domingo, 22 de mayo de 2011

Carrizo volvió a equivocarse muy feo y River lo sufrió


¿Cómo puede explicarse el momento que vive River? En el clásico ante San Lorenzo, en el Monumental, el equipo de Juan José López tenía que ganar para salir de la zona de Promoción. Allí había caído ayer a la tarde, tras el triunfo de Olimpo en La Paternal. Y River, de hecho, marcó un golazo en el primer tiempo y fue superior a su rival. Pero otra vez falló su capitán, su arquero: Juan Pablo Carrizo.

A sólo siete días del gol en contra en La Bombonera, el que abrió el triunfo de Boca por 2-0; Carrizo se confió en un disparo de Jonathan Ferrari, a los 28 del complemento, cuando San Lorenzo ya se resignaba. El defensor del Ciclón casi que se sacó la pelota de encima y apuntó al arco, desde más de 30 metros. Carrizo dio un saltito y levantó sus dos manos. Pero calculó mal, no pudo retener y la pelota se metió mientras él caía al césped del Monumental. Fue 1-1 y River quedó en Promoción.

Es que en el segundo tiempo, el Millonario cuidó su arco y lo hizo bien. Apostó a la contra y tuvo dos veces el gol para liquidar el partido (primero un desborde de Caruso y después uno de Paulo Ferrari). Pero River no marca goles en los segundos tiempos desde la novena fecha (Pavone, a Banfield). Y esta vez tampoco fue la excepción…

Como contra Quilmes, River tuvo un minuto de inspiración absoluta. A los 28 del primer tiempo, Carrizo sacó desde su arco. Lamela la bajó y tocó para Caruso que habilitó a Pavone en el área. El Tanque quiso tirar el centro, pero Tula lo cerró. En el rebote le tiró un caño y envió el centro atrás. Caruso definió de taco para el 1-0 y el Monumental deliraba. Golazo y salvación. Quedó en el olvido…

Otra vez River se paralizó del pánico que le provoca el “fantasma de la Promoción”. Y San Lorenzo con muy poco (no pateó al arco en todo el partido, excepto en el gol) se llevó un empate que pareció demasiado. River ahora se instaló en Promoción y la próxima semana deberá viajar nada menos que a Bahía Blanca para enfrentarse con Olimpo, un rival directo, y sin Erik Lamela –el único que le da juego al equipo-, que llegó a la quinta amarilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogalaxia PageRank Google Este blog es parte de Buzzear (AR) vótame en cincolinks.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger