado sí habrá gente en las tribunas. ¿Cambia en algo eso? Pasamos dos fechas durísimas sin público. Ese creo que también pudo ser uno de los factores que influyó mucho en nuestra actitud. Quizás, no lo sé. Es una de las cosas que uno puede ir viendo. Va a ser muy importante que nuestra gente esté con nosotros. Y la semana ya empieza distinto sabiendo que nuestra hinchada nos va a alentar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger